Sobre el autor

Foto de Mª Pilar Molestina

Mª Pilar Molestina: Periodista especializada en el mundo del vino. Ha sido responsable de uno de los primeros clubs de vinos allá por los años ‘80, ha dirigido publicaciones de vino y colabora en diversos medios –siempre sobre el vino y su entorno. Desde hace 20 años dirige el Anuario de Vinos de El País y participa en paneles de cata nacionales e internacionales, dirige degustaciones y hace presentaciones de vinos españoles por el mundo. Lo más importante es que para su actividad, cata aproximadamente 5000 vinos al año, lo que le da un conocimiento bastante ajustado de la realidad vinícola actual.

Categorías

abril 2014

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30        

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« De medidas, capacidades y servicio | Inicio | Crisis = efecto “refugio de marca” »

06 febrero , 2013 | 17 : 42

Estoy vinícolamente confusa o desconcertada.

Hace poco, estuve comiendo en el restaurante Ten con Ten de Madrid y en la mesa de al lado, un grupo de cinco personas acompañaba su comida con sendos cócteles que se iban reponiendo a medida que avanzaba el servicio. ¿¿¿???  Ayer, leyendo en la red opiniones y comentarios, me topé con el blog de José Peñín donde escribe lo siguiente de los vinos que más le cautivaron en el año: “No necesariamente son los mejores pero sí diferentes.” Hasta ahí de acuerdo porque la diferencia sí es atractiva. “Son vinos profundos, extraños, impregnados de naturaleza vegetal y matices terrosos de su geología. Posiblemente algunos no son los mejores candidatos para la mesa, pero sí para pensar, para gustarlos en debate, solos, sin acompañarlos con bocados. Algunos al borde del deterioro pero, sobre todo, son vinos apreciados por los que llevan a sus espaldas muchos tragos de distintos orígenes y castas”. Admite con esto último que son vinos para “expertos”; o sea, para cuatro.

IMG_0736
Llevo a mis espaldas “muchos tragos” y francamente,  no me atraen excesivamente  los vinos de marcado acento vegetal y matices terrosos (prefiero el equilibrio y la armonía, donde no me encuentro aristas que me llevan por la senda de los verdores y recuerdos terrosos. Me encantan en cambio los que tienen un punto mineral, pizarroso, con recuerdos a frutas, flores y especias; otro tipo de notas que se refieren a su terruño…).  Si un vino no sirve para acompañar en la mesa ¿para qué entonces?, ¿para análisis de laboratorio?  Admito que muchos también se beben como aperitivo, como bebida de conversación, pero igualmente los sentaría a la mesa. 

No me emociona debatir sobre vinos, ni pensar sobre ellos, aunque muchas veces sí acompañe el debate o el pensamiento de otros temas con una copa de vino en la mano. Lo que no me atrae en absoluto es un vino que empieza a caer, me da rabia no haber llegado antes; me desilusiona,  y el que esté al borde del deterioro no me dice nada, a no ser que esté delante de un vino muy muy muy viejo que me permite soñar que atrapo un poco del tiempo que encierra y me hace testigo de su marcha.  

El consumo de vino lleva años en descenso aunque según el Observatorio Español del Mercado del Vino, el consumo en los hogares de enero a noviembre pasado tuvo un ligero remonte de 1,8%, a pesar de que el precio medio descendió un 3,5%. 

Me suena mal que se coma con gin-tonics, que los que saben de vinos se sientan cautivados por rarezas difíciles de compartir,  que el consumo caiga y que los graneles y vinos de mesa contribuyan a frenar la caída.  No pinta bien para el sector.

Claramente se están haciendo las cosas mal. Poca promoción, poca profesionalización a la hora de trasmitir y comercializar el vino, poca comunicación con mensajes equivocados o trasnochados, poco servicio, poco mimo… demasiados “pocos” para un solo sector.

¿Alguna idea para salir de mi confusión?

Comentarios

Mileurista

Chica,tanta esquisited con la que esta callendo yo si que no lo entiendo.Como se nota que la periodista vive en su mundo sin privacidades y no sale a la calle salvo para ir de bodegas.

Tenemos problemas mayores que los de Don Simon

Gente buscando en los contenedores y politicos llevandonos hacia la edad media y periodistas camelandonos con el futbol los famosetes y el buen vino,menuda sociedad,perdon,quise decir suciedad.

Antonio_E_B

Hay demasiada oferta que dispersa la atención del consumidor y dificulta llegar con cualquier mensaje. Pero quizás eso es lo que habría que promocionar, la riqueza de la diversidad, el placer de probar incluso sabiendo que te puedes equivocar.
Pero la crisis, la mayor responsabilidad al conducir y las limitaciones de una sociedad madurita que tiene que cuidar su salud... todo son obstáculos.
Cuando veo bodegas con hoteles de lujo veo problemas futuros. Tratar mejor al viticultor, tratar mejor al vino, quitar del mercado las añadas desafortunadas, y exportar, exportar, exportar... para eso se necesita una imagen común muy fuerte para competir (y ganar) a franceses e italianos.

Cecilio Portugal Lara

Me encuentro muy de acuerdo con todo el contenido del artículo. El consumo de vino carece de una promoción comercial como por ejemplo la que se despliega en el caso de la cerveza. Muchos piensan que es un producto (El buen vino) tan valioso que no lo necesita. Yo creo que si, aunque una promoción de distinto nivel que el de otras bebidas. Soy consumidor y no productor pero me da mucha pena que se deteriore el precio porque el precio no debe entenderse como un inconveniente del producto sino como lo que es : una medida del valor del producto.

karramarro

La diferencia de precio del vino entre la compra en bodega y degustacion en restaurante es abismal, eso espanta al cliente.

guille

Que sí, que hay crisis. Pero esto es un blog de vinos. No seais amargados y pesados e id a quejaros a otra parte

guille

No vamos a estar todo el día a todas horas hablando de la crisis...
y si no os interesa el tema, aire

mikel

"esquisited" y "cayendo" me han llegado al alma más que la melancolía del artículo.

Sí que hay mucha tontería con las copas y no digamos con la ginebra. Como no sepas citar 8 marcas de buena ginebra estás perdido.
Sin embargo porqué no comer de vez en cuando con copa en vez de vino. A mí me encanta el vino, blanco y tinto, nacional e internacional, y lo disfruto entre amigos precisamente "yendo de vinos". Sentarse en una mesa en una larga y pesada comida y tener que bajar dos botellas de rioja porque sí me cansa.

A mí la pena me la dan los jovenes, son una generación perdida para el placer del vino. Allá ellos, ya lo descubrirán y se mesarán los cabellos..

saludos


joaquin revuelta

De acuerdo con las dos palabrejas que menciona Mikel. Patético.
A "mileurista" y a "Tenemos problemas mayores que los de Don Simón": no toquéis las pelotas.Como dice bien Mikel, esto es un blog de vinos. Si os ofende: puerta y a otra cosa. Id a enredar a otro lado y no malmetáis porque del modo que vosotros pensáis tampoco se podría hablar de muchas otras cosas que no voy a enumerar. Ya tenemos de lo demás cuerda para rato.. dejad que la gente se exprese y no seáis "cerraos" Venga, coged esta noche una bolsita de patatas fritas, un vaso de agua y a dormir...

María Pilar

Amigos, esto es un blog de vinos y no necesito ni pretendo camelar a nadie con vinos ni con ninguna otra cosa. ¡Tranquilidad!
Parte de mi trabajo es recorrer bodegas, catar vinos, contar lo que veo, compartir experiencias y valorar lo que se esta haciendo en este mundillo. Ya sé que estamos en crisis e igual que todos los mortales de este país tengo que comprar el pan, pagar el metro, la luz, etc. y a nadie se le ha ocurrido invitarme a Davos para solucionar la economía por lo que no puedo hablar de otra cosa aquí.
¿Por qué cada vez que se habla de vino hay alguien que presupone que hablamos solo de lujo, exquisiteces y cosas lejanas? Reivindico vinos para todos los días, para acompañar una comida, para disfrutar de un rato agradable pero también para las grandes ocasiones y los caprichos. Tiene que haber un lugar y un momento para todo.
Ahora que esa prima de riesgo que tenemos en común parece que está más relajada, podríamos aprovechar para invitarle a un vino ¿o no bebe?

Amatria

Muy en sintonía con Cecilio Portugal. Y, a propósito de esto, recuerdo que hasta no hace mucho marcas de automóviles "premium" se abstenían de publicitarse en medios tradicionales -llámese TV-
Sin embargo desde el famoso "Me gusta conducir" esto ha cambiado... Creo que deberá pasar lo mismo con nuestros vinos... si no queremos que este mercado -que mueve miles de puestos de trabajo- caiga aún más.

Amatria

Por cierto -y un poco en tu defensa- María Pilar, creo que es muy facil disfrutar de un vino caro, lo que tiene un mérito enorme es investigar, buscar y descubrir un caldo excepcional por el que no pagaremos más de 4 o 5 euros. Y de estos hay.
Saludos.

Comín

Para gustos. . . colores. Me gusta el vino (y si es bueno, más), pero también almuerzo con cerveza, tinto de verano, y no hago aspavientos a que alguien se haga una sangría con un gran reserva,. . . le gusta, pues, ya está. "Claramente se están haciendo las cosas mal", puede, pero cada cual con su gusto, ¿o acaso está legislado lo contrario?. Vivir y dejar vivir. !Ójala aflojara la demanda de grandes vinos y jamones ibéricos!, serían más populares por asequibles, ¿no cree?.

a Mileurista

Exquisitez (no esquisited). Cayendo (no callendo). Privaciones (no privacidades). Y generalmente a la calle se sale para ir de bares, no de bodegas (que suelen estar muy alejadas unas de otras y no permiten el acceso así como así). Ciertamente los críticos de vino escriben de una manera un tanto "pija", como los críticos de arte, los críticos de vino, los críticos de....... pero es un artículo escrito con una gramática exquisita, lo cual indica que además de bares, también ha ido a bibliotecas.

cesar

Hay grandes vinos hoy, pero hay que huir un poco de Peñin y Parker, que tienen sus gustos que son suyos y de nadie mas. Hay que leer blogs independientes y para acompañar una comida (depende que tipo de comida...) hay que elegir un vino que nos guste incluso solo, para ello hay grandes crianzas (o vinos con algo más de crianza pero no mucho) en La Rioja y en Rueda, yo recomiendo dos Lindes de Remelluri 2009 y Erre punto blanco 2010, estan por encima de 10 €/botella pero merecen la pena.

Francisco

Nada tiene que ver los acontecimientos en la calle,con las añadas y cuidados del vino.Algo que es lo que trata de expresar esta catadora,que por otra parte con tantas pruebas y viendo que asienta sus conocimientos en personas que tienen una gran experiencia,le hacen dudar,algo simplemente bueno para no convertirse en fundamentalista de si misma.
Gracias por tus opiniones.,y gracias por que el vino te complique un poco la vida,siendo este un gran sabor para los humanos.
Gracias

al

El problema esta en que sales a comer y no te puedes tomar un vino comiendo, porque enseguida das positivo en los controles de alcoholemia.
Yo ya solo tomo vino, cuando como cerca de casa y voy andando.

J L

En la línea de karramarro, es abusivo el precio que cobran en un restaurante por sacar la botella de la caja y ponerla en la mesa. A la gente no le gusta que la estafen. Cuando se habla del descenso de consumo, porqué nunca se menciona este dato fundamental.

Chechu

Totalmente de acuerdo contigo, María Pilar, si me permites que te tutee. Son demasiados" pocos" en el sector del vino frente a muchos "mucho" en el sector de las bebidas espirituosas, sobre todo en las ginebras. La prueba es que muchos restaurantes tratan con mayor cuidado y mimo el servicio de Gin-Tonics que el servicio del vino.

Procusto

La ideas para salir de la confusión no están en línea con algunos de los comentarios. Todos sabemos que sin más colaboración entre bodegas, más profesionalidad en los Consejos Reguladores, trufados de "funcionarios" y "amigos" las vias de solución están más lejos. Son las bodegas las que tienen que corregir y compararse con lo que se hace bien en otros mercados. Ellas tienen la palabra. Nosotros, los clientes, disfrutar, cuando podamos y pedirte que nos hables de vinos "asequibles" para tiempos revueltos. Que nos alegren el paladar y la amistad.

Publicar un comentario

If you have a TypeKey or TypePad account, please Inicia sesión

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]