El puente

Alexis Ortega

“Lo que yo quiero mostrar […] es qué se esconde detrás de lo que llamamos ´la realidad´. Busco el puente que conduce de lo visible a lo invisible [...].Mi objetivo es […] hacer visible lo invisible a través de la realidad. Puede que suene paradójico, pero la realidad es la que conforma el misterio de nuestra existencia.” Sobre mi pintura, Max Beckmann (discurso leído el 21 de julio de 1938)

Imagen de Alexis Ortega

Alexis Ortega: Economista de profesión, músico de vocación, dramaturgo frustrado, hijo de tendero y nieto de campesino que no acaba de encontrar razonable una ciencia como la economía que a veces se olvida de lo más importante: ser útil a las personas en la gestión de su vida. Alexis Ortega está especializado en el análisis económico y la implantación y seguimiento de políticas de gestión del riesgo de tipo de cambio y tipo de interés en empresas con vocación exterior. Colaborador-analista en diferentes medios audiovisuales y socio director en Finagentes Gestión, Empresa especializada en el asesoramiento en la gestión de los riesgos de tipos de cambio y tipos de interés.

mayo 2017

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« septiembre 2013 | Inicio | noviembre 2013 »

25 octubre, 2013 | 12:36

Capítulo XXXIII

Esto se acabó. Es cuanto por ahora podemos decir de las personas  que parecen buenas y no lo son.

FIN DE DOÑA PERFECTA

Benito Pérez Galdós

Madrid, abril de 1876

Brevísimo capítulo final, de apenas dos líneas, de la novela de Benito Pérez Galdós Doña Perfecta, que a pesar de su concisión, puede ser el mejor resumen de todo lo que acontece en la obra.

La elección de los nombres de los personajes de las obras de Galdós, siempre es muy compleja[1]. El equívoco entre los nombres de los lugares y la realidad es  motivo de sarcasmo por parte de Pepe Rey nada más empezar la obra (Capitulo II):

¡Cómo abundan los nombres poéticos en estos sitios tan feos! […]¿Eso que tenemos delante es el Cerrillo de los Lirios? ¿Pero dónde están esos lirios, hombre de Dios? Yo no veo más que piedras y hierba descolorida. Llamen a eso el Cerrillo de la Desolación y hablarán a derechas. Exceptuando Villahorrenda, que parece ha recibido al mismo tiempo el nombre y la hechura, todo aquí es ironía. Palabras hermosas realidad prosaica y miserable. Los ciegos serían felices en este país, que para la lengua es paraíso y para los ojos infierno.”

Lo que quizás nos anticipa es que Doña Perfecta no va a ser tan perfecta y Don Inocencio no tan inocente. Son los equívocos de la realidad, que esconden otras intenciones distintas a las que previamente anuncian.

Galdós con ésta novela social, quiso hacer una metáfora de la España (la imaginaria ciudad de Orbajosa) de su tiempo: localista, encerrada en sí misma, supersticiosa, atrasada social y tecnológicamente. Anticipa el fuerte anhelo reformista de un joven escritor que había visto como el proyecto liberal, que pretendía modernizar la España de su época (representado en la obra por el ingeniero Pepe Rey) fracasaba ante las fuerzas reaccionarias del establishment (Doña Perfecta y el cura Inocencio). Anticipa el anhelo de regeneración de nuestra vida política y social que caracterizó la literatura y la política veinte años más tarde, cuando el desastre del 98 puso en evidencia la inviabilidad del modelo de Doña Perfecta/Don Inocencio.

Doña Perfecta es una obra de lucha: Galdós concibió siempre su quehacer literario como una intervención en la realidad.

La obra comienza con la llegada al pueblo de Pepe Rey para cumplir el deseo de su padre y de Doña Perfecta de que sus hijos se casaran. El ingeniero Pepe Rey quiere conocer a Rosarito, la hija de Doña Perfecta,  y en su caso, confirmar la celebración de la boda. Doña Perfecta esta ilusionada con la llegada de Pepe Rey pero, a medida que avanza la obra, se opondrá a la boda. Luego descubriremos que el cura Inocencio en realidad nunca estuvo de acuerdo con el enlace. Tenía otros planes para Rosarito. Sin embargo, esta y Pepe Rey se enamoran desde el primer momento.

Si bien en un principio, podemos encarnarnos en los anhelos de Pepe Rey (portador de valores ilustrados contrapuestos al dogma de los habitantes de Orbajosa) a medida que progresa la acción de la obra y aumenta el enfrentamiento entre Pepe Rey y Doña Perfecta/Inocencio no logramos distinguir entre quienes son víctimas y culpables (véase el Capítulo XXVIII. De Pepe Rey a Don Juan Rey). Pero a diferencia de los orbajonenses, Pepe Rey adquiere, en alguna manera, cierta grandeza en la obra ya que aprende a ver. No se engaña con la idea de que su comportamiento pueda justificarse y sabe que su padre nunca lo justificará. Al entender su situación, consigue la humildad que le permite aceptar la completa responsabilidad de sus acciones. Los de Orbajosa continuaran con su ceguera y por eso, aunque parecen ganar, en realidad pierden.

Como es fácil imaginar, Pepe Rey no debía ser una amenaza para los habitantes de Orbajosa, si éstos hubieran comprendido que realmente  la intención del intruso no era más que poner los adelantos de la época al alcance de todos[2]. Con todo, en un pueblo hundido en lo más profundo de las tradiciones, el ingeniero de la Madrid se encuentra con un terreno estéril y opuesto al progreso.  Orbajosa se dibuja así como un sitio ligado a la continuidad monótona de sus acciones cotidianas, con unos habitantes conformistas y obstinados en reprochar las ideas de fuera (de la modernidad). Los habitantes de Orbajosa se sentían ligados a su terruño y a sus formas tradicionales y no veían con buenos ojos que un forastero (venido además de un lugar  que consideran hostil) tratara de cambiar su modo de vida, que aunque supieran que no fuera el más satisfactorio, no contemplaba ni la más remota posibilidad de cambio.

Orbajosa, bajo la influencia de Doña Perfecta y la complicidad del cura Inocencio, se resiste al cambio  que representa Pepe Rey. Por ignorancia o necedad, por miedo o intransigencia, el resto del pueblo los secunda.  Parte de ésta cobardía puede haber desaparecido en cuanto el desenlace de la obra no acaba tampoco provocando los resultados que ellos esperaban. En el capítulo XXVII María Remedios (sobrina de Don Inocencio) cambia totalmente de parecer en cuanto sabe que, a pesar que la anulación de la boda (por la oposición de Doña Perfecta  y la labor de obstáculo de su tío) entre Pepe Rey con Rosarito, ésta última no contraerá matrimonio con su hijo, verdadero objetivo del sacerdote  y por el cual ella aguantaba ésta situación de sumisión encubierta.

Pero de repente transformóse el rostro de aquella mujer,[…] levantóse del asiento, y no como una mujer, sino como una arpía, gritó de este modo:

—¡Yo me voy de aquí, yo me voy con mi hijo!... Nos iremos a Madrid; no quiero que mi hijo se pudra en este poblachón. Estoy cansada de ver que mi hijo, al amparo de la sotana, no es ni será nunca nada. ¿Lo oye usted, señor tío? ¡Mi hijo y yo nos vamos! ¡Usted no nos verá nunca más, nunca más; pero nunca más!

A través de las cartas de Don Cayetano Polentinos (cuñado de Doña Perfecta) al padre de Pepe Rey en Madrid conocemos el final trágico de los principales personajes. Nada queda igual, todos pierden. En una de ellas Don Cayetano le  anuncia que María Remedios y su hijo emigrarán a Madrid en busca de  un futuro mejor y le pide ayuda para que puedan establecerse en la antigua metrópolis hostil.

María Remedios y su hijo  van ser los grandes perdedores de la obra. Esperando que la sumisión les depare algún beneficio se encuentran que ésta no les ha reportado más que pobreza, una enorme pérdida de tiempo y, encima ahora, la emigración. Es el destino de unas  clases medias que no advertirá a tiempo la ventaja de la modernización y pretenden continuar amparándose en la estructura arcaica en la que están acostumbrados a vivir.

Pero no acaba todo aquí, el fracaso de la boda entre Pepe Rey y Rosarito acaba siendo también el fracaso del “status quo”. Oponerse a la modernización no evitará la quiebra del modelo arcaico actual, solo, y en el mejor de los casos,  la pospondrá.

Desde el día 11 de octubre se representa en el teatro María Guerrero de Madrid la versión teatral de la novela adaptada por el propio autor y estrenada en Madrid 1896. Puede ser un buen momento para descubrir la obra y aprender algo sobre lo que puede estar volviendo a suceder. Pude serle útil verla con este esquema que a continuación  le apunto:

  Doña Perfecta (esquema de la accion-2)

NOTAS:

[1]     Pepe Rey se llamó originariamente Pepe Novo; es decir el hombre nuevo. El apellido de Novo persiste, como en el caso de Tío Tardio (luego trasnformado en Tio Licurgo), durante muchas páginas en el manuscrito original, siempre tachado con el nuevo nombre añadido encima. No hay ningún titubeo con respecto al nombre de Doña Perfecta  ni con el título de la novela que, desde el principio aparece escrito en la cabecera de la primera versión manuscrita.

[2]     Sobre éste tema véase también el post de éste mismo blog titulado “Sapere Aude o la razón no se impone por la fuerza”.

[3]     A pesar de tener el mismo apellido, no tienen relaciones de parentesco. Otro de los equívocos galdosianos a los cuales era aficionado.

21 octubre, 2013 | 10:45

Puedes engañar a todo el mundo algún tiempo.

Puedes engañar a algunos todo el tiempo.

Pero no puedes engañar a todo el mundo todo el tiempo. 

Abraham Lincoln

Cuestionarse  la información que nos llega, haciéndonos las preguntas correctas, conduce a descubrir la realidad de las cosas. El jueves pasado amanecimos conociendo por las agencias de información y  los periódicos que se había alcanzado un acuerdo entre demócratas y republicanos para elevar el límite de la deuda. Pues bien, ¿cuál es el nuevo límite? 16,7 billones de USD, ¿el mismo que el anterior? si, efectivamente, el mismo que existía con anterioridad al referido acuerdo.  No ha existido una elevación del límite de la deuda. Simplemente se ha suspendido la operatividad de ese límite hasta el 7 de febrero de 2014.

Mientras tanto el Tesoro podrá seguir emitiendo deuda y supuestamente se ha garantizado por ley que estará respaldada por las mismas garantías por mucho que haya rebasado el comentado límite (16,7 billones que recordemos que es el mismo). Este apaño ya se produjo también entre enero y mayo de este año, lo que supone el inicio silencioso de una nueva perversión de los controles fiscales en este país.

Sin embargo, la situación fundamental es que la tasa de crecimiento de la deuda supera considerablemente el de los ingresos fiscales y mientras tanto el PIB se mantiene prácticamente sin cambios. Durante mucho tiempo, el gobierno de EE.UU. paga las deudas que vencen mediante el aumento de nuevas deudas, lo que agrava constantemente la solvencia del gobierno federal.

El mercado la pasada semana necesitaba una solución y no un simple acuerdo. Lo peor de todo es que lo “acordado” no llega ni siquiera a la consideración de acuerdo. Es prácticamente una “patada hacia adelante” del problema sin cambiar en esencia la trayectoria de los acontecimientos que nos ha llevado a ésta situación.

A la luz de estos hechos, Dagong Global Credit Rating Co., Ltd. (la agencia de rating crediticio China, principal acreedor de los EE.UU.) decidió el mismo día 17 de octubre rebajar la calificación crediticia en moneda local y extranjera de los EE.UU. de A- a A manteniendo incluso  la perspectiva negativa que ya tenía antes de la revisión.

Entre las razones que apoyaron esa decisión destaca “….El saldo de la deuda del gobierno federal aumentó en un 60,7% entre 2008 y 2012, cuando el PIB nominal aumentó sólo un 8,5 %, mientras que los ingresos fiscales se redujo un 2,9 %, lo que indica que los ingresos fiscales están cada vez más lejos de ser la principal fuente de reembolso de la deuda […] el gobierno federal ahora depende en gran medida de los préstamos nuevos para pagar sus deudas viejas, […] la deuda se está acumulando de manera que se puede producir técnicamente impago de la deuda en cualquier momento.”

A la vez que insinúa que los QE’s tiene otra misión distinta de la que nos anuncian: “La liquidez que se ha inyectado de forma continua en los mercados financieros internacionales por los EEUU, juega indirectamente un papel clave en la lucha contra el riesgo de incumplimiento del gobierno. Este comportamiento […] infringe los derechos  de los acreedores”. “Con el fin de evitar el default de la deuda causada por la falta de fuentes de pago de la deuda, tales como los ingresos fiscales, el gobierno de EE.UU. ha estado tomando ventaja de la posición dominante del dólar en los mercados financieros internacionales para monetizar sus deudas y ha estado utilizando la política de relajación monetaria cuantitativa para mantener la solvencia del gobierno desde 2008. La devaluación del dólar daña los intereses de los acreedores. Dagong estima que esto último ha causado una pérdida de 628.500 Mill.$ a los acreedores extranjeros entre el 2008 y el 2012.

Nosotros estamos de acuerdo con Dagong, aunque la estrategia puede ser anterior a los QE’s. El Gobierno Federal en el ejercicio 1991/92 con una deuda de 4 Bill.$ se pagaban por intereses 199.344 Mill.$. Veinte años más tarde, en el ejercicio 2011/12 con una deuda cuatro veces superior (16 Bill.$) se pagaban de intereses tan solo 220.408 Mill.$ (un 10,6% más).  El milagro lo había obrado unos intereses a la baja desde principios de los 90’s haciendo pasar la carga financiera sobre la deuda del 4,98% en 1991/92 al 1,37% en 2011/12. Si en ése último ejercicio se hubiera situado la carga financiera en el 2,65% (el nivel existente en el ejercicio 2006/07) los interese a apagar casi serían casi el doble (hasta los 433.374 Mill.$) y hubiera llevado el déficit público del 7% al 8% del PIB. Volver a tipos más “normales” del 4% supondrían cargas financieras del orden de los 642.000 Mill$ (casi tres veces el registrado en ese ejercicio) lo que hubiera situado el déficit público en el 9,4%. 

Ese es el riesgo que aqueja tanto al gobierno como a la mayoría de los agentes económicos americanos. Unos tipos al alza no solo abortarían la recuperación, llevaría prácticamente a la quiebra a una economía que ha hecho de la deuda creciente su principal motor de crecimiento.

20131021-Deuda-intereses (tabla)

Para una evolución histórica más amplia ente deuda e intereses pagados, véase el gráfico siguiente:

 20131021-Deuda-intereses (graf)

 

A lo que asistimos es un nuevo “mundo al revés” y el problema es que esta nueva vuelta de tuerca ha pasado inadvertida en los departamentos de análisis más especializados. ¿Es síntoma de algo?. Creemos que sí. Siendo benévolos, tras esta superficialidad en el análisis no hay más que un planteamiento absolutamente corto placista en el que lo único que se alaba es “haber salvado los platos” hoy.

El mismo día de suspensión del límite de la deuda, ésta aumentó en 328.230 Mill.$, prueba de las fuertes necesidades de financiación existentes en el gobierno americano. Anticipamos que este “abultado” incremento no será el último ya que, según nuestras proyecciones, desde que se alcanzó el límite de la deuda el 18 de mayo pasado existe del orden de 700.000 Mill.$ de deuda real no “contabilizada” y que podría alcanzar el billón de $ el próximo 7 de febrero, haciendo más difícil, si cabe, las negociaciones de reinstauración/incremento del límite de endeudamiento.

20131021-Limite historia

Mientras que se el deudor se financie sin problemas parece que no hay problemas fiscales (en EE.UU.). Qué profundo error...

14 octubre, 2013 | 12:40

En la batalla por la sucesión en la Fed parece que ha triunfado la candidatura de Yanet Yellen lo que implica una visión de continuismo versus a otras opciones como la de Larry Summers. Una de las señas de identidad de la política monetaria de Bernanke han sido las compras de bonos o “QEs” que Yellen ha apoyado firmemente y que, bajo nuestro punto de vista, son un significativo error. Es posible que la primera edición en marzo de 2009 pudiera tener su sentido para estabilizar a los mercados, pero las sucesivas reediciones son una clamorosa equivocación. El mercado llevado por la inmediatez valora que las alzas en las bolsas y la contención de los tipos a largo plazo son buenas pruebas del éxito de este conjunto de medidas, pero realmente la pregunta que debería hacerse es si estas medidas contribuyen a canalizar el ahorro en nueva inversión productiva. En un entorno de tipos cercanos a cero se producen una serie de efectos perjudiciales al sector financiero y por tanto a la canalización del ahorro en inversión: 

1-La financiación bancaria se ve deteriorada en la medida en que ésta  tiene un modelo de negocio por el que se endeudan a corto plazo e invierten a largo plazo. Las políticas de compras de bonos no hacen más que bajar los tipos de interés de largo que es la base de la remuneración de los activos bancarios.

2- Los tipos de interés cercanos al 0% interfieren en la cartera de crédito bancaria. Normalmente las entidades funcionan con un spread entre la remuneración de los depósitos y los tipos cargados en los créditos de cerca del 3%. Con este margen las entidades cubren sus riesgos operativos. Sin embargo, cuando los tipos están muy bajos,  las grandes empresas, optan por emitir bonos que les permite acceder a tipos de interés más bajos de cerca del 1%. Estas grandes entidades no contribuyen a sufragar así los gastos operativos de los bancos.

3-Los bancos prefieren operar con importantes volúmenes de reservas dado que una retirada de depósitos no puede ser compensada con una petición de fondos en un mercado interbancario que no funciona.

La actual política monetaria de la FED consigue fundamentalmente la refinanciación de créditos fallidos sin apenas coste financiero. Ello necesariamente implicará una caída de la productividad general de la economía. Además es presa del  desorden fiscal a nivel general y concreto que se está produciendo. Actualmente el debate presupuestario americano está centrado en las dificultades para elevar el límite de la deuda, pero eso no es más que la manifestación de una realidad más general que es la inexistencia de un plan de medio plazo de contención del desequilibrio de las cuentas públicas.

03 octubre, 2013 | 18:57

TIRESIAS: Y puesto que me has echado en cara que soy ciego, te digo: aunque tú tienes vista, no ves en qué grado de desgracia te encuentras ni dónde habitas ni con quiénes transcurre tu vida. ¿Acaso conoces de quiénes desciendes? Eres, sin darte cuenta, odioso para los tuyos, […] y la maldición […] de tu madre y de tu padre, con paso terrible te arrojará, algún día, de esta tierra, y tú, que ahora ves claramente, entonces estarás en la oscuridad.

“Edipo rey” de Sófocles

Layo es el heredero legítimo del reino de Tebas, pero es desterrado y debe huir. Encuentra asilo en el Peloponeso que estaba gobernado por Pélope (1). A pesar de la hospitalidad de Pélope, Layo se  enamora perdidamente del Crisipo, hijo y heredero de Pélope. Layo intenta conquistarle por todos los medios, pero Crisipo no cede a sus demandas. Entonces Layo, le viola. Crisipo, lleno de desesperación, se quita la vida. Layo escapa pero antes recibe la maldición de Pélope: tu estirpe se exterminará a sí misma.

Ha comenzado lo que se denomina ciclo tebano o conjunto de poemas que, datados en la Época Arcaica de Grecia (siglos VIII y VII a. C.), narran los acontecimientos en torno a la figura de Edipo y a la posterior guerra entre tebanos y argivos.

Desde el punto de vista temático, el ciclo narra el trascurso y posterior cumplimiento, en  tercera generación,  de la maldición de Layo por haber deshonrado la hospitalidad dada por Pélope. En todas las obras que componen el ciclo (pero sobretodo en la central “Edipo Rey”) nos avisan que una vez cometido el pecado, todas las acciones que tengan como objeto sortear el castigo, en el fondo no harán más que conducirnos irremediablemente hacia  él. Una vez cometida una falta grave, el castigo te perseguirá, incluso traspasando generaciones aunque no sean directamente responsables de los hechos.

En la huida del  Peloponeso Layo regresa a Tebas, donde es proclamado rey. Toma como esposa a Yocasta. Durante años intentan tener hijos, sin conseguirlo. Layo acude a un oráculo pidiendo una solución. El oráculo, le da una buena noticia: tendrá un hijo, pero continúa

"Tu hijo matará a su padre y se acostará con su madre".

Tras el oráculo, Layo y Yocasta intentan evitar por todos los medios que un monstruo como el descrito en el oráculo nazca, pero es inútil. Nace Edipo. Para evitar la maldición se lo dan a un criado  con la misión de acabar con su vida, pero cuando va a matarle le da pena y se lo entrega a unos pastores que a su vez, se lo entregan  a  los reyes Pólibo y Peribea, que lo crían como si fuera su hijo.

Un día un compañero, le dice a Edipo que es un hijo adoptado. Aunque sus padres se lo niegan, la duda ya está plantada. Edipo acude al oráculo y le pregunta si realmente es hijo de Pólibo y Peribea. El oráculo, como suele ser su costumbre, no contesta a la pregunta de Edipo, sino que le dice sin más:

"Matarás a tu padre y te acostarás con tu madre"

Edipo huye. Pues por nada del mundo quiere hacer algo tan horroroso, pero sin saberlo (y eso, como antes indicamos, es una de las claves de la obra), se precipita a hacer precisamente lo que quiere evitar:  

En la huida se encuentra en un cruce de caminos con un viejo (Layo, su verdadero padre) al que, por obstaculizarle su marcha, acaba matando.  

En su huida se acerca a Tebas, que vive atemorizada por un la esfinge (2). Edipo la vence y Creonte, rey regente de Tebas tras la muerte de Layo, le otorgará la mano de su hermana Yocasta,  reina viuda y con ello el trono de Tebas(3).

Con el tiempo una peste asola Tebas. Nuevamente se consulta al oráculo. La respuesta es que la peste no cesará hasta que no sea encontrado el asesino de Layo. Pero en realidad la peste no es más que el síntoma de un mal mayor: el matrimonio antinatural de Yocasta y Edipo. Edipo promete desenmascarar al asesino, sin saber todavía que es él mismo el culpable de todos los males de Tebas (4).

Tiresias, ciego pero que tiene dotes adivinatorias (5),  es el único que puede ver a través del velo que cubre la realidad. Cuando le habla a Edipo (6) éste es incapaz de aceptar la realidad. Bajo ningún concepto él puede ser un asesino. De hecho no se cansa de decir que es poderoso y que ha llevado la salvación y prosperidad a la ciudad.

Una vez que la verdad se descubre, Edipo (7) se vuelve hacía la Yocasta pero la encuentra colgada del techo de sus aposentos, tras lo cual se pincha los ojos con los broches del vestido de su madre. En éste momento trágico acepta el poder limitado de los hombres.

La última obra del ciclo, “Los siete contra Tebas” (8), narra la lucha entre los hijos varones de Edipo, de cómo se dan muerte mutuamente. De cómo Antígona, que acompañaba a su padre Edipo como lazarillo, es condenada a muerte por dar sepultura a su hermano, pero antes de que se cumpla la sentencia, se suicida. El hijo de Creonte, que la ama, también se suicida.

Por fin se cumple la maldición que lanzó Pélope y la estirpe de Layo se aniquila a sí misma.

La FED celebra su primer centenario el próximo 23 de diciembre. A menos de una docena de semanas de tal fecha,  la economía real en los EE.UU. está profundamente debilitada (por no decir que muerta por aplastamiento de la deuda) y en los últimos años se ha acabado por consumar definitivamente un matrimonio antinatural entre la banca y los gobiernos. La peste de la deuda asola la economía global.

Bernanke, supuesto experto en la crisis del 29, parecia saber cómo resolver el problema pero es incapaz de ver que él y la isntitución que representa fueron (y continuan siéndolo) parte sustancial del mismo. Con la misma soberbia de Edipo se sigue viendo como la solución. Como Edipo es incapaz de aceptar la realidad. Pero, como Edipo, no podrá esquivarla.

Quizás la maldición que lanzó Pélope a Layo también se cumpla con los bancos centrales y ésta estirpe, con el tiempo, se aniquile a sí misma, o sufra una profunda reforma.

NOTAS:

(1)    Etimológicamente Peloponeso significa “Isla de Pélope”

(2)    Demonio con rostro de mujer, cuerpo de león y alas de ave se  dedicó a asolar la campiña tebana destruyendo las siembras y matando a todos los que no fueran capaces de resolver sus enigmas.

(3)    Edipo y Yocasta tuvieron cuatro hijos, dos varones, Eteocles y Polinices, y dos mujeres, Ísmene y Antígona.

(4)    En el fondo Edipo no ha cometido ningún error que le haya merecedor de lo que le ocurre, solo es la victima del pasado, el instrumento por el que se cumple un destino.

(5)    Para ver lo que realmente sucede la mayoría de las veces no es necesario tener la vista.

(6)    Momento de la cita al inicio del artículo.

(7)    Nietzsche en el “Nacimiento de la tragedia” afirma que el mito de Edipo plantea el problema de la búsqueda de la verdad y los riesgos que la acompañan.  Edipo es un transgresor, un héroe condenado a caer por haber intentado llegar demasiado lejos. Ese abandono de la cómoda ignorancia, es el destino cruel y heroico de Edipo, y su gesta consiste en “querer saber” aunque ello suponga un sacrificio.

(8)    Los dos hermanos varones de Edipo deciden repartirse el trono en años alternativos. El primero en reinar será  Eteocles, pero transcurrido el año se niega a entregar el trono a su hermano. Polinices huye a Argos cuyo rey apoya su causa y organiza una expedición que llevará el nombre de los Siete contra Tebas.

Imagen de Paula Satrustegui

Paula Satrustegui profundizará en las novedades fiscales y relativas a la seguridad social, que afectan a la planificación de las finanzas personales de los profesionales.

Imagen de Belén Alarcón

Belén Alarcón trasladará su experiencia de asesoramiento patrimonial y planificación financiera a través de las preguntas más relevantes que debe plantearse una persona a lo largo de su vida.

Imagen de Enrique Borrajeros

Enrique Borrajeros escribirá sobre temas relativos a la relación entidad – asesor, finanzas conductuales y tendencias y novedades en el asesoramiento financiero nacional e internacional.

Imagen de Francisco Márquez de Prado

Francisco Márquez de Prado, analizará activos y productos financieros, con sus ventajas e inconvenientes, para cada tipo de inversor.

Imagen de Íñigo Petit

Íñigo Petit tratará temas relacionados con la evolución de la industria de fondos de inversión y planes de pensiones y aspectos relacionados con la educación financiera

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]