Sobre el autor

Foto de Mª Pilar Molestina

Mª Pilar Molestina: Periodista especializada en el mundo del vino. Ha sido responsable de uno de los primeros clubs de vinos allá por los años ‘80, ha dirigido publicaciones de vino y colabora en diversos medios –siempre sobre el vino y su entorno. Desde hace 20 años dirige el Anuario de Vinos de El País y participa en paneles de cata nacionales e internacionales, dirige degustaciones y hace presentaciones de vinos españoles por el mundo. Lo más importante es que para su actividad, cata aproximadamente 5000 vinos al año, lo que le da un conocimiento bastante ajustado de la realidad vinícola actual.

Categorías

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« octubre 2013 | Inicio | diciembre 2013 »

20 noviembre, 2013 | 19:38

Han pasado tantas cosas; perdón, tantas copas, que no sé ni por dónde empezar. Empezaremos a ir por partes.Me interesó la cata de Laurent-Perrier de la semana pasada porque de un golpe te puedes hacer una rápida radiografía de la Maison. Esta es una de las casas importantes de la región de Champagne que produce una cifra siempre en torno a los 8 millones de botellas (Champagne llega a elaborar 300 milllones) y que tiene ya más de dos siglos de historia. Esta cata fue una iniciativa de la Fundación para la Cultura y el Vino cuyo lema me parece bastante acertado: “compartiendo tradición, generando conocimiento”.  Importante en estos tiempos en que el consumo desciende inexorablemente por una clara falta de cercanía y como resultado de simple y llano desconocimiento.

Pero volviendo a Laurent-Perrier, tuvimos ocasión de entender la filosofía detrás de los vinos y aparte de poder comprobarlo en cata, fue interesante oírlo de primera mano según iba dirigiendo la degustación el chef de cave Michel Fauconnet. Los primeros dos champanes fueron el Ultra Brut y el Brut. El primero, nacido en los años ’80 al socaire de la nouvelle cuisine que abrió las puertas a la innovación, no lleva nada de licor de expedición y la sensación final es de elegante austeridad. Diría que es un brut todo terreno en la mesa. Le siguió el Brut sin añada que es el soporte económico de la casa. En él, notas aromáticas en la línea de los cítricos con algo de flor blanca en el fondo. Un champán más delicado que requiere afinar la compañía en la mesa para no solapar sus matices.

Laurent-Perrier en el Casino de Madrid
Con los Millésimé del  2002 y del 2004 empezamos a hablar más en serio, puesto que se mueven en un terreno de mayor complejidad.  Tras la cata de éstos, pasamos a un rosé. Me gustó especialmente el Cuvée Rosé Brut. Un champán más vino, franco y muy fresco, con el encanto de los aromas y los sabores propios de las frutas rojas pequeñas como las frambuesas y las cerezas.  Lo mejor; su intachable frescura y esa cosa ligera, etérea, tan características de un buen champán.  La pinot noir con que está hecho proviene de 10 viñedos distintos y a diferencia de la mayor parte de los champanes, se obtiene por sangrado y no solo por la mezcla de blancos y tintos.  Lo buen de este champán es que admite la compañía de un abanico mayor de alimentos (carnes, salsas, quesos grasos, guisos de pescado, calderetas…) sin doblegarse ante ellos.

Del Grand Siècle, cabe destacar su mineralidad y finura. Muy atractivos atributos para esta cuvée de prestigio de la casa donde, la elegancia y una cierta personalidad potente, se dan la mano como viejos camaradas en absoluto opuestos.

El broche final lo puso otro rosé, esta vez de añada, el Alexandra 2004 creado a finales de los años 80. La composición es de aproximadamente un 80% de pinot noir y el resto de chardonnay.  Éste se presenta como en un delicado juego de equilibrios donde por momentos te quedas con la frescura, otros, reconoces y te dejas llevar por la mineralidad que exhibe en boca, luego te vuelve a seducir el pálido tono asalmonado con el constante y perfecto rosario de burbujas que asciende delicadamente por la copa y otra vez vuelta a empezar con la frescura…  

Un pequeño ejemplo del monstruo que es Champagne.

imagen de Ignacio Rúiz-Jarabo

Licenciado en Económicas e Inspector de Hacienda (en excedencia). Trabajó durante veinticinco años en el Sector Público, desempeñando entre otros los puestos de Director de la Escuela de la Hacienda Pública, Director General del Catastro, Director General de la Agencia Tributaria y Presidente de la Sepi. Desde 2.004 trabaja en el Sector Privado. Actualmente es consejero del grupo de empresas Colway 08 y socio director del despacho Carrillo & Ruiz-Jarabo Asesores.

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]