Sobre el autor

Luis Soler Vázquez-Guillén es Managing Partner de Odgers Berndtson y de la División de Management Consultants. Con más de 12 años de experiencia en consultoría de negocio y organización, es experto en análisis y definición de estrategias, optimización de redes ventas, cuadros de mandos y modelos organizativos. Licenciado en Administración y Dirección de Empresas, MBA por ESADE y PDD por IESE.

Categorías

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« Me quedo o me voy. | Inicio | ¿Cómo optimizar la gestión del "time to market" de tu talento? »

22 enero , 2013 | 11 : 11

¿Cómo optimizar la gestión del "time to market" de tu talento?

UN POST DE: CARLOS MONSERRATE

POST 1. ¿QUÉ SE PUEDE Y QUÉ NO SE PUEDE DESARROLLAR?

 

A menudo, en el transcurso de una sesión de feed back de un assessment centre, el profesional con el que estoy trabajando pregunta : “¿pero esto se puede desarrollar?”, refiriéndose a algún “área de mejora” identificada durante el proceso de análisis de su potencial.

 

Posiblemente tú mismo te habrás hecho la misma pregunta alguna vez, al recibir los resultados de una valoración de 360º, o durante la entrevista de valoración del desempeño con tu jefe.

 

A priori todo, absolutamente todo, se puede desarrollar (siempre y cuando exista talento básico, potencial adecuado y motivación suficiente).

 

Lo normal, en las sesiones de feed back, es que los profesionales preguntéis “¿cómo puedo desarrollar mis puntos débiles?...¿qué tengo que hacer?”. Estas pueden parecer preguntas normales, si lo que se quiere es mejorar algún aspecto del perfil personal y profesional, pero no son las adecuadas, al menos no en un primer momento.

 

Antes de plantearnos un proceso concreto de desarrollo profesional, a través del cual mejorar algún “punto menos fuerte” de nuestro perfil, os sugiero que os planteéis 3 reflexiones:

 

  1. ¿Para qué quiero desarrollar algún aspecto profesional específico? En el ámbito de lo pragmático (y el trabajo es este tipo de ámbito por excelencia) la pregunta adecuada nunca es “¿por qué?”… sino “¿para qué?”. Suponiendo que el único argumento que encuentres sea “porque quiero mejorar”… olvídalo… no funcionará… no lograrás nada relevante.

    ¿Qué objetivo persigues? ¿Qué quieres lograr? ¿Para qué quieres tener más impacto personal?  ¿Para qué necesitas desarrollar tu visión global y tu pensamiento estratégico? Concretamente para qué quieres gestionar mejor el desarrollo y la motivación de tu equipo?... si sabes para qué, tendrás una motivación poderosa para realizar el esfuerzo que tu desarrollo va a requerir.
  2. ¿ A costa de qué voy a desarrollar ese aspecto de mi perfil que quiero mejorar? Si lo que quieres es desarrollar una competencia profesional, tendrás que trabajar duro, lograrás resultados positivos…pero a costa de algo. 

    Un profesional es como un deportista. Una vez que el deportista “está hecho” puede mejorar aspectos específicos de su forma física…puede mejorar su fondo y resistencia… pero casi con seguridad perderá potencia, puede mejorar su elasticidad, pero casi con seguridad perderá fuerza.

    A partir de una determinada edad ya no crecemos incrementalmente… pero si evolucionamos, o podemos evolucionar… podemos ser capaces de hacer cosas que no hacíamos… pero el esfuerzo requerido para crecer implicará que dejaremos de hacer otras. El éxito está en escoger bien, en tener claro para qué necesitamos lo que vamos a desarrollar y que no nos importa perder algo de las habilidades a las que  vamos a prestar menos atención.
  3. ¿Cómo vamos a cambiar nuestra reputación o lo que los demás perciben de nosotros? Hay una cosa muy importante a tener en cuenta… desarrollar una competencia no es difícil en comparación con lo difícil que resulta el que los demás reconozcan que hemos mejorado. 

    Realmente habremos mejorado alguna competencia, capacidad o habilidad cuando los demás consideren que lo hemos hecho. Todo proceso de desarrollo, para ser eficaz, tiene que considerar el impacto que queremos tener en los demás para que también se desarrolle nuestra
    reputación.

 

Otro día hablamos de lo que puede inhibir el desarrollo de tu potencial.

 

Comentarios

Publicar un comentario

If you have a TypeKey or TypePad account, please Inicia sesión

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]