El puente

Alexis Ortega

“Lo que yo quiero mostrar […] es qué se esconde detrás de lo que llamamos ´la realidad´. Busco el puente que conduce de lo visible a lo invisible [...].Mi objetivo es […] hacer visible lo invisible a través de la realidad. Puede que suene paradójico, pero la realidad es la que conforma el misterio de nuestra existencia.” Sobre mi pintura, Max Beckmann (discurso leído el 21 de julio de 1938)

Imagen de Alexis Ortega

Alexis Ortega: Economista de profesión, músico de vocación, dramaturgo frustrado, hijo de tendero y nieto de campesino que no acaba de encontrar razonable una ciencia como la economía que a veces se olvida de lo más importante: ser útil a las personas en la gestión de su vida. Alexis Ortega está especializado en el análisis económico y la implantación y seguimiento de políticas de gestión del riesgo de tipo de cambio y tipo de interés en empresas con vocación exterior. Colaborador-analista en diferentes medios audiovisuales y socio director en Finagentes Gestión, Empresa especializada en el asesoramiento en la gestión de los riesgos de tipos de cambio y tipos de interés.

noviembre 2017

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« febrero 2016 | Inicio | abril 2016 »

31 marzo, 2016 | 13:31

"El secreto del éxito se encuentra en la sinceridad y la honestidad. Si eres capaz de simular eso, lo tienes hecho."

Groucho Marx

Yellen ha cumplido perfectamente el guion. Después de, en las semanas previas, “dejar volar" a algunos miembros del FOMC creando la sensación de que el proceso de “normalización” estaba vivo, viene el aterrizaje en la realidad ya que en una conferencia en el club económico de Nueva York el martes pasado, remarcaba su tono moderado sobre el camino a seguir con los tipos de interés.

Nada nuevo en la vieja estrategia de "No, pero que parezca que si". Ni en los argumentos, ni en las razones, ni en las nuevas incertidumbres hay nada que se pueda catalogar de novedoso. En el "mapa" de riesgos a futuro sobre el crecimiento de economía en EE.UU. vuelve a  hacer mención a la evolución exterior, la volatilidad de los mercados, las condiciones financieras y el DOLAR. Nada que no se supusiese que existía ya en diciembre en toda su crudeza.

Destacaba la importancia de las consecuencias sobre la actividad del cambio de modelo productivo en China así como la propia evolución del precio del petróleo. Sobre esto último incidía en las consecuencias financieras de una caída en esta materia prima dado que podría implicar una reducción del gasto público en las economías especializadas en la exportación de crudo así como despidos y stress financiero en las propias empresas energéticas. Si estos riesgos se concretaran afectaría directamente a la economía de EE.UU., pero también habría probablemente impacto a través del canal financiero. Los inversores demandarían más rentabilidad por los activos con más riesgo endureciéndose así las condiciones financieras.

Es evidente que lo que Yellen realmente quiere es evitar a toda costa una mayor apreciación del dólar que esta muy fuera de su valor real. Tomen nota todos aquellos que sueñan con la paridad dólar-euro y que, como remedio menor,  no hacen más que trasladarla en la  tiempo. Se alega que la reciente apreciación del tipo de cambio efectivo del dólar tendrá efectos sobre los precios al consumo en los próximos meses. Pero nada se dice del hecho de que la realidad es que no se puede mantener, por más tiempo del deseable, una valoración que no se corresponde con la realidad, sin que ello no se traduzca en un coste muy caro en términos de salud económica.

En las 4-6 últimas semanas hemos asistido a movimientos del dólar generados directamente por los cambiantes comentarios y expectativas de la Fed. Inicialmente en las semanas anteriores a la reunión del 15-16 de marzo se producía una recuperación hasta incluso niveles por debajo de 1,09. A partir de ese momento el USD se depreciaba y este movimiento se aceleraba (contra todo pronóstico) tras la reunión del BCE. Parece como que se ha perdido efectividad/sensibilidad para controlar el tipo de cambio y que incluso pueda presentan efectos contrarios.

"Estos son mis principios. Si no le gustan tengo otros." [1]

(Frase falsamente atribuida a Grouxo Marx)

Esta situación ha llegado al punto de que la primera pregunta a Yellen en la última rueda de prensa tras el FOMC fue sobre la pérdida de credibilidad de la institución. Al fin y al cabo se daban las circunstancias para aplicar un nuevo ajuste en los tipos de interés y este se va retrasando.

Todas las medidas que se pusieron en marcha tras la crisis del 2007 venían siempre avaladas por unos supuestos parámetros de control que se han saltado contantemente. Del "venderemos todo los activos comprados" (y que ahora forma parte del balance del Banco Central) a "mantendremos en cartera", de manera que se compraran activos a medida que venzan los que se han comprado anteriormente.  Del "mientras la tasa de desempleo no caiga por debajo del 6,5%" que se decía a finales del 2012 (el paro era del 7,7%) la Reserva Federal  mantendrá sus tipos de interés ultrabajos, en un rango objetivo de entre el 0% y el 0,25% ya nadie se acuerda. La primera subida se realizó con una tasa de paro del 5,0% y hoy, con una tasa de paro del 4,9% (es decir, a más de 1,5 puntos porcentuales por debajo del supuesto nivel de referencia del 6,5%) la "normalización" de los tipos de interés sigue siendo una entelequia .

No se vayan que todavía hay más: Hace unos meses, el mantra era que esperar a subir los tipos de interés podría implicar que la Reserva Federal acabase actuando por detrás de la curva y que finalmente esto deparase en una política de subida de los tipos de interés mucho mas agresiva posteriormente (generando una recesión por este ajuste más agresivo) hemos pasado al "la política monetaria convencional es asimétrica", en resumidas cuentas, que si la cosa va mal hay poco margen de bajada de tipos y por el contrario equivocarse y generar más inflación de la deseada podría ajustarse fácilmente con subidas de tipos, dado que no existe límite en este recorrido.

Este "tirar hacia delante" sin importar las consecuencias de medio plazo y sin importar que lo que hoy se defiende a toda costa, al día siguiente puede ser rebatido sin escrúpulos, se esta llevando por delante la institución y con ella su capacidad para actuar. No todo es "la pérdida de efectividad de la Política Monetaria" o el "la Política Monetaria tiene sus limites"  que, aún siendo plenamente ciertas, no lo explica todo. Por cierto, estas frases tampoco parecían ciertas (más bien opuesto) al inicio de la crisis. 

NOTAS:

  1. Es una frase falsamente atribuida, como muchas otras, a Grouxo Marx. Apareció en el New Zealand Tablet (un semanario católico neozelandés fundado por un grupo de inmigrantes irlandeses en el país) el 18 de Octubre de 1873 (faltaban aún 17 años para que Grouxo naciera) y decía así: "There's my principles; but if you don't like them -- I can change them!" ("He aquí mis principios; pero si no les gustan... ¡estoy dispuesto a cambiarlos) http://quoteinvestigator.com/2010/05/09/groucho-principles/

 

23 marzo, 2016 | 13:24

"No es un momento para la comodidad y el confort. Es el momento de la osadía y la resistencia"

Winston Churchill

El terrorismo yihadista actuó ayer martes por partida doble, en Bruselas, la capital de la UE, y uno de ellos a escasos metros de las instituciones comunitarias. Un doble atentado, reivindicado a primera hora de la tarde por el Estado Islámico, que afectó a más de 250 personas entre muertos (se calcula que una treintena) y heridos. El primero de ellos (un ataque aparentemente suicida) se produjo en el aeropuerto de Zaventem al que siguió una explosión en una estación de metro en un lugar céntrico de Bruselas, evidenciando la vulnerabilidad con la que actualmente se trabaja.

El terrorismo se caracteriza por ser un actividad de violencia (o de amenaza de violencia) dirigida a desperdigar el terror entre una población para extraer ventajas políticas de ese miedo. El destrozo material (preferiblemente con un fuerte impacto simbólico) y humano que produzca una explosión mediática es la cadena sustenta el miedo. Este es su gran objetivo dado que cuanto más miedo logren provocar en la población, más réditos sacarán los autores de los atentados.

A pesar de que el atentado se produjo en Bélgica, las conexiones con el reciente atentado de París, pone a Francia  en el centro de todas las incertidumbres. La carretera que une Francia con Bélgica, que sirvió de medio para huir al cerebro de los atentados de noviembre pasado en Paris, se ha vuelto a cerrar y pone en evidencia que el problema terrorista es global y es uno de los grandes retos a los  que la UE debe enfrentarse para su supervivencia tal y como la conocemos hoy.

Todas las decisiones actuales, hoy tildadas de "seguridad" amenazan con  provocar un retroceso serio en el proceso de apertura de fronteras en la UE que ha permitido viajar sin pasaporte a 400 millones de residentes europeos través de 26 países, en un espacio que va desde la frontera de Rusia a la costa atlántica de Francia o Portugal. Aparte de las indudables ventajas económicas que ha supuesto acuerdo de Schengen de 1985 (que significa mucho más que conducir a través de las fronteras sin disminuir la velocidad), cabe calificarlo como una piedra angular de la Europa moderna. Sicológicamente (junto al programa Erasmus) ha ayudado a crear una conciencia europea en las nuevas generaciones, que es menos visible en los mayores, que hablan todavía con conciencia nacional. Contrariamente a lo que puede parecer, más democracia, menos tecnocracia (ahí Bruselas debería aprender) y más libertad son las mejores armas para luchar contra lo que se nos viene encima.

Este tema del terrorismo global, junto a la llegada este año de cientos de miles de refugiados, que huyen de la guerra en Siria, han tenido el mismo efecto: llamadas para reinstaurar las fronteras interiores de Europa. Este es el principal miedo al que debemos hacer frente, ya que su éxito puede reducir el proyecto europeo a la nada.

El "miedo" en los mercados.

Como era de esperar, estos atentados han tenido un impacto inmediato los mercados financieros y en especial en el sector del turismo. Compañías aéreas, gestores aeroportuarios, empresas hoteleras o turoperadores se han desplomado en Bolsa y han registrado pérdidas desde el momento en el que se conoció la noticia. En las caídas destaca la aerolínea Air France-KLM, que se ha dejado un 3,96% (ha llegado a perder más de un 5%).

Por detrás de la caída de Air France-KLM, se han situado Ryanair (-3,31%) e IAG, que ha caído un 2,36% en la Bolsa de Madrid y un 1,52% en la Bolsa de Londres. Lo mismo ocurría con las gestoras de aeropuertos: Airports de París (ADP) caía un 3,36% mientras que la española AENA tan solo del 0,62%. Y otro tanto con las cadenas hoteleras como NH Hoteles y Melia, o turoperadores como Edreams Odig que se dejan entre un 2 y un 4% de su valor.

Las principales plazas europeas sufrieron pérdidas de forma generalizada, aunque más suaves que en la apertura, han llegado a perder casi un 2% tras conocerse la noticia de los atentados de Bruselas, pero algunas han logrado cerrar ligeramente en positivo como el DAX 30 (+0,42%), el FTSE 100 londinense (+0,13%) e incluso el CAC 40 parisino (+0,09%) y el FTSE de Milán (+0,01%) No se puede decir lo mismo del IBEX que se ha dejado un 0,32% perdiendo así la cota de los 9.000 (8.992,00).

Fuera de la UE, el Dow Jones bajó un 0,23% y el S&P un 0,09% mientras que el NASDAQ subió un 0,27%. Por su parte esta madrugada, los mercados asiáticos tuvieron un comportamiento mixto. Así el Nikkei de Japón baja un 0,28% y cierra en los 17.000,98, el Shanghai Composite chino sube un 0,35% y recupera la cota de os 3.000 (3.009,96)

El EUR que llegó a caer un 0,5% tras la noticia, recuperaba posiciones manteniéndose buena parte de la sesión de ayer por encima de los 1,12 USD/EUR. No obstante, a primera hora de la mañana de hoy la pierde y cotiza a 1,1185 USD/EUR.

22 marzo, 2016 | 13:12

Dos miembros de la FED, Lockhart y Williams, se suman a los indicadores económicos mixtos para "enturbiar" más si cabe el panorama de los tipos de interés en los EE.UU. Ayer, y apoyados en la mejoría en las condiciones económicas en EE.UU. apuntaron la posibilidad de una nueva subida de tipos, que posiblemente se produzca en abril o junio. "Hay suficiente impulso evidenciado en los datos económicos para justificar un nuevo paso en uno de los próximos encuentros", "posiblemente" en el "previsto para finales de abril", aseguró Dennis Lockhart (Presidente de la Fed de Atlanta) en una conferencia ayer en Savannah (Georgia).

Según Lockhart, la economía estadounidense mantiene su consolidación con una sólida creación de puestos de trabajo en febrero (la tasa de paro ha bajado hasta el 4,7%), y ha empezado a mostrar signos de presiones inflacionarias. Lockhart, aunque participa en los encuentros del, FOMC no tiene derecho de voto este año, añadió además que la reciente decisión de no mover los tipos por la FED responde a las dudas sobre la economía global y a la intención de asegurarse que la reciente volatilidad financiera global se calme. Lo calificó como un "enfoque de paciencia".

El otro miembro del FOMC que habló ayer, John Williams, (Presidente de la Fed de San Francisco) que fue uno de los principales defensores del alza de diciembre, coincidió en el mensaje de inminencia de un nueva alza de tipos. "Asumiendo que todo lo demás se mantiene básicamente igual [...] abril o junio podrían ser seguro fechas potenciales para este incremento". John Williams, tampoco tiene voto este año.

Sorprenden estas declaraciones de miembros del FOMC (que además, curiosamente, no votan) en clara contradicción con las expresadas por la presidente Janet Yellen, en su última rueda de prensa en la que utilizó un tono más pesimista.

La Reserva Federal, y tampoco los miembros del FOMC, tienen ninguna bola de cristal. ¿Qué razones les llevan a lanzar mensajes tan contradictorios? ¿Se trata, por lo tanto, a partir de ahora de seguir manteniendo viva la sensación de que el proceso de "normalización" esta vivo cuando se sabe, a ciencia cierta, que no se podrá llevar a cabo?. ¿Ello confirmaría lo que Richard Koo denominó "trampa del QE"? Esta trampa consiste en el hecho de que una vez que se han lanzado los programas de QE, ya no se puede volver a salir de ellos sin destruir la burbuja que se ha creado y desencadenar, con ello, una nueva crisis. Es decir el vulgar "no hay salida" solo "huida hacia adelante".

Las próximas reuniones del FOMC son el 26-27 de abril y para el 14-15 de junio. Esta última cuenta con conferencia de prensa de Janet Yellen, las preferidas por la FED para que haya movimientos en los tipos de interés ya que así podrá explicar con más claridad su mensaje.

21 marzo, 2016 | 13:04

La represión financiera es un término acuñado en 1973 por los economistas de la Stanford University (Leland Stanford Junior University) Edward S. Shaw y Ronald I.  McKinon  y hace referencia al proceso mediante el cual el Estado (no los mercados financieros) a través de los funcionarios del banco central fijan de manera directa o indirecta los tipos de interés, tanto de préstamos como de ahorro, con el único fin de abaratar el coste financiero (público y privado) y/o se fijan objetivos de crédito sectoriales con el fin de reservarse el flujo de financiación necesaria para el aparato estatal o para grupos afines (oligopolios, sector financiero e inmobiliario).

La principal herramienta es la manipulación de la cantidad de dinero en circulación con el objetivo de mantener bajos los tipos de interés y promover la inflación de manera que permitan tanto abaratar el coste del endeudamiento como reducir el valor del mismo.

La inflación, que no es más que una quita encubierta, es vital en todo este entramado ya que reduce el esfuerzo que hay que realizar para devolver las deudas. El principal obstáculo para la supervivencia de las viejas estructuras es su evidente incapacidad de pago de las deudas contraídas. Esta insolvencia, cuando no quiebra, es la imagen más evidente de su obsolescencia. La deflación, dado que aumenta el valor y el esfuerzo de pago de las deudas, se convierte así, en un factor a demonizar ya que pone en evidencia aún más el principal escoyo para la supervivencia de lo antiguo: no se pueden pagar las deudas contraídas.

Todos los problemas, como los diez mandamientos, pueden resumirse en uno solo: no se pueden pagar las deudas contraídas. El falso escenario de solvencia creado en la etapa previa de concesión de los préstamos, se ha evaporado y no volverá.

En caso necesario, las más de la veces, la represión financiera puede incluir también entre sus medidas el control de las instituciones financieras con el fin de que se garanticen la financiación del déficit público (puede ocurrir que se limite la participación de instituciones extranjeras o imponer requerimientos de reservas extraordinarias e innecesarias que, obviamente, se cubrirán con deuda pública) o la imposición de controles para obligar a los ciudadanos a mantener sus ahorros en las entidades controladas por el Estado.

Actualmente estamos viendo cómo se demoniza el dinero en efectivo, con la excusa de control del dinero negro, pero claramente su intención es evitar que los particulares, ante unos tipos de interés nulos o negativos, acaben por considerar conveniente sacar sus ahorros de los bancos. Hay que hacer constar, que los tipos de interés negativos implican que el saldo de dinero en una cuenta corriente disminuye cada día que se dejen en ella.

En abril del año pasado, en medio de la crisis de reestructuración de la deuda griega, se instauró la versión fuerte de esta limitación de retirada de efectivo: el "corralito"[1] medida consistente en permitir retirar a los griegos (no se aplican a los turistas, quienes pueden realizar transacciones y retiradas de dinero en los cajeros automáticos con las tarjetas de crédito o débito emitidas en sus países de origen) tan solo lo considerado imprescindible. En ese caso fueron  60 € al día por tarjeta y cuenta [2] y, dos años antes,  en Chipre se permitió la retirada de 300 € diarios en el mismo banco para los particulares y de 500 € para las empresas.

Todas las acciones van dirigidas en una única dirección: mantener al Estado y a los grupos afines (ambos con estructuras obsoletas y prácticamente en quiebra técnica) al margen de la lógica financiera, ya que sin la represión financiera, los mercados les reduciría el flujo de financiación y les incrementaría el coste de la misma. Ambas acciones no son más que un “aterrizaje en la realidad” como paso previo a su necesaria reestructuración.

Aunque en el corto plazo pueden parecer medidas inocuas, las recientes medias de los bancos centrales son una apuesta muy arriesgada y, como toda huida hacia adelante, no está exenta de efectos perversos. El primero de ellos consiste en que prestar dinero a instituciones obsoletas, reduce la sensación de necesidad de cambios y prolonga la agonía.

Aquí entramos en el meollo de la cuestión: el éxito de la represión financiera se sustenta en el supuesto de que no hay necesidad de un cambio estructural o del modelo económico. En definitiva que parte del supuesto de que no hay sectores obsoletos. Todo este fuerte incentivo y distorsión monetaria les ayudará a resolver sus problemas coyunturales en un entorno estable (de abaratamiento de costes y mantenimiento del flujo de crédito) y que a su vez, les permitirá encontrar nuevas oportunidades de inversión productivas, en los que la sociedad saldrá beneficiada ya que a la vez crearán empleo y crecimiento económico. En definitiva que todo ha sido un mal sueño, del que saldremos haciendo un "fine tune".

Pero las recientes llamadas (la última de las cuales se produjo el jueves pasado en la Cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la UE) del presidente del BCE a los países de la Eurozona a poner sobre la mesa reformas estructurales que “ … impulsen la demanda, inversiones públicas, impuestos más bajos, e incluso lo más importante, [...] (la) necesaria claridad sobre el futuro de la unión económica y monetaria” ponen en evidencia que estamos en un escenario de cambios estructurales que requiere algo más que simples "emplastes".

Mucho me temo que en este entorno, la represión financiera puede convertirse más en un aliado para que todo siga igual que un acicate para dar el salto que necesitamos. Asumir un mayor endeudamiento (en base a un supuesto erróneo de problemas coyunturales) no hará más que crear una demanda artificial que se traducirán en burbujas que a la larga y tras su explosión, hará más doloroso el proceso de cambio.

En este caso y tenor de sus últimas declaraciones, Draghi se estaría convirtiendo, por inocencia o malicia, en un serio obstáculo a sus propios deseos.

NOTAS:

  1. El término se acuñó en Argentina en diciembre de 2001, cuando el Gobierno de Fernando de la Rúa limitó la retirada de efectivo de plazos fijos y cuentas corrientes a 250 pesos argentinos por semana y persona. La medida estuvo vigente hasta el 2 de diciembre de 2002, pero ya 17 días después de su aplicación la presión en la calle acabó provocando la caída del presidente De la Rúa.  El nombre deriva de la expresión argentina de los parques infantiles: el dinero de los particulares, como los niños,  serían prisioneros de los bancos (corralito).
  2. Un diario griego llegó a anunciar a principios de mayo del 2015 la posibilidad de la creación de una tasa a la retirada en efectivo (un descuento sobre el importe a retirar), aunque luego lo que se retiró fue la información.

17 marzo, 2016 | 13:43

La FED ha mantenido sin cambios el rango objetivo de entre 0,25% y 0,5%, de los fondos federales. De esta parte, no hubo sorpresa. Donde si la hubo fue en el mensaje de sobre las previsiones económicas ya que reconoce que espera un crecimiento moderado con menor expansión de la economía global, y una inflación también menor: recorta su previsión del PIB para este año al 2,2% (2,4% en su anterior estimación) y la inflación, que ahora espera que se sitúe en el 1,2% a finales de año, frente al 1,6% del que hablaba en sus anteriores estimaciones.

La principal repercusión de todo ello, esta en el hecho de que ha reducido desde cuatro hasta dos la previsión de alzas en 2016: "... hay que tener cuidado con las futuras subidas de tipos ya que es más fácil reaccionar a una sorpresa al alza del crecimiento que a una caída inesperada".

El resto de los mensajes de Yellen es una "copia y pega" de las anteriores: "La orientación de la política monetaria sigue siendo acomodaticia, apoyando así una mejora adicional en las condiciones del mercado laboral y el retorno al 2% de la inflación". Resaltar, no obstante que la decisión de mantener los tipos de interés invariados se ha tomado con nueve votos a favor contra uno en contra. Clave este dato ya que la unanimidad les confería un halo de sabiduría del que ahora están desprendiéndose.

"Él puede parecer un idiota y actuar como un idiota, pero no se deje usted engañar, es realmente un idiota"

Grouxo Marx

La verdad es que las ruedas de prensa de estos señores, sus comunicados, sus declaraciones y discursos se están convirtiendo en algo muy aburrido. Ahora vemos como los otrora famosos "efecto Greenspan", "efecto Bernanke" reconvertidos ahora en los "efecto Yellen", "efecto Draghi" cada vez tiene menos efecto (valga la redundancia) sobre los mercados. Baste resaltar como el supuesto control de la situación que se parecía desprender de los mensajes de subidas de los tipos de interés en cuatro ocasiones de finales del 2015 por parte de Yellen y sus secuaces en el FOMC se ha travestido en "dos subidas de tipos de interés" apenas 90 días más tarde. Si se ha podido hacer esto en solo 90 días, la posibilidad de que el mensaje se trastoque en unos meses en "seis subidas de los tipos de interés" o, por el contrario en "una bajada de los tipos de interés" esta al alcance de cualquiera de estos iluminados. Y eso no es lo que se esperaba de ellos.

O como la gran decisión de Draghi de hace apenas unos días de ampliar, por encima de las expectativas, las medias de estimulo no se ha traducido en mejoras sustanciales de la estabilidad financiera ni en la ansiada depreciación del EUR. Fácilmente hemos pasado en diciembre del "aprobamos más estímulos porque funciona" a la necesidad de hacer más (¿Porque no funcionó?) en el breve plazo también de 90 días.

Ya sabemos la fecha de caducidad de las palabras  de los banqueros centrales: 90 días a partir de su empaquetado.

Llegamos a la conclusión de que los otrora grandes hombres que por si solo movían y dictaban su ley a los mercados, ahora son menor monigotes en manos de la realidad. Me temo que esto no ha hecho más que empezar y su resultado será una vida para estas personas un poco más complicada, de lo que se imaginaban. El nuevo mundo no se puede encerrar en los viejos modelos y lo saben.

Algo parecido ha pasado con las medidas de adoptadas por la UE con Turquía para resolver la crisis de refugiados acordando una propuesta que hasta ahora nadie se había atrevido a defender en público por su crudeza. Según  el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, en la conferencia de prensa conjunta ofrecida junto al presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, y el primer ministro turco, Ahmet Davutoglu,  se apoya "en la lógica de que los sirios pueden solicitar asilo en Turquía". A lo que añadió Tusk  "Hemos conseguido un gran logro".

No ha hecho falta más que unas imágenes de la policía turca en la frontera apaleando a unos refugiados para que la apariencias de consenso se rompan y empiecen a aparecer  no pocas voces críticas con el planteamiento y las consecuencias de ese convenio. Ahora la Comisión Europea (aunque insiste en que el plan que está sobre la mesa "es legal" y "una buena opción") a través de su portavoz Martaritis Schinas, reconoce que "no se trata de un acuerdo final..."  A los negociadores europeos, cegados por una solución rápida a cambio de dinero,  se olvidaron de que es un imperativo legal el considerar a Turquía un país seguro, ya que de otro modo no sería legal reenviarle los demandantes de asilo deportados.

Es evidente que el viejo mundo se encuentran en estado de pánico.

16 marzo, 2016 | 17:48

Las ventas al por menor de febrero cedía un 0,1% desde un dato con una revisión significativa a la baja del dato de enero al -0,4% frente al +0,2% publicado inicialmente. Excluidas las compras de automóviles y venta en las estaciones de servicios (básicamente gasolina y otros derivados) estas ventas crecían un 0,3% desde el -0,1%. Excluidas tan solo las ventas de automóviles, las ventas minoristas crecieron un 0,2%. Por último, lo que se califica como su parte el “retail control” (la parte de este dato minorista que se emplea como estimador del consumo privado en el PIB) quedaba plano tras el +0,2% de enero (preliminar previo +0,6%).

El modelo econométrico de la Reserva Federal de Atlanta corregía su estimación de PIB del 1ºT desde el 2,2% al 1,9% al incorporar el dato minorista y afectar a la estimación de consumo privado del 1ºT que ahora se pronostica en el 2,7% desde el 3,3%.

  20160313-GDP track FED Atlanta

Se trata pues de un dato débil y que pone encima de la mesa el menor poder de compra de los trabajadores por mucho que éstos se hayan incrementado. El alto nivel de endeudamiento y el escaso incremento salarial pasan factura al consumo.

Hay que tener en cuenta que todos estos datos son nominales, por lo que están afectados por el precio de venta del producto, de manera que un incremento del precio (sin variar las cantidades compradas) arrojaría un incremento de las ventas del mismo tergiversando el análisis correcto.

El dato de IPC correspondiente al mes de febrero, publicado hace apenas unas horas, en donde los precios caían un 0,2% en tasa mensual nos indica que, en términos reales, las ventas minoristas en febrero se han estancado y crecen un 2,1% interanual, frente al 3,1% que lo hacen en datos nominales, muy por debajo de lo que se supone debía hacerlo una economía en pleno empleo (entre un 4,0%-6,0%). En lso dos primeros meses del año, se da el mismo patrón que en los dos años anteriores: caídas de las ventas minoristas en términos reales.

20160316-VtsMinoristas

El IPC en tasa interanual se situó en el 1%, frente al 1,4% de febrero del año pasado. Esta caída de la inflación se ha debido principalmente a la fuerte caída de los precios de la energía (-6,0%), especialmente la gasolina (-13,0%), el fuel-oíl (-2,9%) y la electricidad (-2,0%). Mientras, el precio del gas natural ha aumentado un 1%.

Por su parte, la inflación subyacente, que excluye los precios de los alimentos y la energía, se volvió a incrementar en tres décimas en el mes de febrero. En términos anuales, esta inflación ha subido un 2,3%.

El mayor aumento se ha registrado en la ropa, con una subida del 1,6%, seguido de los productos médicos (+0,6%) y los servicios médicos (+0,5%), mientras que los precios de los alimentos se han incrementado en dos décimas.

Destacar un mes más el fuerte aumento del capítulo de Shelter (coste habitacional) que lo hace al 3,3% interanual, su nivel más alto desde mediados del 2007. Descontado este efecto, el IPC cae un 0,2% interanual frente al +0,4% de enero.

20160316-IPCShelter

Si bien el efecto bajista de los precios de la gasolina puede tener una influencia en esta diferencia, también es verdad que un índice como el PCE subyacente (índice favorito de medición de la evolución de los precios por parte de la Reserva Federal) que pondera mucho menos que el IPC el factor habitacional está por debajo de éste último y muestra una divergencia creciente entre ambos.

20160316-IPC-PCE

Un precio de la vivienda anormalmente alto y creciente, que en otros momentos pudo tener un “efecto riqueza”, actualmente está funcionando como freno (convirtiéndose en un “efecto pobreza”) a la subida de los precios, dado que no solo las rentas de los consumidores apenas se incrementan sino que lo poco que lo hacen es absorbido en su práctica totalidad por el incremento del alquiler de las viviendas.

Por último, la producción industrial en EE.UU cayó un 0,5% mensual por debajo tanto del +0,8% en el mes anterior (corregido a la baja desde +0,9%) como frente al -0,3% que esperaba el mercado. La capacidad utilizada volvió a reducirse, esta vez de manera significativa, al situarse en el 76,7% desde el 77,1% en enero y el 76,9% que esperaba el mercado. Las evidencias de una recesión en el sector industrial americano (y global) son ya totalmente evidentes.

Para tener una idea de lo escuálido de la actual “recuperación” económica, en los siete que van desde el año 2000 al 2007 (pico de dos ciclos consecutivos) la producción industrial creció un 13,4%. En un tiempo prácticamente equivalente, esta vez de ocho años que van desde el 2007 al 2015, apenas ha supuesto un leve avance del 2,6% de la producción industrial y está casi en fase de estancamiento/recesión.

20160316-Produccion industrial

 

15 marzo, 2016 | 11:58

Antes del inicio de la reunión de dos días del FOMC de la Reserva Federal, el mercado digiere la decisión del Banco de Japón, anunciada esta madrugada de no modificar su actual política monetaria después de situar el pasado 16 de febrero en el -0,1% la tasa de referencia que se aplica a los depósitos que los bancos nipones en la entidad.

La decisión se tomó por 7 votos a favor y 2 en contra. No obstante, se rumorea que el gobernador del Banco de Japón, Haruhiko Kuroda, logrará en breve el control de toda la Junta  ya que es probable que los dos consejeros "díscolos" dimitan en los próximos meses. Pero ello no parece que logre frenar la controversia sobre la medida de tipos negativos, que a diferencia de otras llamativas medidas anteriores no fue bien recibida por la bolsa japonesa.

Incluso el Primer Ministro nipón Shinzo Abe se ha distanciado de una decisión que ha tenido un mala acogida pública. Algunos altos funcionarios cercanos al Primer Ministro, dicen que podría causar una ruptura en la hasta ahora estrecha relación entre éste y gobernador del Banco de  Japón, cuyas radicales medidas de estímulo todavía no han tenido el éxito esperado. ¿Pero no se le llamaba a todo esto Abenomics?. ¿Estas decisiones de política monetaria no era una parte sustancial del plan del Primer Ministro Abe al tomar posesión de su cargo tras las elecciones de diciembre del 2012? Es una prueba más de que el éxito tiene muchos padres, pero el fracaso es huérfano.

De la misma manera, también acordó (esta vez por 8 votos a favor y 1 en contra) dejar intacto su programa masivo de compra de activos impulsado en 2013 con el objetivo de "lograr una inflación estable (alrededor del 2,0%) que promueva el crecimiento". En este sentido, seguirá ampliando la base monetaria en unos 80 billones de yenes ( alrededor de 650.000 millones de €) al año.

20160315-BOJ

 

El Banco de Japón indica que, pese a que las exportaciones y la producción industrial se han debilitado por la situación de los países emergentes, la economía continúa en una "senda de recuperación moderada". En cuanto a los precios, se sitúa actualmente en torno al 0%, achaca su escaso crecimiento a la caída de los precios de las materias primas y anticipa que las expectativas "a largo plazo" en este terreno "se han debilitado recientemente". En octubre pasado el Banco de Japón retrasó de la primera mitad de 2016 a finales de este mismo año (o principios de 2017) el logro del objetivo de inflación. Todo ello abre la posibilidad de que produzca un mayor estímulo en julio, fecha fijada por el banco central para evaluar el impacto de su entrada en terreno desconocido con los tipos de interés en negativo.

Hoy comienza el acontecimiento clave de la semana. Aunque será mañana cuando se comunique la decisión final (es una reunión de dos días) y, lo que es más importante, la rueda de prensa de Yellen. Se espera un mantenimiento de los tipos, aunque se supone querrá mantener "viva" la expectativas de nuevas subidas de tipos este año. A ver como responde el mercado que éste último ha venido abandonando progresivamente la idea de 4 subidas de tipos de interés este año.

 

14 marzo, 2016 | 13:24

El querer ser (lo que no se es), el dudar (el miedo a lo que hay más allá, a lo desconocido nos paraliza) para hacer lo correcto.

PRIMERA PARTE : El QUERER SER (lo que no se es)

“Canción de la luna”  de la ópera de Dvorak “Rusalka”

 

Renee Fleming (Rusalka)

Orchestra and Choirs of the Opéra national de Paris
James Conlon (Director)
Robert Carsen (Dirección escénica)

Opéra national de Paris 2002

Por desgracia, o quizás no, los buenos cuentos de hadas suelen ser aquellos en los que nadie acaba viviendo feliz, ni mucho menos comiendo perdices.

Rusalka es una ópera en tres actos con música de Antonín Dvořák y libreto en checo de Jaroslav Kvapil (1868-1950), estrenada en Praga el 31 de marzo de 1901. Una rusalka, antiquísima figura de los cuentos de hadas de la mitología eslava, es una duendecilla que normalmente habita en un lago o en un río. La obra esta basada tanto en los cuentos de hadas de Karel Jaromír Erben y Božena Němcová como en el de “La Sirenita” de Hans Christian Andersen (del que tiene muchos elementos) y “Undine” de Friedrich de la Motte Fouqué.

El amor (cuando no está basado en la aceptación del otro tal y como es) mata. Los cuentos de hadas, en realidad, pueden parecer pequeñas y dulces mentirijillas, pero esconden grandes ideas, nacidas de la experiencia de los mayores que a la luz de las hogueras se transmite a los más jóvenes de la tribu para que les sirva en su vida que comienza (lo tiene todo por delante). Es como un relevo en el testigo del inmenso viaje de la humanidad a través de los tiempos. Ya lo vimos la pasada semana con otro cuento: “Barbazul” de Perrault y la transformación que de él hizo Maurice Maeterlinck y que fue base posterior para que Béla Bartok (música) y Béla Balázs (texto) construyeran "El castillo del Duque Barbazul".

La historia de "La Sirenita" es, bien mirado, una de esas historias crueles y truculentas que si pudiéramos como niños rechazar lo haríamos con mucho gusto. Ya se que a alguno lo de las historias de terror les gusta desde pequeños, pero ello no me vale. Prueba de la crueldad intrínseca de la historia es la "destrucción" controlada de la misma que la factoría de Walt Disney hizo de la misma convirtiéndola en una historia ñoña  (llevara a la pantalla entre canciones pegadizas y múltiples peces de colores y simpáticos personajes) y sin ningún sentido práctico más que el de entretener pero sin instruir. Pervirtiendo así la función de los verdaderos cuentos infantiles.

El destino final de la protagonista fue bien distinto al que nos contó a través de los dibujos animados la gran pantalla. Si bien conoció a un príncipe (imprescindible en un cuento de hada que se precie como tal) y logró obtener un par de piernas, convirtiéndose en una linda muchachita que enamora a un humano (obviamente el susodicho príncipe). Para todo lo demás, nada le salió bien. Ella quedó sola  y muere por no tener el amor del príncipe que acabó prefiriendo a otra cuya voz y aspecto le recordaba a la sirenita de la que en un momento llegó a  estar enamorado.

El mensaje del cuento es claro: no debes querer convertirte en lo que no eres con el solo propósito de agradar a otro. La poderosa metáfora de perder la voz no es más que una manera de indicarnos que quien cae en estas redes de la apariencia no puede hablar de si misma, ya que ello llevaría irremediablemente aparejado mostrarse como es realmente. Y para que toda la ficción funcione se requiere, o bien no ha más remedio, que ocultarse uno mismo detrás de la imagen proyectada.

Que no te acepten como eres no debería llevarnos a ser algo que no somos ni seremos nunca (sobre todo si es imposible e incluso inconveniente). La magia no es una solución. Acéptate tal y como eres, lucha contra el miedo de aceptarte cómo eres, has lo que debes. Ese es el verdadero viaje iniciático de la vida. Si lo consigues, serás más feliz (y comerás perdices). 

Hay dos vertientes en este "querer ser otro cosa" para agradar a otros.

a) Por un  lado se quiere ser una cosa que en el fondo "no se desea ser".

Los países del sur de Europa, queriendo agradar a no se quien, han querido desde los años 80's ser una cosa que en  el fondo no quieren ser: una sociedad moderna en donde el merito y la eficiencia económica (entre otras cosas) sean la base de su desarrollo. Han encontrado su forma de perder la cola de pez y aparecer unas lindas piernas a base de deuda y aparentar ser ricos cuando en el fondo son una sociedad pobre. El resultado es una situación dentro de la UME insostenible para sus parámetros reales de actuación (que no sé si están dispuestos realmente a cambiar) y el último recurso que se les ha ocurrido es convertir al príncipe en sirena. No creo que funcione.

Con un discurso plagado de referencias a la crisis de refugiados, el partido de extrema derecha Alternativa para Alemania (AfD) consiguió este pasado los mejores resultados de su corta pero meteórica carrera en el panorama político germano. El partido pasó de la inexistencia absoluta al 12,6% en la región de Renania-Palatinado, 15,1% en la de Baden-Württemberg y a un sorprendente 24,1 % (y segunda fuerza política tras la CDU) en la región oriental de Sajonia-Anhalt, ponen de manifiesto que el príncipe desde luego no quiere ser sirena y mucho menos perder su voz.

Mucho se ha hablado de la política de refugiados de Merkel como elemento favorecedor de este resultado, pero es más que un factor de apoyo a sus reivindicaciones claves, que una razón de ser. Es un elemento aglutinador muy potente, pero sería conveniente que recordar que este es un partido que nació al calor del euroescepticismo, que apostaba porque Alemania se desligue del proyecto de la moneda única, o que deje atrás a los países del sur.

El partido "Alternativa para Alemania" dice defender la UE, pero no el euro, ya que proponen , entre otras medidas, que España, Grecia y Portugal salgan del euro (o que los socios fuertes den paso a una nueva moneda sin estos últimos), como única alternativa para que estos páises puedan salir de la crisis que sufren. El siguiente paso sería reconocer la incapacidad de estos estados de afrontar sus deudas, lo que conllevaría fuertes quitas con sus acreedores. "España necesita salir del euro y recuperar su moneda nacional para poder mejorar su competitividad, vía devaluación" (externa se entiende y no interna como se ha hecho hasta ahora), argumentaba hace años Joachim Starbatty, cabeza de lista por Berlín de Alternativa para Alemania.

De menos a más, las críticas en Alemania a los sucesivos planes de resolución de la crisis de la UME (MEDE, OMT,...) han venido de instituciones como el Bundesbank (con una estrategia de silencio controlado), de personalidades como Hans-Werner Sinn, presidente del think tank IFO, y Hans Michelbach, de la CSU (aliado de la CDU de Merkel) y de partidos como "Alternativa por Alemania". Todos ellos han  sido muy activos en los sucesivos recursos que a estas medidas se han interpuesto ante el Tribunal Constitucional Federal alemán.

La respuesta en los países del sur a todo esto, es más clara. Pero todo parte del artificio cruel de no reconocerse y querer ser lo que realmente no se quiere ser, para agradar a no se quien (posiblemente el ego desmedido de unas élites que no han sabido conocer el limite y contradicciones que anidan en sus propios deseos).

b) otra alternativa, a veces la peor, es querer ser una cosa que "no se puede ser".

La hiperactividad de los bancos centrales intentando ser la única respuesta/herramienta  a la  crisis es bien prueba de ello. No me alargo pues ya todos saben lo que pienso al respecto. Lo que es verdad es que, como el cuento de la sirenita, no acaba bien.

SEGUNDA PARTE : El DUDAR (el miedo a lo que hay más allá, a lo desconocido nos paraliza) para hacer lo correcto.

 

“Hamlet” (Acto III escena I) de W. Shakespeare.

Fragmento de la película Hamlet dirigida y protagonizada por Kenneth Branagh en 1996.

Sin salirnos de Copenhague, donde se encuentra "La Sirenita" (en danés Den lille havfrue) o estatua de bronce sobre unas rocas que se adentran en el Mar Báltico y próxima también al Real Palacio de Amalienborg, nos acercamos a otro "símbolo" danés: el príncipe Hamlet.

" (este monologo)  no es solo la duda planteada por un joven y culto príncipe entre la agonía de la vida y la liberación que supondría el suicidio, después del desengaño sufrido ante el vergonzoso comportamiento de sus progenitores (todos hemos pasado por eso en la adolescencia), sino la exposición de un asunto más espinoso. Si se está en este mundo, afirma Hamlet, no es porque lo que nos ofrezca sea agradable, sino porque tememos aquello que no conocemos, y es precisamente ese temor a lo que haya después de la muerte lo que nos roba el coraje suficiente para quitarnos la vida y dejar de aguantar las calamidades de este. Y es que, para Hamlet, que no es capaz de cerrar los ojos ante la evidencia desgarradora de que el fantasma de su padre le describe –de cómo le dio muerte su propio hermano para heredar al tiempo corona y esposa– el deber moral le supone un conflicto que ha de resolver con las armas de las que dispone, la connivencia con una compañía de cómicos en la revelación del crimen.

Porque estar en este mundo sin hacer caso a su propia conciencia y al ruego del espectro de su padre, eso, Hamlet ni siquiera lo contempla. Y por si esto fuera poco, la denuncia pública implicaría no solo acusar a su padrastro, aquél a quien su traidora madre ha elegido como compañero de tálamo, sino acusar al rey de regicidio, y esto, para el tiempo de Shakespeare, era una posibilidad lejana.

De la salud del rey depende la salud del reino, y de sus súbditos, se creía. John de Salisbury ya había hablado de la cabeza del ‘cuerpo político’, que era el rey, y el propio autor no deja lugar a dudas, cuando pone en boca de Laertes, hermano de infortunada Ofelia, las siguientes palabras: “el príncipe no tiene voluntad propia, pues se halla sujeto a su nacimiento, y no le es permitido, como a las personas de humilde categoría, pretender para sí mismo, pues de su elección dependen la salud y la prosperidad de todo el reino”. Duda moral y duda política se funden, pues, en esta frase que nos ha dejado para la historia esta tragedia shakespeariana en la que, como en casi todas las tragedias, mueren casi todos (Hamlet, Claudio, el Rey, Gertrudis, la Reina, Laertes, Polonio, Ofelia, Rosencrantz y Guildenstern) y queda apenas el pobre Horacio para contarlo, que eso sí que es un papelón.

Shakespeare, que supo analizar como pocos las consecuencias del uso y el abuso del poder (aunque desgraciadamente sea más conocido ahora por su Romeo y Julieta, un romance que duró tres días y se cobró seis muertos, por cierto), escribió las desventuras del joven príncipe atenazado por la pena y el sentido del deber en el periodo cumbre de su carrera, cuando ya había afilado su pluma en varios Enriques y algún Ricardo, y habiendo ya acuñado frases memorables como la famosa ‘Mi reino por un caballo’, de Ricardo III, a cuyo repertorio habría que añadir, además de este ‘Ser o no ser’, aquél ‘Algo huele a podrido en el Reino de Dinamarca’, que tan poca justicia ha hecho a pueblo tan generoso, tanto que el propio H.C. Andersen tituló una de sus novelas para adultos con el comienzo del monólogo hamletiano, que, por cierto, en labios de Hamlet, en danés, hubiera sonado algo parecido a At være eller ikke være."

Susana Torres Prieto. Profesora Asociada del área de Humanidades, IE University

Esta parálisis hamletiana ante los conflicto la resumió elocuentemente Juncker, como presidente del Eurogrupo,  cuando dijo aquello de que "Sabemos que hacer para salir de la crisis; pero no sabemos es como ganar las elecciones después".

Frase que no es más que una "bomba de neutrones" lanzada contra la democracia (interpretada esta como un excelente mecanismo de decisión sobre las alternativas que la sociedad tiene ante los problemas que se le presentan) ya que desgraciadamente todos los políticos , como Hamlet en su eterno aplazamiento de las cosas, optan siempre por ganar las elecciones. Esta puede ser una buena ocasión para ver el "Hamlet" que se está representando en el Teatro de la Comedia de Madrid en una excelente versión/adaptación de Miguel del Arco.

 

11 marzo, 2016 | 12:29

4'33" de John Cage

 

William Marx (piano).

McCallum Theatre, Palm Desert, CA.

Agosto de 1952. Maverick Concert Hall, Woodstock, Nueva York

Un pianista cruza el escenario, se sienta al piano y cierra la tapa que cubre las teclas. Treinta segundos después, abre la tapa. Repite esta secuencia de acciones dos veces: lo único que cambia es el periodo de tiempo –dos minutos, veintitrés segundos; después de un minuto, cuarenta segundos- entre la apertura y el cierre de la tapa. Tras abrirla por última vez, se pone de pie, saluda al público y agradece los aplausos.

Descripción del evento por David Nicholls en su libro “John Cage”. Editorial Turner (2009).

 

Esta es una obra paradigmática del siglo XX y que aparte de una obra musical es un acto casi político.

John Cage murió el 12 de agosto de 1992. Tenía 72 años. Su obra fue siempre revolucionaria, propia de un artista entre anarquista y buscador, de vanguardista. Antes de morir se  preguntó ¿Cuál es el propósito de escribir música?. Y respondió: Es una afirmación de vida, no un intento de extraer orden del caos, sino simplemente un modo de despertar a la vida misma que vivimos, que es maravillosa una vez que apartamos nuestra mente y deseos de su camino y la dejamos actuar por sí sola”.

4’33’’ es, sobre todo, una obra filosófica. Los escritos que publicó Cage acerca del arte y la relación de éste con la vida, encabezados por su libro Silence (1962), refuerzan esta postura: Ellos existen (los sonidos), y yo estoy interesado en que ellos están ahí, y no en la voluntad del compositor. Los sonidos no controlados por el compositor no se preocupan si hacen sentido o si van en la dirección correcta. Ellos no necesitan esa dirección o no dirección para ‘ser’ ellos mismos. Ellos simplemente ‘son’, y eso es suficientemente bueno para ellos y para mí también”.

Hubo dos sucesos que dieron vida a la obra más famosa de Cage, y que explican su génesis artística: el compositor visitó en 1952 una cámara anecoica en la Universidad de Harvard. Allí – cuenta el autor- le sorprendió escuchar dos sonidos, uno agudo y el otro grave, cuando imaginaba que iba a experimentar un silencio absoluto. “Pensé honesta e ingenuamente que existía un silencio real (…) Cuando entré en aquella habitación insonorizada, realmente esperaba no escuchar nada”. [3] El ingeniero que estaba junto con él le explicó que los sonidos que había oído eran el de su sistema nervioso y el de la circulación de su sangre, respectivamente. “Ningún sonido teme el silencio que lo apaga. Y ningún silencio existe que no esté cargado de sonido” escribió el compositor al respecto en su libro “Juilliard Lecture”.

El otro suceso fueron las pinturas absolutamente blancas o negras del pintor estadounidense Robert Rauschenberg, a quien conoció en el vanguardista Black Mountain College. “Si yo crease una pieza carente de sonidos, pensarían que estoy de broma. De hecho, es probable que yo haya trabajado durante más tiempo en mi obra ´silenciosa´ que en ninguna otra (…) Lo que me empujó a ello no fue el valor, sino el ejemplo de Robert Rauschenberg. Cuando vi esas pinturas, me dije: ‘Sí, debo hacerlo; si no, me estoy quedando atrás; si no, la música se está quedando atrás (…) Las pinturas blancas llegaron primero; la obra silenciosa vino después”.

El silencio es parte de la música.  Todo lo que hacemos puede ser música.

Cuando el pianista pone en marcha el cronómetro y cierra la tapa del piano centramos nuestra atención en el silencio que se produce, en ese momento (como cuando Cage entró en la cámara anecoica en la Universidad de Harvard) notamos que el silencio absoluto no existe, simplemente oímos sonidos que antes estaban ahí y no nos percatábamos. El cerebro esta diseñado apra buscar sonidos y acaba encontrándolos donde siempre han estado pero que no "percibimos" conscientemente pues no le prestamos atención.

El silencio del que hablaba Cage es algo accesible para todos y cada uno de nosotros y en cualquier momento. No podemos impedir esos momentos de profundo silencio que se nos presentan espontáneamente, tal vez también fugazmente y por variadas razones. Es posible advertirlo cuando se reflexiona sobre la experiencia cotidiana en busca de esos momentos. En ese momento nos paramos a “percibir” ese silencio imperioso que se produjo cuando salimos a escuchar el viento en los árboles, invitándonos a entrar en el bosque.

La sala Maverick Concert Hall en Nueva York estaba conectaba por la parte trasera del escenario con un bosque por lo que el silencio al que nos invitaba el intérprete nos trasladaba a los sonidos del mismo, al sonido ambiente que no queremos percibir a diario y que puede ser también un tipo de música.

La finalidad y el "porque" de esta obra es, por lo tanto, muy sencilla: la música se crea al oír los sonidos que se producen de manera espontánea a lo largo de la obra, lo que la obra busca representar (y mientras haya silencio siempre va a lograr) es captar los sonidos habituales y naturales del ambiente, más allá de que en sí misma no sea una exquisitez al oído, el juego entre el artista y el espectador es muy interesante, cómo simplemente con un gesto puede hacer callar a toda la gente de una sala el tiempo que quiera usando el lenguaje y la cultura de la música y de esa forma sacar a relucir los sonidos naturales de un teatro. Ahí es cuando salen a la luz cosas que de otra forma no percibiríamos, como el ruido de una silla mientras alguien se mueve, una respiración fuerte, el crujir de la madera del lugar, los murmullos, etc. sonidos que de otra forma no podríamos percibir.

Del mismo modo si el silencio es música, una recesión es también parte del devenir de la economía. Necesaria, diría incluso que las más de las veces imprescindible, ya que es durante esta etapa cuando se corrigen los excesos cometidos en la etapa de expansión económica, se elimna lo que debe desaparecer y se crean las bases (más robustas) de la nueva etapa de expansión. evitar  esta selección en la recesión es reducir el potencial de crecimiento en la nueva etapa de expansión.

El anémico crecimiento que ahora vemos, está directamente relacionado con la intención de regular el ciclo por parte de las autoridades económicas. La supervivencia a toda costa, de estructuras que debían haber desaparecido reduce nuestra capacidad de crecimiento potencial. Es una elección política pero, no por ello deja de ser inocua.

Pero hay también una lectura política de la obra. En todo acto artístico, y en concreto en un arte que se desarrolla en la variable tiempo (como la música o el teatro) intervienen tres agentes: el autor, el intérprete y el público. Hay una tendencia a sobrevalorar los dos primeros en detrimento del último que ejerce un papel claramente pasivo o receptivo. Cage sitúa a éste último en un primer plano y es su interacción con los otros dos lo que crea la música que vamos a oír, su papel empieza a ser proactivo y no solamente receptivo.

Este concepto ya lo vimos cuando hablamos de Pistoletto y sus cuadros-espejos, aunque el pintor italiano llegó más lejos al pedirnos que "rompamos una mirada y multipliquemos nuestra visión" utilizando para ello una maza con la que agrietaba los espejos al inicio de la exposición. Los economista (y menos los periodistas del ramo) han llegado tan lejos:  Las trompetas del juicio (y 3). Romper la tiranía de lo establecido.

Una última reflexión de John Cage (en su libro “Silencio”): “El arte contemporáneo no hace un alegato contra el arte del pasado, no tiene sentido que el pasado sea algo de lo cual haya que liberarse, incluso aunque sea absolutamente diferente del arte moderno general. En cierto sentido lo que define el arte contemporáneo es que dispone del arte del pasado para el uso que los artistas le quieran dar”.

No quiero que tengan la impresión de que John Cage se quedaba en solo esto. Alguno puede creer que todo se queda en un acto de mero arte conceptual (que no es poco).

Vean la importancia del silencio (frutos de sus experiencias místicas y la influencia de la cultura oriental en su pensamiento) en obras como "Thirteen Harmonies for violin and keyboard " obra compuesta en el 1985. Disfrútenla, merece la pena. Dejarse llevar por lo inevitable es vivir en armonía. Por favor, no lo confundan con la renuncia a la acción.

 

10 marzo, 2016 | 10:22

Hoy es otro día clave. Se reúne el BCE y todos esperan nuevas "medidas de estimulo" que se concretan en: un aumento del importe a comprar (10.000 mill.€ hasta los 70.000) del periodo de compras (seis meses más hasta septiembre de 2017) y una rebaja de la tasa de descuento (de 10 puntos básicos hasta los -0,4%). La estrategia de continuar haciendo lo mismo y, ante el evidente fracaso de la misma, solo aumentar su dosis se impone como imagen clara de la impotencia del antiguo mundo en resolver los problemas actuales. Ello es así pues lo que quiere resolver no es más que algo que no tiene solución: su muerte natural. Paso necesario e imprescindible para dejar paso a lo nuevo. 

Curiosamente (o quizás no), ayer tuvimos dos acontecimientos importantes, y en parte contradictorios.

El primero un recorte sorpresa de los tipos de interés por parte del Banco Central de Nueva Zelanda que pone de relieve cómo las tasas de interés negativas en Japón y la UME han puesto "patas arriba" la gestión de la política monetaria mundial. El Banco de la Reserva de Nueva Zelanda recortó su tipo de interés oficial en 25 p.b., hasta el 2,25%, en un intento de generar inflación y lo pretende hacer debilitando su tipo de cambio (que, en contra de lo que se esperaba no lo había hecho tras la subida de tipos de diciembre por la FED). Cita para todo ello un deterioro de las perspectivas globales en especial de China y otros mercados emergentes y el crecimiento más lento en Europa. El gobernador del Banco Central de Nueva Zelanda, Graeme Wheeler dijo que las probabilidades de seguir con estas medidas de estímulo por más tiempo de lo que se pensaba han aumentado. "A pesar (de las medidas de estimulo), el crecimiento económico de los socios comerciales de Nueva Zelanda ha sido menor de lo esperado", dijo añadiendo que "(más) relajación de la política monetaria puede ser necesaria para asegurar que la futura inflación media se instala cerca de la mitad del rango meta."

El segundo, protagonizada por Jaime Caruana, (director general del BIS) que ha afirmado que si los tipos de interés bajos e incluso negativos actuales “se mantienen durante mucho tiempo, provocarán nuevas causas de inestabilidad financiera”, así como un aumento excesivo de la deuda pública y privada. Aunque defendió la gestión de los bancos centrales durante la crisis (“la situación sería mucho más complicada”) añadió que, tras un largo periodo con tipos bajos, se presentan nuevos riesgos de inestabilidad financiera por este motivo.

En medio de todo ello ¿Dónde caerá Draghi?

Imagen de Paula Satrustegui

Paula Satrustegui profundizará en las novedades fiscales y relativas a la seguridad social, que afectan a la planificación de las finanzas personales de los profesionales.

Imagen de Belén Alarcón

Belén Alarcón trasladará su experiencia de asesoramiento patrimonial y planificación financiera a través de las preguntas más relevantes que debe plantearse una persona a lo largo de su vida.

Imagen de Enrique Borrajeros

Enrique Borrajeros escribirá sobre temas relativos a la relación entidad – asesor, finanzas conductuales y tendencias y novedades en el asesoramiento financiero nacional e internacional.

Imagen de Francisco Márquez de Prado

Francisco Márquez de Prado, analizará activos y productos financieros, con sus ventajas e inconvenientes, para cada tipo de inversor.

Imagen de Íñigo Petit

Íñigo Petit tratará temas relacionados con la evolución de la industria de fondos de inversión y planes de pensiones y aspectos relacionados con la educación financiera

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]