Sobre el autor

Juan Ferrari es licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid, inició su carrera profesional en la Revista Mercado, tras una breve estancia en Radio Nacional de España. Ha ejercido el periodismo en el diario YA y ha colaborado con El País y El Mundo entre otros medios escritos. Igualmente ha ejercido durante siete años como jefe de prensa del Consejo Económico y Social (CES) lo que le aporta una doble visión de la informacion. Generalmente ha cubierto información de macroecomía, aunque su paso por la sección de especiales de Cinco Días y sus más de 20 años de experiencia le abre mucho el espectro informativo.

Categorías

junio 2014

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30            

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

« Ministerios y demagogias | Inicio | Los aparcamientos, para mí »

16 noviembre , 2010 | 13 : 22

Un alivio de 40.000 millones de euros

Irlanda dice que no necesita financiación hasta el verano próximo, aunque está por ver que opinan esta tarde los ministros de finanzas de la zona euro sobre el tigre celta. También habrá que esperar por si deciden poner nuevos deberes a España.

Confío que los argumentos de liquidez de España sean más que suficientes para aliviar tensiones en Bruselas. Según me comentan, el Tesoro tiene depositado en la cuenta abierta en el Banco de España 40.000 millones de euros de colchón. Me explican que es mucho y que permite aguantar con holgura las futuras emisiones si la rentabilidad se pone muy cuesta arriba para España.

Mi opinión, por si les sirve de algo, es que a ese ente difuso y opaco que conocemos como “mercados” le importa poco los colchones de liquidez, los planes de rescate, los recortes fiscales o los presupuestos Generales del Estado. Generando dudas sobre un país consiguen subir los tipos de la deuda y obtienen más rendimientos. Es su negocio. Y cuando la mayoría de los ahorradores huyen asustados de la deuda soberana, unos cuantos se hinchan a compra con rentabilidades más que jugosas. Empezaron con Grecia, han seguido con Irlanda, sacudirán luego a Portugal y, si la Unión Europea no aprueba el automatismo de las ayudas, llegará a España. Quién sabe, incluso a Italia. Lo que no significa que los Gobiernos de todos estos países no tengan que hacer sus deberes.

 Esto es un sin vivir.

Comentarios

Publicar un comentario

If you have a TypeKey or TypePad account, please Inicia sesión

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]