Convertir la novedad en valor

Francisco González Bree

Convertir la Novedad en Valor es un blog de Francisco González Bree sobre la Creatividad, la Tecnología y la Innovación. El autor analiza el impacto actual de la innovación en el rendimiento de las empresas y los estándares de vida de las personas y observa las necesidades del mercado y las tecnologías en un futuro no muy lejano.

Luis Ferrándiz

Francisco González Bree es Doctor en Business Administration y trabaja en la actualidad como director académico del Master in Business Innovation (MBI) de Deusto Business School. Colaboró como Director de Marketing en Anboto nombrada mejor start up del mundo en 2010 y en Sher.pa. Ha trabajado más de 15 años en puestos directivos en multinacionales y más de 6 años ayudando como tutor y mentor a decenas de empresas de todos los tamaños y sectores con sus planes y modelos de negocio.

junio 2018

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« Silos funcionales y organizaciones matriciales | Inicio | El liderazgo creativo para ver lo que otros no ven »

10 abril , 2018 | 17 : 11

Juegos creativos y máquinas inteligentes

Kids WorldDistintos estudios a lo largo del último año apuntan que las habilidades que serán más difíciles de automatizar por parte de las máquinas inteligentes serán la creatividad, adaptabilidad y toma de decisiones. Esta semana podíamos leer un excelente artículo de Alex Beard para The Guardian sobre cómo aprenden los bebes humanos y por qué los robots no pueden competir con nosotros. El artículo se hace eco de diversos estudios y experimentos que arrojan algunas conclusiones muy interesantes. Los humanos somos aprendices sociales y tenemos la capacidad de algo extraordinario, podemos entender a las personas que nos rodean e interpretar sus posibles intenciones. Desde que nacemos somos exploradores preparados para la investigación científica. Llegamos al mundo dotados con una sensibilidad única para explorar el entorno. Los robots, por el contrario, solo aprenderán de aquello para lo que hayan sido programados.

Sin embargo, el artículo de Alex es crítico con las estrategias que utilizamos en general las personas para alcanzar nuestro máximo potencial en el aprendizaje. Uno de los problemas es que durante décadas se ha tenido una visión muy simple del desarrollo de la mente, considerando que a mayor número de inputs se obtendrían un mayor número de outputs. Esta estrategia se ha experimentado, por ejemplo, con el aprendizaje de idiomas ofreciendo malos resultados.

El motivo es sencillo, nuestro cerebro no funciona como una computadora. Podemos exponer a personas de corta edad a una avalancha de datos e información sin que ello garanticé que aprendan más que otras que dediquen su tiempo a jugar. De hecho, es el juego creativo la base sobre la cual se construyen la creatividad, el lenguaje, las matemáticas y la ciencia. En el artículo se hace mención del libro de Kathy Hirsh-Pasek Becoming Brilliant: What Science Tells Us About Raising Successful Children en el que la autora propone seis áreas para el aprendizaje moderno: (1) colaboración, (2) comunicación, (3) contenido, (4) pensamiento crítico, (5) innovación creativa y (6) confianza. Sucede que mientras que los humanos podemos desarrollar enormemente estas áreas, las máquinas no consiguen avanzar en algunas de ellas.

En un reciente artículo de Ramón López de Mántaras para El País el autor explicaba que la Inteligencia Artificial permanece atascada desde hace más de 50 años en cómo dotar de sentido común a las máquinas. Según el autor, esta cuestión es fundamental si pretendemos llegar a crear inteligencias artificiales que sean indistinguibles de la inteligencia humana. Resulta que los investigadores de Inteligencia Artificial no ven ni siquiera indicios de que esta cuestión pueda ser resuelta en el futuro. Sin embargo, la avalancha de noticias sobre los logros que estamos alcanzando con los desarrollos tecnológicos nos está haciendo creer que la Inteligencia Artificial podrá hacer en pocos años cualquier cosa que hacemos los humanos. Los expertos opinan que por mucho que avance la Inteligencia Artificial será muy diferente a la inteligencia humana. Podríamos pensar que ambas inteligencias podrían ser complementarias pero a la hora de tomar decisiones no sería recomendable dejar que una máquina tomase decisiones de forma autónoma ya que carecería de sabiduría.

En conclusión, tenemos una gran oportunidad para desarrollar en mayor medida nuestras capacidades por medio del juego creativo. Asimismo, podemos empezar a ver las máquinas inteligentes como entidades con las que podremos colaborar para obtener mejores resultados. Según estudios del MIT somos complementarios en el sentido  de que las computadoras están mejor preparadas para identificar patrones provenientes de grandes cantidades de información. Sin embargo, los humanos son buenos entendiendo patrones provenientes de ejemplos con pocas cantidades de información. Lo que están haciendo el MIT y otras instituciones es crear puentes entre estos dos mundos complementarios, promoviendo la colaboración entre humanos y ordenadores a fin de permitir una toma de decisiones mejorada.

Comentarios

Publicar un comentario

If you have a TypeKey or TypePad account, please Inicia sesión

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]