Un espacio de encuentro con las principales tendencias en la gestión del capital humano, motor fundamental del éxito en cualquier organización. Un rincón donde encontrar las claves que permitan identificar a los mejores profesionales. Un punto de encuentro para el debate donde crecer y hacer crecer.

Imagen de Antonio Pamos

Antonio Pamos Doctor Cum Laude en Psicología y experto en gestión de Recursos Humanos. Acumula más de 20 años de experiencia trabajando con profesionales en la gestión del talento, la identificación del potencial o la medida del desempeño. Es VP de la Asociación Internacional de Directivos de Capital Humano, miembro de diferentes comités científicos nacionales e internacionales y también está considerado como uno de los más influyentes en su campo. Es autor de decenas de artículos y publicaciones. En la actualidad es socio y director de la compañía multinacional Facthum Spain, desde donde ofrece su experiencia y conocimiento a compañías de todo el mundo.

mayo 2018

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

24 mayo, 2018 | 07:51

En el ínterin de respirar por primera vez y hacerlo por última, todo es una sucesión de etapas por las que deambulamos con una mochila tan llena de experiencias, aspiraciones y principios que nos contractura las cervicales.

 

Las primeras, las experiencias, no pueden más que crecer a fuer de explorar territorios ignotos. Las aspiraciones, al contrario, van mermando hasta que un día no son más que esperar a ver amanecer otra vez.

 

Pero ¡ay los principios! Son los que más evolucionan, se transforman como el gusano que quiere ser capullo. Las expectativas cambian, surgen nuevas ilusiones, proyectos vitales que se asientan en la poltrona de las prioridades y toda la contumacia de la juventud queda diluida en la encomienda biológica de la progenitura, otro tipo de casta.

 

Tener hijos es mirar adelante, transformar los criterios con los que entendíamos el mundo y con los queríamos reinventarlo, si no bajarnos de él, es abrir puertas a nuevos espacios que no es que estuvieran cerradas, es que no sabíamos ni que existían.

 

Tener hijos es envainársela una y mil veces.

 

 

 

 

 

 

 

 

03 abril, 2018 | 07:59

“Llevo conmigo las heridas de todas las batallas que he evitado”.
Fernando Pessoa

"Del arrepentimiento se aprende, del perdón se sana".

El autor

 

A las víctimas de ETA no les basta con que sus verdugos muestren arrepentimiento, se les exige pedir perdón. ¿Por qué buscamos la verbalización de la contrición?

Arrepentirse y pedir perdón son dos fases consecuentes de un proceso de cierre, de pasar página. El arrepentimiento tiene una fuerte connotación religiosa, es condición sine qua non para lograr la absolución eclesiástica renegar del pensamiento, palabra, obra u omisión inadecuados. La liturgia católica nos hace decir “por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa” y pedimos la intercesión de la Virgen para lograr el perdón del Santísimo. De esta manera, limpiamos el expediente y comienza el contador a cero.

En la vida civil las cosas son algo diferentes, nos enfrentamos al resultado de decisiones que no han evolucionado como esperábamos. En ese punto, cuando vemos que el producto de nuestra decisión no es el esperado, nos arrepentimos de haberla elegido.

Sin embargo, arrepentirse es un ejercicio natural y bien gestionado es productivo. A medida que crecemos vamos conformándonos como el resultado de nuestras decisiones, lo que somos ahora, nuestro criterio, nuestros valores, la vida que tenemos, es la secuela de lo que hicimos en un momento concreto que ya pasó y no debemos renegar de ello. Sin la consecuencia de lo que decidimos un día en el pasado las cosas serían diferentes, pero nunca sabremos si mejores.

A hechos consumados, cuando conocemos el resultado, es muy fácil decir “si pudiera dar marcha atrás, lo haría de otra manera”, sin embargo, ese error, ese resultado inesperado es la base de las decisiones acertadas que tomaremos en el futuro. Simplemente, porque en su momento elegimos mal, hemos incorporado un aprendizaje que nos resultará muy útil en adelante. Sí, hay que saber arrepentirse, pero sin quedarse encallado en el error, ya no hay marcha atrás, hay que avanzar.

Pero, cuando nuestra decisión afecta a terceros, ¿por qué hay que llegar hasta el perdón? Arrepentirse es un ejercicio de análisis racional de un proceso que conecta una decisión y un resultado. Sin embargo, el perdón tiene un fuerte componente emocional, catártico, de reconocimiento del daño causado que el ofendido percibe como una contrición real a través de la humillación del ofensor: El caso extremo de pedir perdón es hacerlo de rodillas e implorando por este, en una clara actitud de subyugación.

A modo ilustrativo, incluyo a continuación los resultados de un estudio de los psicólogos Neal J. Roese and Amy Summerville en 2005. Estos investigadores preguntaron a más de 3.000 personas de qué se arrepentían. Llegaron a reunir más de 4.000 respuestas distintas, pero estas son las 12 más recurrentes, de mayor a menor frecuencia:

1.- Educación (No haber estudiado más o haber elegido otra formación)

2.- Carrera profesional (No haber apostado por una mayor evolución laboral)

3.- Pareja (Decisiones que tienen que ver con el amor)

4.- Paternidad/Maternidad (No haber dedicado más tiempo a los hijos)

5.- Uno mismo (No haber sido de cierta manera: más generoso, cariñoso, tranquilo, etc.)

6.- Tiempo libre (No haber practicado otras actividades: deportes, hobbies, hábitos…)

7.- Economía (Decisiones económicas: comprar cierta casa, invertir en bolsa, prestar a un amigo…)

8.- Familia (No haber pasado más tiempo con los padres, abuelos, hermanos, etc.)

9.- Salud (Haber fumado, no haber llevado una dieta sana, poco deporte, …)

10.- Amigos (Haber descuidado a amigos hasta perder el contacto.)

11.- Espiritualidad (No haber practicado ninguna religión o filosofía)

12.- Comunidad (No haber participado en trabajos de voluntariado, asistenciales, altruistas.)

Resulta llamativo que la gran mayoría de los arrepentimientos tienen que ver con lo que no se hizo, con lo que se dejó de hacer, y esto es algo que siempre aparece de manera destacada en las últimas etapas de la vida o ante una enfermedad grave.

La conclusión es clara: vuélcate en las decisiones que te quedan aún por tomar, aporta toda tu experiencia y tu sabiduría en tu próxima encrucijada y acepta que eres lo que eres ahora mismo, olvida lo que podrías haber sido.

10 marzo, 2018 | 12:31

Platón en su República nomina lo que llama “virtudes cardinales” y que definen al ciudadano “relevante, útil y perfecto”. Estas son: Justicia, Prudencia, Fortaleza y Templanza. Sin afán de cuestionar a Platón, 2.500 años después, ¿podemos ampliar esa tétrada platónica, aún vigente, en una nueva pentada? Probemos con esto...

...a pesar de su etimología también griega, la Empatía, no hace acto de aparición hasta el siglo XX. Sí existían conceptos similares como la compasión o el altruismo, pero la empatía da un paso más allá al implicar recursos cognitivos frente a los meramente emocionales.

La empatía, pues, implica un ejercicio volitivo al que no se llega de forma natural; uno empatiza si le da la gana.

Yo soy el resultado del azar que quiso reunir a un cromosoma X con otro Y y eso me obliga a hacer un ejercicio extraordinario para sentir, que no entender -que ya lo hago-, qué les pasa a la mujeres. Me he atrevido a subirme en unos zapatos de mujer y quiero compartir un decálogo de realidades que he visto desde ahí:

1. Ser feminista no es cosa de rojos o antisistema. Ser mujer es biología, no ideología.
2. Feminismo no es lo contrario de machismo.
3. Ser mujer implica pasar miedo en muchas ocasiones.
4. Ser mujer e inmigrante incrementa las dificultades de forma exponencial.
5. La sociedad penaliza la maternidad a la vez que pide más hijos.
6. El 8-M no es una reivindicación aislada, es el principio de un gran cambio.
7. Ser mujer implica tener menos oportunidades de carrera profesional, incluso sin hijos, a pesar de ser mayoría en las universidades.
8. El heteropatriarcado existe y alimenta un machismo estructural que se incardina en toda la sociedad. (“Las mujeres cocinan y nosotros jugamos al fútbol”. Bertín Osborne en la televisión pública en horario de máxima audiencia.)
9. Una vez más, España vuelve a ser un referente de progreso social para el mundo entero.

...y 10. En las postrimerías del Imperio Romano de Occidente, cuando los embates bárbaros eran continuos, se propuso que los esclavos vistieran de cierta manera para poder ser distinguidos de los enemigos. Finalmente, no se llevó a cabo esta idea, alguien dijo, “no hagamos eso con los esclavos, porque entonces se darán cuenta de que son más que nosotros”.

26 septiembre, 2017 | 07:36

Conduzco con mi GPS, que no solo me indica la ruta, sino el estado del tráfico. Escucho música en streaming. La televisión por plataformas, ya no por canales. Mis hijos siempre localizados y mis dineros desde el móvil...y así podríamos seguir y seguir con todos los avances que vienen de la mano de la tecnología.

Sin embargo, seguimos donde estábamos, los dos problemas más acuciantes que padecemos en España han estado ahí siempre, uno por siglos y otro por milenios: las revueltas populares y la sequía, dos acontecimientos que nos recuerdan que somos gigantes con los pies hundidos en el barro de la historia.

¿Y en el mundo? Un terremoto reciente, éxodos y un señor con las facciones de Atila que amenaza con que la hierba no vuelva crecer. Lo dicho, estamos donde siempre.

21 junio, 2017 | 08:48

Las loterías son una fuente importante de financiación del Estado y debe de estar al caer un bote jugoso.

Entonces, los medios de comunicación nos bombardean con publicidad que anima a jugar, con un reclamo tan frívolo y alienante, y hortera diría yo, como la mansión, el jet privado o el yate.

Intento educar a mis hijos en valores humanistas contemporáneos de esfuerzo, mesura y solidaridad, entre otros, y aquellos mensajes, amparados por una empresa pública, se convierten en un poderoso enemigo que menoscaba mi labor educativa. Estoy seguro de que se puede hacer de otra manera, pero han preferido elegir el camino más fácil.

15 junio, 2017 | 07:45

No hay intervención parlamentaria que se precie que no comience con una cita literaria.

Parecería que a la catadura política no le basta la apología de la honradez ni del socialismo entrañable, ahora se debe añadir un componente intelectual para alcanzar mayor talla si cabe.

Lo extraño del caso es que esas referencias son siempre ajenas y en su uso bastardo, el político se arroga una suerte de erudición que no le pertenece, y que se asemeja a la estrategia del cuco, ese pájaro cínico que hace suyo lo que otro logró con esfuerzo.

10 mayo, 2017 | 09:25

Detrás de los casos de corrupción que nos rodean, se suele dar la irritante situación de que ante la acumulación de sospechas, el político señalado se niega a dimitir, e incluso llega a abjurar de su partido para migrar a ese cajón de sastre llamado Grupo Mixto.

En esos momentos de tribulación personal, el interfecto se agarra con fuerza a los brazos del sillón mientras menta a Santa Rita. Entonces, la memoria se vuelve caprichosa, y éste olvida aquella campaña electoral que le llevó a ocupar su puesto actual y que fueron sus votantes los que le encumbraron.

Un reciente estudio, puede arrojar algo de luz a ese afán denodado de hacer ventosa en la silla que le dignifica y tiene que ver con las atribuciones personales del éxito. Las conclusiones son muy elocuentes y apelan a lo que los psicólogos llamamos “locus de control”.

Ocurrió así: se entrevistó a personas de nivel socioeconómico bajo, medio y alto con una simple pregunta: “¿A qué atribuye usted el éxito profesional?” y mientras el nivel inferior achacaba el triunfo a factores externos como el valor de los contactos personales, el grupo superior lo hizo apuntando a factores internos como el resultado del esfuerzo.

Estás atribuciones tienen un componente emocional de adaptación, de protección de la autoestima, ya que aquellos que no han tenido tanta suerte lo justifican, no por su incompetencia, sino porque no les han ayudado suficientemente.

Por su parte, el grupo de mayor éxito, donde se englobaría la clase política, lo fía todo al merecimiento, de ahí sus problemas para devolver lo que le ha sido prestado por la ciudadanía, propietaria real del escaño, a cambio, entre otras cosas, de una conducta intachable. “Porque yo lo valgo” pensarán.

Y por favor, no me hablen de presunción de inocencia, porque es precisamente ese contrato tácito entre ciudadanos y políticos el que faculta a los primeros a denunciarlo ante el menor halito de sospecha.

Luego, libre de toda culpa, vuelva usted por donde solía, pero no, el escaño no es un éxito suyo personal, es una concesión con fecha de caducidad y sobre todo con cláusulas que le exigen honorabilidad, en lo que hace y en lo que proyecta.

07 marzo, 2017 | 08:09

Decía Benjamín Franklin que hay tres cosas extremadamente duras: el acero, el diamante y conocerse a uno mismo.

De pequeño yo era muy aficionado al fútbol, por presión popular porque nunca terminó de gustarme, y de hecho, ahora no lo sigo en absoluto. De cualquier forma, me conocía las alineaciones, seguía la jornada de liga con enorme interés y lucía la parafernalia del que fuera mi equipo.

Los jugadores de fútbol, eran para mí un modelo a seguir, personajes de éxito que tenían todo a lo que un niño podía aspirar en la vida.

Sin embargo, tanta idolatría tenía que convivir con un conflicto moral que me generaban esos mismos dioses del balón, y era cómo aceptar que intentaran engañar al árbitro tirándose en el área para que pitara un penalti que no era tal o, por ejemplo, que exageraran las faltas para que éste sacara una tarjeta inmerecida al contrario.

Claro, todo eso chocaba de frente con unos valores de urbanidad, con una ética que me inculcaban día a día, con la búsqueda de la honestidad, la sinceridad, la integridad.

Un día me hice mayor, y me di cuenta de que el engaño era una pieza más del fútbol, formaba parte de su esencia, como el fuera de juego o los regates, no era una derivación indeseada, no, era el mismo fútbol.

Con el tiempo fui añadiendo a aquella revelación otras, que hay policías que roban, profesores que no lo saben todo o políticos que no cumplen lo que prometen. Llegado a ese punto, entendí mejor eso que llaman vivir.

14 febrero, 2017 | 08:16

Corren tiempos de indefinición. Ahora que los partidos políticos escoran sin rubor su ideología, surgen formas de negocios cuyo objeto se ve solapado por otras actividades paralelas. Así, a veces, es difícil conocer dónde termina la oferta de palomitas y comienza el cine, dónde el spa y el hotel, dónde las noticias de actualidad y los vídeos de YouTube, por ejemplo.

Viene esto como denuncia de esa práctica tan extendida de tener la televisión encendida en los bares y restaurantes, con programas anodinos a volúmenes solo aptos para el personal de cocina en la trastienda. No, no se va a un bar a ver televisión, por favor, apáguenlas o por lo menos quiten el sonido.

24 enero, 2017 | 08:18

Freud denominaba “mecanismos de defensa” a ciertas estrategias inconscientes con las que nos salvaguardamos de una realidad amenazante. Así, recuerdo a un antiguo cliente, ya jubilado, que afirmaba con tono ex catedra que Internet estaba sobrevalorado, era su postura ante un tiempo nuevo que le excluía.

Es condición del ser humano adulto la resistencia a las innovaciones, tecnológicas o no, porque le genera inseguridad y así es que desarrolla un perfil conservador donde cualquier tiempo pasado fue mejor.

Resulta habitual alabar la lectura del periódico en papel, el sonido intemporal

del vinilo, el rechazo al GPS en favor de la intuición, o el lento y dedicado puchero frente a otros artilugios de cocina cargados de sensores.

Creo que es el escritor Javier Marías quien se vanagloriaba de seguir escribiendo en una Olivetti, lo cual es digno de tanto respeto como de curiosidad. Desconozco si seguirá haciéndolo, pero lo que es cierto es que cada vez le costará más encontrar la cinta entintada que imprime el papel, si no cualquier otra pieza fundamental de su máquina de escribir.

Y este es el hecho luctuoso que acompañará a cualquier objetor de conciencia de lo tecnológico, que cada vez se sentirá más arrinconado, más ninguneado, más marginado.

Enfrentarse a la tecnología es algo así como cargar uno solo contra un poderoso ejército, es sentirse aquel estudiante chino que paró temporalmente en Tiananmen a las hordas militares progubernamentales, y digo temporalmente porque se sabe que al final sucumbió.

Las innovaciones son claramente parciales y arbitrarias, de ninguna manera son para todos, y manifiestan simpatía por aquellos que están dispuestos a adoptarlas, los que siendo mayoría y en su conjunto con más riqueza se suben al tren que fletan. Los demás son abandonados en tierra, sin ninguna compasión, serán los autoexcluidos, los habitantes de un gueto analógico anacrónico.

Si usted es de estos últimos, puede seguir yendo al banco a ordenar transferencias y a comprar el periódico al amable kiosquero del barrio, pero debe saber que cada vez se lo pondrán más difícil y llegará un momento en que deberá elegir entre subirse al vagón de cola de aquel tren que dejó marchar o ajarse en territorio yermo de contemplaciones. Mientras decide qué hacer, puede seguir invocando tiempos pretéritos que no volverán.

Imagen de Paula Satrustegui

Paula Satrustegui profundizará en las novedades fiscales y relativas a la seguridad social, que afectan a la planificación de las finanzas personales de los profesionales.

Imagen de Belén Alarcón

Belén Alarcón trasladará su experiencia de asesoramiento patrimonial y planificación financiera a través de las preguntas más relevantes que debe plantearse una persona a lo largo de su vida.

Imagen de Enrique Borrajeros

Enrique Borrajeros escribirá sobre temas relativos a la relación entidad – asesor, finanzas conductuales y tendencias y novedades en el asesoramiento financiero nacional e internacional.

Imagen de Francisco Márquez de Prado

Francisco Márquez de Prado, analizará activos y productos financieros, con sus ventajas e inconvenientes, para cada tipo de inversor.

Imagen de Íñigo Petit

Íñigo Petit tratará temas relacionados con la evolución de la industria de fondos de inversión y planes de pensiones y aspectos relacionados con la educación financiera

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]