El puente

Alexis Ortega

“Lo que yo quiero mostrar […] es qué se esconde detrás de lo que llamamos ´la realidad´. Busco el puente que conduce de lo visible a lo invisible [...].Mi objetivo es […] hacer visible lo invisible a través de la realidad. Puede que suene paradójico, pero la realidad es la que conforma el misterio de nuestra existencia.” Sobre mi pintura, Max Beckmann (discurso leído el 21 de julio de 1938)

Imagen de Alexis Ortega

Alexis Ortega: Economista de profesión, músico de vocación, dramaturgo frustrado, hijo de tendero y nieto de campesino que no acaba de encontrar razonable una ciencia como la economía que a veces se olvida de lo más importante: ser útil a las personas en la gestión de su vida. Alexis Ortega está especializado en el análisis económico y la implantación y seguimiento de políticas de gestión del riesgo de tipo de cambio y tipo de interés en empresas con vocación exterior. Colaborador-analista en diferentes medios audiovisuales y socio director en Finagentes Gestión, Empresa especializada en el asesoramiento en la gestión de los riesgos de tipos de cambio y tipos de interés.

enero 2017

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« octubre 2013 | Inicio | diciembre 2013 »

28 noviembre, 2013 | 13:38

El secreto de la felicidad es tener gustos sencillos y una mente compleja, el problema es que a menudo la mente es sencilla y los gustos son complejos.

Fernando Sabater

Ayer, a diferencia del índice de Confianza del consumidor de la Conference Board (que decepcionó fuertemente a los analistas el martes) el mismo indicador pero que elabora la Universidad de Michigan nos mostraba una subida en noviembre hasta los 75,1 puntos desde los 73,2 de octubre. Sin embargo aunque el dato no solo mejoró, sino que fue es mucho mejor de lo previsto por el mercado (73,1), hay que tener en cuenta que niveles por debajo de 75, son coincidentes con épocas de recesión económica. Esta disparidad de índices es una más  de las que contribuye  a mantener  la sensación de indefinición sobre la situación real de la economía americana.

Para colmo, y después de una serie de datos que hacían pensar en una estabilización/mejora del sector manufacturero/industrial, los pedidos de bienes duraderos cayeron en octubre un 2%. Si bien era lo que esperaba el mercado después de la fuerte subida del 4,1% en septiembre, sin tener en cuenta los transportes (la categoría más volátil) los pedidos de bienes duraderos bajaron un 0,1%, lo que supone la cuarta caída consecutiva. El sector transporte sufrió una caída de 5,9 %.

Otro dato positivo: las peticiones semanales de subsidio de paro cayeron en la semana que finalizó el 23 de noviembre en 10.000 hasta las 316.000. El dato es mucho mejor de lo que esperaba el mercado (330.000) pero se revisaron al alza las de la semana anterior en 3.000 hasta las 326.000. La media móvil de 4 semanas  (una medida menos volátil) cayó en 7.500, hasta 331.750 personas. Es el nivel más bajo en los últimos dos meses. Por su parte las solicitudes continuas (número de personas que ya recibían la prestación la semana anterior y la han renovado) hasta la semana terminada el 16 de noviembre, descendieron en 100.000 a un total de 2,776 millones.

Por último, el índice PMI de Chicago cayó en noviembre hasta los 63,0 desde los 65,9. El dato, a pesar de la caída, fue algo mejor de lo esperado (60,0). El subíndice de nuevos pedidos cayó a 68,8 desde 74,3, mientras que el componente de empleo subió a 60,9 desde 57,7, su mayor nivel en dos años (octubre del 2011).

Con todo ello, ¿Tenemos alguna idea de por qué los consumidores están tan poco optimistas?.

Ya veremos como se comportan las ventas en la principal temporada de consumo de la economía americana y que comienza tras la festividad del día de "Acción de gracias" de hoy.

20 noviembre, 2013 | 14:35

Le calme rentre dans mon cour (Texto bilingue)
  
 

Este pasaje de la obra “Ifigenia en Táuride” puede ser considerada como el más perfecto ejemplo de la escuela operística de Gluck y de la importante función que reservaba a la orquesta en el curso de la  acción dramática.

Mientras el personaje de Orestes canta en la ópera "Le calme rentre dans mon coeur", la orquesta muestra una agitación  que es incompatible con el texto del aria. Si oyen el pasaje podrán comprobar como las violas (Alto), muestran un ritmo repetitivo e incisivo que rompe la línea melódica de los violines y, sobretodo, la del  cantante.

Por un lado, el texto y la melodía del cantante nos cuentan lo que Orestes quiere que oigamos. Quizás una falsa tranquilidad. Por otro lado, la orquesta nos quiere reflejar sus sentimientos reales. ¿Quizás está nervioso o tiene miedo? Las violas podrían reflejar el sonido de su corazón que parece latir con fuerza e incluso tener una leve arritmia [1]. ¿A quién creer?

  Ifigenia en Táuride (Orestes)-01

Durante los ensayos para el estreno en París de la obra el 18 de mayo de 1779, el barítono Henri Larrivée, que interpretaba el papel, no pudo entender el pasaje y dejó de cantar nada más empezar su ejecución, a lo que el compositor gritó, furioso: "¿No ves que está mintiendo? Adelante, adelante, que acaba de matar a su madre"

Los mentirosos reconstruyen la realidad, los que dicen la verdad simplemente la describen. La realidad, y su enorme complejidad, es el gran problema que los hombres no hemos sabido nunca resolver.

Mentir, o lo que es lo mismo, construir una realidad alternativa  es siempre deficiente. Siempre se nos escapará algo que  descubrirá la estructura de cartón piedra que hay debajo de nuestra versión alterada de la realidad. Tras una palabra, un gesto, un enunciado puede aparecer la falsa tramoya con la que se sostiene lo que nunca fue o fue/es de otra manera.

Los que dicen la verdad, solo describen lo que pasó y la complejidad de la realidad se vuelve enormemente más fácil de manejar. No hay que explicarla, saber cómo funciona o entenderla (que es donde está realmente la dificultad de la realidad), solo describirla.

Se nos dice que la economía está recuperando, y fiel reflejo de ello son unos mercados bursátiles en niveles record históricos. Pero la confianza de la población está todavía en   niveles equivalentes a los de cualquier recesión en los últimos 40 años, los bancos centrales no parecen encontrar final a las medidas de “flexibilización cuantitativa” posponiéndolo constantemente a medida que nos acercamos a la fecha prevista o fían el final de las políticas de ZIRP [2] a 1-2 años vista.

Recientemente el BCE redujo sorpresivamente los tipos de interés a su mínimo histórico, preocupado por el riesgo de deflación, indicándonos incluso que “los padres fundadores” realmente fijaron un objetivo de inflación “algo debajo pero cerca del 2 %”. Parece ser que había tres razones para ello. Quedándonos solo con la primera de éstas razones, se habla de “posibles errores de medición” en los datos de la inflación armonizada (¿?). “[…] En otras palabras, usted puede tener una situación en la que piensa que está en el 1% de inflación, pero, resulta que está al -2%”. No deja de ser curioso que se reconozca que el único  indicador clave de la gestión del BCE, pueda tener tales defectos de cálculo.

Mientras tanto al otro lado del Atlántico, la FED se guía,  para analizar la situación del mercado laboral, casi en exclusiva por la tasa de paro que, por el contrario,  presenta más que evidentes fallas a la hora de estimar la verdadera salud del mismo (que no está compuesto solo por parados sino también por empleados). La economía americana  ha perdido casi 5 puntos porcentuales de empleo sobre población (algo más de 10 millones de personas) y las mejoras observadas en la creación de empleo solo han servido para dar trabajo (de manera neta) a los que entran en el mercado pero no a los que lo abandonaron con la crisis. El ratio empleo sobre población apenas ha variado desde su desplome a inicios del 2007.

20131112-Mercado laboral

Todo ello ha sido compatible con la caída de 2,7 puntos de la tasa de paro (ayudado por una tasa de actividad que también se desploma) y se acerca ya al objetivo del 6,5% [3]. Mientras tanto, las cifras de solicitantes al programa FNSP de ayuda para la alimentación (conocido más más popularmente como “Food Stamps”) no han hecho más que aumentar cada año hasta acumular 20 millones de personas más desde que se inició la crisis [4]. Una reciente encuesta de Gallup indicaba que un 20% de la población adulta tuvo problemas económicos en el último año para dar de comer a su familia. Algún medio de comunicación ya ha empezado a hablar de una “crisis de hambre” en Estados Unidos [5].

Para colmo, el New York Post difundía ayer la noticia de una posible manipulación de los datos de empleo a un mes de la elecciones del 2012. Recordemos que dicha cifra fue puesta en duda por Jack Welch  (expresidente de General Electric) nada más conocerse la misma [6]

Dragui se ha venido reuniendo en éstas últimas semanas con los banqueros europeos para comunicarles el modo en el que se publicarán los resultados del ejercicio de evaluación y los detalles de la metodología de la prueba de resistencia (los tristemente conocidos, por infectivos, Stress Test). El BCE examinará a casi 130 bancos europeos, de ellos 16 españoles, 24 alemanes, 13 franceses, 15 italianos, 4 griegos, 7 holandeses y 4 portugueses.

Estos no son los primeros y baste recordar que España realizó tres pruebas de éstas, con resultados alentadores pero ello no evitó que  fuera intervenido su sector financiero en el verano del 2012. Chipre en las pruebas de stress de junio de 2011 sacó  muy buena nota. Su Ministro de Economía indicó “Se elimina cualquier posibilidad de que exista la necesidad de que Estado tenga que apoyar a los bancos en Chipre”. Solo 20 meses más tarde, Chipre es rescatada con 17.000 Mill.€. (10.000 Mill. para la banca y 7.000 Mill. para rescatar al gobierno chipriota). Las necesidades de la banca son cinco veces superiores a las determinadas por los test de estrés en los escenarios más adversos (que no llegaron a materializarse) y se propuso que los depositantes perdieran parte de su dinero aunque estuviera cubierto por un fondo de garantía (al final se consiguió que se respetara el límite de los 100.000 €).

Otro tanto se nos dicen de la banca americana. A la que se considera totalmente saneada. Pero que al igual que la europea, apenas da crédito, su cotización en bolsa en conjunto esta un 35% por debajo de los niveles del 2007, mientras que el resto de sectores se sitúan en máximos históricos (un 30% por encima de los niveles de 2007). El crédito comercial, excluido los concedidos por instituciones educativas y el Gobierno Federal, no ha alcanzado los niveles del 2007 a pesar de la fuerte inyección de liquidez realizada por la FED en el sector [7].

  Consumer Credit outstanding

Dow Jones-Sector financiero

Estos no son más que unos ejemplos, podríamos encontrar más disonancias entre los que nos  dicen y lo rápido que late sus corazones. 

Al igual que  Henri Larrivée en los ensayos previos al estreno de “Ifigenia en Táuride”, no podemos entender lo que pasa y cuando nos quedemos perplejos ante la situación que tenemos delante, vamos a necesitamos a un nuevo Gluck, que furioso nos grite: "¿No ves que están mintiendo? Adelante, adelante, que acaban de matar a la economía

NOTAS:

[1].    Una pequeña salvedad, para los más precisos. He puesto la partitura original del inicio del pasaje, pero en la actualidad (la manera en la que se interpreta en el versión del enlace)  el ritmo de las violas muestra 2 sincopas, en vez de una (como en la partitura original de 1779), de la siguiente manera:

Ifigenia en Táuride (Orestes)-02
 

[2].    ZIRP: Zero Interest Rate Policy.

[3].    Recordemos que el nivel de tasa de paro del 7,0% marcaría el final de las políticas de QE y el 6,5% el final de las ZIRP. Algún destacado miembro del FOMC ha insinuado ya la posibilidad de trasladar este último objetivo del 6,5% al 6,0% e incluso al 5,5%. 

[4].    Se nos dice que se han creado 6,6 millones de empleos (hasta julio de 2013) desde los mínimos de febrero de 2010 pero los perceptores de Food Stamps” en ese mismo periodo se han incrementado en 8 millones

[5].    Reuters del 12/09/2013: “Four years after recession, many in U.S. still fight hunger: poll” y   MSNBC del 30/10/2013: “America’s new hunger crisis”.

[6].    Ver http://nypost.com/2013/11/18/census-faked-2012-election-jobs-report/

[7].    “La prueba de fuego de una buena operación de saneamiento (financiero) es la pronta regeneración de la función del crédito y la capacidad de atraer inversores fuertes que aseguren un futuro sostenible. Si no se consiguen estos objetivos entonces las medidas adoptadas no eran las que requerían la situación y entonces es necesario volver a comenzar, aplicando una estrategia diferente.  (Aristóbulo de Juan “Enseñanzas de la patología bancaria y su aplicación en España” Conferencia en la Universitat de València en Octubre de 2010). 

14 noviembre, 2013 | 12:08

La posibilidad de un inicio de "tapering" en diciembre se abre paso entre el mercado, pero sin plenas convicciones. Tras el dato, publicado el viernes, de empleo del mes de septiembre (en realidad con más sombras que luces y que debería ser interpretado como una razón para posponerlo "sine die") en EEUU, ha aumentado el "temor" (el mismo que les hizo pensar en septiembre) de que el inicio del fin del QE-3 está cerca.

Según algunos analistas hay un 20% de probabilidad de que la FED comience con el tapering en diciembre, un 20% enero, un 30% marzo y un 30% más tarde de marzo. Antes del viernes, otorgaban un 5% de posibilidades al comienzo del tapering en diciembre, un 25% enero, un 35% marzo y un 35% a partir de marzo. Las declaraciones de varios miembros de la FED éstos días en el sentido de que las medidas no podían durar para siempre han sembrado ese "temor".

No obstante, la FED continúa con su doble lenguaje. Hace unos días  Kocherlakota (FED de Mineapolis) indicaba que la baja inflación daba espacio a la FED aunque "recortar los estímulos podría no ser una mala idea" (pero, curiosamente, se mostraba partidario de dar un mensaje de tipos bajos hasta que la tasa de paro alcance el 5,5%, frente al objetivo actual del  6,5%) y Lockhart (FED de Atlanta) añadía que la economía americana muestra signos mixtos (entre ellos lento crecimiento) e indicó que las discusiones sobre el "tapering" podrían empezar en diciembre pero le "gustaría ver una inflación más alta" (en el entorno del 2%).

No tenemos nada, más bien el interminable "Hoy no se fía, mañana sí." que colgaban los tenderos en sus locales con el objetivo de no dar crédito nunca. Recordemos que en febrero de 2010 Bullard (FED de San Luis) nos avisaba de que los activos comprados con el QE-1 se venderían a fínales del 2010 [1],  pero lo que realmente tuvimos a finales de año fue un nuevo QE. Nuevas compras de activos (no ventas) y que en un alarde de ingenio (solo comparable a la efectividad de sus medidas) se llamó QE-2.  Ya vamos por el QE-3 (o QE-4 si contamos como uno nuevo el aumento del importe de compras de activos de finales de 2012 cuando venció la Operación Twist).

Ya empiezan a verse síntomas de agotamiento: tras 7 años de políticas de encubrimiento, los americanos empiezan a ver el lado oscuro de sus absurdas políticas de QE's, (resulta interesante leer el artículo Andrew Huszar, ex-funcionario de la Fed, en el WSJ [2] el pasado 11 de noviembre).

No hay plan de salida, solo la táctica de la zanahoria en un palo, delante de la cabeza del burro: una promesa que nunca se cumplirá, pues se aleja a la misma velocidad con la que avanzamos hacia ella.

Toda la crisis se resume en que tenemos unos

  • deudores (países o agentes económicos) con niveles de endeudamiento incompatibles con el crecimiento y que, por lo tanto, no pueden hacer frente a ellas
  • unos acreedores (países o agentes económicos) que quieren cobrar a toda costa, a sabiendas de que no es posible.

Refinanciar las deuda incobrables, ocultar un problema de solvencia del sistema con nueva deuda (que tiene una probabilidad de pago inferior a la inicial), enmascarar las pérdidas latentes del sector financiero en múltiples artificios contables (el último de ellos presumiblemente se aprobará mañana en el Consejo de Ministros) no es inteligente.  Esperar que el simple paso del tiempo lo solucione todo puede ser muy caro.

Reestructurar el sistema financiero, reformar las economía enganchadas al “poder” de la deuda (para hacerlas más ahorradoras), empezar a  hablar de quitas, aceptar los errores cometidos, en definitiva aceptar la realidad y reconstruir desde ésta la economía (aunque sea sobre los escombros  que ella dejará a su paso) son pasos para empezar a resolver definitivamente el tema.

Palabras como deflación, quitas, reformas, recortes del Estado de Bienestar, hasta ahora anatemas en una economia inflada por el "poder" del constante endeudamiento, habrán de ser más habituales. A las élites parecen gustarles solo las dos últimas. Las clases medias van a tener que imponer, a cambio, las dos primeras, dado que servirán para aliviar unos salarios a la baja (así, inteligentemente, parecen haberlo entendido los trabajadores de Panrico cuando exigen a la empresa una bajada del precio del popular donut, a cambio de la rebaja salarial) y unos servicios públicos más pequeños (esperemos que más eficientes).

En medio de todo ello temas como el ahorro versus consumo. Economia real versus economia financiera.

NOTAS:

 

07 noviembre, 2013 | 10:42

Desde la publicación de un IPC interanual en octubre en la Eurozona del 0,7% se han desatado las alarmas de la posible actuación del BCE. Buena parte de la caída del EUR en las últimas semanas ha sido debido, en parte, a este acontecimiento. Hoy toca la reunión habitual de cada dos jueves del BCE. Las especulaciones giran en torno a la posibilidad de que el organismo recorte los tipos de interés (algunos incluso toman en consideración unos supuestos malos datos macro que se han venido publicando) pero todo está centrado en una tasa de inflación que se ha desplomado como fruto de la presión a la baja de los precios en la periferia de la UME. Véase el caso de España o Grecia.

20131106-IPC_armonizado UME

Como una inflación del 0,7% está  muy lejos del nivel del 2,0% de definición de estabilidad del precios del BCE (que por arte de la "nueva lingüística" post crisis se ha convertido en objetivo y no en límite)  y en mínimos de casi cuatro años, ha llevado al convencimiento de que el banco central actuará en breve recortando tipos.

Sin embargo, no está del todo claro, y es probable que el BCE, una vez más dejará la “puerta abierta” a una posible actuación, pero no hará nada. Esa no-actuación podría compensarse con el anuncio de la puesta en marcha de una nueva LTRO (subasta de liquidez a medio plazo), a pesar de que los saldos de la última se están reduciendo sistemáticamente y por anticipado, o a una mención explicita al tipo de cambio del EUR cuya apreciación podría estar contribuyendo más a la caída de la inflación que la propia  falta de liquidez en el mercado (otra cosa será cuando se inicie, si es que lo hace, el "tapering" americano).

La cuestión está en que a veces se considera un problema lo que realmente no es y se tiene como objetivo uno completamente distinto a los que realmente gobiernan el EUR y el BCE. Una inflación baja, incluso una deflación moderada, para una sociedad que ahorra no es un problema, una divisa fuerte (por mucho que un ministro francés diga que cada 10% de apreciación del EUR suponen la pérdida de 15.000 empleos) tampoco es un problema sino una solución para tener unos coste de capital bajos, una economía eficiente y unos salarios reales al alza.

El eterno debate de salida de la crisis: economía real vs. economía financiera.

 

Imagen de Paula Satrustegui

Paula Satrustegui profundizará en las novedades fiscales y relativas a la seguridad social, que afectan a la planificación de las finanzas personales de los profesionales.

Imagen de Belén Alarcón

Belén Alarcón trasladará su experiencia de asesoramiento patrimonial y planificación financiera a través de las preguntas más relevantes que debe plantearse una persona a lo largo de su vida.

Imagen de Enrique Borrajeros

Enrique Borrajeros escribirá sobre temas relativos a la relación entidad – asesor, finanzas conductuales y tendencias y novedades en el asesoramiento financiero nacional e internacional.

Imagen de Francisco Márquez de Prado

Francisco Márquez de Prado, analizará activos y productos financieros, con sus ventajas e inconvenientes, para cada tipo de inversor.

Imagen de Íñigo Petit

Íñigo Petit tratará temas relacionados con la evolución de la industria de fondos de inversión y planes de pensiones y aspectos relacionados con la educación financiera

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]