EEUU y mercados emergentes

Jorge Díaz-Cardiel

Análisis profundo de la economía, sociología y relaciones internacionales de Estados Unidos y las economías emergentes.

Imagen de María Uriol

Jorge Díaz-Cardiel: Socio Director de la consultora ADVICE Strategic Consultants. Experto en economía y negocios, es autor de varias biografías sobre el presidente Obama y libros de economía: Obama y el liderazgo pragmático, La reinvención de Obama y Éxito con o sin crisis. Durante treinta años ha trabajado como directivo para grandes compañías norteamericanas y anglosajonas: Ipsos, Intel, Shandwick Consultants, Brodeur Worldwide y Porter Novelli.

marzo 2017

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« octubre 2013 | Inicio | diciembre 2013 »

Hollywood, la meca del cine estadounidense, va casi siempre de la mano de la realidad: durante los años de guerra en Iraq y en Afganistán, primero, y con la crisis financiera y económica, después, hubo cientos de películas que trataban la temática del momento: lo que estaba de moda y las personas vivían en sus carnes o aprendían a través de los medios de comunicación.

Hoy, la moda es la Digitalización. Ni que decir tiene, todo Silicon Valley, está volcado en este concepto etéreo que muchos gurús pretenden explicar en conferencias con exceso de fotografías y poco contenido. Bajo el paraguas de la Digitalización, se han ubicado muchos conceptos tecnológicos de moda, especialmente si tratamos del entorno empresarial: Big Data, Cloud Computing, Inteligencia Artificial, Impresión 3D, Robótica, Convergencia de comunicaciones y contenidos, ciberseguridad, etc.

Terminator Genesis, Money Monster, Blackhat, amenaza en red, La gran apuesta, IT, Desconexion, Eternal, Trascendence, Runner Runner, Lucy, Criminal y tantas otras películas, entre 2014 y 2017 han llevado a la gran pantalla el objeto de negocio de las compañías tecnológicas que ofrecen las soluciones arriba mencionadas. Después de todo, tanto Hollywood como Silicon Valley están en California y son primos hermanos. Y los mismos actores famosos que protagonizaron las películas de las guerras en Oriente Medio y las de la crisis financiera, hoy, son “expertos” en Big Data, Cloud Computing, Inteligencia Artificial, Impresión 3D, Robótica, Convergencia de comunicaciones y contenidos, ciberseguridad. Brad Pitt, Ryan Groslyn, Steve Carrel, George Clooney, Julia Roberts, Pierce Brosnan, Scarlett Johansom, Kevin Costner, Morgan Freeman y tantos otros actores, han visto la oportunidad que les brinda la nueva moda de la Digitalización y la han aprovechado.

Dejo de lado la aberración odiosa del espionaje, sea ruso, chino, de Edward Snowden o Julian Assange (Wikileaks). Su mal hacer ha costado muchas vidas humanas. Y aquí dejo “la cosa”.

En la literatura económica, también pasa lo mismo que en el cine y auténticos ladrillos, se han convertido en best-sellers en Amazon y en Barnes & Noble; en España en El Corte Inglés, La Casa del Libro y FNAC: Macrowikinomics (Tapscott y Williams) y Capitalism 4.0: the birth of a new economy (Anatole Kaletsky) en 2009 y, más recientemente, en 2017, The fourth industrial revolution (Klaus Schwab), The rise and fall of American growth (Robert Gordon), Makers and takers (Rana Foroohar) y The rise and fall of nations (Ruchir Sharma).

Honestamente, podría citar cientos de libros -incluso tres míos (“Éxito con o sin crisis”, “Recuperación económica y grandes empresas”; “Innovación y Éxito empresarial: la necesidad de crear un modelo productivo basado en las TIC y la Digitalización”) que, en los últimos ocho años han ido configurando el concepto de la Digitalización como el siguiente paso lógico en la evolución económica y empresarial, con sus consiguientes consecuencias en los modelos productivos, competitividad, empleo, PIB, etc. Empecé a medirlo en España en el año 2012, incorporando el concepto de Digitalización a mi libro Éxito con o sin crisis, de la mano (prestada) de César Alierta, ex presidente de Telefónica y que, ya entonces, tenía en mente convertir la empresa que dirigía, en una Telco Digital. También decidí ver las implicaciones de negocio, comerciales, de producto, de factores de éxito, etc, en el Estudio Advice de éxito empresarial, sabiendo que, nadie más que Advice Strategic Consultants, en España, está midiendo las consecuencias de la aplicación práctica de la Digitalización en la vida de las empresas, la economía y la sociedad. Sí lo están midiendo, en cambio, en Silicon Valley y en MIT-Harvard.

En la medida en que todos los segmentos de las Tecnologías de la Información (TIC) venden Digitalización a pymes, autónomos, grandes empresas, sector público, etc, la variedad de productos, servicios y soluciones que genera la Digitalización es casi infinito. En el mundo de las telecomunicaciones digitales, tenemos a -por ejemplo, en España- a Telefónica, Vodafone y Orange luchando fuertemente en este mercado. En Estados Unidos, las operadoras de telecomunicaciones, ante la amenaza de Apple, Facebook, Amazon y Google, que abarcan todos los segmentos de todos los subsectores TIC, están comprando compañías proveedoras de contenidos: ATT, Verizon, Comcast, etc, lo han hecho con Time Warner, Yahoo!, Universal Televisión, respectivamente, etc.

Evidentemente, la informática tradicional no se quiere quedar atrás, e IBM, HPE, HP Inc, Microsoft, Oracle, SAP, SAS, Dell, Lenovo, Cisco, Sage, Salesforce.com…, tienen una oferta comercial digital más cercana a la de su objeto de negocio. Samsung, LG, Ericsson, Sony, y tantas empresas de electrónica de consumo están en ello, al igual que los fabricantes de teléfonos móviles inteligentes, quizá con la excepción de los fabricantes chinos cuyo valor añadido es copiar.

Con este breve artículo, solo he pretendido llamar la atención sobre un fenómeno del que mucho se habla y poco realmente se conoce. Lo cual se traducirá en más tribunas mías sobre la Digitalización y sus derivadas en sectores y empresas. Robert Soslow, premio nobel de economía escribió que “cuatro quintas partes de la productividad de Estados Unidos se debe a la informatización de las empresas” (también escribió que “la productividad derivada de las TIC se ve en cualquier sitio, excepto en las estadísticas de los economistas”, para escarnio mío). Tras Soslow, otro premio nobel de economía, Michael Spence afirmó en 2001 que “la siguiente fase de la evolución tecnológica será la Convergencia Digital”. Y ahí nos encontramos ahora, en España, con Telefónica denominándose “Telco Digital” y con una oferta convergente y digital que Vodafone y Orange también quieren desplegar.

En España, tenemos una ventaja: no somos tontos. Muchas de nuestras empresas ya están en la vanguardia de la Digitalización. Telefónica abanderó el cambio, como digo, hace cinco años. CaixaBank, también en el último lustro, se ha convertido en el banco TIC más innovador del mundo (Forrester, Advice Strategic Consultants); El Corte Inglés es líder en comercio electrónico en España, superando a Amazon; Abertis es líder mundial en gestión de infraestructuras inteligentes y Cellnex Telecom -que sirve a Telefónica, Vodafone y Orange, entre otras- es líder europeo en gestión de infraestructuras de telecomunicaciones inalámbricas; Gas Natural Fenosa aprovecha todas las herramientas de la Digitalización con docenas de proveedores (IBM, SAP, HP, SAS, etc) para innovar en energías renovables. Y Sage ayuda de manera esencial a digitalizar a pymes y autónomos, el 99,88% del tejido empresarial del país. España es mucho más que sol y playa.

Es el principio de un cambio de era, que pocos se han atrevido a describir. Quizá con una excepción: Eric Smith, presidente de Alphabet (Google) explica cómo será el futuro de la sociedad, la economía, el trabajo y el empleo, las empresas, la política, etc, en su obra: El futuro Digital, de 2013. En enero de 2017, Seguéi Brin y Larry Page, fundadores y dueños de Alphabet/Google dijeron: “sabíamos que estaba ahí, pero no supimos encontrarla. Ahora vamos a volcar todos nuestros esfuerzos en desarrollarla”. Se referían a la Digitalización y todas sus derivadas, especialmente la Inteligencia Artificial.

15 noviembre, 2013 | 13:20

La tasa de paro norteamericana, en el mes de octubre, subió 0,1%, del 7,2% al 7,3%, debido al aumento de desempleados buscando trabajo que se han declarado como tales y a los efectos del cierre parcial del gobierno. En octubre, eran 11,3 millones de personas las que se encontraban en situación de desempleo. De ahí sale la tasa de paro del 7,3%. Si -con un tipo de medición que no utilizamos en España-, se tiene en cuenta a los desempleados desanimados que ya no buscan activamente empleo y, los que trabajando a tiempo parcial, desearían hacerlo a tiempo completo, la tasa de paro subiría al 13,8%.

Y, sin embargo, Estados Unidos, su economía, siguió generando empleo. 204.000 nuevos puestos de trabajo, para ser exactos. Si no hubiera sido por el cierre parcial del gobierno que tuvo lugar durante las dos primeras semanas de octubre, que mandó a sus casas a cientos de miles de funcionarios, cabe prever que la tasa paro se habría reducido y se hubieran creado casi 50.000 empleos más. Nada es suficiente, sin embargo, para la primera economía del planeta, deseosa de volver al pleno empleo.

"La economía se está fortaleciendo y esto se manifestará positivamente en 2014" afirman desde Citigroup, Morgan Stanley o JP Morgan. Se crece a ritmos del 2,5-2,8% en PIB y, de media, se crean 190.000 puestos de trabajo mensuales. Son cifras positivas, sí, pero no lo suficientes como para que la Reserva Federal decida en el corto plazo aumentar los tipos de interés a corto plazo o reducir la compra de bonos mensuales (85.000 millones de dólares, entre deuda pública e hipotecaria). El actual presidente de la FED dice que los estímulos deben mantenerse, hasta disponer de nuevos y más datos. Y la que será su sucesora, Janet Yellen, está de acuerdo. La moda es un moderado optimismo aderezado de altas dosis de prudencia.

07 noviembre, 2013 | 18:59

El Producto Interior Bruto de Estados Unidos ha crecido un 2,8% en el tercer trimestre de 2013. El dato no es definitivo, como el Departamento de Comercio ha recordado en el comunicado del "Bureau" de Análisis Económico. El día 5 de diciembre sabremos con certeza cuánto creció la primera economía del planeta. El motivo de la revisión es que el anuncio de hoy se basa en datos parciales. Aun así, los datos de que disponemos nos permiten intuir el ritmo al que va creciendo la economía norteamericana. Especialmente, porque sabemos sus principales componentes y su comportamiento, tanto en este trimestre, como en los dos previos.

La tendencia es ascendente: en el primer trimestre, Estados Unidos creció casi el 2% (1,8%); en el segundo, se expandió el 2,5% y, ahora, el 2,8%. Los distintos paneles de economistas de diversas fuentes (tanto los de Business Week Bloomberg, como los de The Wall Street Journal) apostaban por un crecimiento del 2%. Se han quedado cortos por un 0,8%. Pensaban, y así lo expresaron, que los efectos del "Sequester", con la reducción del gasto público implícita, afectaría negativamente al crecimiento económico. La realidad es que los recortes del gasto público (-1,7% en su aportación al PIB) han afectado menos de lo estimado, al menos en este trimestre. Habrá que esperar al cuarto y último trimestre del año, para saber con certeza cuánto ha impactado, teniendo en cuenta que, en octubre, hubo un cierre parcial del gobierno (del 1 al 17 de octubre) y que 800.000 empleados públicos se fueron a sus casas sin cobrar. Esto habrá afectado al consumo, pero también es cierto que el último trimestre del año coincide con las campañas del gran consumo, desde Halloween a Navidad, cuando el consumo personal repunta con fuerza.

El consumo privado, entre julio y septiembre ha sido un componente que ha aportado al crecimiento económico, con un crecimiento del 1,5%, aún menor que en el trimestre anterior (+1,8%). En cambio, han sido las exportaciones (+4,5%) y la inversión en vivienda residencial (+14,6%) quienes más han impulsado el PIB. Las importaciones han decrecido. Y, al mismo tiempo, destaca que aumenta el nivel de renta disponible de los hogares (+4,5%), así como su tasa de ahorro (+4,7%). Cabe deducir que los consumidores son más cautos puesto que, aun cuando han aumentado el consumo, lo han hecho moderadamente, apostando en cambio por ahorrar más, a pesar de disponer de más nivel de renta y mayor poder adquisitivo.

Aunque está pendiente aún el informe sobre la tasa de paro del mes de octubre -retrasado por el cierre del gobierno en la primera mitad de mes-, partíamos de un porcentaje de desempleo respecto a la población activa, del 7,2%. Es decir, hay once millones de norteamericanos buscando trabajo. Entre ellos, hay cuatro millones y medio que son considerados "parados de larga duración", porque llevan buscando trabajo, sin encontrarlo, durante un período de 27 semanas. En España, por poner las cosas en perspectiva, la tasa de paro es del 25,98%, son más de 5,9 millones los desempleados y dos millones lo son de "larga duración", porque están en esa situación desde hace más de dos años. Es verdad, las comparaciones son odiosas, que dice el refrán: especialmente, en este caso, puesto que, en Norteamérica, cualquier cosa que no sea pleno empleo tiene la consideración de desastre. Quizá por eso, porque se espera una tasa de paro del 7,2% o superior, los consumidores han decidido ser prudentes en sus gastos.

Vale la pena quedarse con la fotografía que nos ofrece el análisis longitudinal temporal: crecimiento económico medio trimestral desde junio de 2009, ininterrumpidamente, del 2,25%. Y, en lo que va de año, crecimiento con tendencia ascendente de trimestre en trimestre. Aunque los efectos del cierre del gobierno en octubre se dejarán notar y, quizá, el PIB no crezca más allá del 2,4% en el último trimestre del año, al menos puede verse una evolución positiva al alza que, de consolidarse a principios de 2014, pondría a la economía norteamericana en disposición de crecer en el entorno del 3%, como espera y desea la Reserva Federal, para reducir la tasa de paro al nivel del 6,5%.

Imagen de Paula Satrustegui

Paula Satrustegui profundizará en las novedades fiscales y relativas a la seguridad social, que afectan a la planificación de las finanzas personales de los profesionales.

Imagen de Belén Alarcón

Belén Alarcón trasladará su experiencia de asesoramiento patrimonial y planificación financiera a través de las preguntas más relevantes que debe plantearse una persona a lo largo de su vida.

Imagen de Enrique Borrajeros

Enrique Borrajeros escribirá sobre temas relativos a la relación entidad – asesor, finanzas conductuales y tendencias y novedades en el asesoramiento financiero nacional e internacional.

Imagen de Francisco Márquez de Prado

Francisco Márquez de Prado, analizará activos y productos financieros, con sus ventajas e inconvenientes, para cada tipo de inversor.

Imagen de Íñigo Petit

Íñigo Petit tratará temas relacionados con la evolución de la industria de fondos de inversión y planes de pensiones y aspectos relacionados con la educación financiera

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]