Sobre el autor

Foto de Mª Pilar Molestina

Mª Pilar Molestina: Periodista especializada en el mundo del vino. Ha sido responsable de uno de los primeros clubs de vinos allá por los años ‘80, ha dirigido publicaciones de vino y colabora en diversos medios –siempre sobre el vino y su entorno. Desde hace 20 años dirige el Anuario de Vinos de El País y participa en paneles de cata nacionales e internacionales, dirige degustaciones y hace presentaciones de vinos españoles por el mundo. Lo más importante es que para su actividad, cata aproximadamente 5000 vinos al año, lo que le da un conocimiento bastante ajustado de la realidad vinícola actual.

Categorías

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« junio 2015 | Inicio | octubre 2015 »

29 septiembre, 2015 | 11:56

Hace unos días (25 de septiembre) se subastó una “experiencia” de cata en Sotheby’s que creo es algo insólito en este peculiar mundo del vino.  Ocurrió, como no puede ser de otra manera, en Nueva York. Los protagonistas: la degustación de una botella de Krug Cuvée 1915, junto con otras añadas memorables y un viaje a la célebre Maison para catar, pasear  por el viñedo y sumergirse en una experiencia que podría ser la primera subasta de intangibles del mundo.  Cierto es que beber algo de historia, que también es de lo que se trata en este tipo de catas, tiene su aquel…  

El precio de salida, de 15.000€, incluye un viaje a la Maison Krug, la cata vertical de  varias añadas que en algunos casos son una auténtico acontecimiento como el Krug 1966 del que nunca se ha vuelto a descorchar una botella, o el Krug 1928 que es la primera botella que se abre en décadas. Pero el verdadero “gancho” es abrir la célebre añada de 1915; una joya de las que solo quedan cuatro botellas en el mundo y que fue producto de un momento de convulsión y dolor, en plena contienda de la I Guerra Mundial.  Esta añada es testimonio del esfuerzo de viticultores y elaboradores por no decaer en los peores momentos de la humanidad, asegurando la pervivencia de un producto que depende de la naturaleza y la sabia intervención de la mano del hombre.

Clos du Mesnil-window

El pack de la subasta consistió en dos días de inmersión en el mundo Krug para cuatro personas, con una cena en el célebre L’Assiette Champenoise y la visita a la Caveau de Collection de la bodega donde reposan, en el silencio y la quietud de la cave, las cuatro botellas de Krug 1915. Finalmente, la puja  se cerró en 116.375$ sin trascender quién es el afortunado y exquisito pujador.

Éste, es un plan perfectamente ideado para celebrar los 100 años de Krug, perteneciente a la cartera de LVMH hoy liderada por Olivier Krug, representante de la sexta generación del fundador y bisnieto de la famosa Jeanne Krug a la que también se le quiere dar tributo con esta acción. Ella estuvo al frente de la Maison  durante los convulsos años de guerra mientras su marido Joseph  estuvo recluido en la cárcel desde el comienzo de la contienda asegurando su continuidad en momentos en que se presagiaba lo peor.  La Maison  ideó esta experiencia personal de Reims como una  oportunidad para compartir la pasión, que es parte integral de la creación de los champanes Krug y homenajear a la mujer que representa el espíritu de la casa.  

Si bien es cierto que esta puja es algo más que la oportunidad de pujar por una botella concreta, ha superado con creces la cifra de 43.000$ por los que salió la botella de Veuve Clicquot 1841 en 2011, o las dos botellas de  Dom Perignon Rosé 1959, por 84.700$ en 2011.

Aparte de la ya famosa añada de 1915, los otros champanes que se degustarán en la visita son:Bouteille 1915 - copia

Krug 1988, la añada favorita de Henri Krug, quinta generación de la familia que junto con su hermano Rémi, lideró la Maison desde mediados de los años ’70 hasta el 2001.

Krug 1966, la rara cosecha que conmemora el  50 aniversario de los champanes de añada.

Krug 1959, testimonio de una forma detallista y delicada de enfocar la elaboración y por lo tanto, tributo a la sensibilidad de Paul Krug reconocido actualmente como el responsable de  haber convertido la marca en un gran nombre de Champagne.  

Krug 1928; una cosecha memorable digna de un momento rigurosamente notable. La primera vez que se descorcha esta añada en décadas.

Por último, el Krug 1915; un champán de 100 años de edad. Una joya enológica de la que solo quedan 4 botella en la cave de Krug y que promete ser todo un acontecimiento. 

22 septiembre, 2015 | 13:22

Septiembre y octubre en el mundo del vino son momentos de tensión, de atención y preocupación porque es cuando el bodeguero se lo juega todo a una carta si la naturaleza no lo impide. El objetivo es: la mejor uva posible, recogida en el momento óptimo de maduración. Pero ésta, es una preocupación que sufrirán  las bodegas de “puertas adentro” porque, para un aficionado al vino, es la gran oportunidad de vivir el proceso en primera línea.  

Tinto fino EMoro
En casi todos los rincones donde hay un viñedo hay una fiesta que acompaña la vendimia cada cosecha. En los últimos años, paralelamente se han desarrollado muchas rutas vinícolas que estrechan puentes entre el sector y el aficionado al vino. La oferta es importante y amplia pero en la Ribera del Duero las opciones son tentadoras en un espacio bastante abarcable

Los fines de semana del 26 de septiembre al 17 de octubre la bodega Legaris abre sus puertas para asistir a los momentos cruciales en la bodega de forma exclusiva. Un par de horas (a partir de las 18:30H) para ver las modernas instalaciones son tiempo suficiente para hacerse una idea del día a día en los momentos álgidos de la actividad de una bodega. Fundada en 1999, Legaris fue inicialmente diseñada para que su estructura cúbica de grandes ventanales dejara pasar la luz. La sensación desde el interior es la de participar y ser parte integrante del paisaje. Vista desde fuera, está perfectamente integrada en el paisaje. Se “abre” completamente al entorno y combina naturaleza, diseño y funcionalidad. Pasear por los viñedos y quizás coincidir con alguna de las labores propias de la vendimia o su preparación, completará el conocimiento de lo que implica la elaboración de un vino. La visita se remata con una cata de cuatro vinos  mientras se ve caer la tarde en la hora mágica de los cielos castellanos.

Para adentrarse más en la experiencia de la vendimia, El Lagar de Isilla ofrece todo un programa que empieza a 11:30 de la mañana catando uvas de las distintas variedades  y comprobando el futuro grado que tendrá el vino con el instrumental propio de un enólogo. También se catarán mostos y vinos en las diversas fases del proceso de elaboración que es otra manera de entender la curva de vida de un vino. Finalmente y una vez aprendidos los vinos en sus distintas fases, se catarán los tintos de su gama de elaboraciones. Hace un par de años, la bodega inauguró su hotel boutique con 21 habitaciones que pueden redondear la visita temática. El Hotel se construyó manteniendo la filosofía en la que se encontraba la finca, con arquitectura colonial y tradicional. Con esto, no ha perdido su aire de antigua posada del Camino Real que acogía a los peregrinos.

El Grupo Matarromera propone diversos planes de vendimia en sus bodegas (Emina, Matarromera, Rento) y todos con la posibilidad de quedarse en su Hotel Rural. La visita al jardín de variedades es paseo obligatorio para reconocer variedades y el taller de cata contribuye enormemente para distinguirlas y ver sus diferencias. Emina tiene un interesante museo, la cata de mostos es muy instructiva en todas las bodegas y rematar la visita con un almuerzo típicamente castellano es el colofón perfecto.  En Emina se puede asistir a un curso de iniciación a la cata con vinos de las bodegas y siempre de la mano de expertos de bodega.

Finca Villacreces permite pasear entre viñas con una cómoda bicicleta eléctrica. La visita a la bodega en este caso se puede ver complementada  con un posterior cata de tres vinos del grupo que están en distintas DO, incluso maridarlos con 3 quesos  de esas mismas regiones.

Todos los planes tienen precios distintos y las opciones varían según lo que quieran los visitantes  por lo que es fundamental consultar planes, tarifas, opciones y propuestas.  

www.grupomatarromera.com

www.villacreces.com

www.lagarisilla.com

www.legaris.com

imagen de Ignacio Rúiz-Jarabo

Licenciado en Económicas e Inspector de Hacienda (en excedencia). Trabajó durante veinticinco años en el Sector Público, desempeñando entre otros los puestos de Director de la Escuela de la Hacienda Pública, Director General del Catastro, Director General de la Agencia Tributaria y Presidente de la Sepi. Desde 2.004 trabaja en el Sector Privado. Actualmente es consejero del grupo de empresas Colway 08 y socio director del despacho Carrillo & Ruiz-Jarabo Asesores.

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]