El puente

Alexis Ortega

“Lo que yo quiero mostrar […] es qué se esconde detrás de lo que llamamos ´la realidad´. Busco el puente que conduce de lo visible a lo invisible [...].Mi objetivo es […] hacer visible lo invisible a través de la realidad. Puede que suene paradójico, pero la realidad es la que conforma el misterio de nuestra existencia.” Sobre mi pintura, Max Beckmann (discurso leído el 21 de julio de 1938)

Imagen de Alexis Ortega

Alexis Ortega: Economista de profesión, músico de vocación, dramaturgo frustrado, hijo de tendero y nieto de campesino que no acaba de encontrar razonable una ciencia como la economía que a veces se olvida de lo más importante: ser útil a las personas en la gestión de su vida. Alexis Ortega está especializado en el análisis económico y la implantación y seguimiento de políticas de gestión del riesgo de tipo de cambio y tipo de interés en empresas con vocación exterior. Colaborador-analista en diferentes medios audiovisuales y socio director en Finagentes Gestión, Empresa especializada en el asesoramiento en la gestión de los riesgos de tipos de cambio y tipos de interés.

febrero 2017

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28          

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« julio 2015 | Inicio | septiembre 2015 »

31 agosto, 2015 | 11:09

Último día del mes de agosto y comienzo del de septiembre que en el calendario de los mercados ha adquirido una fama desmesurada. A poco más de dos semanas  de la reunión del FOMC las "espadas continúan en alto" en torno al tema de la ansiada "normalización" de los tipos de interés que no es más que un leve eufemismo de subida de 0,25 puntos del objetivo de los fondos federales sin compromiso de más subidas en el corto plazo.

Teniendo en cuenta que los niveles actuales son del 0,00-0,25 % y el objetivo es pasar a 0,25-0,50% llama la atención que esta medida este creando tal nivel de inestabilidad de los mercados que haya que pensar en retrasarlo. Quizás ello nos esta dando a entender la fragilidad en la que se mueven unos mercados financieros claramente sobrevalorados.

De momento, la FED ha advertido de que su decisión dependerá de los datos económicos que vayan publicándose. La fuerte revisión al alza del PIB del segundo trimestre (aunque con alto componente de inventarios) y desaparición del dato negativo del primer trimestre avalan la decisión, no todo parece estar claro.

El viernes sorprendió el dato de la confianza del consumidor de la Universidad de Michigan que en su lectura final de agosto quedó en 91,9, peor de lo esperado (93) por debajo del dato preliminar (92,9) y los 93,1 de julio. Por subíndices, el de condiciones actuales queda en 105,1 bajando desde el 107,2 del mes pasado y peor que la primera lectura (107,1) y el de expectativas que cae a 83,4, desde el 84,1 de julio.

Pero quizás es dato más problemático es la evolución de los precios. El PCE subyacente (Core), indicador preferido de la FED para la evolución de los precios, registró en julio su nivel más bajo desde marzo del 2011 al situarse en una tasa interanual del 1,2% frente al 1,3% de junio, alejándose así de la meta del 2,0% autoimpuesta por la FED. La tasa general se mantiene estable en el 0,3% de tasa interanual. Además, la fortaleza  del dólar y la tendencia de los precios de las materias primas deberían mantener los precios estables o a la baja. La inflación contenida aumenta la probabilidad de que la FED no suba los tipos el mes próximo, incluso si los mercados financieros se calman antes de la reunión.

Por último, del Foro Económico de Jackson Hole parece desprenderse que  se ha terminado por imponer la inestabilidad en los mercados como factor clave en la gestión de la política monetaria americana: No habrá, en principio, subida de tipos de interés en Septiembre a pesar de los muchos anuncios que han estado produciendo en los últimos meses. Alan Blinder, ex vicepresidente de la Reserva Federal, recordó que a la Reserva Federal nunca le gusta dar sorpresas a los mercados. Por que, según Blinder, si estas alturas no esta clara es que no se va a producir. "Si ya lo supieran, ya habrían dado pistas contundentes" aseguró.

 

Solo Stanley Fischer, vicepresidente de la Reserva Federal, nadó contra corriente llegando a sugerir incluso que la subida de tipos era oportunidad para calmar a los mercados. Ver para creer.

27 agosto, 2015 | 10:31

William Dudley, presidente de la FED de Nueva York y miembro destacado del FOMC, ha enfriado las expectativas de una posible subida de tipos en septiembre por las recientes turbulencias en los mercados ya que puede llevar a la autoridad monetaria estadounidense a replantearse su "decisión" de iniciar las subidas de tipos en el corto plazo. "En estos momentos parece menos convincente que hace unas semanas" afirmó, a lo que añadió: "los acontecimientos internacionales han aumentado en cierto modo los riesgos a la baja para el crecimiento".

Dudley ha subrayado que el FOMC que se reunirá los próximos 15 y 16 de septiembre, necesita recibir más datos (llevamos oyendo eso meses y nunca llegan los datos suficientes) sobre el comportamiento de la economía de EEUU y ver cómo evoluciona la situación en las bolsas en las próximas semanas antes de la cita.

No se engañen o mejor dicho, no nos engañen. Cómo está la economía americana se sabe, no necesitamos más datos: bastante débil y con una recuperación que parece más una prolongación de la recesión.

La clave está en la segunda parte de la frase y verdadero interés de los bancos centrales: mantener el tinglado inasumible para esa misma economía (por eso está débil) de unos mercados financieros e inmobiliarios superinflados y desajustados a la realidad. El temor que se les ha despertado a los bancos centrales deriva del hecho de que  la misión de estos atrofiados mercados financieros es ocultar que los errores del 2007 no se han solucionado (de hecho han empeorado) y con ello ocultar también que los verdaderos responsables de este desaguisado con los mismos bancos centrales.

No obstante, y como es necesario mantener "el monigote bailando" Dudley confía en que la Reserva Federal pueda subir los tipos de interés antes de que acabe 2015. "Espero que podamos subirlos este año, pero vamos a ver los datos antes de hacer comentarios sobre cuándo podría ocurrir". En caso de que ello ocurra, subraya que, y esto va dirigido a los operadores bursátiles, este  movimiento debería interpretarse como una señal de confianza en la economía de EEUU.

Si seguimos así al 2016 lo acabaremos llamando 2015-bis para que las cosas cuadren o intentar convencernos de que la puerta de cartón piedra de un escenario teatral se abre y nos protege del exterior como una de verdad.

26 agosto, 2015 | 13:05

Sorpresa en los mercados bursátiles de Wall Street ayer ya que, por la tarde empezaron a perder terreno hasta borrar completamente las ganancias que habían logrado el Dow Jones y el S&P 500 a la apertura.

Dos horas antes del cierre comenzaron las ventas y llevaron a ambos índices a territorio negativo, en el Dow Jones del 1,29% y en el S&P 500 del 1,35%. El índice tecnológico Nasdaq, el último de los tres índices en sucumbir a las pérdidas, cayó algo menos que los dos anteriores (-0,44%). Así, el mercado neoyorquino se desmarcó del fuerte rebote que vivieron ayer martes las bolsas europeas, que han celebrado las recientes decisiones del Banco Popular de China, tras el lunes negro provocado por el pánico del mercado chino.

Tras una semana de severas caídas en los mercados bursátiles asiáticos, y cuando se multiplicaban las voces críticas sobre su actuación en todo éste episodio, las autoridades chinas dieron ayer martes un golpe de efecto con una rebaja de 25 puntos básicos los tipos de interés (por quinta vez en nueve meses) y una reducción en medio punto porcentual el coeficiente de caja de los bancos (la proporción de sus activos que deben mantener en líquido) para reactivar su mermada economía e inyectar liquidez en el sector financiero. Con estas decisiones,  los tipos de interés de los préstamos quedan en el 4,6% y el de los depósitos en el 1,75%.  

Con esta doble medida, el banco central trata de frenar la sangría en los mercados y mejorar las perspectivas de crecimiento de su economía (real epicentro de los problemas actuales).Esta doble medida es interpretada como una respuesta contra la mayor caída en los mercados de valores del gigante asiático en casi dos décadas.

El IBEX madrileño subió ayer un 3,68% y recuperó parte del terreno perdido el día anterior. Pese a este repunte, pierde más de un 7% en las últimas cinco sesiones. Lo mismo ocurrió con el resto de grandes plazas europeas. Todas ellas rebotaron con fuerza. El DAX alemán ganó un 4,97%, el CAC francés un 4,14% y el FTSE londinense un 3,09%.

Los datos económicos publicados ayer (fuerte incremento del IFO alemán), pasaron desapercibidos por el mercado concentrado en otros menesteres. Lo que no deja de ser un nuevo síntoma del espejismo que viene viviendo los mercados financieros desde 2007.

Pero la gran pregunta es, ¿lo de China no es más que un pequeño bache o es el preámbulo a algo más fuerte como por ejemplo a una recesión global? Mucho me temo que es lo segundo y, por lo tanto, nuevas medidas de estímulo lejos de apaciguar las cosas no van a hacer más que ponernos sobre la mesa la cruda realidad de las cosas que llevamos ocultando debajo de tanto "papelito".

24 agosto, 2015 | 13:27

Continúan los malos días para la Bolsa de Shanghái. El viernes cerraba con una caída del 4,27% auspiciada por los malos datos sobre actividad industrial. La pasada semana fue la  peor para este índice desde el pasado 3 de julio. El índice gerente de compras (PMI, en inglés) del sector manufacturero elaborado por la consultora Markit en colaboración con revista económica Caixin ha mostrado una contracción en la actividad manufacturera china hasta su mínimo en 77 meses. Los datos preliminares de la encuesta de Caixin revelan que en agosto la actividad manufacturera de la segunda economía mundial se ha contraído hasta los 47,1 puntos, lo que supone el registro más bajo desde marzo de 2009. El dato se sitúa muy por debajo del umbral de los 50 puntos que indica el límite entre la expansión (una cifra superior a 50) y la contracción (por debajo de 50) de la actividad industrial y, además, baja siete décimas respecto a los 47,8 puntos de julio. Lo peor de todo es que el mercado esperaba una ligera subida a 48,1.

Por si fuera poco, del desplome parece no tener fin. A esta hora de la mañana, el índice de la bolsa de Shanghái cae algo más del 7,0% (aunque puede variar sustancialmente en cualquier dirección de aquí al cierre)  hasta niveles por debajo de los 3.250 puntos (mínimo  desde principios de marzo) acumulando así una corrección cercana al 37% desde los máximos de junio pasado (5.131,88). Llama la atención esta reacción de la bolsa cuando ayer el Consejo de Estado de China anunció  ayer que permitirá a su fondo de pensiones estatal invertir por primera vez y de forma masiva en acciones. El plan final permitirá al fondo adquirir toda una gama de instrumentos de mercado, incluidos los derivados, lo que podría llegar a suponer la entrada en sus plazas bursátiles de dos billones de yuanes. El fondo también podrá invertir en bonos convertibles en acciones, futuros de índices y bonos de proyectos de infraestructuras estatales. Hasta ahora estos fondos sólo podían invertir en depósitos bancarios y en bonos públicos. La medida supone el último intento del gobierno chino para detener el desplome sufrido por las bolsas chinas desde julio.

Curiosa la evolución del euro en las últimas sesiones. La divisa comunitaria ha ganado algo más de un 1% durante la sesión asiática de esta madrugada al pasar de 1,1385 al cierre del viernes hasta las inmediaciones de los 1,15 actuales. El par USD/EUR cotiza en los máximos desde mayo de 2015, en un claro ejercicio de toma de beneficios de los operadores. El movimiento ha venido, sin nigua duda alimentado por la caída del 8% experimentada en los valores chinos, que ha empeorado la aversión al riesgo y ha provocado que se anulen las operaciones de “carry-trade”.

21 agosto, 2015 | 10:27

 

Emergentes. Los problemas de los países emergentes se multiplican. Las crecientes dudas sobre la economía china, la triple devaluación del yuan en una semana, el frenazo del comercio mundial, la caída del precio de las materias primas (principal fuente de ingresos de muchos de éstos países) junto a la perspectiva de una subida de tipos de interés en los EE.UU. han creado las condiciones para que desde Brasil hasta Indonesia pasando por Turquía o Rusia (que han visto caer sus  exportaciones, desplomarse sus divisas y una fuga de capitales) presenten graves problemas. Bienvenidos a la recesión

De todos es conocida la caída del precio del petróleo, pero esta no es más que una más de la caídas vistas en otras materias primas como el aluminio que llegó esta semana a su nivel más bajo en seis años o el carbón están en su nivel mínimo  en 12 años. La crisis rusa y la caída del precio del petróleo han hecho que el tenge, divisa de Kazakstán, perdiera más de 20% de su valor ayer después de que el gobierno anunciase que permitirá su libre flotación.  Un día antes, el Banco Estatal de Vietnam autorizó una devaluación del dong, en un 1% en respuesta a la devaluación del yuan chino. Pero no son las únicas, la lira turca, el peso mexicano, la libra egipcia, el rand sudafricano y el peso argentino cotizan en mínimos históricos frente al dólar. El ringgit malasio y la rupia indonesia no valían tan poco desde el año 1998.

Efectos secundarios de la Dragui-manipulación del EUR. Al final va resultar que no era tan “inocua” la idea de nuestro amigo Dragui.

Mercados bursátiles sobrevalorados. Nueva jornada de dificultades en los mercados bursátiles. Las caídas de los principales índices neoyorquinos (entre el 2-3%) se une esta madrugada una nueva jornada negativa en el parque chino.  En julio el índice de referencia de la Bolsa de Shanghái se ha desinflado un 14,3%, lo que supone su mayor caída mensual en seis años, concretamente desde agosto de 2009. Agosto no le va a la zaga  La Bolsa de Shanghái ha cerrado hoy con una caída del 4,27%. La noticia de la caída del PMI manufacturero chino  Markit/Caixin a 47,1 en agosto desde el 47,8, cuando se esperaba un repunte a 48,2 ha sentado mal al mercado que ve como se acumulan las noticias negativas en las economías asiáticas. El USD no logra capitalizar estas noticias (ya que se evapora la expectativa de subida de tipos en septiembre) y, contrariamente a lo esperado,  continúa desplomándose frente al EUR.

Grecia (casi nadie) no puede pagar sus deudas. El primer ministro griego, Alexis Tsipras, anunció ayer jueves su dimisión y ha convocado al país a unas nuevas elecciones parlamentarias que no son más que un examen sobre su gestión ante los acreedores y querer hacer pasar como viable un proyecto solo por el hecho de que se votó por todos. "Mi mandato del 25 de enero ha vencido. Ahora el pueblo debe pronunciarse. Ustedes con su voto decidirán si negociamos bien o no", dijo
Tsipras en su intervención de ayer ante las cámaras.

Su decisión  se produce en medio de una fuerte división dentro de su partido, Syriza, y después de que Grecia haya realizado ayer jueves un pago al BCE tras recibir un primer tramo del nuevo rescate. Se baraja como más fecha probable de las elecciones el próximo 20 de septiembre.

ZIRP La Reserva Federal continúa con su doble lenguaje. Si bien considera que las condiciones para subir los tipos de interés “se acercan”, las actas de la última reunión del FOMC (28-29 de julio y, por lo tanto, antes de la devaluación del yuan) evita comprometerse con la fecha. El desplome en el precio del petróleo, la tendencia al alza del dólar y los problemas de crecimiento en China han hecho que los responsables del FOMC vean con menos seguridad la necesidad de una subida de tipos de interés en septiembre.

El miércoles conocíamos el IPC de julio en los EE.UU. y el índice subió levemente por un aumento marginal en los precios de la gasolina y los alimentos. En concreto se elevó en un 0,1% mensual (se esperaba +0,2%) tras avanzar un 0,3% en junio, en su sexto mes consecutivo de aumentos. No obstante, en tasa interanual los precios han crecido tan solo un 0,2% en julio. Sin tener en cuenta los precios de los alimentos y la energía, que son los más volátiles, el aumento de la inflación subyacente también fue en julio del 0,1% (se esperaba +0,2%) y la interanual quedó en 1,8%. El mes pasado los precios de la energía subieron un 0,1% y siguen casi un 15% por debajo de los niveles de hace un año, mientras que los de los alimentos se incrementaron en un 0,2%. El costo de la vivienda registró en julio su mayor incremento desde 2007, con un avance del 0,4%, y las tarifas aéreas cayeron un 5,6%, lo que supuso el mayor descenso mensual en casi 20 años. Aunque la inflación interanual cerró de nuevo en julio en terreno positivo, está todavía lejos del objetivo del 2% marcado por FED.

El vicepresidente de la FED, Stanley Fischer, dijo la semana pasada que la inflación está en un nivel "muy bajo", pero consideró que se trata de una situación "temporal" que se acabará por estabilizarse. La FED se declara “razonablemente confiada” con que la inflación recuperará el nivel del 2% a medio plazo, aunque el nuevo desplome en la energía y las materias primas podrían trastocar esa expectativa.

NO obstante, tanto como el momento de la primera subida, acabará siendo más importante el proceso de subidas. Y aquí la cosa parece más clara (a pesar de que hoy nada lo es): no se alcanzará un nivel, ni de lejos, que se parezca a lo que llaman “normalización de tipos de interés”.

¿Deberíamos estar empezando a desempolvar las escusas para un QE4? Cosas de enfrentarse a una recesión con unos tipos tan bajos.

Imagen de Paula Satrustegui

Paula Satrustegui profundizará en las novedades fiscales y relativas a la seguridad social, que afectan a la planificación de las finanzas personales de los profesionales.

Imagen de Belén Alarcón

Belén Alarcón trasladará su experiencia de asesoramiento patrimonial y planificación financiera a través de las preguntas más relevantes que debe plantearse una persona a lo largo de su vida.

Imagen de Enrique Borrajeros

Enrique Borrajeros escribirá sobre temas relativos a la relación entidad – asesor, finanzas conductuales y tendencias y novedades en el asesoramiento financiero nacional e internacional.

Imagen de Francisco Márquez de Prado

Francisco Márquez de Prado, analizará activos y productos financieros, con sus ventajas e inconvenientes, para cada tipo de inversor.

Imagen de Íñigo Petit

Íñigo Petit tratará temas relacionados con la evolución de la industria de fondos de inversión y planes de pensiones y aspectos relacionados con la educación financiera

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]