Sobre el autor

José Medina (Managing Partner de Odgers Berndtson) hablará sobre Liderazgo y Talento Directivo en general.

José ha seleccionado a altos directivos en todos los sectores y áreas funcionales, y es Doctor en Psicología, Químico Industrial (UCM) y Licenciado en ICADE, con postgrado en Organization Development (NTL de Washington) y en Executive Coaching (Cambridge University).

Jaime Ozores Ozores (Partner de Odgers Berndtson para los Sectores de Ocio y Turismo, Deportes, e-Commerce y Retail) nos hablará de Liderazgo, Valores y Nuevas Tendencias en Gestión del Talento en estos sectores.

Especializado en búsqueda y evaluación de talento directivo, Jaime es Licenciado en Derecho por la Universitat Pompeu Fabra, Máster en Dirección Comercial y Gestión de Recursos Humanos, habiéndose especializado en e-Commerce y Derecho Informático.

Camino Rodríguez (Partner para los sectores de Technology & Digital Transformation de Odgers Berndtson) hablará sobre el día a día en un mundo disruptivo.

Camino es experta en identificación y búsqueda de talento, y desarrollo y evaluación de directivos. Es Ingeniero de Telecomunicaciones, Máster en Marketing y Comunicación por EADA y Coach Ejecutivo por la Escuela Europea de Coaching. Participa activamente en diversos foros de liderazgo de mujeres directivas.

Luis Truchado Truchado (Partner de las Prácticas de Life Sciences, Healthcare y Not-for-Profit para Iberia de Odgers Berndtson) hablará sobre Líderes y Talento en Life Sciences.

Luis ha seleccionado CEO y CXO en todos los segmentos de esos sectores y es, además, Profesor Visitante de Estrategia Internacional, Recursos Humanos y Carreras Profesionales en distintas universidades y escuelas de negocios.Licenciado en Farmacia (Bioquímica) por la UCM, MBA por el Instituto de Empresa Business School y CSEP por la Columbia Business School.

Categorías

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« febrero 2011 | Inicio | mayo 2011 »

Cómo reaccionar cuando hay un cambio inesperado

Cuando el cambio aparece de manera sorpresiva, ya sea por una fusión que no viste venir, una reorganización interna, cualquier otra circunstancia que generó un impacto significativo en tu entorno o incluso una perdida inesperada del empleo, quiero darte algunas recomendaciones que te ayudarán a reaccionar.

En primer lugar, piensa que tu carrera no ha terminado, que puede ser una oportunidad más que una tragedia, y que después de un corto tiempo, si sabes gestionar el cambio, continuarás en una nueva posición con éxito.

Así­, reconociendo que, a pesar de las dificultades, la experiencia de un cambio es una de las lecciones que todo directivo debe experimentar en su vida, veremos algunas recomendaciones a tener en cuenta:

  1. Recuerda pensar antes de actuar.

No tomes decisiones apresuradas, tus emociones estarán desbocadas, así­ que esta es una buena regla: no tomes ninguna decisión importante en los primeros tres dí­as. Dependiendo de lo que haya pasado, estarás pensando en tu equipo, en tus finanzas, en tu reputación, en tu familia, etc.

No pensarás con claridad, así­ que resístete a tomar decisiones al menos durante esos primeros tres dí­as.

  1. Adáptate a la nueva situación.

Cuando haya pasado la primera impresión, es tiempo para empezar a ajustarse.

Tienes que comenzar a adoptar una nueva normalidad. Identifica lo que es importante para ti. Puede que descubras algunos nuevos valores que antes no formaban parte de tu catálogo: tiempo libre, balance de la vida personal y profesional, o autogestión.

Recuerda que para mantenerte equilibrado necesitas seguir haciendo deporte y mantener una vida social activa.

Haz un inventario de tus habilidades y conocimientos, y define cómo abordar un nuevo objetivo profesional. Esto requiere un compromiso apasionado de ser positivo.

Tienes que tomar la decisión de que esta experiencia servirá para hacerte mejor, en vez de angustiarte. Esta predisposición consciente mantendrá la actitud adecuada para volver a tener éxito después de un cambio importante.

  1. Ponte en marcha.

Finalmente tienes que actuar. Debes pensar en un plan de acción a varios meses con tareas y plazos especí­ficos.

En este caso, dependiendo de la naturaleza del cambio, las tareas varí­an:

  • Si hay una reorganización interna, quizás debas ganarte la confianza de tu nuevo jefe, demostrar tu aportación de valor en el nuevo puesto, aprender a moverte en el nuevo ecosistema y generar una nueva red de contactos profesionales...
  • Si te quedaste sin trabajo, debes prepararte para tu nueva actividad que será "buscar trabajo". Esa etapa en sí­ misma es una oportunidad, y tu reintegración al mundo laboral será más fácil cuanto mejor planifiques la etapa de transición.

Estas tres etapas pueden parecer muy evidentes y racionales. Sencillas de entender y aplicar. Pero, créeme, lo fácil se vuelve difícil cuando uno está nervioso y batallando con lo inesperado.

Si quieres lidiar eficazmente con el cambio y la adversidad, convierte la primera reacción: "Tengo un problema y busco que me ayuden a resolverlo", en un nuevo mensaje poderoso: "Tengo una idea clara de lo que sé hacer y dónde puedo aportar valor".

 

Camino Rodríguez

Partner Technology & Digital Transformation de Odgers Berndtson

22 marzo, 2011 | 17:45

UN POST DE: CARLOS MONSERRATE

Hace unos días fui invitado en Valencia por ESTEMA a impartir una conferencia con este sugestivo y paradójico título. Pero, ¿Se puede de verdad gestionar el entusiasmo a través de la retribución? Tanto el sentido común como, sobre todo, la experiencia, nos dicen que no. No hay nada que genere más descontento, insatisfacción y conflictos que la retribución.

Sin embargo la retribución es el acto de reconocimiento por excelencia en el ámbito profesional. De hecho, la retribución es un elemento intrínseco a la profesionalidad: si no hay retribución, estaremos hablendo de voluntariedad, altruismo, caridad… pero no de profesionalidad.

Es cierto que muchas veces hemos oído decir que “hay cosas que motivan mucho más que la retribución”, y otras afirmaciones de esta naturaleza. Por mi parte solo dos opiniones:

  • Si no pagamos a los profesionales, por mucho que les guste lo que hacen estoy seguro de que no van a seguir yendo a trabajar.
  • Nada ha generado tantos conflictos y problemas laborarles en los últimos 25 años, como aspectos relacionados con la retribución de un modo u otro.

Intentar generar algo que es intrínseco a las personas no tiene mucho sentido.

Os propongo que abordemos en tema desde una perspectiva distinta, casi absurda. ¿Cómo retribuir
para destruir el entusiasmo?
Imaginemos un grupo de jóvenes que se incorporan a nuestra empresa, a nuestro equipo. Acaban de terminar su master, han tenido alguna experiencia, pero este es su
primer trabajo relevante, les brillan los ojos, están llenos de ganas y de ilusión… ¿Cómo podemos acabar con esa motivación casi insultante a través de la retribución? Vamos a seguir 5 reglas sencillas:

  1. Les pagamos por debajo del mercado, de forma sostenida en el tiempo.
  2. Pagamos igual a todos, también a quienes aportan más y tienen mejores resultados.
  3. Nunca les explicamos lo que tienen que hacer para lograr un variable determinado.
  4. Nadie sabe por qué se le aplica una subida determinada, y tampoco lo que tiene que hacer para que sea superior en el futuro.
  5. El variable anual y la subida salarial se comunican en una conversación de 3 minutos.

¡Ya está! ¡Ya hemos destrozado el entusiasmo! ¡En cosa de apenas dos años habremos logrado el objetivo!

Competitividad, equidad, meritocracia, comunicación y transparencia son las 5 claves para
gestionar el entusiasmo a través de la retribución. Ahora los tiempos son difíciles para casi todos y no cabe esperar muchas alegrías con la retribución para casi nadie, pero las 5 claves anteriores siguen siendo imprescindibles.

Además existe un concepto de “Retribución Total”, que no siempre se entiende ni se gestiona correctamente. Al igual que ocurre con el marketing tradicional, la retribución total se compone (o se puede componer) de 4 P,s:

  • Place: misión de empresa, imagen de marca, liderazgo, capacidad de innovación,
    cultura, clima, valores, entorno de jefes y compañeros.
  • Product: contenido del puesto, retos, desafíos, empleabilidad.
  • Promotion: libertad y autonomía, desarrollo, carrera.
  • Price: salario, seguridad, estabilidad.

Como conclusión, retomemos la idea principal de la reflexión: ¿cómo debemos retribuir para no destruir el entusiasmo?

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]