Convertir la novedad en valor

Francisco González Bree

Convertir la Novedad en Valor es un blog de Francisco González Bree sobre la Creatividad, la Tecnología y la Innovación. El autor analiza el impacto actual de la innovación en el rendimiento de las empresas y los estándares de vida de las personas y observa las necesidades del mercado y las tecnologías en un futuro no muy lejano.

Luis Ferrándiz

Francisco González Bree es Doctor en Business Administration y trabaja en la actualidad como director académico del Master in Business Innovation (MBI) de Deusto Business School. Colaboró como Director de Marketing en Anboto nombrada mejor start up del mundo en 2010 y en Sher.pa. Ha trabajado más de 15 años en puestos directivos en multinacionales y más de 6 años ayudando como tutor y mentor a decenas de empresas de todos los tamaños y sectores con sus planes y modelos de negocio.

febrero 2018

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28        

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« abril 2015 | Inicio | junio 2015 »

Fly AloneLa autora Jane Henry proponía en su libro del año 2002 titulado Creativity and perception in management una seria de teorías de la creatividad desde los años 50 hasta nuestros días. Según la autora, antes de los años 50 se pensaba que la creatividad estaba en manos de unos pocos elegidos. Desde los años 50 se empezó a considerar que la creatividad es una habilidad para la flexibilidad mental que se puede aprender. En los años 70 se observó que el papel de la experiencia era importante para la creatividad. En los años 80 se incorporó la motivación intrínseca como un nuevo factor que fomentaba la creatividad. En los años 90 se encontró que el clima organizacional y el contexto social eran importantes para favorecer la creatividad.

Con relación a la idea de que la creatividad es una habilidad que se puede aprender, distintos pensadores han aportado técnicas de creatividad. Uno de ellos fue el ejecutivo de publicidad Alex Faickney Osborn que empezó a utilizar la técnica grupal de lluvia de ideas desde 1939. El método se popularizó en 1954 con su libro Applied Imagination. Este concepto, también conocido como tormenta de ideas, facilita la generación de nuevas ideas sobre un desafío o reto. La lluvia de ideas consta de cuatro reglas de trabajo básicas: (1) suspender el juicio eliminando toda crítica, (2) pensar libremente mezclando ideas lógicas y racionales con ideas disruptivas e incluso disparatadas, (3) la cantidad es importante ya que las ideas obvias pueden aparecer primero, (4) efecto multiplicador buscando ideaciones y sus mejoras. Osborn desarrolló en 1954, junto con el profesor Sidney Parnes de la Universidad de Búfalo, el método de Resolución Creativa de Problemas (CPS). Este concepto sigue un esquema organizado de técnicas de pensamiento crítico y creativo para resolver problemas y consta de siete pasos: (1) orientación para plantear el problema, (2) preparación para aportar datos pertinentes, (3) análisis para incluir todo el material relevante, (4) hipótesis para plantear alternativas para crear opciones a las ideas, (5) incubación para permitir que llegue la iluminación, (6) síntesis para poner las piezas juntas y (7) verificación para juzgar las ideas resultantes.

Desde la aparición de estas primeras técnicas grupales de creatividad hasta nuestros días, distintos expertos han incidido en la importancia de fomentar la creatividad grupal con equipos multidisciplinares fomentando la diversidad. La idea principal es que la diversidad y la multiculturalidad podrían facilitar la innovación. Algunos autores matizan que es importante entender el impacto de la diversidad en dos fases diferentes del proceso creativo. Se ha encontrado que los equipos diversos ofrecen claras ventajas para generar un amplio abanico de ideas originales y útiles. Sin embargo, diversos estudios experimentales sugieren que esos beneficios tienden a desaparecer cuando se le pide al equipo que decida cuales son las mejores ideas y sobre todo cuando se le pide que las implemente. Un motivo es que la diversidad quizás no sea la mejor opción para llegar a un consenso. Podríamos decir que los equipos muy diversos funcionarán muy bien en la zona inicial de exploración de ideas pero una vez que se hayan seleccionado las mejores alternativas y se vayan a implementar, en ese punto es mejor trabajar con equipos más homogéneos. Esta circunstancia puede ser aprovechada para los procesos de innovación actuales que suelen requerir un tipo de pensamiento más divergente en las primeras fases y un pensamiento más convergente a medida que avanzamos en la innovación. Durante el pensamiento divergente el equipo se apoyará en una insaciable curiosidad con altas dosis de imaginación y creatividad. En estas fases se generarán un número muy elevado de ideas. Durante el pensamiento convergente debemos cribar las mejores ideas. En esta fase no es tan importante contar con un equipo muy diverso. Resulta más efectivo contar con un equipo con una amplia experiencia y tener conocimientos de gestión de proyectos de innovación

Sin embargo, algunos estudios resaltan algunas debilidades de los equipos creativos. Adrian Furnham incidía en este punto en un artículo del año 2000 titulado The Brainstorming Myth. También Susan Cain en su libro Quiet opina que el brainstorming o cualquier trabajo colaborativo puede verse perjudicado por tres factores: (1) algunos miembros del equipo dejarán que sean otros los que realicen el trabajo desafiante. (2) los miembros del equipo que tengan mayor facilidad de palabra pueden limitar a otros miembros aportar sus ideas. (3) algunos miembros pueden sentir temor de ser juzgados por otros. Erin Urban sintetiza estas ideas en un artículo en Forbes y sugiere que en muchas ocasiones ha sido la creatividad individual la que ha sido clave en una innovación de impacto. La autora propone cinco ideas para sacar lo mejor de la creatividad a nivel individual y grupal: En primer lugar, es interesante que el equipo haga una primera lluvia de ideas en privado. En segundo lugar, también resulta útil entrevistar a las personas individualmente para evitar el temor a ser juzgadas por el grupo. En tercer lugar, puede ser interesante permitir votar anónimamente a los miembros del equipo sin saber quién contribuyó con las sugerencias. En cuarto lugar, es eficiente mantener el equipo pequeño con tres o cuatro personas. En quinto lugar, es fundamental celebrar el talento individual. En realidad, una o dos personas generalmente realizan la mayor parte del trabajo. Respaldar las contribuciones individuales es tan importante como trabajar en equipo. En conclusión, en el mundo de la creatividad y la innovación debemos nutrir el talento individual y el talento de equipo.

27 mayo, 2015 | 12:04

Digital Collage Megatrends & ForesightEl uso de la vigilancia tecnológica es muy importante hoy en día para la innovación empresarial. La razón es que estamos viviendo un período de desafíos sin precedentes motivados por la intensidad de la aceleración del cambio en todas las industrias. También el actual difícil mercado competitivo hace que sea imprescindible escanear el entorno externo.

La vigilancia tecnológica según la norma UNE 166006:2006 es un proceso organizado, selectivo y permanente de captar información del exterior y de la propia organización sobre ciencia y tecnología, seleccionarla, analizarla, difundirla y comunicarla, para convertirla en conocimiento a fin de tomar decisiones con menor riesgo y poder anticiparse a los cambios. El sistema de vigilancia tecnológica es la responsabilidad del director de Innovación de la empresa que será responsable de adquirir y transmitir información sobre su entorno competitivo. Incluso me atrevería a decir que hoy se debe mirar más allá de los sectores directos. Esto está muy relacionado con la conexión y la creación de innovaciones en las intersecciones entre disciplinas, sectores, funciones y culturas que generan contextos de frontera. A continuación, el director de innovación debe organizar la información utilizando técnicas analíticas y creativas. Esto ayudará a identificar los puntos ciegos que pueden ser un obstáculo para ver las oportunidades y poder generar y liderar nuevos negocios nutriendo así la estrategia de la empresa. Para hacer todo esto, el responsable de innovación puede utilizar algunas metodologías y técnicas como roadmapping, escenarios, y el método Delphi, entre otros.

El método de Tecnología Roadmapping se utiliza ampliamente en varias industrias como la del automóvil o las TICs para apoyar la estrategia. Originalmente TRM fue desarrollado por Motorola hace más de 30 años para fomentar y apoyar la planificación de productos y tecnologías integradas. La técnica se ha adaptado y aplicado en una amplia variedad de sectores y contextos industriales. El aspecto interesante de Roadmapping es que las hojas de ruta son excelentes herramientas para la comunicación, ya que normalmente comprenden gráficos basados ​​en el tiempo de varias capas muy visuales que permiten a los desarrollos tecnológicos estar alineados con las tendencias del mercado. Facilita explorar estrategias que integran al mismo tiempo empuje tecnológico y demanda de mercado.

El método Delphi se desarrolló durante la década de 1950 por trabajadores de RAND dentro de un proyecto patrocinado por la Fuerza Aérea de Estados Unidos. Una forma sencilla de explicar el método Delphi es que es un método de pronóstico que combina el análisis independiente con un gran uso de la retroalimentación con el fin de lograr un consenso entre los expertos que interactúan de forma anónima. La cuestión que se examina se distribuye en varias rondas entre los expertos que comentan sobre ella y modifican las opiniones alcanzadas hasta ese momento hasta que se alcanza un cierto grado de acuerdo entre ellos.

El método de escenarios también se originó dentro de las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial para la planificación estratégica. Hermann Kahn posteriormente adaptó el enfoque de escenarios para los negocios en el contexto de la crisis del petróleo. El método básicamente apoya a las empresas en el desarrollo de diferentes estrategias para un mercado impredecible. El método identifica el desafío, marco de tiempo, las partes interesadas, las tendencias y fuerzas motrices, las incertidumbres, las fuerzas vinculadas y los escenarios que tratan de evaluar los pros y los contras de cada uno.

En mi opinión Roadmapping, Delphi, escenarios y otras metodologías utilizadas dentro de la innovación y la vigilancia tecnológica son herramientas muy útiles para intentar dar sentido a las informaciones que conocemos en los últimos años sobre necesidades futuras y megatendencias tecnológicas.

En relación a las necesidades futuras de las personas un buen ejemplo es el enfoque por Fraunhofer Gesellschaft (investigación de futuras necesidades) http://bit.ly/LyEFLn que propone necesidades futuras de alto potencial en grandes bloques como la salud, la seguridad, la comunicación, la movilidad, la energía y el medio ambiente. En el estudio de hace dos años de PwC Global Annual Review 2013 http://pwc.to/KhWRbb también se proponían cinco megatendencias incluyendo cambios demográficos, cambios en el poder económico mundial, aceleración en la urbanización, la escasez de recursos y el cambio climático y los avances tecnológicos. Según este enfoque estas necesidades futuras abrirán inmensas oportunidades de negocio para los emprendedores y las empresas que sean capaces de comprenderlas y desarrollar soluciones. Otros estudios apuntan al empuje que las nuevas tecnologías tendrán en los próximos años. Por ejemplo Mckinsey proponía hace un par de años 12 tecnologías disruptivas que potencialmente iban a transformar la vida, los negocios y la economía global. Estas tecnologías incluyen internet móvil, automatización del trabajo del conocimiento, el internet de las cosas, la robótica avanzada, vehículos autónomos o semiautónomos etc. http://bit.ly/1bh3LqV.

Pero la cuestión para las empresas es cómo podemos hacer mejores predicciones. Es por ello que necesitamos metodologías de prospectiva que escaneen los "futuros probables", "futuros plausibles", "futuros posibles" y sobre todo “futuros preferibles”. Herramientas como escenarios pueden ayudar a las empresas a navegar hacia estos futuros preferibles encontrando oportunidades de negocio que generen beneficios que satisfagan la triple cuenta de resultados propuesta por John Elkington en 1994 que busca beneficios no solo económicos sino también sociales y del entorno.

15 mayo, 2015 | 21:30

Digital Collage Human BrainDurante los últimos 2 millones de años hemos estado produciendo innovaciones tecnológicas que han tenido un gran impacto en la historia de la humanidad (primeras herramientas, rueda, barco, motor, coche, avión, antibióticos, computadora, satélite, internet, la clonación, el ADN artificial y así sucesivamente). También creamos innovaciones sociales (lengua, alfabeto, ciencia, estado del bienestar). Los seres humanos modernos tienen un cerebro con un tamaño medio de 1.350 cm3 que es responsable de la memoria y la atención, la conciencia perceptiva, el razonamiento, la resolución de problemas, el lenguaje y la conciencia entre otras actividades importantes. En la búsqueda para determinar cómo funciona el cerebro y verificar si la creencia común de que el hemisferio derecho del cerebro es la fuente de la creatividad, mientras que el lado izquierdo del cerebro es responsable de la lógica y las matemáticas, los investigadores no han encontrado evidencias de este mito que se remonta al siglo XIX http://bit.ly/1bCJok0. Hay una idea errónea de que todo lo relacionado con ser creativo o analítico está relacionado con uno de los dos hemisferios del cerebro.  De hecho son las conexiones a lo largo de todas las regiones cerebrales las que permiten a los humanos activar el pensamiento analítico y creativo.

Otro tema importante a tener en cuenta son los distintos enfoques utilizados en el proceso creativo. Según algunas  investigaciones así como las declaraciones de artistas y científicos, se ha podido dividir del proceso creativo en dos grupos: El primero es el enfoque organizado. Varios autores como Arnold (1959), Kandinsky (1955) y Lowenfeld (1962) han identificado métodos mentales y etapas del proceso creativo. Los métodos mentales incluyen análisis, síntesis y evaluación y son análogos a las tres etapas del proceso creativo que son preparación, producción y decisión. El segundo es el enfoque inspirado. En general, las descripciones para el enfoque inspirado coinciden en cuatro fases posibles. Algunos investigadores hablan de fases o estadios, pero todos coinciden en que no siempre es posible definir las fases claramente ya que a menudo se pueden solapar. Las cuatro fases son de preparación, incubación, visión y verificación. La primera fase consiste en la recopilación de "materia prima". La fase de incubación se desarrolla en el estado inconsciente. Se compone de una consideración inconsciente del problema y la posible solución. La fase de la visión consiste en la experiencia del momento "Eureka", donde el material de incubación se transforma en un conocimiento claro y coherente que surge de repente. La verificación configura la nueva visión y se comunica.

Con relación a estos temas tan interesantes sobre la creatividad  podíamos leer esta semana un interesante artículo en la revista Time http://ti.me/1bKwRm7 donde el autor explicaba que en base a ciertos experimentos neurocientíficos cuanto más desorganizado sea tu cerebro, más inteligente serás. Al parecer la creatividad es confusa y las ideas  necesitan estar dando vueltas y estrellarse unas a otras para producir avances. Esto se puede nutrir teniendo varias aficiones, leer varios libros en paralelo, vagar con la mente, estudiar en profundidad una disciplina, debatir con otras personas etc.

El texto también menciona la serendipia que significa un descubrimiento o hallazgo inesperado cuando se está buscando otra cosa. Incluso Albert Einstein se benefició de esta cualidad en algunos de sus hallazgos. Por ello es tan importante buscar innovaciones en las intersecciones de industrias, sectores, disciplinas e incluso aficiones. Esta innovación por hibridación se conoce también como efecto Medici. Según este efecto, las explosiones de innovación y creatividad se dan en contextos de frontera entre disciplinas. La familia Medici y en concreto Lorenzo de Medici “Lorenzo el Magnífico” financiaron y apoyaron a investigadores, artistas, arquitectos, científicos y pensadores conectando y creando estas importantes intersecciones entre disciplinas y culturas. Hace dos años el cofundador de Apple Steve Wozniak, comentaba en una conferencia que veía más interés en la creatividad y en la innovación que nunca en su vida. Quizás estemos asistiendo en la actualidad a un periodo comparable al esplendor italiano del Renacimiento considerado el periodo de mayor creatividad de la historia de la humanidad.

Imagen de Paula Satrustegui

Paula Satrustegui profundizará en las novedades fiscales y relativas a la seguridad social, que afectan a la planificación de las finanzas personales de los profesionales.

Imagen de Belén Alarcón

Belén Alarcón trasladará su experiencia de asesoramiento patrimonial y planificación financiera a través de las preguntas más relevantes que debe plantearse una persona a lo largo de su vida.

Imagen de Enrique Borrajeros

Enrique Borrajeros escribirá sobre temas relativos a la relación entidad – asesor, finanzas conductuales y tendencias y novedades en el asesoramiento financiero nacional e internacional.

Imagen de Francisco Márquez de Prado

Francisco Márquez de Prado, analizará activos y productos financieros, con sus ventajas e inconvenientes, para cada tipo de inversor.

Imagen de Íñigo Petit

Íñigo Petit tratará temas relacionados con la evolución de la industria de fondos de inversión y planes de pensiones y aspectos relacionados con la educación financiera

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]