Un espacio de encuentro con las principales tendencias en la gestión del capital humano, motor fundamental del éxito en cualquier organización. Un rincón donde encontrar las claves que permitan identificar a los mejores profesionales. Un punto de encuentro para el debate donde crecer y hacer crecer.

Imagen de Antonio Pamos

Antonio Pamos Doctor Cum Laude en Psicología y experto en gestión de Recursos Humanos. Acumula más de 20 años de experiencia trabajando con profesionales en la gestión del talento, la identificación del potencial o la medida del desempeño. Es VP de la Asociación Internacional de Directivos de Capital Humano, miembro de diferentes comités científicos nacionales e internacionales y también está considerado como uno de los más influyentes en su campo. Es autor de decenas de artículos y publicaciones. En la actualidad es socio y director de la compañía multinacional Facthum Spain, desde donde ofrece su experiencia y conocimiento a compañías de todo el mundo.

mayo 2018

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« junio 2014 | Inicio | octubre 2014 »

Lo leí hace tiempo y no tengo claro quién lo dijo: “Uno se muere dos veces, la primera, cuando deja de respirar y la segunda, cuando alguien pronuncia su nombre por última vez”.

Que ETA murió hace tiempo es un hecho indiscutible. Los valedores de esta derrota son varios, pero sobre todo destaco tres:

  • Presión policial
  • Presión judicial
  • Presión social

Hay un documental muy elocuente y que debería servir como material didáctico en los colegios que se titula: El fin de ETA. En él, se hace un repaso exhaustivo de lo que fue esta lacra desde los hechos y sus protagonistas.

¿Cuándo llegará la segunda muerte? ¿Cuándo se dejará de hablar de ETA y quedará como un episodio ignominioso de nuestro pasado? Pues a la vista de la poca relevancia que está adquiriendo su disolución parece que ya ha empezado.

Y no solo que lo jóvenes desconozcan lo que fue ETA y el sufrimiento que generó, es que los propios medios de comunicación le dan una importancia relativa. Pongo dos ejemplos:

  • Hace unos días, cuando pidieron aquel perdón con matices, encontré la noticia en la página 23 del diario El País, en un recuadro del tamaño de su intrascendencia.
  • Ayer 2 de mayo, fiesta de la Comunidad de Madrid, los telediarios incluían la noticia de la carta sobre su disolución en el grueso de la actualidad, y mucho después de la situación política que vive Madrid.

Entiendo que ese ninguneo pueda hacer daño a víctimas y verdugos, estos últimos que se encuentran cumpliendo condena para nada, pero forma parte de la transformación social y cultural de un país que se rebela contra las injusticias y el nepotismo, como estamos viendo por la sentencia contra La Manada.

En la España de hoy, parece que no es solo el terrorismo lo que no tiene cabida, es también su recuerdo lo que tiende a excluirse.

Por las víctimas, por sus allegados, por todo el país que padeció la inquina del terror, no permitamos que su recuerdo se volatilice como lo hace un mal resultado deportivo. Esto ha sido un partido de 50 años con casi 1.000 personas que no podrán escuchar el pitido final.

29 septiembre, 2014 | 10:00

Recuerdo con gran nitidez cómo de muy pequeño, en el colegio me explicaron un día la diferencia entre inventar y descubrir. Me pusieron un ejemplo muy elocuente: una persona hace miles de años vio caer un tronco a un lago y observó que no se hundía. De ahí nació la navegación. El ejercicio escolar consistía en concluir si la navegación fue inventada o descubierta.

Creo que acerté en la respuesta que di. Sin embargo, por la edad, no fui capaz de profundizar en el razonamiento que llevó a aquél sujeto a poner la primera pieza del engranaje náutico, tal y como es hoy.

Es muy probable que aquél primigenio siguiera el planteamiento que siglos después enunció Albert Einstein, quien se postulaba como un artista capaz de pintar y dibujar cualquier composición en su imaginación. Y añadía, “sin limitaciones”.

Sí, porque detrás de cualquier producción novedosa hay un ejercicio claro de creatividad y ésta sólo puede venir desde la libertad individual de pensamiento. Sin cortapisas, sin barreras.

La creatividad es similar al trabajo del arqueólogo, una búsqueda constante sin tener claro en qué momento encontrará la reliquia, ni si la encontrará.

Pero el arqueólogo no trabaja solo. Cuenta con todo un equipo que le acompaña en la ardua labor de hallar lo que está oculto. Cada uno cumple su función y el premio encumbra a todos.

Naturalmente, la esencia creativa es una actividad individual y personal. Sin ella no hay opción para alcanzar un modelo de creación grupal o colectiva. Pero no es menos cierto que tal creatividad colectiva es algo más que la suma de las individuales. 

01 septiembre, 2014 | 11:00

Los americanos lo llaman “Blink” que significa “parpadeo”. En otras ocasiones se dice que es como “pensar sin pensar”. Nuestra cultura lo conoce como el “sexto sentido” o “corazonada”.

 Hablamos de la intuición.

La historia de la humanidad ha ido pareja a una sucesión de estudios, investigaciones y descubrimientos científicos que han tratado de explicar el mundo. Cuando algo se desconocía, se estudiaba intentando encontrar “una explicación” que sustentara su existencia. Y así es que haciendo balance de tanta inquietud por saber, a día de hoy, aunque usted no se de cuenta, estamos sumidos en una vorágine de principios, axiomas, teorías, postulados que como mínimo, en algún momento tuvieron sus 15 minutos de gloria y como máximo la eternidad.

Toda esta constelación de productos con base en la búsqueda paciente y metódica de un porqué surge de enfoques generalmente científicos y habitualmente explícitos (al encontrarse fuera del investigador la fuente del conocimiento). Cuando Newton postula su Teoría sobre la gravedad no hace más que observar cómo se comporta una manzana que cae de un árbol, y allí encuentra respuesta a su inquietud.

Sin embargo, existe otra ciencia, o “aciencia” igualmente válida y que no exige haber pasado por la universidad para encumbrarla. Es el pensamiento basado en la intuición. El razonamiento implícito, cuya fuente de comprensión está en el interior de uno mismo.

Simplificando mucho, podríamos definir la intuición como el conocimiento de algo que surge de forma involuntaria y en muchos casos inconsciente. Es ese razonamiento al que llegamos sin saber cómo pero que nos sitúa en la verdad.

En los casos más destacados (como los que acaban saliendo en televisión) no existe un origen palmario de esa capacidad, sea éste congénito o adquirido. Pero lo que sí está claro es que se desarrolla con la experiencia y con una disposición especial por observar e interiorizar lo observado.

[Continuará]

Imagen de Paula Satrustegui

Paula Satrustegui profundizará en las novedades fiscales y relativas a la seguridad social, que afectan a la planificación de las finanzas personales de los profesionales.

Imagen de Belén Alarcón

Belén Alarcón trasladará su experiencia de asesoramiento patrimonial y planificación financiera a través de las preguntas más relevantes que debe plantearse una persona a lo largo de su vida.

Imagen de Enrique Borrajeros

Enrique Borrajeros escribirá sobre temas relativos a la relación entidad – asesor, finanzas conductuales y tendencias y novedades en el asesoramiento financiero nacional e internacional.

Imagen de Francisco Márquez de Prado

Francisco Márquez de Prado, analizará activos y productos financieros, con sus ventajas e inconvenientes, para cada tipo de inversor.

Imagen de Íñigo Petit

Íñigo Petit tratará temas relacionados con la evolución de la industria de fondos de inversión y planes de pensiones y aspectos relacionados con la educación financiera

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]