Convertir la novedad en valor

Francisco González Bree

Convertir la Novedad en Valor es un blog de Francisco González Bree sobre la Creatividad, la Tecnología y la Innovación. El autor analiza el impacto actual de la innovación en el rendimiento de las empresas y los estándares de vida de las personas y observa las necesidades del mercado y las tecnologías en un futuro no muy lejano.

Luis Ferrándiz

Francisco González Bree es Doctor en Business Administration y trabaja en la actualidad como director académico del Master in Business Innovation (MBI) de Deusto Business School. Colaboró como Director de Marketing en Anboto nombrada mejor start up del mundo en 2010 y en Sher.pa. Ha trabajado más de 15 años en puestos directivos en multinacionales y más de 6 años ayudando como tutor y mentor a decenas de empresas de todos los tamaños y sectores con sus planes y modelos de negocio.

marzo 2017

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« Innovación y emprendimiento al estilo de Juego de Tronos | Inicio | Tendencias tecnológicas, singularidad y el diseño de un mundo mejor (1ª parte) »

17 julio , 2016 | 00 : 14

La innovación: la última frontera… hasta alcanzar lugares donde nadie ha llegado antes

The Last FrontierEstas últimas semanas hemos podido leer dos nuevos interesantes estudios que abordan la importancia de la innovación y la capacidad de adaptación al cambio para alcanzar el éxito en estos tiempos disruptivos que vivimos. El primer estudio del profesor de Calestous Juma del Centro Belfer de la Universidad de Harvard (EE.UU.) explora cómo los obstáculos al cambio son claves para la adopción de nuevas tecnologías. En el estudio se revisan 600 años de controversias generadas por casos en los que las personas se han opuesto a ciertas innovaciones tecnológicas y sociales. Desde el rechazo que se produjo al café en el siglo XVII en Italia o posteriormente a los productos refrigerados hasta nuestros días. En la actualidad esta oposición a la innovación la encontramos desde el rechazo a la robótica avanzada, la inteligencia artificial, hasta la agricultura biotecnológica.

Hace casi un año expliqué en una serie de tres artículos algunas de las claves de esta aceleración tecnológica sin precedentes y el rechazo que está ocasionando en algunos sectores de la población. En concreto, más de 16.000 científicos, investigadores, académicos y figuras relevantes de la industria de la tecnología habían firmado una carta abierta presentada el 28 de julio de 2015 durante la Conferencia Internacional Conjunta de Inteligencia Artificial en Buenos Aires contra el desarrollo sin control de la Inteligencia Artificial. Entre los firmantes se encontraban personas muy conocidas en el mundo de la tecnología como Steve Wozniak cofundador de Apple, Demis Hassabis CEO de Google DeepMind, Yann LeCun de Facebook, Elon Musk cofundador de Paypal, SpaceX, Tesla Motors y Stephen Hawking científico británico. Con relación a la agricultura biotecnológica, a principios de este mes más de 100 premios Nobel cargaban contra Greenpeace por rechazar los transgénicos. Greenpeace por su parte rechazaba las acusaciones generando un complejo debate tecnológico, ecológico y social. Podemos apreciar que el estudio de Calestous Juma toca temas de máxima actualidad y lo que nos propone este profesor de Harvard es que el rechazo de las personas a la innovación se puede deber a cuatro factores, (1) respuestas intuitivas, (2) intereses creados, (3) objeciones filosóficas y (4) la psicología de la salud y nutrición. Para avanzar de forma positiva lo que se propone es mayor transparencia, inclusión y precaución. De hecho se propone el uso de la “innovación inclusiva” que incluye entre otras medidas mayor implicación de las instituciones públicas, gestión igualitaria de los derechos de propiedad intelectual, así como líderes emprendedores que puedan tomar decisiones bien informadas y monitorizar los avances tecnológicos y sus impactos. El objetivo final es gestionar la percepción al riesgo y fomentar la confianza.

El segundo estudio “KPMG Global Transformation Study 2016” propone tres factores críticos que son fundamentales para el éxito organizacional. Dos de estos tres factores coinciden con los temas abordados en el estudio de Harvard. En concreto, el estudio de KPMG recomienda a las organizaciones embeber la innovación continua y aprender a prosperar en el cambio. El tercer factor es enfocarse en el cliente. Resulta especialmente interesante que el estudio, que encuestó a más de 1.600 ejecutivos de compañías multinacionales en 16 países y 21 industrias, encontró que el 96 por ciento de las organizaciones están en la actualidad planificando o ejecutando la transformación del negocio. Sin embargo, la mayoría de estas compañias está fracasando en esta transformación del negocio y el estudio propone cinco causas fundamentales: (1)  incapacidad para predecir disrupciones por cambios en los comportamientos de los clientes, (2) incapacidad para innovar, (3) incapacidad para entender la complejidad del modelo operativo, (4) omisión de la conexión cultural, (5) inflexibilidad de la organización para reaccionar de forma rápida a cambios en el mercado.

En mi opinión, esta incapacidad manifiesta de la mayoría de las organizaciones para incorporar la innovación y la adaptación al cambio en el ADN de la empresa es consecuencia del desequilibrio existente entre el ciclo operacional (negocio presente) y el ciclo innovador (negocio futuro). En innovación existen unos modelos, dimensiones, fuentes, tipos, intensidades, métricas y un largo abanico de temas que hay que dominar para que la empresa sea innovadora. Resulta especialmente importante centrarnos en las cinco dimensiones que nos propone la Dra. Bettina von Stamm experta en innovación. Estas dimensiones son la estrategia y la visión, los estilos de liderazgo, los procesos, la cultura de la empresa y un entorno del trabajo que las facilite. Las organizaciones que trabajan bien estas 5 dimensiones son más innovadoras y se adaptan mejor al cambio. Por concluir, para las personas que nos gusta la ciencia ficción la frase introductoria de los episodios de Star Trek “La última frontera… hasta alcanzar lugares donde nadie ha llegado antes”, nos recuerda la importancia de contar, no solo con personas que se preocupen del negocio presente, sino con personas innovadoras que miren al futuro y sean capaces de adaptarse al cambio.

Comentarios

Publicar un comentario

If you have a TypeKey or TypePad account, please Inicia sesión

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]