Convertir la novedad en valor

Francisco González Bree

Convertir la Novedad en Valor es un blog de Francisco González Bree sobre la Creatividad, la Tecnología y la Innovación. El autor analiza el impacto actual de la innovación en el rendimiento de las empresas y los estándares de vida de las personas y observa las necesidades del mercado y las tecnologías en un futuro no muy lejano.

Luis Ferrándiz

Francisco González Bree es Doctor en Business Administration y trabaja en la actualidad como director académico del Master in Business Innovation (MBI) de Deusto Business School. Colaboró como Director de Marketing en Anboto nombrada mejor start up del mundo en 2010 y en Sher.pa. Ha trabajado más de 15 años en puestos directivos en multinacionales y más de 6 años ayudando como tutor y mentor a decenas de empresas de todos los tamaños y sectores con sus planes y modelos de negocio.

septiembre 2018

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« Líderes que ahuyentan el talento | Inicio | Los especialistas, los generalistas y el reloj de la polimatía »

18 julio , 2018 | 13 : 12

Las tecnologías exponenciales nos acercan a los mundos de Blade Runner o Ghost in the Shell

CyberpunkEl cambio acelerado es el incremento en la tasa de progreso tecnológico que producirá cambios más rápidos y profundos en el futuro. Gordon E. Moore propuso en 1965 que cada dos años se duplica el número de transistores en un microprocesador. Raymond Kurzwel propuso en 2001 la ley de rendimientos acelerados para describir un crecimiento exponencial del progreso tecnológico que nos llevará a una singularidad tecnológica. Desde el siglo XVIII, el concepto de singularidad se asienta sobre las ideas de pensadores como Nicolas de Condorcet, R. Thorton, Samuel Butler y Ada Lovelace. En el último siglo el concepto ha sido evolucionado por autores como Alan Turing, John von Neuman, Stanislaw Ulam y Vernor Vinge.

Jason Ganz explicaba hace un par de  años en un artículo en singularityhub que, en su opinión, la tecnología está provocando un efecto de “convergencia acelerada” según la cual a medida que la tecnología continúe creciendo de forma exponencial, las interacciones entre los diferentes subgrupos de la tecnología crearán oportunidades sumamente interesantes. Mckinsey Global Institute publicó en el año 2013 el estudio Disruptive Technologies: Advances that will transform life, business, and the global economy. En dicho estudio se proponían 12 tecnologías disruptivas que potencialmente iban a transformar la vida, los negocios y la economía global. Estas tecnologías incluían internet móvil, automatización del conocimiento, internet de las cosas, computación en la nube, robótica avanzada, vehículos autónomos o semiautónomos, nueva generación genómica, almacenaje de energía, impresión 3D, materiales avanzados, recuperación avanzada de gas y petróleo y energías renovables. Desde el año 2013 están apareciendo con cierta frecuencia nuevos estudios que confirman y amplían la cantidad y el impacto que tendrán las nuevas tecnologías. Estos nuevos estudios utilizan cada vez con mayor frecuencia el concepto de tecnologías exponenciales.

Un estudio particularmente interesante es el desarrollado por Deloitte, Singularity University y Compete titulado “The Exponential Technologies in Manufacturing”. Dicho estudio explora cómo las tecnologías exponenciales están transformando el futuro de la fabricación y cómo las empresas manufactureras globales pueden aprovechar mejor este cambio acelerado para evolucionar, crecer y prosperar. El estudio define a las tecnologías exponenciales como aquellas que permiten el cambio a una velocidad acelerada. Esta transformación se está viendo facilitada por la reducción de costes y los progresos sustanciales en áreas tales como la potencia de computación, el ancho de banda y el almacenamiento de datos. Este estudio incluye algunas tecnologías exponenciales no incluidas o descritas de esta manera en el estudio realizado por Mckinsey hace cinco años. Por ejemplo, el estudio incluye automatización cognitiva, inteligencia artificial, biotecnología y biomanufactura, blockchain, ciberseguridad, simulación e integración de diseño digital, nuevas generaciones de computación, internet de las cosas e interfaz de las cosas. Esta última incluye la realidad virtual, realidad augmentada y mixta, los dispositivos ponibles y el reconocimiento de gestos.

El estudio incluye el marco conceptual de las 6 Ds de Peter Diamandis y Steven Kotler, según el cual las tecnologías exponenciales se caracterizan por estar digitalizadas, ser engañosas, ser disruptivas, estar desmonetizadas, desmaterializadas y democratizadas. El marco de las 6 Ds describe el viaje que lleva a cabo una tecnología exponencial según la cual a medida que la tecnología impacta en los mercados, las barreras de entrada se diluyen y las líneas entre sectores e industrias se desdibujan. La competencia surge de fuentes no tradicionales que suelen buscar ventajas más allá del producto en sí (proximidad al cliente, acceso a los datos y el conocimiento, etc.) Estos competidores empiezan a ser jugadores más pequeños capaces de capturar de forma más veloz el inmenso valor que pueden proporcionar las tecnologías exponenciales. Estos nuevos entrantes son tan ágiles que consiguen superar a los pesos pesados de las distintas industrias de una forma jamás vista antes.

Sin embargo, existe una tecnología exponencial que destaca sobre las demás. Se trata de la inteligencia artificial. En un reciente artículo para este blog explicaba que el Instituto Global Mckinsey en su estudio Artificial intelligence: The next digital frontier? analizaba el estado actual de la Inteligencia Artificial. De dicho estudio se puede apreciar que son, de momento, los grandes tecnológicos, como Amazon, Apple, Google y Facebook los que más están invirtiendo en el desarrollo de tecnologías relacionadas con la Inteligencia Artificial. Sin embargo, la adopción comercial todavía es muy lenta. Un aspecto especialmente relevante del estudio lo encontramos en la página 12, donde los autores nos ofrecen datos sobre la inversión externa en empresas enfocadas en Inteligencia Artificial por categoría de tecnología. Las seis áreas por orden de importancia son: (1) el aprendizaje automático, (2) la visión computarizada, (3) el procesamiento del lenguaje natural, (4) los vehículos autónomos, (5) la robótica avanzada y (6) los asistentes virtuales.

El estudio también nos ofrece en la página 15 un resumen de los sectores en los que la adopción de la Inteligencia Artificial está ocurriendo con mayor velocidad. Estos sectores son: tecnología y telecomunicaciones, automoción y montaje, servicios financieros, energía, medios y entretenimiento, productos envasados para el consumidor, transporte y logística, retail, educación, servicios profesionales, salud, construcción y turismo. Los expertos consideran que las empresas que combinen unas fuertes capacidades digitales junto con una adopción y una estrategia proactiva de la Inteligencia Artificial alcanzarán unos mejores rendimientos empresariales. En conclusión, todavía estamos en la infancia de las tecnologías exponenciales y la Inteligencia Artificial, pero lo que está empezando a quedar claro es que si los datos son como la gasolina moderna, la Inteligencia Artificial es como el motor que moverá la economía del futuro. Sin embargo, tiene tal poder disruptivo que debemos tener cuidado no se nos vaya a ir de las manos tal y como se nos alerta en los mundos distópicos de películas de ciberpunk como Blade Runner o Ghost in the Shell.

Comentarios

Publicar un comentario

If you have a TypeKey or TypePad account, please Inicia sesión

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]