El puente

Alexis Ortega

“Lo que yo quiero mostrar […] es qué se esconde detrás de lo que llamamos ´la realidad´. Busco el puente que conduce de lo visible a lo invisible [...].Mi objetivo es […] hacer visible lo invisible a través de la realidad. Puede que suene paradójico, pero la realidad es la que conforma el misterio de nuestra existencia.” Sobre mi pintura, Max Beckmann (discurso leído el 21 de julio de 1938)

25 abril, 2017 | 12:50

Los resultados de primera vuelta de las elecciones francesas de ayer dieron alas a los mercados bursátiles que cerraron con fuertes ganancias. Se da por descontado que Macron, el candidato más europeísta, se impondrá en la segunda vuelta de los comicios galos del 7 de mayo frente a la ultraderechista y eurófoba Marine Le Pen. El CAC-40 (París) subió un 4,1% (máximo desde el 15 de enero de 2008) y el índice tecnológico Nasdaq (Nueva York) registró un nuevo récord histórico (5.983,82). El Dow Jones cerró en los 20.763,89 (+1,05%) y el S&P en los 2.374,15 (+1,08%). En el caso del DAX (Fráncfort) la subida fue del 3,4%. Por último, el IBEX-35, en sintonía con lo que pasaba en toda Europa, registró al cierre una ganancia de 3,8% hasta los 10.766,8 puntos.

En el mercado de deuda, la prima de riesgo española se colocaba en 126,8 puntos básicos, con la rentabilidad del bono a 10 años en el 1,61%. Como no podía ser menos, en el mercado de divisas, el euro también registró fuertes ganancias hasta niveles no vistos en los últimos 5 meses (y cerca de los máximos anuales) al permanecer prácticamente todo el día en el área de los 1,0840-1,0900 USD/EUR.

Ambos movimientos (bolsas y EUR al alza), junto con la bajada de la prima de riesgo (el diferencial de la deuda francesa sobre la alemana ha caído hasta los 54 puntos básicos desde los 74 los días previos a las elecciones), ponen en evidencia que la victoria de Macron en una segunda vuelta ya está descontado. Los sondeos le dan victorioso con el 62 % de estimación de voto. También juega a favor el hecho de que el escenario de "pesadilla" para el mercado de un enfrentamiento entre la ultraderechista Le Pen y extremista de izquierdas Mélenchon no se ha materializado. 

También han recibido los resultados con satisfacción las empresas de sondeos que tras los sonoros fracasos de Brexit y la victoria de Trump el año pasado, estaban de "capa caída". Los resultados en la primera vuelta de las elecciones francesas han estado en línea con el pronóstico central de las mismas y la recuperación de  su credibilidad ha venido pareja con los mercados.

  20170425-Resultados (primera vuelta) elecciones francesas2

La segunda vuelta

Para la segunda vuelta de las elecciones francesas juega a favor de Macron el anuncio de los más importantes candidatos que han perdido, el republicano François Fillon y el socialista Benoît Hamon, recomendando a sus seguidores votar por el exministro de Hollande y  líder de «En Marche!» en la segunda vuelta.  No obstante, Marine Le Pen, la líder del Frente Nacional (FN), en un alarde que no se si llamarle ingenuidad o  ingenio político (todo depende, a  su vez,  de la ingenuidad de los electores) protagonizó ayer un golpe de efecto que puede desbaratar las quinielas actuales.

La líder ultraderechista dimitió "de forma temporal" (??) como presidenta del FN con la idea de reforzar su mensaje de la noche electoral de la «candidata del pueblo». Una estrategia que a Trump le ha servido mucho y, para ello, no solo suaviza su mensaje para hacerlo más "digerible" para otras formaciones, sino que se erige en un reducto contra el establishment. El mensaje de Le Pen está dirigido no solo a atraer los votos de la izquierda de Mélenchon, que tienen la opción de abstenerse o votar contra el establishment (favoreciendo a la formación anti-europeísta) sino también potenciar la rebelión de los votantes en la primera vuelta del republicano François Fillon y el socialista Benoît Hamon (sus líderes han recomendado oficialmente el voto por Macron) y a los de Nicolas Dupont-Aignan enviándoles a la abstención.

Con todo ello, los votos de los líderes que quedaron entre la 3ª-6ª posición son los claves (18,3 millones de votos, el 50,6% de los emitidos el pasado domingo) ligeramente por encima de los 16,3 millones de votos (45,3%) que fueron los que obtuvieron los dos líderes que pasan a la segunda vuelta.

20170425-Resultados-simualción (segunda vuelta) elecciones francesas

Tomando como base los votos de la primera vuelta, y suponiendo (como parece lógico) que los votos que en la primera vuelta recibieron los dos principales candidatos se mantenga, las posibilidades de Le Pen se centran en lograr que solo el 60% de los votantes de Fillon, Hamon y Dupon-Aignan obedezcan a sus líderes y voten por Macron (mientras que un 5% los desobedezcan y apoyen a Le Pen y un 35% opte por la abstención) y que el 85% de Mélenchon (lo mismo he supuesto con el espectro de izquierda/extrema izquierda de Lasalle, Poutou o Arthaud) le voten a ella. Los seguidores del ultra derechista Asselineau fácilmente  darán su voto a Le Pen mientras que los votantes de Cheminade, como tiene un perfil muy parecido a los de Fillon/Hamon, los he englobado entre los partidarios de Macron. Este es el escenario más benévolo para Le Pen. Cualquier otro escenario daría lugar a una victoria de Macron.

Obviamente todavía queda la opción de que en esta segunda vuelta se incorporen votantes que decidieron no participar en la primera. El ejercicio realizado es meramente orientativo con el único objetivo de poner sobre la mesa por donde "van a ir los tiros" y las opciones con las que cuenta cada uno.

23 abril, 2017 | 15:24

«... en la sociedad humana de hoy, los hombres cada vez se ponen menos de acuerdo, y por eso combaten entre ellos. Pero ¿por qué no se entienden?¿Por qué no salen de esta situación? En la película es lo mismo: ¿Por qué no llegan juntos a una solución para salir de la casa?»

Luis Buñuel a propósito de su película «El ángel exterminador» [1]

Escena  inicial de «El ángel exterminador» (1962) dirigida por Luis Buñuel y con guion del mismo y Luis Alcoriza

Trailer de la producción de la Royal Opera House (ROH) Covent Garden de Londres para la premier londinense[2]  de la última ópera de Thomas Ades  «The Exterminating Angel» (2016) inspirada en la película de Buñuel.

Alrededor de «El ángel exterminador» sobrevuelan múltiples interpretaciones. Lo primero que se nos ocurre del icónico film surrealista de Buñuel, dada su relación con los sueños y la de éstos con lo sexual, es una lectura psicoanalítica que ahonda en el mundo interno de alguno de los personajes, en sus deseos más íntimos, en sus pulsiones y obsesiones. Por otro lado, la descarnada descripción de una clase social aislada centrada en sí misma y opulenta como la burguesía nos llevaría a una lectura política, centrada en las confrontaciones de clase, los burgueses y los criados con relaciones de exclusión[3].  Derivada de ambas podríamos añadir una lectura religiosa, con omnipresencia de acciones e iconos del cristianismo.  

Muy pocas ahondan en otro factor que puede ser todavía más determinante y que  engloba a todas y se trata del propio desarrollo del encierro. Trataría de ver cómo se desarrollan las maniobras para tratar de explicar lo a simple vista parece inexplicable a los implicados y a sus espectadores (que no solo son los que en la película sino los que están fuera de la casa), en definitiva en la evolución de las relaciones sociales de una comunidad forzada a serlo.[4]

«Lo que desde niño he odiado más... la grosería, la violencia, la suciedad, son ahora nuestras compañeras inseparables; es preferible la muerte a esta abyecta promiscuidad»

Edmundo Nóbile, anfitrión de los invitados a la cena en la película «El ángel exterminador»

Un grupo de personas, que acaban de asistir a una función operística[5], son invitadas por el matrimonio de los Nóbile a una cena y posterior velada en su lujosa mansión de la calle de la Providencia[6]. Mientras los anfitriones y sus invitados llegan, los criados, por motivos que se nos escapan, abandonan la casa sin querer ser vistos.

La desconexión entre los invitados y sus sirvientes es total. Parecen dos mundos que aunque conviven en el mismo espacio y tiempo, en la REALIDAD no comparten nada. La escena en la que el mayordomo se cae sirviendo la cena es interpretada por los comensales como una broma preparada por los anfitriones para su mera diversión. Después de la cena, los invitados pasan al salón. Tras escuchar al piano la interpretación al piano por una de las invitadas de la sonata de Paradisi, la velada debería tocar a su fin. Es el momento de la despedida. Pero no lo hacen. Los invitados, sin una razón aparente dado que nadie se lo impide, no pueden salir y ese momento queda siempre pospuesto. Este problema es nuevamente enmascarado con sus conversaciones triviales.

La incomunicación, es un tema fundamental en la película. La cinta esta plagada de diálogos y situaciones absurdas en donde abunda la superficialidad, el engaño, la ignorancia, la frivolidad, características todas ellas de un grupo social en decadencia. La repetición de escenas, nunca son exactamente iguales, es otra constante y una calve de la película. Por un lado refleja esa superficialidad, evidencia el engaño en el que están basadas las relaciones entre ellos (y las de ellos con los otros grupos sociales) y la apariencia.

No se extrañen pues cuando los prometidos Eduardo y Beatriz aparezcan en una escena bailando simulando que no se conocen. O de las sucesivas escenas en las que Leandro y Cristian son presentados por un tercer invitado y reaccionan con frialdad para luego encontrarse y saludarse como si fueran dos grandes amigos que se conocen desde hace muchísimos años. Si estas escenas les parecen absurdas intenten juzgar las declaraciones de Trump del pasado jueves en las que sin rubor aparente se declaraba "gran amigo" de una persona (Pavarotti) de la que desconoce un hecho vital: lleva muerta diez años y sus herederos le han puesto querellas por utilizar su interpretación del "Nessun dorma" en sus mítines.

Pero pasa el tiempo y  los invitados van desplomándose en los sillones, van perdiendo su rígida compostura, sus vestimentas. Deambulan sin rumbo fijo por la estancia sin comprender todavía porqué no pueden dar el paso definitivo de salir del salón. La situación se vuelve cada vez más absurda. Exhaustos, van tumbándose en lugares que a priori, no concuerdan con sus maneras de comportarse ya que acaban tirados por el suelo, en los sofás, a lo largo y ancho de las alfombras. Apagan las luces y en la oscuridad y entre bultos informes de personas y objetos, el antes lujoso salón va adoptando la forma de un hospital de campaña tras una tragedia.

A la mañana siguiente, la confusión y el desasosiego todavía habrán de esperar. Como buenos salvadores de apariencias, entienden que su situación es original, pero en cualquier caso bajo control. Creen que su estado presente es espontáneo, libremente adoptado, aunque a todas luces extraño. De hecho, todos piensan que tras el desayuno todos saldrán de forma natural de ésta "absurda" (recuerden que ellos no la ven todavía así) situación. Pero no es así. Julio, el mayordomo, entra en el salón, y ya no puede salir, ni siquiera para coger las cucharillas del café que ha olvidado. 

De entre los personajes siempre he tenido una especial predilección por Carlos Conde, el médico, símbolo de la tecnocracia, la investigación y la racionalidad. Es de destacar, tal y como le corresponde, su interés por comprender de manera científica la situación inexplicable a la que se enfrenta. Todos esperan algo de él por lo que atiende a los enfermos, trata de atemperar las situaciones tensas pero, a la vez, muestra una enorme hipocresía ya que se pasa toda la película mintiendo y negando los síntomas de sus “enfermos” quizás con la loable, pero poco práctica, sensación de que así se resolverá el problema. Ello es especialmente grave en el caso de Leonora (enamorada de él) que está en fase terminal de cáncer y  el doctor continuamente le indica que sus temores y dolencias son infundadas, para luego comentar a otro de los invitados que su muerte es cosas de días (en breve quedará "completamente calva").

La violencia y los sueños

«Raúl me ha dicho que muriéndose Nóbile esto termina»

Blanca a Silvia en un momento de la película «El ángel exterminador»

La situación comienza a hacerse insostenible. El hambre, la suciedad, la enfermedad y el conflicto harán rápida aparición, mientras que los implicados continuarán sin conocer qué les está ocurriendo.

Surgen el conflicto, el victimismo, la hipocresía, las luchas enmascaradas, el egocentrismo, la violencia. El máximo paroxismo se sitúa cuando todo desemboca en la necesidad de la búsqueda de un culpable. El director de orquesta sospecha de los criados ¿porque se fueron la noche anterior?, ello debe estar relacionado con su situación. El anfitrión, como siempre, intenta calmar a sus invitados recomendando «no aventurar tesis alarmantes”. Quizás desconoce que lo que movió a los criados a salir no fue por presagiar lo que les pasa. Puede incluso ser parte de lo que a ellos les pasa, pero al revés: su irrefrenable pulsión a salir, es la misma que a ellos les mueve  a no poder hacerlo. Pero para los integrantes esta sin razón, si es que llegan realmente a encararse con ella, no es satisfactoria: los sirvientes tienen algo que ver en todo esto.

A partir de ahí sus elegantes formas van desapareciendo hasta  hacer su aparición los más bajos instintos y comportamientos de los que parecían inicialmente abominar y que estaban cubierto tras el maquillaje de la corrección.

Sin embargo, ese maquillaje que antes les "protegía" de las bajezas de las que renegaban, les condujo irremediablemente a un comportamiento artificial que le alejó de la realidad y les metió en un mundo donde campa a sus anchas la incomunicación y con ella, el autoengaño. La violencia gratuita, la solución fácil, el hombre fuerte que restituya el orden, el enemigo exterior (culpable de todos nuestros males) es el habitual resultado final de esta estrategia de incomunicación.

La salida requiere desandar los pasos que nos llevaron al bloqueo.

La vida pública debe someterse a una catarsis profunda y sincera.

Editorial de El mundo del 21/04/2017

Solo la solución “colaborativa” de Leticia (repetir lo mismo que habían hecho antes de encontrarse en esa situación) logra salvar el obstáculo invisible que les impide salir. Podría interpretarse como una metáfora de la necesidad de hacer una regeneración profunda y sincera, alejada de la retórica vacía y engolada, para renovar la sociedad. Los comportamientos vistos hasta ese momento, fácilmente sostenibles mientras había dinero y falsa prosperidad, no tienen razón de ser ahora. Soluciones a medias, buscando un culpable o chivo expiatorio temporal no logrará que la situación cambie. El proceso degenerativo ha alcanzado niveles en los que no caben medias tintas.

Vista la situación así, los actuales procesos contra el stablishment (llámense Trump, Farage, Le Pen, Podemos, Melechon,…) no son  realmente un cambio de paradigma. Más bien son una etapa más del proceso degenerativo, que no es más que aquel que, una vez probados todos los demás, acaba en la violencia y en los sueños (¿de grandeza?) como últimos recursos para no cambiar.

Si no somos capaces de aceptar que las cosas cambian, el estrés y la ansiedad anidarán en nosotros. El cambio, que es lo único que es constante, nos obliga a aceptarlo. La regeneración (manteniendo la esencia) es el mejor método para adaptarnos a él. Los actuales encerrados en la calle Providencia no son necesariamente una clase social, puede ser un país, una región, que se ha blindado contra el cambio y esa situación la ha llevado a un callejón sin salida.

No obstante, Buñuel, muy dado a los despistes, nos acaba diciendo: "Si el filme que van a ver les parece enigmático e incoherente, también la vida lo es. Es repetitivo como la vida y, como la vida, sujeto a múltiples interpretaciones. El autor declara no haber querido jugar con los símbolos, al menos conscientemente. Quizá la explicación de El ángel exterminador sea que, racionalmente, no hay ninguna." [1]

NOTAS:

  1. Entrevista que Luis Buñuel que concede a Tomás Pérez Turrent y José de la Colina entre los años 1975 y 1977, recopiladas en el libro «Buñuel por Buñuel».
  2. El Ángel Exterminador" de Thomas Ades se estrenó en Salzburgo el 1 de agosto pasado dentro del Festival de Verano que cada año tiene lugar en la ciudad (se volvió a representar los días 5 y 8 de agosto) y tendrá su estreno londinense mañana lunes coincidiendo con la notica de la primera vuelta de las elecciones en Francia. Después se presentará en Nueva York y Copenhague.
  3. A pesar del atractivo que para Buñuel siempre representó la burguesía, puede ser un gran error interpretarlo como una crítica social a dicha clase. El equívoco pudo haberlo provocado el propio Buñuel cuando resume que su película es más bien una parábola sobre la condición burguesa antes que una sobre la condición humana. Añadiendo que, probablemente, un encierro entre obreros se solucionaría de algún modo, ya que éstos se mantienen "más en relación con las dificultades concretas de la vida". Pero acto seguido, hablando del mismo desarrollo del encierro, de su devenir lógico, concluye: "Creo que lo que les ocurre a los invitados de Nóbile es totalmente independiente de la clase social a que pertenecen. Con obreros o campesinos sucedería algo muy semejante, con ligeras variaciones en la forma”.
  4. Según Buñuel, La importancia, por tanto, radica en las relaciones sociales entre iguales, no en consideraciones de clase. La parábola afectaría más bien a la condición humana, a su agrupación obligada, no a una determinada clase que aislamos a conveniencia y que consideramos extraña a nosotros.
  5. La invitada Silvia es la cantante de ópera a la que el grupo ha escuchado y aplaudido antes de la cena por su genial interpretación de la protagonista de la ópera de Donizetti «Lucia de Lammemoor» (novia que, casada por obligación, acaba asesinando a su marido en la noche de la bodas y enloqueciendo).
  6. El titulo original de la película iba a ser « Los náufragos de la calle Providencia» evocando el cuadro «La balsa de la Medusa» de Gericault.

12 abril, 2017 | 17:06

«No hay duda de que hubo un esfuerzo muy importante del señor Putin y su Gobierno, su organización, para interferir de manera grave en nuestros básicos procesos democráticos fundamentales […] en algunas partes, eso sería considerado un acto de guerra.»

Dick Cheney, vicepresidente estadounidense con Bush jr., durante un discurso pronunciado el pasado 27 de marzo en Nueva Delhi

«El presidente se mostró contento con el 'Brexit' y animó a otros países a que hicieran lo mismo. Si sigue así, yo voy a apoyar la independencia de Ohio y de Austin, Texas»

Juncker, en una intervención en el congreso del Partido Popular Europeo (PPE) que se celebra a finales de marzo en La Valeta (Malta).

«Creo que merece la pena pensar si Rusia realmente se ha aliado con el régimen de Asad, los iraníes y Hezbolá. ¿Es esta una alianza a largo plazo que sirve a los intereses de Rusia o preferiría unirse a EE.UU., junto con otros países occidentales y de Medio Oriente para resolver la crisis en Siria? […] Queremos crear un futuro para Siria que sea estable y seguro. Y Rusia puede formar parte de ese futuro y desempeñar un papel importante, o mantener su alianza con este grupo, que creemos que no servirá a sus intereses a largo plazo»

Tillerson, en la página web oficial del Gobierno de EE.UU., tras la última reunión del G-7

«... el gobierno de Bachar El Asad no tiene ninguna necesidad de utilizar las armas químicas, que además el ejército sirio no posee. El adversario sufre una derrota tras otra y abandona los territorios que controla»

General Serguei Rutskói, jefe del mando operativo del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas rusas ayer

 

Mars, the Bringer of War (Marte, el que trae la Guerra)

Primer movimiento de la «Suite orquestal Los Planetas» de Gustav Holst.

Sir Charles Mackerras (director)

BBC Philharmonic Orchestra

PROMS 2009

La Suite orquestal «Los Planetas» fue compuesta por Gustav Holst entre 1914 y 1918, y a pesar de su título no es una obra astronómica sino astrológica. El hilo conductor y la estructura musical de la misma están parcialmente influenciada por las características del horóscopo al que cada astro representa, por lo tanto, como el propio Holst llegó a declarar, no es música de programa ya que de ninguna manera había relación alguna con las deidades de la mitología clásica, correspondiente a cada planeta.

Por esta razón en la suite no existe una pieza dedicada a la Tierra, puesto que su influencia astrológica es inexistente (a pesar de que es bastante evidente que el planeta que más influye en la vida de los humanos es el nuestro).Tampoco hay un movimiento dedicado a Plutón[1], dado que la significación astrológica de Plutón es  igualmente inexistente pero sobretodo porque no fue descubierto hasta el 18 de febrero de 1930, 12 años después de compuesta la obra.

Los movimientos de la obra son, pues, los siguientes:

1 – Marte, el que trae la guerra.

2 – Venus, el que trae la paz.

3 – Mercurio, el mensajero alado.

4 – Júpiter, el que trae la alegría.

5 – Saturno, el que trae la vejez.

6 – Urano, el mago.

7 – Neptuno, el místico.

Holst había realizado una visita a España en 1913 en compañía de unos amigos, con los cuales empleó bastante tiempo hablando de temas astrológicos. El mismo año escribía a un amigo confesando que el carácter de cada planeta le sugería mucho por aquella época y que había estudiado astrología seriamente. El compositor completó la suite en los cuatro años que duró la Primera Guerra Mundial y se estrenó en 1918, tan sólo dos meses antes del final de la Primera Guerra Mundial.

Aunque lo normal es que se ejecute la Suite completa, en ocasiones se representan sólo cuatro o cinco movimientos, generalmente terminando con el movimiento dedicado a Júpiter… el propio Holst abominaba de esta práctica: decía que terminar la suite con el movimiento dedicado a Júpiter dejaría una impresión de “final feliz” en la obra, cuando en el mundo real el fin nunca es feliz en absoluto.

El que trae la guerra

La suite comienza con el movimiento «Marte, el que trae la guerra», y también fue el primero en ser compuesto (1914), terminándolo poco antes del estallido de la Primera Guerra Mundial. Hoy parece difícil aceptar que el clima prebélico de esos meses no tuvo ninguna influencia sobre la pieza, a pesar de que el propio Holst se empeñó en asegurarlo reiteradamente. Pero, al menos, hemos de decir que es una muy buena premonición de lo que iba a venir.

Desde el principio, el movimiento dedicado a Marte (el que trae la guerra) se muestra enérgico, con un ritmo incisivo (la cuerda lo marca “con legno”, es decir con la vara del arco y no las cerdas) y un ímpetu que no cesa en todo el movimiento. Marte, el guerrero, el vencedor de las batallas, el que otorga la victoria a los que luchan y son constantes en sus empeños en la vida es presentado de manera ruda y violenta.

Marte y lo que él representa, se nos va acercando poco a poco a nuestros sentidos en un inmenso “crescendo” que al poco rato se convierte en algo arrebatador y, de una manera innovadora, cercano al dodecafonismo más demoniaco, muestra la furia más característica de este planeta. Para ello Holst aquí la bitonalidad enfrentando de manera violenta acordes de dos tonalidades (SOL mayor/DO# menor) alejadas que se nos presenta como muestra de un enfrentamiento sin descanso entre opuestos irreconciliables.

Los griegos pensaban que la música podía afectar de manera muy directa al comportamiento y también al modo de ser y de comportarse de cada. La idea se afianzó posteriormente con la visión pitagórica de la música. Para este matemático y científico de la antigüedad la música y su sistema de tonos y ritmos, está gobernando por las mismas leyes matemáticas que funcionaban de manera perfecta en otros ámbitos de la ciencia (los mundos visible e invisible). La armonía musical era así un fiel reflejo la armonía de todos los demás ámbitos y, a la vez, podía influir en ellos. El alma humana era vista como un conjunto cuyas partes se mantenían en armonía en virtud de relaciones numéricas. Porque reflejaba este sistema ordenado, la música podía penetrar en el alma y restaurar su armonía interior.

Durante una buena parte del Romanticismo (práctica que decayó a finales del siglo XIX y principios del XX) era habitual otorgar una cierta personalidad a cada una de las tonalidades musicales. Aunque no se ha podido demostrar en la práctica que esa convención sea cierta, tampoco nadie ha logrado asegurar la fiabilidad de las predicciones astrológicas. Si bien es verdad que ciertas tonalidades nos transmites distintas sensaciones, ello puede ser debido también a otros elementos de la música como la melodía, su orquestación, su armonización, el ritmo, la dinámica o incluso el timbre y su mezcla entre distintos instrumentos. 

Como apuntes digamos que las sensaciones atribuidas por los griegos a Sol mayor son: jovialidad, calma, pasión satisfecha, gratitud por la amistad verdadera todas ellas emociones gentiles y pacíficas así como sentimiento idílico, lírico. Mientras que a Do sostenido menor se le atribuye los de ansiedad, angustia y dolor profundo en el alma, desesperación, depresión, sentimientos sombríos, miedos, indecisiones, escalofríos.

Fracaso tras fracaso.

La derrota de Trump, a manos del ala más radical de su propio partido (el «Freedom caucus», ligado al «Tea Party») en la tramitación de la derogación del Obamacare. Ello arroja serias dudas sobre su capacidad de alcanzar acuerdos en el Congreso, pese a contar con mayoría, para impulsar otros temas centrales de su agenda, como la reforma impositiva o las inversiones en infraestructura. Trump ha declarado la guerra a este grupo de cara a las elecciones del 2018. 

Calma, pasión satisfecha para acabar en angustia y dolor.

Durante el último debate electoral (dedicado en buena medida a la política exterior americana) Donald Trump, frente a su oponente Clinton, consideraba que solo Damasco, Rusia e Irán están luchando contra los terroristas de Daesh en Siria. Aprovechó la ocasión para criticar duramente la política exterior de Barack Obama con frases como “Estamos apoyando a rebeldes, y no sabemos quiénes son los rebeldes, les estamos dando un montón de dinero, un montón de cosas, y no sabemos quiénes son (…) y si derrocan a Al-Asad podrían ser mucho peores que Al-Asad”.

A pesar de este bagaje, la semana pasada Donald Trump llevaba a cabo un ataque contra la base aérea de Shayrat en Siriay llamó "animal" a Assad mientras intensifica su lengua bélico contra Rusia, Siria e Iran[3].

A la mayoría de los países y medios de comunicación occidentales les faltó tiempo para acusar al Gobierno de Bashar al Assad del ataque con gas sarín en Jan Sheijún (Idleb) del pasado 4 de abril. Incluso el secretario de Defensa americano, James Mattis, cree probable que Rusia supiera con antelación del ataque. Este ataque del ejército de Al Asad supone una violación de las leyes internacionales que prohíben el uso de armas químicas.

Sin embargo, ya hemos tenido otros episodios similares en el pasado. En el 2013 tras otros ataques químicos, esta vez en Guta, en 2013, la mayoría de los medios de comunicación y los expertos no tardaron en atribuir la culpa al Ejército sirio. Sin embargo, una investigación independiente de la Comisión Especial de la ONU no encontró ninguna prueba de que el responsable fuera Damasco.

Esta decisión le traerá a Donald Trump beneficios a corto plazo ya que es muy probable que recupere parte de la popularidad perdida en estos tumultuosos primeros ochenta días en la Casa Blanca. Pero a largo plazo solo complicará la posición de EE.UU. en Siria y la suya frente al establishment al que supuestamente combatía.

Llama poderosamente la atención que el ataque a Jan Sheijún (Idleb) se produzca después de que la Administración americana empezara a cambiar de opinión en torno a la necesidad de buscar una solución al conflicto siria al margen de derrocar a Al Assad. Y tras el aumento del presupuesto de defensa americano en detrimento de otros departamentos.

De la misma manera, que se haya avisado a los rusos de la inminencia del ataque a la base siria parece apuntar a una "acción puntual" que solo buscaba provocar los mínimos daños humanos y materiales al gobierno sirio y mucho menos no pretendía debilitar su potencial bélico.

Todo ello es un enorme contratiempo ya que pone en evidencia que el equipo de Trump y su carrera electoral carecen de un Plan mínimamente complejo para solucionar el conflicto sirio y mucho menos los problemas de fondo de la economía americana. Vuelve a haber una decisión tomada de forma casi espontánea, de cara a la galería y plagada de contradicciones que difícilmente se explican únicamente con el recurrente enfrentamiento entre Bannon y el yerno de Trump.

En esta situación, y en ausencia de una estrategia mínimamente pensada, deberemos ponernos en guardia contra no solo una escalada del conflicto sirio sino con la emergencia de las enormes contradicciones que hay entre los deseos de la campaña (que le llevaron a la Casa Blanca) y la realidad.

Las guerras de divisas, las guerras comerciales, centrar la solución a nuestros problemas en los enemigos exteriores generalmente acaban derivando en guerras reales. Trump puede acabar por convertirse en un nuevo ejemplo de ello para la historia.

NOTAS:

  1. En 1999 la Orquesta de Halle, para subsanar el problema de Plutón, encargó al músico Colin Matthews (gran estudioso de la obra de Holst) que compusiera una pieza para ese planeta que fue estrenada en el año 2000. Pero en agosto de 2006 Plutón cambió de status, que dejó de ser un planeta y fue relegado a la categoría de “planeta enano” por la Unión Astronómica Internacional. Ahora que Plutón tenía por fin su parte en la obra… ha dejado de ser un planeta.
  2. Hillary Clinton aseguraba que seguiría « ... presionando por una zona de exclusión aérea y sitios seguros dentro de Siria, no solo para proteger a los sirios y frenar el constante flujo de refugiados, sino también para ganar influencia ante el Gobierno sirio y los rusos»
  3. Aun así Trump asegura que EE.UU. no se meterá en Siria

 

 

11 abril, 2017 | 13:06

Día relativamente tranquilo ayer en los mercados sin apenas referencias económicas destacables. La atención de todos se centraba en la intervención de Janet Yellen, Presidenta de la FED, a primera hora de noche de ayer en un acto en la "Escuela Gerald Ford de Políticas Públicas" de la Universidad de Michigan.

El mensaje de Yellen de ayer fue el habitual: la Reserva Federal quiere, de forma gradual, seguir subiendo los tipos de interés. Según ella, la economía estadounidense está en un momento "bastante saludable", por lo que se mantiene el objetivo de situar los tipos de interés en un nivel más neutro y dejar que la economía crezca sin apoyos y a un ritmo estable. Los tipos de interés se sitúan ahora entre el 0,75-1,00%.

No obstante, el número de subidas de tipos de interés de aquí a final de año sigue siendo una incógnita. Stanley Fischer, vicepresidente de la FED, a finales de marzo apostaba por dos subidas de tipos en lo que resta de año, mientras que de la última reunión del FOMC parecía desprenderse de entre 2-3 subidas adicionales. Yellen recordó ayer que la inflación todavía se encuentra por debajo del 2%, (el PCE subyacente, verdadero objetivo de precios de la FED, se encuentra en el 1,8%) y la tasa de paro se encuentra en el 4,5% su nivel más bajo en los últimos diez años. Ello debería elevar el nivel de inflación en los EE.UU ya que la tasa de paro de está por debajo «del nivel donde podría mantenerse sin generar inflación [...] (por lo que la FED) debe adelantarse a los acontecimientos» y mantener el ajuste monetario iniciado a finales del 2015. Pero la verdad es que ello no esta ocurriendo.

Por último añadió que «... el hecho de que podamos crear tantos empleos en una economía que crece al 2% es una señal de la baja productividad». Para ello, apuntó que la nueva administración debería acometer una serie de reformas para elevar este nivel de crecimiento. En su "lista" no aparecen ni la bajada de impuestos ni la derogación del Obamacare. Yellen tampoco se refirió a los planes de estímulo fiscal ni al programa de inversión pública en defensa e infraestructuras que es señalado como un factor que puede "acelerar" el ritmo de subida de tipos. Este enfrentamiento entre la Casa Blanca y la FED esta siendo un foco de atención inusual para predecir la trayectoria de los tipos de interés en los EE.UU.

Mientras tanto, al otro lado del Atlántico, se acercan las elecciones presidenciales en Francia (a dos vueltas, el 23 de abril y el 7 de mayo) y la incertidumbre aumenta ya que las distancias entre los contendientes, según los sondeos, se estrechan. Jean-Luc Mélenchon, el líder de la izquierda radical, viene protagonizando en las últimas semanas un fuerte ascenso en los sondeos que ya le sitúa en tercer lugar, justo detrás de Marine Le Pen y Emmanuel Macron, pierden impulso. François Fillon, el candidato abandonado a su suerte por la derecha, se sitúa en cuarto lugar.

No obstante, los cuatro candidatos se sitúan en torno al 18-20% de la intención de voto. Cualquier resultado puede producirse. A estas alturas solo Marine Le Pen parece tener garantizada el pase a la segunda vuelta. Un enfrentamiento el 7 de mayo entre los extremos (la derecha de Le Pen frente a la izquierda de Mélenchon) sería el peor escenario para el Frente Nacional. Cualquier otra opción no permite garantizar que el mensaje antiglobalización de Marine Le Pen no sea del agrado de los votantes de izquierda. En ese caso, agrupar el voto anti-Le Pen, como ocurrió con su padre en el 2002 (82,2% Chirac vs. 17,8% Le Pen), en un solo bando será prácticamente imposible.

¿Ocurrirá otro acontecimiento en la línea del "Brexit" o la victoria de Trump?

 

06 abril, 2017 | 13:14

Las actas de la reunión del FOMC del pasado 14 y 15 de marzo destacan que varios miembros "consideraron que los precios de las acciones son bastante elevados según los ratios de valoración típicos [...] otros activos de riesgo, como la renta variable en los países emergentes o los bonos corporativos «high yield» han sufrido incrementos de precios en los últimos meses". Adicionalmente, en la reunión existió un amplio debate en torno a la posibilidad de ir eliminando, de una sola vez o paulatinamente, las reinversiones de activos en su balance. Podrían empezar a reducir el tamaño de éste a finales de este año, una vez iniciado el proceso de normalización monetaria. La mayor parte del FOMC abogó por una reducción gradual y predecible del balance para no causar problemas en los mercados Los activos en el balance de la FED ascienden actualmente a 4,5 billones $ frente al billón en el que se situaban antes de la crisis de 2008 y 2009.

Como fruto de todo ello, Wall Street se dio la vuelta inmediatamente, frustrando un buen comienzo de la sesión, alentado por un buen dato del informe ADP de creación de empleo privado, aunque cerró con una leve caída. El índice Dow Jones perdió 41,09 puntos hasta los 20.648,15 y el Nasdaq bajó 34,13 a 5.864,48 puntos tras batir un récord histórico esa misma mañana. El S&P 500 cedió un 0,31% hasta los 2.352,95.

Retomando la estadística de empleo ADP, comentar que en marzo se creó 263.000 empleos aunque existía una revisión a la baja en febrero (de 298.000 a 245.000). Las pequeñas empresas generaron 118.000 empleos, las medianas 100.000 mientras que las grandes 45.000.

Adicionalmente conocimos el índice ISM de servicios de abril que baja 2,4 puntos hasta los 55,2 (se esperaba 57). Teniendo en cuenta que este sector es casi el 80% de la economía, el dato preocupó a los analistas. El subíndice de actividad de negocios baja 4,7 puntos hasta los 58,9 (se esperaba 61,5). El de nuevos pedidos cede 2,3 hasta 58,9 y el de empleo cae 3,6 puntos hasta los 51,6, el peor nivel desde agosto pasado (50,7).

¿Por qué este mensaje de la FED? Parece curioso que la reiterada publicación de datos económicos menos positivos (cunado no claramente negativos) coincida con una "mayor" beligerancia de las declaraciones de los bancos centrales en torno a los tipos de interés. Lo normal sería lo contrario. ¿No será que se está desplazando la atención/preocupación de la Fed de la inflación a la evolución de los mercados financieros (su posible sobrevaloración)?.

Otros datos económicos recientes

El ISM manufacturero estadounidense retrocedió en marzo 0,5 puntos hasta los 57,2 tras alcanzar en febrero un máximo de dos años y medio (agosto de 2014). La caída se produjo principalmente debido a un leve descenso del subíndice de nuevos pedidos y producción, pero aumentó el subíndice de empleo. Esta mejora parece estar ligada a la recuperación del sector energético que, a medida que los precios del petróleo están subiendo, impulsan la actividad de perforación.

El mes pasado, el subíndice de producción del ISM disminuyó 5,3 puntos a 57,6. El subíndice de nuevos pedidos cayó a 64,5 desde una lectura de 65,1 en febrero. El subíndice de empleo subió 4,7 puntos hasta los 58,9, su mayor cota desde junio de 2011.

El modelo predictivo del PIB que labora la FED de Atlanta se ha venido deteriorando a lo largo de los dos últimos meses. Actualmente pronostica un escaso crecimiento del PIB para el primer trimestre del 1,2%, nivel que también vaticinaba tras la actualización del lunes pasado una vez que eran conocidas la confianza empresarial (ISM) y los gastos de construcción.

¿Burbujas?

En la última década y en coincidencia con el deterioro real del mercado laboral, muchos jóvenes se han embarcado en planes de formación con la loable aspiración de encontrar mejores puestos de trabajo. Las altas tasas universitarias han generado una importante necesidad de estos estudiantes de recurrir a los bancos para solicitar préstamos. Actualmente esta deuda alcanza los 1.31 billones de dólares, por encima incluso de los 1,3 billones de dólares que alcanzó, antes de la “Gran Recesión”, el saldo de la cartera hipotecaria «subprime» en 2007. En 2004 el monto total de esta cartera crediticia de préstamos estudiantiles apenas llegaba a los 260.000 millones de dólares.

Esta tendencia es la que posiblemente explica mejor la caída de la tasa de actividad en los EE.UU. La explicación que la FED viene arbolando de que es el efecto de las jubilaciones de los «Baby boom» no tiene sentido dado que la tasa de actividad de los mayores de 55 años ha crecido 2,7 puntos desde el 2007 (7,6 puntos desde el 2000). Es la tasa de actividad de los jóvenes la que está disminuyendo. En el mismo periodo, la tasa de actividad de los comprendido entre 16-19 años cae 7,6 puntos (16,9 desde el 2000) y entre los 20-24 años 3,7 puntos (6,6 desde el 2000)

20170406-Tasa actividad

Todos estos jóvenes, parecen haber decidido no entrar en el mercado laboral (que está lejos de la idílica definición de «pleno empleo») invirtiendo en su formación, con la esperanza de mejora su cualificación y sus ingresos potenciales. Hasta ahí todo correcto.

Lo malo de todo ello es que, una vez acabada su formación, lo que encuentran estos jóvenes no son los empleos que le garantizan unas rentas que les permitan vivir y pagar sus deudas. Lo que encuentran son empleos precarios, mal pagados (en los que sobra su reciente formación) lo que unido a altos rentas de alquileres inmobiliarios, los sitúan al borde de la desesperación, y las más de las veces de la quiebra.

Los créditos estudiantiles a diferencia de los hipotecarios, el riesgo es el mismo o incluso mayor, pues en caso de incumplimiento de los pagos hipotecarios el banco recupera la vivienda, pero en el caso de los préstamos estudiantiles no existe ninguna garantía, no tienen un colateral tangible o «vendible». Con los préstamos estudiantiles, las instituciones financieras no tienen la seguridad para recuperar su dinero.

Eso es por ello que la mayoría de éstos préstamos educativos son propiedad o están garantizados por el gobierno de los Estados Unidos. Siendo esto inicialmente positivo, tienen una gran dificultad: los deudores no pueden declararse en quiebra. La deuda les esclaviza de por vida y limitan su capacidad de recuperación.

De acuerdo con el “Informe de Crédito y Deuda de los Hogares” publicado por la Reserva Federal de Nueva York, la tasa de morosidad de los préstamos estudiantiles es del 11,2%, muy cerca del máximo del 11,5% que alcanzaron las hipotecas en 2010.

Lo mismo parece ocurrir con los préstamos para la compra de autos. Verdadero motor para la recuperación del sector. Si bien podría ser excesivo considerar que en la automoción haya un nuevo evento «subprime», sí que es perfectamente posible afirmar que los niveles de ventas son insostenibles y éstos han estado alimentados por un endeudamiento de baja calidad constante y en el que se ha recurrido a la ampliación del plazo de la financiación para hacer más digeribles las cuotas mensuales.

20170406-Prestamos estudianties y coches

¿Busca la FED controlar las bolsas y la concesión de préstamos de la banca? ¿No creará un problema mayor?

04 abril, 2017 | 10:29

Las expectativas en el sector manufacturero de la Eurozona  se han situado en marzo en máximos desde hace casi seis años: 56,2 desde los 55,4 de febrero. En los primeros tres meses del año, el promedio del índice se situó en los 55,6, el más alto desde el primer trimestre de 2011. Para más datos, los ritmos de expansión de la producción y nuevos pedidos se aceleraron hasta alcanzar cotas no vistas en casi seis años. Sin embargo, se nota una gran diferencia en los datos nacionales.

20170404-PMI

El crecimiento se centró por un lado en Alemania, Holanda y Austria al que cabría sumarse la hasta ahora rezagada Francia y  una Italia que mantiene el  fuerte ritmo de estos últimos meses. El PMI de alemán registró su nivel más alto en 71 meses, apoyado por el aumento más pronunciado de la producción desde enero de 2014, el incremento más fuerte de los nuevos pedidos de casi seis años y una tasa de creación de empleo en máximos desde marzo de 2011.

Aunque los índices de Holanda y Austria cayeron, lo hicieron de manera moderada  y desde sus máximos recientes. Por su parte el PMI francés recuperó el nivel perdido en febrero mientras que Italia se aceleró en marzo hasta su nivel más alto de seis años. Por el contrario el crecimiento siguió atenuándose en España e Irlanda, mientras que la desaceleración en Grecia se profundizó.  

El PMI manufacturero de España se ralentizó en marzo por segundo mes consecutivo hasta situarse en los 53,9 puntos desde los 54,8 del mes anterior. La producción manufacturera aumentó notablemente en marzo. No obstante, el ritmo disminuyó por tercer mes consecutivo y fue el más lento desde octubre de 2016. Los pedidos pendientes de realización aumentaron (con los nuevos pedidos), pero el ritmo en marzo se moderó como también lo hizo la tasa de creación del empleo.

Por séptimo mes consecutivo, el subíndice de precios pagados se aceleró (máximo de casi seis años) como también lo hizo el de precios cobrados a medida que las empresas repercutieron el aumento de los costes a sus clientes, ya que el incremento de tarifas observado en marzo fue el segundo más rápido desde abril de 2011.

En el contexto internacional, el PMI manufacturero de la Eurozona mejora frente a las caídas en China, Japón y los Estados Unidos.

20170404-PMI mundo

30 marzo, 2017 | 10:21

«(la decisión) no tiene vuelta atrás [...] es consecuencia directa del mandato democrático del referéndum celebrado el pasado 23 de junio.»

“Mi determinación es firme para conseguir el acuerdo adecuado para cada persona en este país. Porque al enfrentarnos a las oportunidades que tenemos por delante en este viaje trascendental, nuestros valores, intereses y ambiciones comunes pueden y deben mantenernos unidos. Y cuando recuperemos los poderes de Europa, vamos a consultar a fondo sobre qué poderes deben residir en Westminster y cuáles deben pasar a las administraciones descentralizadas”

Theresa May ante el Parlamento británico el 29 de marzo de 2017.

« (el Brexit) es reversible, […] Pero no quiero predecir nada. Nadie sabe exactamente lo que va a pasar. […] (prevé) dos años de turbulencias y un final abierto que podría acabar en otro referéndum o unas elecciones anticipadas»

Lord Michael Heseltine [1] en una entrevista al periódico «El Mundo»

«Dejad que ellos (los diputados) hagan las leyes, yo haré el reglamento»

D. Álvaro de Figueroa y Torres, Conde de Romanones[2].

Ayer a las 13:30 (hora española) el embajador británico ante la UE entregó al presidente del Consejo europeo la carta firmada por Theresa May activando de manera formal el artículo 50 del tratado de Lisboa por el que se inician las negociaciones para abandonar la UE. Tras poco más de nueve meses, lo mismo que cualquier embarazo, de consultada la población británica en referéndum, se inicia un período histórico para ambas partes ya que es el primer país que lo solicita en 60 años (cumplidos hace apenas unos días) de historia del proyecto. Si no fuera porque la tendencia es a ampliar la edad de jubilación, algunos estarían ya diciendo que es hora de jubilar el proyecto.

Ahora quedan dos años de inciertas negociaciones para consumar la salida en un momento delicado para la UE con una crisis de deuda sin resolver y deficiencias en su diseño institucional, que ha exacerbado el enfrentamiento entre los países del norte y del sur, entre los del este y del oeste y por último, entre países acreedores y deudores. El "Brexit" contemplado así puede verse como la ruptura de la cadena por el eslabón más frágil, el británico, pero en medio de la amenaza por debilitar al resto de eslabones anteriormente fuerte.

El creciente euroescepticismo en países anteriormente muy europeístas como Francia, Alemania, Italia u Holanda amenaza con convertir al Reino Unido en la primera de una larga lista de abandonos. Ese es el principal temor de Bruselas de ahí que las negociaciones (desde el lado de la UE) se centrarán en poner la cosas difíciles a los británicos para evitar el ya recurrente y manido "efecto contagio" con el que nos han ilustrado todos los momentos crudos de esta crisis que nació con la debacle financiera del 2008 en todo el orbe occidental. Trump es la versión americana del "Brexit" pero lo que se quiere abandonar es del proceso globalizador.

Queda ahora por ver si la frase con la que Theresa May anunciaba en el Parlamento su decisión, «No hay vuelta atrás», es real o refleja unos miedos latentes en la población y en el stablishment que se quieres exorcizar verbalizándose lo que se teme: la necesidad de una vuelta atrás.

Interesante la entrevista a Lord Michael Heseltine que publica hoy el periódico «El Mundo». A la pregunta de ¿Qué dirán del 'Brexit' los libros de historia? respondió «Estamos ante el mayor error histórico desde la Segunda Guerra Mundial. Yo diría incluso que nuestro mayor error histórico en tiempos de paz del último siglo.»

A la pregunta May defendió la permanencia durante el referéndum y ahora ha convertido "Brexit es Brexit" en su lema ¿Se siente traicionado? dijo « […] lo que tengo que reconocer es mi perplejidad por la evolución de May. En abril del 2016 pronunció un excelente discurso en el Colegio de Ingenieros Mecánicos de Edimburgo, en el que dijo que "nuestro interés nacional está claramente en permanecer en la UE. Salta a la vista que su posición ha cambiado. Yo sigo pensando lo mismo. Creo que el 'Brexit' acabará destruyendo la naturaleza de este país y socavando el futuro que le debemos a las próximas generaciones.»

Solo el tiempo podrá decir quien acabará teniendo la razón. Si la decisión de las poblaciones es miedo o valentía y, por último, si los procesos de los que se quiere salir son irreversibles o no.

NOTAS:

  1. Tras su dimisión del gabinete en 1986, a causa del Caso Westlanden, volvió a primera fila de la política británica en 1990 tras su desafió al liderazgo de la entonces Primera Ministra y líder del Partido Conservador, Margaret Thatcher. Aunque no venció en la votación, forzó una segunda, que desencadenó la dimisión de Thatcher. A partir de ahí volvió al gobierno, entonces ya presidido por John Major que le nombró Viceprimer Ministro y Primer Secretario de Estado. Recientemente, y por su resistencia al 'Brexit' en la Cámara de los Lores, tuvo que dejar su puesto de asesor del Gobierno.
  2. Político español, fue Presidente del Senado, 17 veces ministro y 3 veces Presidente del Consejo de Ministros con Alfonso XIII. Formó parte del Partido Liberal de Sagasta y Canalejas.

28 marzo, 2017 | 11:26

"El auge de la economía alemana gana fuerza"

Clemens Fuest, Presidente del IFO, ayer tras la presentación de los datos del Índice IFO.

La confianza empresarial preliminar de marzo en la Eurozona alcanzaba el máximo de los últimos 6 años. En concreto el indicador compuesto (compendio entre el PMI manufacturero y de servicios) resultaba ser de 56,7 desde 56,0 situándose la medida de este primer trimestre en el 55,7, nivel que corresponde con un crecimiento del PIB del 0,6% trimestral.

La encuesta completada con el 85% de la muestra final (es un dato preliminar) apunta que el crecimiento del empleo es el más sólido de la década. Asimismo el repunte en los precios es destacable, en especial en el sector manufacturero y buena parte de él se ha trasladado al consumidor. También los salarios han comenzado a reactivarse según lo que comenta en la nota de análisis del economista de Markit.

Si desglosamos este barómetro por países (sólo se facilita el desglose de Alemania y Francia) hay que señalar la subida desde 56,1 a 57,0 en el PMI compuesto alemán mientras que en el caso francés el repunte es más notable e incluso supera al país teutón al ascender desde 55,9 a 57,6.

20170328-PMI

Por si fuera poco, ayer nuevo dato positivo de confianza empresarial: el índice IFO alemán ha mejorado en marzo, hasta situarse en 112,3 puntos desde los 111 del mes anterior, su mejor nivel desde julio de 2011.

Por subíndices, el que mide la valoración actual de la economía ha alcanzado en marzo los 119,3 puntos, frente a los 118,4 de febrero, su mejor lectura desde julio de 2011, mientras que el que mide las expectativas a seis meses también ha mejorado, pasando a 105,7 en marzo desde de los 104,2 puntos de febrero. Este nivel de marzo es el máximo desde octubre del año pasado.

20170328-IFO

Por sectores, la confianza del sector manufacturero alcanzó en 21 puntos su mayor nivel desde julio de 2011 gracias al renovado repunte de la demanda, mientras los precios siguieron al alza. Por otro lado, la confianza en el sector de comercio mayorista se ha visto perjudicada por el fuerte incremento del mes anterior por lo que en marzo ha acabado corrigiendo: se sitúa en los 18,4 puntos desde los 22,3 de febrero. Por contra, en el segmento de comercio minorista la confianza subió a 6,4 puntos desde los 4,5 del mes anterior. Por último, el índice de confianza del sector de la construcción volvió a subir en marzo, registrando, su subíndice de evaluación de al situación actual, su mejor nivel desde 1991, mientras los contratistas se mostraron también optimistas de cara a los próximos meses.

Con estas estadísticas cada vez cobra más peso la posibilidad de que el BCE en este año pueda dar los primeros signos de un giro en su política monetaria. De hecho el mercado asigna ya un 50% de probabilidades de una subida de tipos al final de este año (en febrero se consideraba que este escenario era menor del 10%).

Por otro lado, los coletazos del fracaso de Trump en sustituir el Obamacare, (la emblemática ley de seguros médicos aprobada por la administración demócrata anterior) siguen con su reguero de consecuencias. La primera es el presagio de ásperas batallas con el ala más radical de su propio partido y la segunda la idea que ya ronda en Wall Street: si Trump no puede sacar adelante su reforma sanitaria, quizás tampoco pueda llevar a cabo los cambios en materia fiscal y financiera que han cimentado un rally bursátil desde su elección. El euro alcanza los 1,0850/70 USD/EUR y la libra se acercaba a los 1,2600USD/GBP.

Todo ello evidencia que las reformas que propone Trump empezando pro la más importante como la de limpiar el “Pantano de Washington” no va ser una tarea como la de presentar un “reality show” o dirigir un casino. En cuanto a tenido que negociar algo (y no imponerlo como ha hecho, hasta ahora, con otras iniciativas), el «gran negociador empresarial» ha fracasado. El cambio más radical hasta ahora llevado se circunscribe al mero modo de proceder para hacer las cosas, pero vemos que tiene un escaso recorrido. Solo ahora si logra sacar adelante la reforma fiscal, y para ello debe enfocar todos sus esfuerzos en ello y mejorar sus habilidades negociadoras, recuperaría parte del capital perdido.

No obstante, la lista de despropósitos es amplia: la donación de su sueldo com presidente, el plan de quedarse al margen de sus negocios durante su mandato, la falta de pruebas en el tema de las escuchas que le hizo el equipo de Obama durante la campaña, sus relaciones con Rusia, ... etc., todo ha quedado en nada. Todo ello pone en evidencia que más que un cambio de rumbo, Trump representa una aceleración del proceso de deterioro que el «establishment» viene presentando desde la crisis del 2007.

Los habituales mantras de la política casposa como «Los ricos en política no se corrompen, ya tiene suficiente dinero» (no tiene en cuenta que la ambición o la avaricia es ilimitada) o «Los grandes lideres empresariales son grandes políticos« y sus derivaciones como «Dirigir un país es como dirigir una gran empresa» (no tiene en cuenta que dirigir un país no tiene cuenta de resultados) valen de muy poco y son habituales en momentos en el que la situación social de un país ha llegado a un limite insostenible. Como si fuera el último recurso de un colectivo para reconducirse tras años de fracasos.

 

23 marzo, 2017 | 12:29

A pesar del cierre negativo de las bolsas asiáticas y las pérdidas registradas en las primeras horas de la mañana (el IBEX llegó a caer algo más del 1,0%), el selectivo español logró defender la cota de los 10.200 puntos y cerrar en positivo (+0,17%). El resto de plazas europeas sin embargo no todas lo lograron, empujadas por la mayor caída de la bolsa neoyorquina desde que Donald Trump fuera elegido presidente. El índice MIB italiano subió un 0,17% mientras que el Dax alemán cayó un 0,48%, el CAC-40 francés un 0,15% y el Euro Stoxx un 0,26%. Por último, el FTSE británico fue el más afectado con un descenso del 0,73%.

No obstante, en la bolsa de Londres, el factor desestabilizador no vino de los EEUU, sino de la City misma. Casi a la hora del cierre, 5 personas murieron como consecuencia de un ataque terrorista en las proximidades del Parlamento británico. Este atentado presenta casi el mismo cariz que el del aeropuerto de Orly el pasado fin de semana. El incidente cobra una especial importancia para los inversores dado el calendario electoral en Europa ya que todo se esta midiendo en función de las posibilidades de una victoria de Le Pen en Francia. Pocos minutos después del suceso la libra se depreciaba hasta los 1,2437 USD/GBP desde los máximos del día (casi los 1,2500 USD/EUR). Afortunadamente, este movimiento duró poco ya que al cierre la esterlina volvió a recuperarse hasta los 1,2470 USD/GBP.

Wall Street cerró con signo mixto. Mientras el S&P 500 y el Nasdaq subieron, el Dow Jones cedió un 0,3%. Hoy Trump se enfrenta a la primera votación de su reforma sanitaria en el Congreso. Si no consigue los apoyos suficientes, sería una nueva derrota del presidente que haría peligrar el calendario previsto para otro de sus grandes "caballos de batalla": reforma tributaria. Esta última ha servido de impulso a los mercados desde las elecciones por lo que un retraso o dificultades en su tramitación, podría desembocar en una corrección de los mercados.

Conjuntamente a lo anterior, lo más destacado de hoy es la comparecencia de Janet Yellen, quien pronunciará el discurso (13:45 hora española) que todos se seguirán con atención para tratar de comprobar si se confirma en el número de subidas de tipos este año.  El discurso de Yellen, tras las recientes palabras de Charles Evans (FED de Filadelfia) que dejó abierta la posibilidad de cuatro subidas de tipos en 2017, es de gran interés. El mercado, tras la reunión del FOMC apuesta por 2-3 subidas, pero parece que la FED esta empeñada en cambiar esa percepción. Yellen tiene hoy una oportunidad de validarla o corregirla.

22 marzo, 2017 | 13:21

Los mercados asiáticos recogen las pérdidas de Wall Street de ayer y los europeos abren con fuetes pérdidas. Los inversores pasan con una extrema facilidad de un extremo a otro. Así hemos pasado del exceso de confianza a la desconfianza, del optimismo al pesimismo, de la certidumbre a la incertidumbre sin que haya pasado nada especial. Bueno algo especial si, el miedo se ha instalado en las bolsas empujado por la Reserva Federal y el resto de los grandes bancos centrales que empiezan a ver peligros en todas partes y prisas por reconducir la situación de la política monetaria cuyo uso se ha estirado hasta la extenuación desde el inicio de la crisis.

De momento, no hay más inflación, o por lo menos no tanto como para hacer variar el discurso en la manera en que lo ha hecho, tampoco hay una fuerte reactivación económica, las previsiones de crecimiento no han variado significativamente, los problemas de la zona euro siguen como estaban, … ¿Entonces dónde están los miedos de los banqueros centrales?.

El temor quizás viene ahora por la respuesta de la bolsa a las políticas que ha parece querer poner en práctica la nueva administración Trump. Pero tampoco parece lógico. Las promesas fiscales de Trump se están quedando en nada, fruto de un aterrizaje en la realidad y que no se soluciona con una especial manera de querer demostrar un cambio de paradigma solo cambiando las formas, pero a peor, sacando lo más vil, hortera y animal que hay dentro de nosotros mismos.

Ni fuerte recortes del gasto público como pretenden vendernos (algún economista de postín así se lo ha creído), ni nueva relación con China (se ha dado marcha atrás con el tema de Taiwán en cuanto China le ha llamado al orden), ni menor peso de la OTAN, ni gran programa de infraestructuras y puede incluso que ni eliminación del Obamacare (ya veremos al votación estos días y el difícil paso por el Senado) y ya veremos en lo que queda la rebaja impositiva (y cuando se pondrá en marcha) y la reducción de la deuda pública. Solo quejas y bravuconadas.

El billón de dólares prometido por Trump para infraestructuras (la verdad es que encontraría muchas carreteras y puentes que reparar) no parece avanzar dadas las dificultades para conseguir el dinero necesario. Se habla de financiación privada, y de tan solo 137.000 millones de $ de dinero de los contribuyentes. Siendo muy atractiva la idea, tiene un coste. Los proyectos financiados con dinero privado requerirían de unos peajes u otros cargos a los usuarios.

Este es un modelo de financiación que se ha implantado en Europa y otros países, con un resultado desigual.Véase el caso español. La misma brillante idea, las mismas buenas intenciones, pero solo ingeniaría de comunicación. Al final no hay nada gratis. Si tus infraestructuras están deterioradas tienes que gastar dinero en ello y no hay excusa financiera que oculte que ello cuesta dinero y comporta sacrificios en tu estructura de gasto.

Solo tenemos muro con México (tiene su partida en los recientes presupuestos), limitación a la entrada de extranjeros (tema en el que también está teniendo problemas) y mucho gesto teatral, como el espectáculo de hace unos días en el despacho oval con Angela Merkel que evidencia una puerilidad en las formas incompatible con su cargo.

Las convicciones fuertes no están reñidas con la elegancia y debería haber sido una oportunidad de mostrar un cambio real en la “ciénaga de Washington” como solía llamarla. Si no quería darle la mano, podría haberlo explicado o al menos hacer frente a ello de manera directa. Al fin y al cabo la sinceridad si sería un gesto potente de cambio del actual “status quo”. La reacción de no darse por aludido y ni siquiera mirar a su interlocutor es un gesto de enorme debilidad, como la de los niños cuando se enfadan porque sus padres se han negado a comprarles un juguete, esperando que con ello cambien de opinión.

Entonces ¿qué les lleva a los bancos centrales a cambiar de opinión?

Los balances de los principales bancos centrales del mundo, como respuesta a la crisis del 2007, alcancen unos niveles sin precedentes. Han engordado de manera exagerada como respuesta a la crisis y como instrumento clave para reactivar las economías. Sus miedos y quizás también los del mercado es que cualquier error de cálculo puede sacudir los mercados y abortar la recuperación.

El balance de la Reserva Federal americana pasó de 0,87 billones de dólares en 2007 a los 4,47 billones actuales. No aumenta. En el caso del BCE se ha más que triplicado en el mismo periodo (de los 1,1 billones de € ha crecido a los 3,85 billones actuales). Y continúa aumentando. El Banco de Japón ha cuadruplicado su balance, el de China lo ha más que duplicado y el de Inglaterra lo ha quintuplicado. Todos ellos aumentando sin parar. En conjunto los balances actuales de los bancos centrales se sitúan en los 6,3 billones de euros.

20170322-Balances bancos centrales

Una pista nos dio ya la presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, que en la rueda de prensa a la última reunión del FOMC indicó que "…antes de reducir el balance… (quiere) confiar en la economía". No va acorrer riesgos, pero está determinada a hacerlo. De hecho, el éxito de esta operación será la prueba definitiva de la auténtica salida de la crisis.

El problema es que esa táctica se ha filtrado en la sociedad. Ahora es algo estructural. Y ahí emerge la extrema dificultad a la hora de poner en marcha la operación. Será difícil porque esta táctica previa de los bancos centrales ha propiciado la fuerte caída de la rentabilidad de la deuda (tanto pública como privada), la disminución de las primas de riesgo, que las bolsas hayan registrado nuevos máximos históricos desde el 2007, pero también que el mundo se haya cargado de una ingente cantidad de deuda (150 billones de dólares, 2,5 veces el PIB mundial) que tiene toda la pinta de no poderse pagar nunca. Si los tipos suben, la carga financiera de esta deuda será problemática.

¿Como conjugar deuda elevada, estancamiento/débil crecimiento económico, estancamiento/caída de los ingresos disponibles de la clase media, incremento de los gasto financieros y prosperidad?

Imagen de Alexis Ortega

Alexis Ortega: Economista de profesión, músico de vocación, dramaturgo frustrado, hijo de tendero y nieto de campesino que no acaba de encontrar razonable una ciencia como la economía que a veces se olvida de lo más importante: ser útil a las personas en la gestión de su vida. Alexis Ortega está especializado en el análisis económico y la implantación y seguimiento de políticas de gestión del riesgo de tipo de cambio y tipo de interés en empresas con vocación exterior. Colaborador-analista en diferentes medios audiovisuales y socio director en Finagentes Gestión, Empresa especializada en el asesoramiento en la gestión de los riesgos de tipos de cambio y tipos de interés.

abril 2017

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]