Convertir la novedad en valor

Francisco González Bree

Convertir la Novedad en Valor es un blog de Francisco González Bree sobre la Creatividad, la Tecnología y la Innovación. El autor analiza el impacto actual de la innovación en el rendimiento de las empresas y los estándares de vida de las personas y observa las necesidades del mercado y las tecnologías en un futuro no muy lejano.

Luis Ferrándiz

Francisco González Bree es Doctor en Business Administration y trabaja en la actualidad como director académico del Master in Business Innovation (MBI) de Deusto Business School. Colaboró como Director de Marketing en Anboto nombrada mejor start up del mundo en 2010 y en Sher.pa. Ha trabajado más de 15 años en puestos directivos en multinacionales y más de 6 años ayudando como tutor y mentor a decenas de empresas de todos los tamaños y sectores con sus planes y modelos de negocio.

noviembre 2017

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« mayo 2015 | Inicio | julio 2015 »

SustainabilityEsta semana podíamos leer un interesante artículo de David Semerad para Forbes sobre la sostenibilidad y el rendimiento empresarial. Según un estudio de Unilever citado en dicho artículo, los usuarios valoran cada vez más las marcas de empresas que nutren la innovación y la sostenibilidad. El estudio encontró que el 20% de los encuestados elegirían activamente marcas que comunicaran de forma clara en su marketing su apuesta por la sostenibilidad. David explica que, en general, los consumidores prefieren cada vez más negocios y productos sostenibles. Sin embargo, son muchas las empresas que todavía no se han tomado en serio el tema de la sostenibilidad.

En un interesante artículo para Harvard Business Review, el experto John Elkington propone ciertos desafíos y aproximaciones que los líderes emplean para abordar el tema de la sostenibilidad. Según Elkington, el cortoplacismo y la obsesión por la obtención de retornos financieros al capital invertido suponen un problema para la resolución de los desafíos sistémicos a los que nos enfrentaremos a nivel ambiental en los próximos años. Hemos visto imágenes del aire contaminado que se respira en muchas ciudades del mundo. En un artículo de Michael Reilly para MIT Technology Review, el autor explica que en la actualidad no es China sino la India quien tiene los peores niveles de contaminación en el aire del mundo. La imparable industrialización junto con la falta de regulación hará que este problema empeore en el futuro. 

En otro artículo de Fiona Harvey para The Guardian, la autora explica que para la vida marina las perspectivas también son preocupantes. La amenaza de los océanos no son sólo los torrentes de plástico que pueden sofocar y matar de hambre a los peces o las diversas formas de contaminación humana que están creando zonas muertas. Existen otras amenazas como la acidificación de los océanos que está progresando rápidamente en todo el mundo. Nuevos estudios han encontrado que la combinación de estas y otras amenazas pueden resultar mortales para la vida marina. El embajador de la ONU para los océanos, Peter Thomson, argumenta que todo el mundo habla del cambio climático pero es necesario hablar más del cambio del océano, los efectos de la acidificación, el calentamiento, la contaminación plástica y las zonas muertas marinas.

John Elkington explica que los líderes empresariales utilizan seis modelos mentales que pueden ayudar a construir negocios más sostenibles y intentar resolver estos desafíos. El primer modelo mental es el marco de recursos. Este modelo se centra en la reducción de desperdicios y la innovación tecnológica. Por ejemplo, 3M adoptó en los años 90 conceptos como la eco-eficiencia. Con estos conceptos se buscaba generar ingresos y ahorrar costes mediante una mejor gestión en el uso de materiales, energía y desperdicios. El desafío de este modelo es que se tiende a pensar que la tecnología solucionaría todos nuestros problemas pero con los crecimientos exponenciales actuales los problemas sistémicos no se acaban de resolver.

El segundo modelo mental es el marco del tiempo. El tiempo es fundamental para todos los marcos de sostenibilidad y el capitalismo sufre de miopía con los temas de largo plazo. Este problema fue identificado por el CEO de Unilever Paul Polman quien les dijo a los potenciales inversores cortoplacistas que no invirtieran en la empresa. Desde 1950 los desafíos medioambientales se han disparado. Algunos científicos y pensadores consideran que, en la actualidad, estamos en el Antropoceno caracterizado por el impacto global que las actividades humanas han tenido y tienen en los ecosistemas terrestres. El ganador del premio Nobel de química Paul Crutzen utilizó este término en el año 2000 en referencia a la influencia que, en su opinión, está teniendo el comportamiento humano sobre la Tierra en los últimos tiempos.

El tercer modelo mental es el marco de valor que conecta con la idea de la triple cuenta de resultados. Este concepto fue acuñado a mediados de los años 80 por distintos autores como Freer Spreckley alcanzando gran notoriedad con la publicación en 1998 del libro de John Elkington “Cannibals With Forks: The Triple Bottom Line of 21st Century Business”. La triple cuenta de resultados es un marco contable que fomenta los negocios sostenibles en base a tres dimensiones fundamentales: económica, social y ambiental. La adopción de la triple cuenta de resultados aporta beneficios importantes para la empresa ya que facilita el acceso a nuevos mercados potenciales, aumenta la motivación de los empleados, fomenta la innovación, mejora la reputación y fideliza a los clientes. Las empresas en este marco han creado instrumentos como el SROI (retorno social de la inversión) o el E P&L (environmental profit and loss account).

El cuarto modelo mental es el marco de diseño donde se intenta romper con la lógica dominante del consumidor basada en extraer, fabricar y tirar. Este grupo incluye personas como los arquitectos geodésicos Buckminster Fuller, Stewart Brand y los pensadores Bill McDonough y Michael Braungart creadores de conceptos como la “economía circular” y “de la cuna a la cuna”. El quinto marco mental es el marco de la abundancia con pensadores como Ray Kurzweil y Peter Diamandis que argumentan que hemos entrado en un periodo caracterizado por la generación de soluciones rupturistas a desafíos a un nivel exponencial. Pioneros de este marco incluyen organizaciones como XPRIZE Foundation y Singularity University. Este marco conecta directamente con las mega tendencias tecnológicas y la ley de convergencia acelerada que comenté en un artículo previo para este blog. Finalmente, tenemos el modelo mental del marco moral. Es fundamental aplicar en el mundo empresarial los conceptos de justicia distributiva, derechos humanos, valores y principios éticos. Los principios humanistas de este último modelo son fundamentales si realmente aspiramos a crear un mundo mejor. 

27 junio, 2015 | 11:04

Digital Collage Moneyball Big Data LowUna forma sencilla para entender Big Data es utilizando el ejemplo de una película protagonizada por Brad Pitt basada en el libro de Michael Lewis "Moneyball: el arte de ganar en un juego injusto". Realmente recomiendo seguir esta historia que describe la forma en que Billy Beane, el gerente del equipo de béisbol de Oakland Athletics, utilizó un enfoque analítico basado en la evidencia "sabermetric" para construir un equipo de béisbol competitivo. Este ejemplo muestra cómo utilizar el análisis empírico de los datos puede ser muy útil para cualquier campo o sector, incluyendo los deportes o los negocios.

Dough Laney, vicepresidente de Gartner Research, propuso hace casi quince años que Big Data se compone de tres dimensiones clave:

El volumen de los datos generados que determina el valor y el potencial de los datos que se examinan. La velocidad de generación y procesamiento de datos para satisfacer las demandas y desafíos. La variedad de los datos que hoy en día pueden llegar en todo tipo de formatos. Sin embargo en los últimos años los expertos han incluido tres dimensiones adicionales:  

La variabilidad o las inconsistencias mostradas por los datos a veces puede ser un problema para la gestión de dichos datos. La veracidad es decir la calidad de los datos es también un factor importante. La precisión del análisis dependerá de la veracidad de la fuente de datos. La complejidad, ya que la gestión de Big Data es una tarea ardua debido a que grandes volúmenes de datos pueden provenir de múltiples fuentes. Por ello los datos deben estar vinculados, conectados y correlacionados para el análisis.

El crecimiento y el potencial de Big Data es enorme. IBM afirmaba hace un año que el 90% de los datos del mundo fueron creados en los últimos dos años. De hecho cada día  generamos 2,5 trillones de bytes de datos procedentes de muchas fuentes, como sensores, medios sociales, fotos, vídeos, transacciones, señales de teléfonos etc. Sin embargo parece que la digitalización del mundo a través del Internet de las Cosas está acaparando mucha atención en los últimos tiempos. Hace poco más de un mes Andrew White de Gartner argumentaba que el Internet de las Cosas (IoT por sus siglas en inglés) tendrá mayor impacto que Big Data si lo comparamos en base al potencial que tienen estas tecnologías como plataformas de innovación http://gtnr.it/1BmjEqp. En otros artículos hemos podido leer que el Internet de las Cosas podría alcanzar los 11 trillones en el 2025 http://huff.to/1Ki2nag y es por ello que los analistas están muy interesados en esta megatendencia. Otros analistas como Mike Kavies analizaban hace un año http://onforb.es/1iJM1ed la relación entre el Internet de las Cosas y la estrategia de Big Data concluyendo que los enormes volúmenes de datos provenientes del Internet de las Cosas provocarán cambios radicales que requerirán de nuevas estrategias de Big Data por parte de las empresas.

En mi opinión va a ser difícil analizar las tecnologías disruptivas http://bit.ly/1bh3LqV como El Internet Móvil, La Automatización del Conocimiento, el Internet de las Cosas, Big Data o la Robótica Avanzada (por mencionar algunas de ellas) de forma independiente ya que todas ellas están de una forma u otra conectadas entre sí. En los próximos años surgirán innovaciones en las intersecciones de las actuales megatendencias tecnológicas y de la emergencia y convergencia de nuevas tecnologías con potencial de ser disruptivas.

12 junio, 2015 | 18:25

Digital Collage Surveillance Cinco DíasAlrededor de 1880 Frederick Winslow Taylor, considerado el padre del management científico, efectúo unos estudios analíticos sobre tiempos de ejecución y remuneración del trabajo. Taylor estaba interesado en analizar los tiempos de una máquina o un trabajador para efectuar un proceso dado.

Años más tarde surgieron otras escuelas de pensamiento como el management burocrático impulsado por Max Weber o el management administrativo de Henry Fayol.

Pero no fue hasta la llegada del profesor Elton Mayo y los estudios “Hawthorne” junto con las aportaciones de otros ilustres como Abraham Maslow, Douglas McGregor, Chris Argyris, Rensis Likert y Frederick Herzberg que los factores humanos en el trabajo experimentaron un gran avance. La idea fundamental detrás de la aproximación al management por relaciones humanas y escuelas de psicología social estaba centrada en que las necesidades de las personas son un factor decisivo para alcanzar la efectividad organizativa.

Casi un siglo después este debate entre el management científico y el management humanista vuelve a estar de máxima actualidad. El motivo es el nivel de vigilancia y monitorización que en teoría podrían ejercer las empresas sobre sus empleados gracias al desarrollo de las nuevas tecnologías. En la actualidad las empresas pueden monitorizar todo tipo de datos de sus empleados 24x7 gracias a empresas como Volometrix, Sociometric Solutions, herramientas como ActivTrak o dispositivos como Fitbit. Este seguimiento incluye desde datos relacionados con la salud como el ritmo cardiaco o el nivel de sueño hasta los sitios de interés visitados en Internet. Mientras los grandes tecnológicos siguen conociendo más sobre nosotros son ahora nuestros empleadores los que tienen la posibilidad de utilizar masivamente nuestros datos para aumentar la productividad. Los expertos en Recursos Humanos del Reino Unido ya apuntaban hace más de diez años que las empresas con empleados con buenos niveles de salud mental y física pueden incrementar la  productividad de la empresa en más del 20%. Por lo tanto parece que tiene sentido que nuestras empresas quieran saber más de nosotros para mejorar las cosas.

Como consecuencia han surgido infinidad de soluciones que permiten todo tipo de seguimiento y monitorización. Hace unos días podíamos ver un interesantísimo post de Scott Beagrie http://bit.ly/1dGeBvW sobre las nuevas generaciones de herramientas para incrementar el enganche positivo de los empleados en la empresa. Entre ellas el artículo destaca algunas empresas y tecnologías dirigidas a temas concretos relacionados con el capital humano: 

  • Dispositivos para monitorizar las emociones con ejemplos como Celpax, emooter o Morale.me.
  • Plataformas de enganche y  reconocimiento social  entre las que el post destaca Globoforce, TemboSocial o Wooboard
  • Nuevas generaciones de encuestas a los empleados como Blackbook HR, Culture Amp, TINYPulse, QuestBack, SurveyMonkey

Mientras estás soluciones se utilicen con el consentimiento de los empleados, cumpliendo las leyes y normas del país de implementación y su uso busque la mejora de la calidad de los empleados y el rendimiento de la empresa parece que tiene sentido su uso. Sin embargo vamos camino de toparnos con un problema de difícil solución que no es otro que seguir adoptando tecnologías manteniendo ciertos niveles de privacidad y conciliando nuestra vida laboral y personal. 

Imagen de Paula Satrustegui

Paula Satrustegui profundizará en las novedades fiscales y relativas a la seguridad social, que afectan a la planificación de las finanzas personales de los profesionales.

Imagen de Belén Alarcón

Belén Alarcón trasladará su experiencia de asesoramiento patrimonial y planificación financiera a través de las preguntas más relevantes que debe plantearse una persona a lo largo de su vida.

Imagen de Enrique Borrajeros

Enrique Borrajeros escribirá sobre temas relativos a la relación entidad – asesor, finanzas conductuales y tendencias y novedades en el asesoramiento financiero nacional e internacional.

Imagen de Francisco Márquez de Prado

Francisco Márquez de Prado, analizará activos y productos financieros, con sus ventajas e inconvenientes, para cada tipo de inversor.

Imagen de Íñigo Petit

Íñigo Petit tratará temas relacionados con la evolución de la industria de fondos de inversión y planes de pensiones y aspectos relacionados con la educación financiera

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]