Sobre el autor

Luis Soler Vázquez-Guillén es Managing Partner de Odgers Berndtson y de la División de Management Consultants. Con más de 12 años de experiencia en consultoría de negocio y organización, es experto en análisis y definición de estrategias, optimización de redes ventas, cuadros de mandos y modelos organizativos. Licenciado en Administración y Dirección de Empresas, MBA por ESADE y PDD por IESE.

Categorías

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« Reglas de oro para un "job seeker" aturdido. | Inicio | ¿Cómo optimizar la gestión del "time to market" de tu talento? »

11 diciembre , 2012 | 13 : 19

Me quedo o me voy.

UN POST DE: CARLOS MONSERRATE

En los últimos meses, la situación y la evolución del mercado laboral han cambiado drásticamente.  Las carreras profesionales se han enfriado.  Las promociones son más lentas, más difíciles, o inexistentes.  No se ven tantos proyectos nuevos en las compañías. 

 

La situación está haciendo que algunos profesionales con alto potencial se planteen si deben seguir en sus empresas actuales o deben buscar otras alternativas.

 

En una jornada de trabajo, en la que compartía recientemente reflexiones e inquietudes con pre-directivos, ellos planteaban insistentemente una inquietud: ¿qué valorara más el mercado de trabajo?:

  • ¿Desarrollar una carrera estable y prolongada en una compañía?
  • ¿Cambiar de empresa y cambiar de sector?

 

Yo creo que de alguna manera subyacía la creencia de que el mercado de trabajo valora más y mejor al profesional que ha trabajado en diferentes compañías, que al profesional que ha estado los 10-12 últimos años en la misma empresa.

 

Lo cierto es que hay algo de verdad en esto.  Algunas empresas cuando buscan nuevos profesionales tienden a preferir candidatos que han desarrollado su carrera en 233 compañías de referencia (eso sí, trabajando períodos estables en cada una de ellas, y no dando “saltos” de unas a otras).

 

Sin embargo, el análisis del valor potencial de un profesional depende de aspectos más profundos que del hecho o no, de haber cambiado de empresa, lo cual puede resultar algo anecdótico.

 

  1. Se puede cambiar de empresa sin cambiar de trabajo.  Hay profesionales que cambian de empresa para hacer el mismo trabajo, con el mismo equipo, con el mismo jefe.  Y esto aporta poco, al desarrollo de las capacidades y del potencial.
  2. Hay profesionales que trabajando en la misma empresa desarrollan proyectos muy diferentes.  Si dentro de la misma compañía se trabaja en proyectos distintos, para jefes distintos, con equipos distintos … los procesos de adaptación, flexibilidad, aprendizaje, se pueden producir con la misma intensidad que cuando se cambia de compañía.

 

Hay 3 variables nucleares que acaban construyendo el ADN de un perfil profesional:  

 

Adversidad. Trabajar en entornos de mercado y en proyectos duros, difíciles, retadores.  Cuando el mercado crece se aprende poco.  Cuando es necesario transformarse, re-estructurarse, re-convertirse es cuando realmente las capacidades profesionales se pueden desarrollar.

 

Densidad.  Lo importante no es cuanto tiempo se ha trabajado, lo importante es la “densidad profesional” que se ha desarrollado.  Hay profesionales que durante 5 años han realizado proyectos que se podrían haber ejecutado en 12 meses.  Hay otros profesionales que parecen haber vivido 3 vidas simultáneamente, en función de la intensidad y la cantidad de trabajo realizado.

 

Novedad. Un profesional, igual que un deportista, crece haciendo entrenamientos/trabajos duros (adversidad), intensos (densidad) y diversos (novedad).  No sólo se crece trabajando mucho y trabajando duro, también se crece en mercados nuevos, en proyectos nuevos, con equipos nuevos.

 

En definitiva, quedarse en la misma empresa o cambiar no es la decisión clave para crecer, lo importante es lo que uno hace, con quien lo hace y en qué contexto lo hace.

 

Como conclusión, el mercado sí valora la diversidad de la experiencia, pero esta diversidad se puede producir en una misma empresa, en un mismo sector. Lo importante, es que realmente siga usted creciendo. En algún momento aparecerán oportunidades dentro o fuera de su compañía y si usted ha trabajado con intensidad, diversidad y en entornos de adversidad, estará preparado para capturarlas.

 

Comentarios

Miguel Ángel Riesgo Álvarez

Gracias por tu entrada Carlos. Y añadiría que a veces, aún a riesgo de ser una opinión controvertida en los tiempos que corren, es necesario dejar el empleo actual (ni quedarse ni cambiarse) para hacer cosas nuevas y diferentes (novedad), formarse para mejorar habilidades y posicionarse como experto en alguna materia para reorientar nuestra carrera profesional (adversidad) y aprovechar el tiempo disponible sacándole el mayor jugo posible (densidad).

Javier Iborra

Perfecto. Miguel Angel. Totalmente de acuerdo.
Y viene muy bien esta reflexión relacionada con el emprendedurismo. Creo que ahora se está poniendo mucho enfasis desde las instituciones en intentar fomentar el emprendedurismo desde cero, tipo start up. Y lo que se debe hacer es fomentar el emprendedurismo "dentro" de la empresa.
Todos los expertos hablan de dos tipos de estrategias de supervivencia "retrenchment" y "recovery" (es decir ajuste y recuperación), la primera estaría relacionada con la "densidad" que mencionas. Es decir, apuesta por eficiencia. Y la segunda "recovery" estaría relacionada con novedad (y probablemente con adversidad). Si las empresas no optan por este tipo de enfoques estrategicos, creo que va a ser muy dificil que los profesionales puedan desarrollar estas capacidades nucleares que mencionas.
Gracias por tu reflexión.
Un abrazo.
Javier

Publicar un comentario

If you have a TypeKey or TypePad account, please Inicia sesión

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]