El puente

Alexis Ortega

“Lo que yo quiero mostrar […] es qué se esconde detrás de lo que llamamos ´la realidad´. Busco el puente que conduce de lo visible a lo invisible [...].Mi objetivo es […] hacer visible lo invisible a través de la realidad. Puede que suene paradójico, pero la realidad es la que conforma el misterio de nuestra existencia.” Sobre mi pintura, Max Beckmann (discurso leído el 21 de julio de 1938)

Imagen de Alexis Ortega

Alexis Ortega: Economista de profesión, músico de vocación, dramaturgo frustrado, hijo de tendero y nieto de campesino que no acaba de encontrar razonable una ciencia como la economía que a veces se olvida de lo más importante: ser útil a las personas en la gestión de su vida. Alexis Ortega está especializado en el análisis económico y la implantación y seguimiento de políticas de gestión del riesgo de tipo de cambio y tipo de interés en empresas con vocación exterior. Colaborador-analista en diferentes medios audiovisuales y socio director en Finagentes Gestión, Empresa especializada en el asesoramiento en la gestión de los riesgos de tipos de cambio y tipos de interés.

marzo 2017

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« octubre 2016 | Inicio | diciembre 2016 »

29 noviembre, 2016 | 12:58

El relato de Lamparilla- Acto II-Escena II de "El barberillo de Lavapiés"

(A partir del minuto 03:13)

20161129-Relato de Lamparilla
Música de Francisco Asenjo Barbieri

Libreto de Luis Mariano de Larra

El barberillo de Lavapiés es una zarzuela en tres actos con música del maestro Francisco Asenjo Barbieri y libreto de Luis Mariano de Larra[1]. Su estreno tuvo lugar en el Teatro de la Zarzuela el 19 de diciembre de 1874.

Por su título, lo primero que se nos viene a la cabeza es su parecido con la famosa ópera bufa de Rossini «Il barbiere di Siviglia» (El barbero de Sevilla), sin duda la más grande de todas las óperas bufas italianas de la época y no es de extrañar ya que puede tomarse fácilmente como parodia de la misma. Pero su parecido se queda solo en su título.

Si Sterbini[2]/Rossini sitúan la acción en la pintoresca y rural Sevilla, Larra/Barbieri la trasladan a la turbulenta y urbana Madrid. De hecho, las referencias reales a la calle de la Paloma, la calle de Toledo, la Plaza de Herradores, la iglesia de San Lorenzo, la calle del Avemaría, la calle de la Fe... lo transforman en un claro cuadro de costumbres del Madrid más castizo.

"Como nací en la calle de la Paloma"- Acto I-(Entrada de Paloma) de "El barberillo de Lavapiés"

Maria Bayo (Paloma)

En «El barberillo de Lavapiés» hay dos mundos sociales paralelos: el castizo de la pareja de "antihéroes" formada por Lamparilla (el barberillo) y Paloma, y el aristocrático, representado en este caso por la Marquesita Estrella y Don Luis de Haro. La lucha de ambos mundos por alzarse con el protagonismo de la obra se decanta finalmente por el de la pareja de antihéroes obligando constantemente al libretista a contrastar lo bufo con lo serio. De hecho toda la trama argumental[4], desde su planteamiento hasta su desenlace, impone este contrate y se convierte en mero pretexto para que la obra avance.

El relato de Draghi

En el discurso de ayer del el presidente del BCE, Mario Draghi, habló sobre el Brexit y cómo afectará a las distintas economías. Draghi hizo hincapié en que la salida del Reino Unido de la UE tendrá un efecto negativo para su economía pero que se extenderá a Eurozona. Por ello, aprovechó para pedir claridad en las negociaciones para la salida de los británicos y reducir la incertidumbres: "Es difícil predecir las implicaciones económicas precisas de la salida de Reino Unido de la UE. Dependerán notablemente del tiempo, el progreso y el resultado final de las negociaciones. Por eso, es importante tener claridad sobre el proceso de negociación tan pronto como sea posible para reducir la incertidumbre".

A caballo entre el resultado de las elecciones en los EEUU de hace tres semanas y el referéndum italiano de este domingo, Draghi recalcó que la incertidumbre geopolítica es la mayor fuente actual de desequilibrios para los mercados. No obstante, señaló que "los mercados han tenido una mayor capacidad de resistencia" ante los acontecimientos imprevistos de los últimos meses. El BCE no ha previsto nada especial sobre los bancos italianos ("tampoco encajaría en su mandato una posible intervención"). Draghi ha evitado pronunciarse en caso de que una derrota de las reformas constitucionales sometidas a referéndum por el primer ministro, Matteo Renzi (a cuyo triunfo ha ligado su futuro político) provoque más inestabilidad en los mercados y en especial los bancos italianos, ya de por si bastante debilitados.

Dado el clima de resurgimiento de los populismos, Draghi tampoco ha querido contestar de forma concreta a preguntas directas sobre la posibilidad de que los partidos ultraderechistas ganen las elecciones en Austria y convoquen un referéndum sobre la permanencia del país en la UE. Por último, sobre la posible extensión del programa QE más allá de marzo de 2017, ha comentado que "evaluaremos las diferentes opciones para que el BCE pueda garantizar el grado necesario de acomodación monetaria para que la inflación se sitúe en niveles cercanos o por debajo del 2%. Aunque habrá que esperar hasta diciembre".

Draghi junto a la cantinela de “la implementación de reformas estructurales necesita ser acelerada” acompañada de "son necesarias medidas para aumentar la productividad y mejorar el entorno empresarial” a vuelto a añadir la de más estímulos fiscales en la Eurozona: “Las políticas fiscales deberían apoyar también la recuperación económica [...] Por ejemplo, una composición más amigable para el crecimiento de las políticas fiscales podría aumentar el crecimiento”.

Después de todo ello uno no sabe si, como Lamparilla, Draghi quiere marear a los que le preguntan o, por el contrario, está mareado de tanto dar vueltas sin sentido. Quizás es por el hecho de que esta haciendo un papel que no le corresponde ya que no pertenece al mundo de lo castizo.

El mundo de Lamparilla vuelve a ganar el combate por el protagonismo de la obra.

NOTAS:

  1. Hijo del famoso Mariano José de Larra

  2. Siguiendo fielmente al original de Beaumarchais.

  3. En concreto la acción tiene lugar en el barrio de Lavapiés, lugar donde el populacho se concentraba de forma especial, y en un turbulento Madrid lleno de conspiraciones con la llegada de Carlos III a la capital.

  4. Las más de las veces sin sentido y extremadamente confusa en donde las conspiraciones están a la orden del día.

28 noviembre, 2016 | 12:06

Entramos ya en la última semana de noviembre y nos acercamos a los acontecimientos claves de este último mes del año. El primero de ellos será el referéndum en Italia sobre la reforma constitucional el próximo domingo en la que está empeñado el futuro de Renzi, actual Primer Ministro italiano. Los sondeos de opinión, que últimamente acumulan enormes errores a nivel mundial, indican que Renzi será derrotado: el apoyo al "NO" a la reforma se sitúa entre un 49-55%, mientras que el "SI" se encuentra entre un 45-51%. Como salvedad los propios sondeos anticipan que sólo el 36% de los italianos ya ha decidido que acudirá a votar, y a favor de quién lo hará. Por el contrario, otro 36% ha decidido que no irá a votar. Lo que decida, en caso de finalmente acuda a las urnas, ese 28% restante es clave y, a la vez, muy sensible al contagio de "cabreo" que se ha venido observando en las últimas citas electorales en Occidente.

Se necesita todavía mantener la ilusión de normalidad.

El gran peligro es que gran parte de los italianos realmente desconocen de qué va la reforma, alimentado con un texto sumamente complejo y un creciente desinterés (cuando no animadversión) por la política tradicional. Todo ello representa el perfecto caldo de cultivo para la protesta popular (y el populismo) contra un sistema que, en el mejor de los casos, se desentiende de los problemas de la población, y en el peor, ya no controlan ya que se está derrumbando por el efecto de la carcoma que lo anida.

De perder el referéndum, es posible que el Primer Ministro Renzi presente su dimisión ante el presidente de la República. Pero muchos apuntan a la posibilidad de que éste último la rechace. Nadie tienen ganas de que Italia se sumerja en un nuevo proceso electoral de resultado incierto y haga la situación a nivel global, ya de por sí endeble, reciba un nuevo varapalo que lo muestre ante todos tal y como esta: en su etapa final de descomposición. Pero no sé si es peor el remedio que la enfermedad.

Unas nuevas elecciones generales en Italia en 2017 se sumarian a un calendario electoral en Europa ya completamente cargado ya que habrá también comicios en Francia y Alemania.

Este acontecimiento se convertiría en un problema adicional ya que, contra todo pronóstico, se ha debilitado fuertemente con la victoria de Trump. El peregrino argumento de que la inflación en los EEUU subiría, y con ello los tipos de interés, mientras el BCE se vería obligado, por su baja inflación, a mantener los programas de expansión monetaria. Lo califico de peregrino por el sencillo hecho de que una inflación baja siempre ha sido un garante de un tipo de cambio fuerte. Un tipo de cambio no es más que la relación de intercambio de una divisa por otra. La pérdida de valor de una (una inflación mayor) con respecto a otra (con inflación menor) debería dar lugar a un cambio favorable de la última con respecto a la primera. No al revés.

Otra cosa son los flujos de fondos (la salida de capitales de los países emergente que retornan a su origen-no como refugio) u otros factores como la intervención de las autoridades de un país en el establecimiento del tipo de cambio que les interesa. Estos sí que puede que estén siendo determinantes a la hora de establecer el tipo de cambio que observamos ahora. Pero debemos saber que contravenir una lógica económica básica tiene sus costes a nivel de economía real. Nada es gratis.

En este sentido, la reunión del Consejo Rector del BCE el próximo 9 de diciembre, tendrá que tomar la decisión final sobre la ampliación de su actual programa de compra de bonos. Recordemos que el actual programa tiene como plazo de vigencia hasta marzo del 2017. este fue desde siempre un plazo movible ya que la institución monetaria se comprometió a mantener las medidas por el tiempo necesario hasta que hubiera claros signos de una vuelta hacia la estabilidad de precios (2,0%). Si bien el presidente del BCE, Mario Draghi, no parece sentirse satisfecho con los logros obtenidos en la inflación, la verdad es que las expectativas de inflación han repuntado considerablemente al situarse en el 1,62% desde el 1,25% de principio de septiembre.

Pero no nos engañemos, el objetivo real del programa de compra de deuda soberana ha sido debilitar el tipo de cambio y en ello ha sido tremendamente efectivo. Con ello se habría logrado estabilizar al tipo de cambio en el rango 1,08-1,12. Solo una expectativa de subida de tipos de interés agresiva por parte de la FED podrá romper el rango hacia la paridad y un abandono del programa de QE daría un empuje del EUR al alza. Pero como he venido anticipando, el efecto de una ampliación del €-QE está ya prácticamente agotado y los rebotes a la zona de los 1,14 se estaban convirtiendo en habituales, que se debían parar con intervenciones verbales de las autoridades.

Si el BCE se siente cómodo con el actual rango de 1,08-1,12 ya de por sí muy lejos de su verdadero valor (en la zona de los 1,25-1,35 USD/EUR) la extraña reacción del mercado a la victoria de Trump y los temores sobre el referéndum italiano (amplificado todo ello por las elecciones en Francia y Alemania) suponen un gran alivio para el mismo. Con todo ello, no tiene ya la urgencia de desvelar una ampliación de su plan de compra de títulos como nuevo “conejo” que se saca de la chistera y comprobar que, a lo mejor, ya no funciona como antes y, encima, genera tensiones dentro del seno de la UME.

La siguiente pregunta sería, ¿es posible que al FED cumpla su plan de subida de tipos, más allá de la que todos anticipan de diciembre? Si es así el BCE respirará tranquilo en caso contrario volverán los nervios. Apuesto por los nervios. A la larga, siempre se acaba imponiendo la lógica (económica).

26 noviembre, 2016 | 20:24

“El hombre no encuentra la verdad, debe permitir que la verdad lo encuentre a él”

San Agustin

Retórico, ca

4.f. Arte de bien decir, de dar al lenguaje escrito o hablado eficacia bastante para deleitar, persuadir o conmover.

Diccionario de la RAE.

 “Julio Cesar” de Shakespeare

Acto III escena II. Discurso de Bruto

James Mason (Bruto)

Joseph L. Mankiewicz (director) (1953)

Se ha hecho famosa el concepto de ‘modernidad líquida’, término acuñado por el sociólogo Zygmunt Bauman para definir el estado fluido y volátil de la sociedad de nuestros días. En la que destacan por su ausencia valores demasiados sólidos solapados por la incertidumbre y la vertiginosa rapidez de los cambios que han debilitado los vínculos humanos. Lo que antes eran nexos potentes ahora se han convertido en lazos provisionales y frágiles.

Por otro lado, el Diccionario Oxford ha entronizado un neologismo como palabra del año y como nueva incorporación enciclopédica. Se trata de la posverdad (post-truth), un término bastante ambiguo cuyo significado “denota circunstancias en que los hechos objetivos influyen menos en la formación de la opinión pública, que los llamamientos a la emoción y a la creencia personal”.

Desgraciadamente todo ello no tiene nada de contemporáneo. Si en algo tiene razón es casi en el hecho de que ella misma representa su propio defecto: el pensar que todo lo contemporáneo es nuevo. Sin irnos muy lejos, Orwell en su novela 1984 argumentaba:

El doblepensar está arraigado en el corazón mismo del Ingsoc, ya que el acto esencial del Partido es el engaño consciente, conservando a la vez la firmeza de propósito que caracteriza a la auténtica honradez. Decir mentiras a la vez que se cree sinceramente en ellas, olvidar todo hecho que no convenga recordar, y luego, cuando vuelva a ser necesario, sacarlo del olvido sólo por el tiempo que convenga, negar la existencia de la realidad objetiva sin dejar ni por un momento de saber que existe esa realidad que se niega…, todo esto es indispensable.

Incluso para usar la palabra doblepensar es preciso emplear el doblepensar. Porque para usar la palabra se admite que se están haciendo trampas con la realidad. Mediante un nuevo acto de doblepensar se borra este conocimiento; y así indefinidamente, manteniéndose la mentira siempre unos pasos por delante de la verdad. En definitiva, gracias al doblepensar ha sido capaz del Partido –y seguirá siéndolo durante miles de años- de parar el curso de la Historia.

Traemos así el concepto de doblepensar definido como el poder o la facultad de sostener dos opiniones contradictorias albergadas a la vez en la mente, más antiguo que el de ‘postverdad’ o ‘modernidad líquida’, clave para le sostenimiento de una retórica y una disuros que solo peude se entendido como una muestra más de la etapa final de ciclo en la que vivimos. Que no es más que aquella en la que no pudiendo controlar la REALIDAD (en mayúsculas) creamos una realidad paralela en la que intentamos convencer a todos existe. Pero como toda construcción humana es endeble y llena de contradicciones.

La desgraciada muerte de Rita Barberá, y hace unas semanas la de Rosa (a secas porque en todo hay clases), la anciana sin luz que murió por una vela encendida porque le cortaron la luz, ha desatado la retórica de todos y el posicionamiento de cada uno de ellos en según sea que casos, no tiene nada de verdad sino más bien de retórica (perversa). Mientras escribía estas lineas se conoce la muerte de Fidel Castro y el comportamiento general de todos no ha sido diferente de ninguno de los dos casos primeros. Todo pura retórica interesada que no es mas que la mayor de las faltas de respeto a cada uno de los muertos a los que se reclama honrar.

En este caso utilizo el concepto negativo de retórica, ya que el concepto en si esta enraizado en la idea de democracia y, desde la época clásica, ha sido considerada como una de las herramientas más importantes del hombre. Tanto griegos como romanos consideraron la elocuencia el arma más poderosa que puede utilizar el político. Es importante señalar que la elocuencia es definida como el don de la palabra fácil, oportuna y persuasiva.

“la elocuencia es fruto maduro de la democracia, porque si no hay libertad no puede haber elocuencia. El objetivo de la elocuencia es convencer a los oyentes de que aquello que les propone el orador es lo mejor, con tal vehemencia, que inmediatamente se pongan a realizarlo en la práctica. Es claro que en una sociedad donde no hay libertad, nadie puede opinar qué es lo mejor y mucho menos reunir libremente a grupos para lanzarlos a participar en el mejoramiento de la realidad, porque los esclavos no pueden hacer otra cosa que no pensar, no hablar y obedecer”

(Munguía, 2006; 8-9).

“Julio Cesar” de Shakespeare

Acto III escena II. Discurso de  Marco Antonio (Parte I)

Marlon Brando (Marco Antonio)

Joseph L. Mankiewicz (director) (1953) (VOS)

Estos dos discursos, uno prosigue inmediatamente al otro, no solo representan el punto álgido de la obra de Shakespeare sino un monumento a la retórica y sus efectos sobre las masas. En el breve espacio de tiempo que pasa desde el anuncio del magnicidio de Cesar por la camarilla a la que pertenece Bruto, el discurso de éste último y, posteriormente el discurso de Marco Antonio, el pueblo romano pasa primero de amar a Cesar, para luego considerarlo un tirano cuya muerte estaba justificada para luego, y tras el discurso de Marco Antonio, levantarse en armas contra los conspiradores (recordemos que minutos antes los habían entronizado y deseaban erigir una estatua en su honor) por asesinar a un hombre tan honrado y generoso. Los ciudadanos acaban tan encolerizados que, en una escena cómica posterior, cuatro de ellos quieren matar al poeta Cina sólo por el simple hecho de llamarse como uno de los golpistas.

El discurso de Bruto tiene un carácter solemne y pretende defender un valor trascendental, en este caso específico. Bruto se defiende sobre las razones por las cuáles asesino a César y quién inicia su discurso diciendo:

BRUTO: ¡Romanos, compatriotas y amigos muy queridos! Escuchen cómo defiendo mi causa, pero guarden silencio si quieren oírme…

Los argumentos de Bruto son perfectos casi legalista y técnicamente bien desarrollado, pero le falta el halo del sentimiento: le mate porque era ambicioso y el amor por Roma (y sus instituciones) está por encima del amor al hombre, incluso a mí mismo (como muy bien dice al final).

BRUTO: Si hay alguno en esta asamblea que sea amigo de César, a él le digo que el amor de Bruto por César,  no era menor que el suyo.Y si ese amigo me pregunta por qué Bruto se rebeló contra César, ésta sería mi respuesta: no porque haya querido menos a César, sino porque amo mucho más a Roma. ¿Preferirían que César viviera y que todos murieran como esclavos o que César esté muerto y que todos vivan como hombres libres? Como César me amaba, lloro por él; que si fue afortunado, me da gusto que lo haya sido; que si fue valiente, lo honro; pero como era ambicioso, por eso lo maté.

Pero todo lo que nos presenta esta por demostrar. Esta muy bien construido pero son promesas y argumentos no estan demostrados de manera efectiva. De hecho no son comprobables pues resulta difícil poder confirmar que César, en caso de no haber sido asesinado, convertiría a todos los romanos en "esclavos".

Como se mencionó anteriormente, la oratoria consiste en conmover y persuadir, sin embargo, esto no puede ser logrado si no se toca el sentimiento y la pasión de los oyentes con ideas que lleguen al corazón a través de figuras literarias que consisten en la parte fundamental del discurso. El que oímos de Marco Antonio, plagado de figuras y requiebros dialecticos y lingüísticos, tiene su arma más potente en la capacidad de emocionar a las masas y, a través de ello, llevarlas al lugar donde el orador pretende llevarlas.

El discurso de Marco Antonio podríamos decir incluso que comienza antes de decir la primera palabra y casi interrumpiendo el discurso de Bruto ya que desde el principio lograr captar la atención (y en cierto modo la afectividad) del pueblo de manera impactante al entrar cargando el cuerpo inerte de César. Un error muy grave de Bruto, que en su ceguera de soberbia intelectual (como el propio hecho de dejarle hablar después de él) lo pagará caro.

Cabe destacar de entre todos los artificios de Marco Antonio, primero desarma a la audiencia al mencionar que va a enterrar a César y no a alabarlo (nada más lejos de su intención

MARCO ANTONIO: ¡Queridos romanos…!Amigos, romanos, compatriotas… préstenme sus oídos, que ahora vengo a enterrar a César y no a alabarlo.

Luego utiliza la ironia de señalar que hombres honorables (como Bruto y sus camarillas) dicen que Cesar era ambicioso debe ser necesariamente verdad, pero inmediatamente da pruebas de todo lo contrario al relatar diversas acciones de Cesar.

MARCO ANTONIO: Ha traído muchos cautivos a Roma,cuyos rescates llenaron las arcas del tesoro público;¿por esto, César podría considerarse ambicioso?

[...]

MARCO ANTONIO: Todos ustedes vieron en las Lupercales,cómo le ofrecí tres veces una corona real, misma que tres veces rechazó. ¿Eso era ambición?

La figura se repite contantemente haciendo cada vez que se pronuncia más evidente el amplio el abismo que separan los argumentos que Bruto mostraba en su discurso con las que ahora pretende mostrar Marco Antonio como verdadera intención. Y todo ello desplegando alabanzas a sus contrincantes.

MARCO ANTONIO: ¡Bueno, señores!,si yo me sintiera inclinado a mover su ánimo para una revolución o deseara moverlos a la violencia, le haría un agravio a Bruto y le haría un agravio a Casio, que, como  ustedes saben, son hombres honorables.

En clave, perfectamente entendida por los romanos sencillos, les esta incitando a la revolución, negandola desde el mismo principio.

El remate final viene con la lectura del testamento. Puro populismo.

 

“Julio Cesar” de Shakespeare

Acto III escena II. Discurso de  Marco Antonio (Parte II) Lectura del testamento

Marlon Brando (Marco Antonio)

Joseph L. Mankiewicz (director) (1953) (VOS)

Aparte de la muerte de Rita Barberá, Rosa Pitarch Vicente y Fidel Castro tenemos otros cadáveres sobre la mesa.  Entre ellos cabe recordar el de Francisco J. Lema que protagonizó un documental sobre los desahucios y que, tras un primero y fallido intento de suicidio logró su propósito en el segundo justo en el momento en se procedía al embargo de su vivienda o el más reciente del director de una oficina de La Caixa de La Solana (Ciudad Real) que recibió unos  disparos de escopeta de un hombre que entró en la entidad bancaria. La falta de dolor por los muertos “de los demás” es un síntoma de enfrentamiento social que difícilmente  se compadece con la imagen de normalidad y recuperación que el «status quo» quiere proyectar.

Pero también tenemos otros figurados como la carrera política de Hillary Clinton y los de las economías americana y británica,  por no decir de la europea. La retórica económica (los datos/niñas-flor) actual parece no querer darse cuenta de que el cabreo de las gentes y el populismo rampante al que nos enfrentamos representan el hedor que desprenden sus cadáveres.

El joven Agustin, cuando buscaba ser un gran abogado, busco un profesor que le indicó que la diferencia entre un excelente orador y uno mediocre no era el talento sino el coraje. Cuando, con el tiempo, defendiendo a un asesino que quedó absuelto por su inmejorable retórica en los juzgados, se dio cuenta de que el coraje al que se refería su maestro era el de “poder vivir sin la verdad”.

“Porque fui arrastrado a las profundidades del infierno trabajando desde mi falta de verdad. Porque buscaba a Dios a través de los ojos de la carne y no del entendimiento de la mente, la cual él la dio para diferenciarnos de las bestias, pero él estaba dentro de mí, más dentro de lo que jamás había de imaginar”.

San Agustín

24 noviembre, 2016 | 11:15

Las actas de la última reunión del Comité de Mercado Abierto (FOMC) de la Reserva Federa (días antes de la elecciones presidenciales) parecen querer confirmar las declaraciones de Janet Yellen de hace unos días en las que indicó que la subida de los tipos de interés se daría “relativamente pronto”. A pesar de que en aquel momento se pensaba que la victoria del, cuanto menos, polémico Trump, podría alterar la decisión final de la FED, actualmente las actas van en sintonía con el consenso que prima en Wall Street (el mercado ya otorga unas probabilidades de casi el 100% a la subida de tipos).

En el comentado registro escrito de la última reunión, los miembros del comité monetario aseguran que “los riesgos a corto plazo para el panorama económico estaban prácticamente equilibrados [...] Algunos participantes del FOMC señalaron que un aumento de los tipos a corto plazo sería viable, por ejemplo, en la próxima reunión [...] (se subirán los tipos) tan pronto como los nuevos datos provean mayor evidencia del continuo progreso hacia los objetivos del comité". El documento reiteró las condiciones necesarias para que la autoridad monetaria de EEUU decida subir los tipos de interés que continúan siendo una mayor mejora en las condiciones del mercado de trabajo y un retorno a la inflación del 2%.

Todo parece, por lo tanto preparado para que en la reunión del 13 y 14 de diciembre la FED tomará, tras un año de distancia, nuevamente la decisión de subir tipos. Sin embargo, aunque todos se han aventurado en medir los efectos de la sorpresa de la victoria de Trump en las elecciones presidenciales, la verdad es que el rumbo de la política económica de Estados Unidos es todavía incierto.

La reacción del mercado, especialmente la apreciación del dólar, va directamente en contra de uno de los pilares de su elección: la globalización y la pérdida de empleos en los EE.UU.. Si tenemos en cuenta que, en sus primeras declaraciones como presidente electo, las decisiones en otros ámbitos han sido matizadas mientras que en este se han confirmado, resultará difícil conjugar ambas (empleo-dólar). En algún momento habrá de tomar partido por una de ellas.

El dólar volvió ayer a apreciarse de manera acusada con respecto al resto de divisas. Frente al EUR cotiza ya por debajo de los 1,06 USD/EUR y se acerca a los mínimos que se registraron en marzo de 2015 (1,0495). Pero más importante, el yuan chino se intercambia entre los 6,92 CNY/USD (oficial) y los 6,95 CNH/USD (libre) significando ello un problema para la articulación de una política económica como la que quiere poner en marcha Trump. 

20161123-CNY

De la absurda idea de que un mayor endeudamiento público y un programa de infraestructuras les sacará del actual atolladero económico, mejor lo dejamos para más adelante. Solo podrá haber de lo primero (más endeudamiento), pero no de lo segundo y menos si se enfrenta a sus acreedores (Alemania, Japón y sobretodo China). De ser esto último cierto, habrá de contar con la ayuda de la Reserva Federal. Pero subir los tipos de interés no parece que pueda ser lo más inteligente.

22 noviembre, 2016 | 10:39

  20161122-Si, hora es de despertar

«La vida es sueño» de Calderón de la Barca (Jornada III)

La política monetaria no es suficiente. La UE necesita reformas estructurales equilibradas, presupuestos nacionales sólidos y políticas fiscales responsables, señalaron el lunes los eurodiputados en un debate con Mario Draghi sobre el informe de actividad del BCE de 2015. “Necesitamos una acción más decisiva para elevar la tasa potencial de crecimiento de la economía” son las palabras con las que Mario Draghi, presidente del BCE, quiso cerrar el debate y hacer frente a lo que se nos viene desde el lado del populismo.

Mientras tanto, indicaba Draghi, el objetivo de inflación sigue condicionado "... un apoyo monetario sin precedentes". Aunque espera que la inflación "seguirá aumentando en los próximos meses", aunque debido a "factores estadísticos relativos a la estabilización de los precios del petróleo". “La implementación de reformas estructurales necesita ser acelerada”. En este sentido, ha comentado que “en particular, son necesarias medidas para aumentar la productividad y mejorar el entorno empresarial”.

Todo suena a muy viejo. Todo parece cierto pero las palabras no bastan. Las palabras nunca podrán ser un potente agente que sustituya a los hechos para evitar lo que ha venido sucediendo. Siguiendo con el tema de las palabras, todavía recuerdo el infame comentario de Jean Claude Juncker (refiriéndose a los tecnócratas): “… los políticos sabemos lo que hay que hacer; solo que luego, no sabemos es como ganar las elecciones, si lo hacemos”. Mientras tanto mentimos sobre la situación real, lo envolvemos todo con el manto de “ya nos estamos recuperando” “los brotes verdes”, “la recuperación del empleo” (cuando no hablamos de “pleno empleo”), “doblamos el crecimiento medio de Europa”, etc.,… y cuando la realidad asoma por entre las costuras de esta inmensa falsedad, le llamamos populismo y “san se acabó”. Lo que ellos llaman atenerse “a la realidad” se convierte realmente en “no se salga usted de mi guion”.

La verdad es que esa estrategia cortoplacista que les ha llevado a una inacción complaciente les va a dejar sin solución y sin poder, al “módico” precio de ser sustituidos por gente que sabe lo que hay que hacer, pero mentirán para arrebatarles el poder.

La prensa se centra en la posibilidad de un incremento de los movimientos populistas con el apretado calendario electoral europeo (empezando por el referéndum italiano de dentro de apenas unas semanas, y acabando con las elecciones en Austria, Francia, Alemania y Holanda) sin percatarse muy bien de que los movimientos populistas ya son ya una inmensa y cruenta realidad en el Reino Unido (Brexit) y los EE.UU. (victoria de Trump), hasta hace poco los "alumnos aventajados" de una solución que había que poner en marcha en la UME a toda prisa sin calibrar sus efectos reales.

Pero ahora los resultados de esta ceguera autoimpuesta aparecen con toda su crudeza y no son más que el fracaso de las elites en buscar una solución justa y duradera a lo crisis del 2008 (último estertor de la del año 2000) y que va más allá de una constante referencia a unos datos económicos falseados y una prensa, cuanto menos pusilánime, más atenta a adular al poder que a contar la verdad, única herramienta imprescindible para encontrar una salida válida para todos.

Si bien la finalización del €-QE está prevista para marzo del 2017 (aunque es opinión casi unánime que terminará por ampliarse el plazo), la victoria de Donald Trump en las elecciones americanas ha hecho que nuevamente se empiece a hablar del "tapering" (reducción escalonada en la compra de bonos por el BCE). Wolfgang Schaeuble, ministro de finanzas alemán, ha declarado estar a favor de comenzar a retirar los extraordinarios estímulos monetarios tan pronto como sea posible.

Sin el apoyo del BCE, los gobiernos del sur de Europa (entre los que incluyo al de Francia) tendrían serios problemas para mantener la apariencia de normalidad. Y, por el contrario, es esta apariencia de normalidad la que les impide hacer nada. Cuando les veo me viene a la cabeza la imagen de una presa ante un precipicio y que, perseguido por sus cazadores, se encuentra ante la disyuntiva de saltar al vacío o permanecer quieta. En ese momento, y para no moverse, fantasea con la esperanza de que los cazadores se alejen.

Draghi, que juega a todos “los palos” tras pedir “la implementación de reformas estructurales necesita ser acelerada” (que se han paralizado tras la puesta en marcha del €-QE) ha pedido estímulos fiscales en la Eurozona. “Las políticas fiscales [sin saltarse la ortodoxia] deberían apoyar [...] el crecimiento”. A ver, paremos un momento. ¿No es lo mismo que parece ser va a poner en marcha Trump?. ¿No es lo mismo que los mercados han saludado de manera tan efusiva? ¿Por qué, entonces, tanto miedo a Trump?. O es que ¿creemos que el populismo es también un monopolio nuestro? No. Volvemos a fantasear con que los cazadores al final cuando estén frente a nosotros, no nos darán muerte.

“y en el mundo, en conclusión, todos sueñan lo que son, aunque ninguno lo entiende.”

17 noviembre, 2016 | 10:20

Una más de las contradicciones de la victoria de Trump en la elecciones presidenciales norteamericanas: el dólar. La elección de Trump, lejos de provocar una depreciación del billete verde, (como ocurrió con la libra esterlina tras la victoria del Brexit en el referéndum de junio pasado) ha renovado la apuesta favorita de los analista durante estos dos últimos años: la paridad USD-EUR que ahora la pronostican para el año 2017. Las razones ahora son las inestables condiciones políticas en el viejo continente.

En concreto se habla de la posible derrota del Primer Ministro italiano Renzi en el referéndum de este diciembre y el posible ascenso de Le Pen a la presidencia francesa durante el próximo año. A este cóctel explosivo de acontecimientos políticos se le une también la divergencia entre las políticas económicas de la Reserva Federal de EEUU y el BCE.

No obstante, con independencia de lo que puede suceder en Europa, que siempre es un futurible y ya sabemos el escasísimo control que disponemos de la realidad, lo que ahora tenemos sobre la mesa es que las dos principales economías anglosajonas, si aquellas que lo habían hecho todo tan bien que había que imitarles en sus políticas, esta ahora en un serio aprieto. El populismo, el que puede llegar y es posible que llegue a Europa, ya es una realidad en esas economías. No un futurible. Curiosa forma de luchar contra lo perverso: el problema es el «poder ser» más que en el «soy»

De momento, ayer el EUR cotizaba en los mínimos anuales (que no mínimos desde el 2014) rompiendo los 1,07 USD/EUR con lo que en menos de siete días (desde la sorpresa de Trump) el EUR se ha desplomado un 6% y puede que haya roto el rango entre 1,08-1,14 en el que se mantenía todo el año. Los rangos siempre hay que tomarlos con una cierta flexibilidad dado que en algunos momento de este año ha estado por encima de los 1,14 y no hemos anticipado una ruptura del mismo. De momento, el sentimiento de los operadores muestra que un 45% (muy baja) se posiciona ahora a favor de que la paridad ocurra a lo largo del 2017, frente al 20% que apostaba por ello hace tan sólo una semana.

Téngase presente lo voluble de su opinión si se tiene en cuenta que hace una semana en caso de victoria de Trump anticipaban una depreciación del USD y ahora, que ha sucedido lo contrario, ellos mismos anticipan un fortalecimiento del USD.

En cualquier caso reiteramos que un dólar fuerte choca frontalmente con las aspiraciones comerciales del nuevo presidente y que la situación económica es opuesta a la que se vivía con Reagan (al que todos quieren compararle) es una miopía más. Es más querer volver a un pasado, que es el principal responsable de la enorme herida (como la de Amfortas) que esta sangrando a la sociedad, no es una solución, es un problema. Y quizás mayor del que pretenden solucionar.

Pero hete aquí que estos «nuevos salva patrias», que parecían ser el remedio a la miopía que impregnó todo el mundo de los demócratas, del establishment  y  de los partidarios de Clinton, en realidad presentan  una miopía que complementa la anterior y, por lo tanto,  será igual de dañina si se empeñan en ponerla en marcha.

Dos errores no son un acierto.

15 noviembre, 2016 | 11:51

Tras la victoria de Trump, se ha empezado a mostrar una divergencia entre los mercados bursátiles (positiva) y la deuda pública dado que esta última ha sufrido un durísimo castigo. Llama la atención de manera especial el bono americano a 10 años, cuyo precio registró el miércoles pasado (el día "D" del cambio) su mayor caída desde 1991 y su rentabilidad desde ese día (se mueve a la inversa que el precio del bono) ha subido 45 puntos básicos hasta la zona del 2,15-2,20%. Por su parte, el rendimiento de los bonos a 30 años subió hasta el 3,009%, mientras que el rendimiento de los bonos a 2 años subió al 0,976%. Si eso fuera poco, esta trayectoria se ha contagiado incluso al Bund alemán cuya rentabilidad ha subido, aunque algo menos ya que ha pasado de ligeramente por encima del 0,13% hasta el 0,31%.

El tema fundamental ahora es saber si esto es algo temporal (una reacción a las incertidumbres que aparecen tras dos acontecimientos políticos del calibre del Brexit y las elecciones americanas) o un cambio sustancial. De entrada, los acontecimientos que han provocado todo este "maremágnum" no caben en la definición de temporales. En segundo lugar, los bonos (prácticamente a nivel global) han vivido una época gloriosa en los últimos años con aumento constante de su precio y caída histórica de sus rentabilidades hasta niveles mínimos que, en algunos casos, como el Bund alemán o los bonos suizos así como incluso alguna deuda corporativa, han llegado tener rentabilidades negativas.

Algunos economistas, antes de todos estos acontecimientos, han llegado a calificar la actual situación del mercado de bonos como una burbuja, alimentada no por los agentes del mercado sino por las políticas heterodoxas de los bancos centrales. Esto último le daba una mayor fortaleza pero que el destino de toda burbuja es estallar. ¿Estamos ya en ese momento? Todo va a estar ligado al nuevo temor de que los tipos acaben subiendo más y más rápidamente de lo que antes se esperaba en respuesta a una inflación que recupere su territorio más rápido de lo que se esperaba.

¿Es ello probable? habrá que ver en que se concreta el programa económico de Trump. Si tenemos una notable rebaja de impuestos y además un plan de estímulo fiscal con el objetivo de ambos de impulsar el crecimiento económico, el déficit público se disparará y la rentabilidad no será posible que se mantenga en esta "idílica" zona por mucho tiempo.

El FOMC de diciembre

Si inicialmente se estimaba que una victoria de Trump (como de hecho lo fue el Brexit)  limitaría la capacidad de Yellen para subir los tipos de interés, al verdad es que este tema se ha dado la vuelta completamente: las probabilidades de que la Reserva Federal suba los tipos de interés en su reunión de política monetaria de diciembre han alcanzado el 90% ayer lunes, frente al 81,1% estimado el viernes y frente al 71,5% de los días previos a las elecciones de la semana pasada.

Con todo ello, y en contra de lo que inicialmente se pensaba, el USD se recupera de manera acusada posiciones frente a todas las principales divisas. La cotización del dólar puede convertirse en su primer "dolor de cabeza" ya que es incompatible con los apoyos electorales que ha logrado: los estados con importante base industrial que buscan una política comercial favorable al empleo y un dólar fuerte no está en sus prioridades

Empezando por el peso mexicano (verdadero termómetro de las posibilidades presidenciales de Trump) sigue sometido a una gran presión que lo sitúa en los mínimos históricos alrededor de 20,768 MXN/USD. En una rueda de prensa ofrecida el miércoles, funcionarios del banco central de México afirmaron que seguían muy de cerca la volatilidad en los mercados aunque se abstuvieron de anunciar medida alguna para frenar la caída del peso.

El USD/EUR se sitúa en el flanco inferior del rango 1,08-1,14 en el que venia cotizando en prácticamente todo el año. El JPY/USD se disparó un 1,03% hasta el nivel de 107,78, su cota más alta desde el 7 de junio, mientras que el USD/CHF subió un 0,62% hasta 0,9942. Curiosamente el dólar se depreció solo contra la libra esterlina hasta los 1,2487 USD/GBP, apartándose de los mínimos históricos registrados, hace ahora un mes, en la zona de los 1,2085 USD/GBP.

Sin embargo, la deprecación que más ha pasado desapercibida, y por contra es la más importante, es la del yuan chino.

20161115-CNY

«La cooperación es la única opción»

(Xi Jinping, Presidente chino a Trump en conversación telefónica tras las elecciones americanas)

La conversación entre Xi y Trump, la primera entre ambos como cargos electos,  es clave. La misma se produce mientras planea la incertidumbre sobre cómo evolucionarán las relaciones entre los dos países más poderosos política y económicamente del planeta y en medio de las disputas por el control de el Mar de China y, en general, por ser la potencia hegemónica en toda Asia. De entrada, el propio Trump aseguró a un medio de comunicación americano el pasado  fin de semana que había hablado con la "mayoría" de líderes extranjeros, salvo con Xi.

El presidente electo de Estados Unidos se mostró muy crítico en campaña con el gigante asiático: acusó a China de robar empleos estadunidenses, amenazó de manera clara y contundente con aprobar aranceles a los productos chinos importados e incluso llegó a amenizar a China con declararlo  país manipulador de su divisa, lo que acarrearía sanciones por parte de Washington.

Todos parecen querer definir a Trump como un nuevo Reagan. La verdad es que pude que se parezcan mucho. Pero a Trump le falta lo más importante:  dinero o, mejor dicho, capacidad de endeudamiento. Si ello y además  sin casas baratas, mercados financieros depreciados y sin la cooperación de los acreedores (China) la repetición de la historia Reagan puede acabar en tragedia o, mejor dicho, en una farsa. Que es como suele repetirse siempre la historia. 

14 noviembre, 2016 | 10:36

Seducción de Kundry - Dúo Acto II

Parsifal de Richard Wagner.

Waltraud Meier (Kundry)

Poul Elming (Parsifal)

Daniel Barenboim (Director musical)

Harry Kupfer (Director de escena)

Staastoper  Berlin (1992)

Ya es una realidad con la que habrá que lidiar en los próximos años: Donald Trump ganó hace casi un semana la presidencia de los EEUU a aprtir del año que viene. Además lo hizo en contra de todo y de todos. El establishment todavía no esta recuperado del enorme «Trumpazo» que se ha llevado contra la realidad. Las niñas-flor de los sondeos, de los estudios econométricos, sociológicos, de las encuestas de opinión, de nuestros flamantes datos (todos ellos plagados de numerosas ecuaciones) no le permitieron ver la realidad. Y cuando la realidad se presentó ante ellos  con toda su crudeza, la tragedia no pudo se evitada.

Hubo una inmensa falta de compasión con la realidad, con el sufrimiento de nuestros semejantes delante de nosotros mismos. Casi parecía que la realidad era la que tenía que adaptarse a nuestros datos y no, como parece lógico, los datos a la realidad.

Este dúo, que prosigue a la escena de las Blumenmädchen (niñas-flor)  que vimos la pasada semana es el centro dramático de toda la obra y trata en extensión (dura unos 40 minutos casi el 80% de todo el acto) su tema central: la compasión como  modo de conocimiento. El momento del beso [16:50]  es donde Parsifal siente la compasión. No la ve, o la imagina o la asume a través de complicados instrumentos de captación de la realidad. La padece, la siente en sí mismo viendo al otro sufrir. Pero lo más importante: NO TIENE LA HERIDA. No le es extraño el dolor del otro.

Aquí Parsifal se desliga completamente de un personaje como Rigoletto, que solo sufre el mismo dolor de los padres, hermanos, maridos, novios, ... al ver a SU hija violada por el Duque de Mantua. No es una ser tan vil que antes apoyaba la institución que destrozaba las vidas de muchos de sus integrantes y solo la deja de apoyar cuando  le hace daño a él. Es importante tener esto en cuenta pues los garantes intelectuales del establishment, como plañideras del «mundo del ayer», vienen copando todos los medios de comunicación con sesudos análisis sobre lo que ha pasado. Pero quizás llegan tarde y solo muestran el dolor inservible de Rigoletto. Deberían saber que la única conclusión a la que pueden llegar es que han fracasado y no pueden estar llamados a la regeneración.

Todo ello se explica en otro momento clave del dúo [26:00]: Kundry nos explica que su continuo vivir-morir (es el personaje más budista de la ópera) se debe a que cuando, en una de sus reencarnaciones, vio a Jesús en Jerusalén con la cruz a cuesta, en un determinado momento se cayó delante de ella, le miró a la cara y se rio de él. Esa imagen la persigue y le tortura. Pero es la imagen poética más impactante de la falta de compasión en el sufrimiento de los demás.

La conclusión de todo el dúo y la obra en general es muy simple: sin la compasión (la constatación de la existencia del «otro»), el conocimiento de la realidad es totalmente incompleto, imperfecto y falso. Veremos que la compasión es una elemento vital en la regeneración.

Con ello aprendido, Parsifal empieza su proceso de regeneración, que será largo y tortuoso. De hecho, Wagner no lo escenifica. Entre el segundo y tercer acto podría venir el verdadero meollo del proceso de regeneración que plantea Parsifal y el que siempre me ha intrigado. Pero no es abordado por el compositor (o yo no he logrado contactar con él, o la obra no ha querido todavía desvelármelo)

De entrada recupera la lanza (lo que yo podríamos llamar el sector financiero, germen de la gloria fingida) y debe ahora buscar como juntarlo con el cáliz (la economía real). El proceso será largo y tortuoso (no se ve en la obra) pero le llevará al final de la ópera  a encarnar la redención y la trasformación verdadera que dará nueva vida a los caballeros del Grial, recuperando su antigua fortaleza, cerrando la herida sangrante de Amfortas.

Si se si sigue todo la escena en video (o vais directamente al final) podréis ver como el mundo de las Blumenmädchen (niñas-flor) se destruye nada más recuperar la lanza de Klingsor: el plano tridimensional con su televisores, aparece destrozado y en el suelo. En parte en nuestra realidad, ya esta sucediendo.

La ópera Parsifal de R. Wagner acaba con el cumplimiento de la profecía que los ángeles transmitieron a Amfortas justo en el momento en que cayó: “La salvación vendrá del puro (inocente), tonto (loco) educado (sabio) en la compasión”. Con este último tema quiero cerrar este ciclo, en torno a Parsifal, pero me llevará algo más de tiempo.

La pregunta clave ahora es ¿Es Trump nuestro Parsifal?

Me temo que no, pero no se si sabré dar una respuesta válida. Pero lo veremos la próxima semana.

 

10 noviembre, 2016 | 12:40

La jornada en los mercados de divisas y bursátiles, tras la inesperada victoria de Trump en las elecciones estadounidenses ha acabado siendo un viaje "de ida y vuelta". El día empezó con fuerte caída en Asia (el Nikkei cayó un 5,36%) que se prolongó en Europa pero se redujo de manera sustancial a lo largo de la jornada para terminar en Estados Unidos con las Bolsas en pleno optimismo, podríamos decir incluso que auténtica "euforia".

Por desgracia, en Europa sólo se desmarcó el IBEX español, que acabó la jornada con una caída, eso si leve, del -0,4% y logra mantenerse por encima de los 8.900 puntos. Todo un logro si se tiene en cuenta que nada más abrir, la bolsa española perdía un 4%. El shock que provocó la victoria del Brexit en el referéndum británico de junio no se repitió ayer buena parte del efecto "bálsamo" en los mercados vino después del moderado discurso que pronunció Trump en su comparecencia ya como presidente electo. El FTSE de Londres acabó con una subida del 0,85%, el CAC40 parisino con una ganancia más abultada: el 1,3% (y eso que las presidenciales del año que viene en Francia son ahora el principal peligro político) y el DAX alemán subió un +1,4%.

Todo ello propiciado por la "re-lectura" del mensaje de Trump, en clave más positiva, lo que hizo que los mercados americanos que dieran lugar y al cierre obtuvieran ganancias de más del 1%. Importante: los inversores ven ahora menos posibilidades de que la Reserva Federal se decida a tocar los tipos de interés en la reunión que tendrá en diciembre. Según los datos de Bloomberg, los inversores conceden ahora un 50% de posibilidades a que el banco central estadounidense suba el precio del dinero en unas semanas frente al casi el 90% que otorgaban antes de la jornada electoral del martes.

Sin embargo, en el mercado de divisas, el EUR protagonizó el mayor viaje "de ida y vuelta": cotiza hoy por debajo del nivel del martes a la noche después de alcanzar en la madrugada de ayer los 1,13. Sin embargo, la peor parte se vio en México donde ni el peso mexicano ni la bolsa recuperaron nada del terreno perdido tras las primera noticias del triunfo de Trump y el inicio de la sesión.

El comercio mundial

Desde la "Gran Recesión" el comercio mundial va a la baja. La guerra de divisas emprendida por todos y alentada últimamente desde el BCE con los €-QE's va a ser un importante centro de batalla de la retórica del nuevo presidente y toda guerra comercial, con medidas proteccionistas, acaba con la reducción todavía más de los volúmenes. El lema de “América, primero” es un riesgo importante. El nuevo presidente americano podrá en duda los acuerdos comerciales y ha sugerido que desmantelará el pacto firmado con Obama con los países del Sureste asiático (conocido como el TTP) y congelará "sine díe" las negociaciones del TTIP, el acuerdo entre EE UU y la UE. Aunque el dólar se haya apreciado contra el EUR, en el medio plazo no cabe sostener esta trayectoria y mucho menos teniendo en cuenta la fuerte adulteración (a  la baja) que la divisa europea tiene actualmente frente al USD.

China y el Sudeste asiático

Cuidado con el yuan chino. La tendencia a la baja iniciada hace ahora dos años, se mantiene cuando no se acelera. Las particularidades del sistema financiero chino 8algo diferente al de otros países emergentes) hace que la divisa nacional cuente con dos denominaciones para el yuan (renminbi). Por una lado esta la moneda que se comercializa  internamente-onshore (CNY) y la que cotiza para “los extranjeros”-offshore (CNH). Esta última moneda esta dedicada exclusivamente a facilitar y establecer operaciones de China con el exterior y viceversa. Esto comenzó con un plan piloto en agosto de 2010 donde las autoridades autorizaron a algunas instituciones financieras a operar en el mercado local de deuda.

20161110-CNY

La divergencia entre ambas monedas, algunas veces ha propiciado movimientos bruscos en la divisa onshore (CNY). Tal fue el caso de principios de este año y que provocó mucho revuelo en los mercados hasta tal punto que puede considerarse el germen de las decisiones del BCE con respecto a su €-QE a lo largo de éste año como del recorte de expectativas en el plan de "normalización" de tipos por parte de la FED.

Actualmente el yuan offshore (CNH), menos intervenido por las autoridades chinas, se acerca ya a los niveles de estabilidad del 2008-2010 (6,83). El CNY le va a la zaga. Se ha deshecho todo el camino realizado desde el año 2010 y esto no beneficia los planes de regeneración industrial americanos. Lo malo es que todo esto, se extenderá a otros países de la zona.

20161110-CNY2
 

Pero casi lo más importante. Una divisa débil no casa bien con una economía que parece ser que se estaba volcando hacia el interior y depender menos de la demanda externa. En realidad debería ser todo lo contrario. Lo mismo ocurre en Alemania a la que se acusa de depender demasiado de las exportaciones en su crecimiento y, para fomentar sus importaciones, y le hemos devaluado artificialmente el EUR para que las compras en el extranjero le resulte más caras. 

Y ahí es donde están todos los problemas y en todas partes. Es más, hemos hecho todo lo humanamente posible por caer en todas la contradicciones disponibles:  hemos querido hacer cosas distintas haciendo lo mismo de antes, hemos querido tener resultados distintos haciendo lo mismo y hemos querido tener unos resultados haciendo lo contrario de lo que lo la sensatez nos decía que deberíamos hacer.

Todo lo anteriormente dicho se resumen en una frase de Hillary Clinton en su discurso de concesión: "... hemos visto que nuestro país estaba más profundamente dividido de lo que pensábamos". ¿Y esta era la mujer más preparada para dirigir el país?. Pero ¿ha sido necesaria su derrota para darse cuenta de ello? Si hasta el más ignorante de los americanos (que parece ser, y según ellos, voto por Trump) estaba al tanto de todo ello. ¿Desde donde pensaba Hillary Clinton gobernar el país? ¿Desde su burbuja? ¿Como se puede pretender conducir un coche con los ojos vendados?

Total falta de la más minima compasión (el tema central de Parsifal, que ya trataremos) necesaria para tener una mirada franca de la realidad y evitar la "gloria fingida". 

09 noviembre, 2016 | 10:15

La posible victoria de Trump, un "Brexit 2.0", vuelve a provocar otro importante desplome de los mercados a medida que los resultados electorales de las elecciones presidenciales celebradas ayer en los EEUU se van conociendo. En estos momentos, nadie, y menos los medios de comunicación, quiere aceptar lo que parece inevitable y ampliar lo máximo posible la ensoñación de victoria de Hillary Clinton que adelantaban las encuestas de ayer y celebraban los mismos medios que hoy tanto se lamentan. Pero la verdad es que Trump tiene en estos momentos 264 votos electorales (a apenas 6 de la victoria) y Clinton tan solo 215. A las 8:00 (hora española) AP anuncia que Trump ha ganado en Pensilvania con lo que se asegura la presidencia.[1]

Los sondeos electorales, una niña-flor más, vuelven a fallar estrepitosamente en la adulteración de la realidad cuando todo el mundo debería saber que su misión es captar la realidad, no crear una alternativa. Como las flores, son tan bellas como efímeras.

Tras una jornada de claras subidas como la de ayer en la que Wall Street los futuros del Dow Jones de Industriales perdían más de 760 puntos o un 4,17 %. También caían con fuerza los futuros del S&P 500 (-5,01 %) y los del Nasdaq (-5,08 %). Como era de esperar con el peso mejicano (durante los últimos meses, la divisa mexicana ha oscilado con fuerza en función de las encuestas electorales estadounidenses) perdía alrededor de un 12 % con respecto al dólar.

También bajaba el precio del West Texas, de referencia en EE.UU., dejándose anoche nada más conocerse los primeros datos, algo más de un 3,78%. Valores refugio como el oro subían de manera importante: algo más de un 4%. A poco menos de una hora del cierre de negociación, el índice referencial Nikkei de la Bolsa de Tokio caía 1.045,06 puntos (-6,09%), hasta los 16.126,32 puntos. La sorpresa de la victoria de Trump era tal que la bolsa de Tokio arrancaba en positivo (esperando una victoria de Clinton), pero conforme se conocían los datos de las elecciones (especialmente en Florida, un estado clave en los comicios), el Nikkei se volvió negativo y "no levanto ya cabeza"

La gran pregunta sin respuesta todavía (pues posiblemente no nos gustará) pero que es clave para sacar provecho de todo esto es ¿Qué esta pasando?. Pero lo más importante, ¿Tendrán la honestidad de querer hacérsela?

La temporada de las flores parece que toca a su fin.

NOTA:

[1] En la rueda de prensa de Trump, confirmó que Clinton le ha llamado para felicitarle por su victoria, lo que sella definitivamente la batalla de las elecciones a favor de Trump.

Imagen de Paula Satrustegui

Paula Satrustegui profundizará en las novedades fiscales y relativas a la seguridad social, que afectan a la planificación de las finanzas personales de los profesionales.

Imagen de Belén Alarcón

Belén Alarcón trasladará su experiencia de asesoramiento patrimonial y planificación financiera a través de las preguntas más relevantes que debe plantearse una persona a lo largo de su vida.

Imagen de Enrique Borrajeros

Enrique Borrajeros escribirá sobre temas relativos a la relación entidad – asesor, finanzas conductuales y tendencias y novedades en el asesoramiento financiero nacional e internacional.

Imagen de Francisco Márquez de Prado

Francisco Márquez de Prado, analizará activos y productos financieros, con sus ventajas e inconvenientes, para cada tipo de inversor.

Imagen de Íñigo Petit

Íñigo Petit tratará temas relacionados con la evolución de la industria de fondos de inversión y planes de pensiones y aspectos relacionados con la educación financiera

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]