Convertir la novedad en valor

Francisco González Bree

Convertir la Novedad en Valor es un blog de Francisco González Bree sobre la Creatividad, la Tecnología y la Innovación. El autor analiza el impacto actual de la innovación en el rendimiento de las empresas y los estándares de vida de las personas y observa las necesidades del mercado y las tecnologías en un futuro no muy lejano.

Luis Ferrándiz

Francisco González Bree es Doctor en Business Administration y trabaja en la actualidad como director académico del Master in Business Innovation (MBI) de Deusto Business School. Colaboró como Director de Marketing en Anboto nombrada mejor start up del mundo en 2010 y en Sher.pa. Ha trabajado más de 15 años en puestos directivos en multinacionales y más de 6 años ayudando como tutor y mentor a decenas de empresas de todos los tamaños y sectores con sus planes y modelos de negocio.

mayo 2017

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« La resistencia interna a la innovación | Inicio | Innovación, liderazgo y talento »

30 enero , 2017 | 19 : 30

La universidad y los ecosistemas de emprendimiento e innovación

LocustEsta semana podíamos leer un interesante artículo de Sal Emergui para El Mundo en el que se explicaban algunas de la claves del éxito del modelo de innovación de Israel. Una de las claves es la inversión que realiza en I+D+i. En el año 2014 Israel invirtió el 4,11% anual de su PIB en I+D situándola en el segundo lugar del mundo por detrás de Corea del Sur que alcanzó el 4,29%. En España el porcentaje de inversión total en I+D+i respecto al PIB fue del 1,22%. Otro aspecto fundamental del éxito del modelo de innovación de Israel es su sistema universitario del que han salido ocho Premios Nobel y que conecta con gran éxito el mundo académico y el mundo empresarial.

En Israel han conseguido fomentar un sistema universitario innovador y emprendedor que está implicado en el desarrollo económico-social. Esto lo consiguen formando y ayudando no sólo a los nuevos profesionales de disciplinas científicas sino también a fundadores de empresas startups a través de programas de emprendimiento e incubación conectados a empresas de capital riesgo. Podemos preguntarnos si existen otros sistemas universitarios en el mundo que dinamicen la innovación y el emprendimiento como lo hacen en Israel. Un ejemplo similar lo podemos encontrar en Reino Unido donde la Universidad de Cambridge actúa como motor del Silicon Fen. Esta zona de Reino Unido es considerada como un punto caliente de innovación a nivel mundial. El nombre de Silicon Fen alude a Silicon Valley debido al número de empresas de alta tecnología, incubadoras de tecnología y parques científicos.  

Fundada en 1209 y con 96 premios Nobel de personas afiliadas a la institución, la contribución de la Universidad de Cambridge al progreso de la ciencia es excepcional. Desde el método científico de Francis Bacon a las leyes del movimiento y el cálculo de Sir Isaac Newton. Desde la teoría de la evolución por selección natural de Charles Darwin a la formulación de la teoría de la computación por Alan Turing. Pero lo más notable es que las aportaciones científicas han dado el salto desde la investigación, al desarrollo y finalmente a la innovación. En un interesante artículo de Éanna Kelly para Science Business, la autora explicaba hace medio año que el cluster tecnológico de Cambridge es lo más parecido que podemos encontrar a Silicon Valley. Éanna considera que este polo de innovación está entrando en una nueva fase de alto crecimiento. La autora menciona el libro de Chales Cotton titulado “The Cambridge Phenomenon: Global Impact” en el que se revisan los últimos 50 años del cluster y se llega a la conclusión de que las multinacionales ahora están optando por operar en la ciudad. Por ejemplo, podemos ver que más de 30 compañías globales han comprado negocios locales y han continuado sus operaciones en el cluster. En lugar de que las compañías de tecnología en fase inicial sean compradas por compañías extranjeras y sacadas de Cambridge, ahora pasan a formar parte del ecosistema de Cambridge. En la actualidad hay más de un millar de empresas de tecnología y biotecnología que operan en el cluster de Cambridge. Se estima que más de 40.000 personas han llegado o se han quedado en la región de Cambridge para trabajar en estas empresas. Apple recientemente ha abierto oficinas en Cambridge para trabajar en un asistente de voz. También Google se ha incorporado a la zona con su unidad de inteligencia artificial.

Los autores son contundentes, para ellos la clave de los 50 años de éxito de Cambridge como clúster tecnológico es la universidad, que ha actuado como una gran incubadora y ha promovido lo que se denomina como el espíritu de Cambridge que fomenta una sociedad increíblemente generosa donde todo el mundo quiere ayudar a todos los demás. En Cambridge se puede admirar el reloj Corpus que es una escultura en la que aparece una especie de saltamontes o langosta devorando el tiempo. En mi opinión, no podemos dejar pasar más tiempo y estos ejemplos deberían animarnos a crear en nuestro país polos de innovación potentes a nivel mundial. Según nos explica Éanna, la universidad tiene un papel fundamental en la dinamización de los ecosistemas innovadores.

Comentarios

Publicar un comentario

If you have a TypeKey or TypePad account, please Inicia sesión

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]