Convertir la novedad en valor

Francisco González Bree

Convertir la Novedad en Valor es un blog de Francisco González Bree sobre la Creatividad, la Tecnología y la Innovación. El autor analiza el impacto actual de la innovación en el rendimiento de las empresas y los estándares de vida de las personas y observa las necesidades del mercado y las tecnologías en un futuro no muy lejano.

Luis Ferrándiz

Francisco González Bree es Doctor en Business Administration y trabaja en la actualidad como director académico del Master in Business Innovation (MBI) de Deusto Business School. Colaboró como Director de Marketing en Anboto nombrada mejor start up del mundo en 2010 y en Sher.pa. Ha trabajado más de 15 años en puestos directivos en multinacionales y más de 6 años ayudando como tutor y mentor a decenas de empresas de todos los tamaños y sectores con sus planes y modelos de negocio.

noviembre 2017

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« enero 2016 | Inicio | marzo 2016 »

SustainabilityEsta semana podíamos leer un interesante artículo de David Semerad para Forbes sobre la sostenibilidad y el rendimiento empresarial. Según un estudio de Unilever citado en dicho artículo, los usuarios valoran cada vez más las marcas de empresas que nutren la innovación y la sostenibilidad. El estudio encontró que el 20% de los encuestados elegirían activamente marcas que comunicaran de forma clara en su marketing su apuesta por la sostenibilidad. David explica que, en general, los consumidores prefieren cada vez más negocios y productos sostenibles. Sin embargo, son muchas las empresas que todavía no se han tomado en serio el tema de la sostenibilidad.

En un interesante artículo para Harvard Business Review, el experto John Elkington propone ciertos desafíos y aproximaciones que los líderes emplean para abordar el tema de la sostenibilidad. Según Elkington, el cortoplacismo y la obsesión por la obtención de retornos financieros al capital invertido suponen un problema para la resolución de los desafíos sistémicos a los que nos enfrentaremos a nivel ambiental en los próximos años. Hemos visto imágenes del aire contaminado que se respira en muchas ciudades del mundo. En un artículo de Michael Reilly para MIT Technology Review, el autor explica que en la actualidad no es China sino la India quien tiene los peores niveles de contaminación en el aire del mundo. La imparable industrialización junto con la falta de regulación hará que este problema empeore en el futuro. 

En otro artículo de Fiona Harvey para The Guardian, la autora explica que para la vida marina las perspectivas también son preocupantes. La amenaza de los océanos no son sólo los torrentes de plástico que pueden sofocar y matar de hambre a los peces o las diversas formas de contaminación humana que están creando zonas muertas. Existen otras amenazas como la acidificación de los océanos que está progresando rápidamente en todo el mundo. Nuevos estudios han encontrado que la combinación de estas y otras amenazas pueden resultar mortales para la vida marina. El embajador de la ONU para los océanos, Peter Thomson, argumenta que todo el mundo habla del cambio climático pero es necesario hablar más del cambio del océano, los efectos de la acidificación, el calentamiento, la contaminación plástica y las zonas muertas marinas.

John Elkington explica que los líderes empresariales utilizan seis modelos mentales que pueden ayudar a construir negocios más sostenibles y intentar resolver estos desafíos. El primer modelo mental es el marco de recursos. Este modelo se centra en la reducción de desperdicios y la innovación tecnológica. Por ejemplo, 3M adoptó en los años 90 conceptos como la eco-eficiencia. Con estos conceptos se buscaba generar ingresos y ahorrar costes mediante una mejor gestión en el uso de materiales, energía y desperdicios. El desafío de este modelo es que se tiende a pensar que la tecnología solucionaría todos nuestros problemas pero con los crecimientos exponenciales actuales los problemas sistémicos no se acaban de resolver.

El segundo modelo mental es el marco del tiempo. El tiempo es fundamental para todos los marcos de sostenibilidad y el capitalismo sufre de miopía con los temas de largo plazo. Este problema fue identificado por el CEO de Unilever Paul Polman quien les dijo a los potenciales inversores cortoplacistas que no invirtieran en la empresa. Desde 1950 los desafíos medioambientales se han disparado. Algunos científicos y pensadores consideran que, en la actualidad, estamos en el Antropoceno caracterizado por el impacto global que las actividades humanas han tenido y tienen en los ecosistemas terrestres. El ganador del premio Nobel de química Paul Crutzen utilizó este término en el año 2000 en referencia a la influencia que, en su opinión, está teniendo el comportamiento humano sobre la Tierra en los últimos tiempos.

El tercer modelo mental es el marco de valor que conecta con la idea de la triple cuenta de resultados. Este concepto fue acuñado a mediados de los años 80 por distintos autores como Freer Spreckley alcanzando gran notoriedad con la publicación en 1998 del libro de John Elkington “Cannibals With Forks: The Triple Bottom Line of 21st Century Business”. La triple cuenta de resultados es un marco contable que fomenta los negocios sostenibles en base a tres dimensiones fundamentales: económica, social y ambiental. La adopción de la triple cuenta de resultados aporta beneficios importantes para la empresa ya que facilita el acceso a nuevos mercados potenciales, aumenta la motivación de los empleados, fomenta la innovación, mejora la reputación y fideliza a los clientes. Las empresas en este marco han creado instrumentos como el SROI (retorno social de la inversión) o el E P&L (environmental profit and loss account).

El cuarto modelo mental es el marco de diseño donde se intenta romper con la lógica dominante del consumidor basada en extraer, fabricar y tirar. Este grupo incluye personas como los arquitectos geodésicos Buckminster Fuller, Stewart Brand y los pensadores Bill McDonough y Michael Braungart creadores de conceptos como la “economía circular” y “de la cuna a la cuna”. El quinto marco mental es el marco de la abundancia con pensadores como Ray Kurzweil y Peter Diamandis que argumentan que hemos entrado en un periodo caracterizado por la generación de soluciones rupturistas a desafíos a un nivel exponencial. Pioneros de este marco incluyen organizaciones como XPRIZE Foundation y Singularity University. Este marco conecta directamente con las mega tendencias tecnológicas y la ley de convergencia acelerada que comenté en un artículo previo para este blog. Finalmente, tenemos el modelo mental del marco moral. Es fundamental aplicar en el mundo empresarial los conceptos de justicia distributiva, derechos humanos, valores y principios éticos. Los principios humanistas de este último modelo son fundamentales si realmente aspiramos a crear un mundo mejor. 

28 febrero, 2016 | 22:43

Digital Collage SpineEsta semana nos ha ofrecido dos de los eventos más interesantes del año desde el punto de vista de la tecnología y las artes. Por un lado hemos disfrutado de la feria ARCOmadrid que en su 35 aniversario ha recibido a más de 100.000 visitantes y 30.000 profesionales. En esta edición el premio ARCO-Beep de Arte Electrónico ha recaído en la obra Portrait on the fly de Christa Sommerer & Laurent Mignonneau, presentada por la galería Anita Beckers de Frankfurt. En segundo lugar hemos podido conocer las últimas novedades tecnológicas del Mobile World Congress (MWC) de Barcelona que también ha reunido a más de 100.000 visitantes.

En esta edición del MWC hemos conocido algunas de las tendencias que marcarán la agenda de los apasionados por la innovación y la tecnología en el presente año. En primer lugar tenemos la realidad virtual que según comenté en un reciente artículo será una fuente de innovación multisectorial. En segundo lugar encontramos los dispositivos modulares y actualizables como el móvil modular LG C5. En tercer lugar vemos que avanzan los dispositivos ponibles con sus asistentes virtuales y las cámaras que se llevan en el cuerpo para grabar en tiempo real la vida de cada uno. En cuarto lugar tenemos el Internet de las Cosas con la previsión de que en el año 2020 habrá más de 50.000 millones de dispositivos conectados a la red. Esta explosión de dispositivos conectados requerirá de mayor conectividad empezando por consolidar el 5G. En quinto lugar tenemos los vehículos autónomos y semiautónomos que seguirán avanzando para ofrecer en un futuro no muy lejano nuevos modelos de negocio  basados en el uso de vehículos.

Como podemos comprobar todos estos avances son muy interesantes y encajan con los estudios de prospectiva tecnológica más importantes del mundo. Sin embargo esta semana también podíamos leer que la innovación puede tener su lado negativo. En un artículo sobre el aumento de la incertidumbre el conocido inversor y empresario estadounidense Warren Buffett nos avisaba de unas predicciones preocupantes. Warren argumentaba en una carta que aunque en el corto plazo podemos evitar posibles riesgos de ataques informáticos, biológicos y nucleares, en el medio y largo plazo es más complicado. El magnate explicaba en dicha carta que mientras en un año sólo existe una posibilidad entre treinta que suframos un ataque de este tipo, sin embargo a lo largo de 100 años la probabilidad de que ocurra alcanza el 96,6%. Nadie puede saber cómo sería el día después de una tragedia de este tipo pero, por ejemplo, Einstein en 1949 argumentaba que aunque no sabía cómo serían las armas de la tercera guerra mundial si podía saber con certeza que la cuarta guerra mundial se lucharía con palos y piedras.

Según comenté en una serie de artículos hace medio año existe una preocupación real sobre este tema. El 28 de julio de 2015 más de 16.000 científicos, investigadores, académicos y figuras relevantes de la industria de la tecnología firmaron una carta abierta presentada durante la Conferencia Internacional Conjunta de Inteligencia Artificial en Buenos Aires contra el desarrollo de armas de Inteligencia Artificial. Entre los firmantes se encuentran personas muy conocidas en el mundo de la tecnología como Steve Wozniak cofundador de Apple, Demis Hassabis CEO de Google DeepMind, Yann LeCun de Facebook y Yoshua Bengio entre otros. Incluso Elon Musk y Stephen Hawking que también han firmado la carta nos previenen de que la Inteligencia Artificial puede ser nuestra mayor amenaza pudiendo llegar a terminar con la especie humana si no la manejamos con precaución. Uno de los motivos es que a diferencia de las armas nucleares que son costosas y difíciles de desarrollar por la escasez de materias primas, en el caso de las armas autónomas estarán omnipresentes y serán baratas por lo que todas las potencias las podrán fabricar en serie. Existe una alarma lógica sobre el desarrollo de tecnologías que puedan volverse en contra de la humanidad. El filósofo Sueco Nick Bostrom director del Future of Humanity Institute de la Universidad de Oxford y cofundador del Institute of Ethics and Emerging Technologies argumentaba en mayo del año pasado que sopesando los beneficios y los riesgos sería una tragedia detener el desarrollo de la Inteligencia Artificial. En mi opinión coincido con el mensaje de Nick Bostrom pero es fundamental desarrollar tecnologías sostenibles es decir que tengan un impacto positivo en la economía, en la sociedad y en el medio ambiente. No olvidemos nunca que la innovación puede tener un lado oscuro y espinoso.

14 febrero, 2016 | 23:31

Digital Collage Unleash Your Creativity LowEsta semana hemos podido leer varias noticias en relación a la detección de ondas gravitacionales que predijo Albert Eisntein hace 100 años. El genial científico propuso en su Teoría de la Relatividad que hay objetos que convierten parte de su masa en energía y la desprenden como ondas que viajan a la velocidad de la luz y deforman a su paso el espacio y el tiempo. Expertos estiman que el cociente intelectual de Eisntein era de 160, sólo dos puntos por debajo del máximo posible en el test de Mensa, sociedad fundada en 1946 que reúne a personas superdotadas de todo el mundo.

En un interesante artículo Nancy C. Andreasen revisa algunos aspectos importantes de la creatividad con la psiquiatra y neurocientífica Eddie Opara. Uno de los puntos importantes se refiere a la relación entre cociente intelectual y creatividad. Tomando como referencia algunos estudios de Lewis M. Terman sobre cociente de inteligencia una de las principales conclusiones es que el tener un cociente intelectual no equivale a ser muy creativo. Estudios posteriores han reforzado esta idea dando soporte a la teoría del umbral “threshold theory”. Esta teoría propone que por encima de cierto nivel la inteligencia no tiene mucho efecto en la creatividad. Un cociente intelectual de 120 se considera suficiente para un genio creativo.

La pregunta que surge es ¿Cómo podemos identificar a genios creativos si el cociente de inteligencia no sirve para este efecto? Los estudios de Eddie proponen fijarse en las siguientes características.

Muchas personas muy creativas son autodidactas y prefieren aprender por ellas mismas en lugar de recibir la información en entornos educativos convencionales. Los genios emprendedores de Silicon Valley  Bill Gates, Steve Jobs y Mark Zuckerberg son conocidos por haber abandonado los estudios durante la universidad. Puede suceder que los procedimientos estándar para el aprendizaje y la enseñanza no sean siempre útiles para todos de la misma manera e incluso pueden ser una distracción para personas muy creativas. Esto puede provocar que estas personas prefieran aprender por su cuenta. Esta observación tiene implicaciones muy importantes para las instituciones educativas que deberían amoldar sus procedimientos para motivar a las personas muy creativas.

Muchas personas muy creativas son polímatas. Según comenté en un reciente artículo la polimatía es la sabiduría que abarca conocimientos sobre campos diversos de la ciencia o las artes. Una persona polímata destaca en diversas ramas del saber y posee conocimientos no restringidos a un área concreta sino que domina varias disciplinas generalmente de las artes y las ciencias. Curiosamente Albert Einstein, que no fue un niño prodigio, entre los seis y los catorce años recibió clases de violín y esta afición le acompañó hasta la muerte. Einstein declaró en más de una ocasión que la música era su mayor alegría. Por otra parte el mundo de la empresa está apostando por el fomento de la polímatia para encontrar innovaciones en las intersecciones de sectores y disciplinas. La necesidad de integrar diversos sectores y disciplinas para el desarrollo del coche autónomo es un buen ejemplo.

Las personas muy creativas tienden a ser muy persistentes incluso aunque se enfrenten al escepticismo y al rechazo por parte de otros. Son personas que tienen una motivación intrínseca muy fuerte que les empuja a desarrollar su creatividad incluso en situaciones complicadas. Podemos encontrar numerosos genios creativos en el mundo del arte que nunca fueron comprendidos durante su vida. Un caso conocido por todos es el del pintor holandés Vincent Van Gogh que en vida sólo vendió un cuadro. Curiosamente el comprador fue su hermano. En la actualidad Van Gogh es uno de los pintores impresionistas más importantes de la historia del arte por cuyos cuadros se pagan millones y son conocidos e imitados en todo el mundo.

Hace dos años el cofundador de Apple Steve Wozniak, comentaba en una conferencia que veía más interés en la creatividad y en la innovación que nunca en su vida. La buena noticia es que para ser muy creativos no se necesita tener el cociente de inteligencia de Albert Eisntein.

Imagen de Paula Satrustegui

Paula Satrustegui profundizará en las novedades fiscales y relativas a la seguridad social, que afectan a la planificación de las finanzas personales de los profesionales.

Imagen de Belén Alarcón

Belén Alarcón trasladará su experiencia de asesoramiento patrimonial y planificación financiera a través de las preguntas más relevantes que debe plantearse una persona a lo largo de su vida.

Imagen de Enrique Borrajeros

Enrique Borrajeros escribirá sobre temas relativos a la relación entidad – asesor, finanzas conductuales y tendencias y novedades en el asesoramiento financiero nacional e internacional.

Imagen de Francisco Márquez de Prado

Francisco Márquez de Prado, analizará activos y productos financieros, con sus ventajas e inconvenientes, para cada tipo de inversor.

Imagen de Íñigo Petit

Íñigo Petit tratará temas relacionados con la evolución de la industria de fondos de inversión y planes de pensiones y aspectos relacionados con la educación financiera

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]