Sobre el autor

Juan Ferrari es licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid, inició su carrera profesional en la Revista Mercado, tras una breve estancia en Radio Nacional de España. Ha ejercido el periodismo en el diario YA y ha colaborado con El País y El Mundo entre otros medios escritos. Igualmente ha ejercido durante siete años como jefe de prensa del Consejo Económico y Social (CES) lo que le aporta una doble visión de la informacion. Generalmente ha cubierto información de macroecomía, aunque su paso por la sección de especiales de Cinco Días y sus más de 20 años de experiencia le abre mucho el espectro informativo.

Categorías

junio 2014

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30            

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

« Y el ministro es… | Inicio | Ministerios y demagogias »

02 noviembre , 2010 | 18 : 53

Sucursales guarrindongas

Es conocido que las fusiones de las cajas de ahorro han desencadenado una subasta de sucursales en la sombra. Muchas SIP ya están ofertando la red que les sobra por aquello de sinergias y redundancias. Pero no se crean que hay mucha ganga en el mercado y, una vez más, no es todo oro lo que reluce.

El otro día me contaba el directivo de un banco extranjero afincado en España que ya les han ofrecido alguna que otra red sobrante. La entidad en cuestión –perdonen que guarde su confidencialidad- no descarta crecer en aguas revueltas, pero como siempre se dice en estas ocasiones “ni a cualquier precio ni sin saber lo que hay dentro”.

Como pueden imaginar, las cajas fusionadas quieren quitarse del medio lo más chungo y quedarse con lo mollar. Es obvio, pues nadie da duros a pesetas. Pero los compradores no se chupan el dedo y quieren oficinas con clientes para aumentar su cuota de mercado. En un país tan bancarizado como éste es la única manera de crecer, especialmente en la situación actual con el negocio financiero en mínimos.

Pero claro, hay clientes y clientes y los comprados los quieren de calidad. Lo que equivale a que cada sucursal mantenga unos balances equilibrados entre pasivo (los depósitos) y los activos (los créditos) y, sobre todo, que estos últimos no sean muy tóxicos. Ya saben, ligados al ladrillo y, por tanto, con alto riesgo de morosidad. Y eso, my friend, no es precisamente lo que está en venta, ya que las SIP pretenden deshacerse de los activos y quedarse con los pasivos. 

Según datos del catedrático Joaquín Maudos, se han cerrado 2.174 oficinas desde septiembre de 2008 y los cálculos hacen pensar que seguirán el mismo camino una de cada cuatro sucursales que poseen las cajas actualmente. En fin, me temo que si quieren colocar su mercancía averiada, una manita de pintura no será suficiente.

Comentarios

Publicar un comentario

If you have a TypeKey or TypePad account, please Inicia sesión

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]