Convertir la novedad en valor

Francisco González Bree

Convertir la Novedad en Valor es un blog de Francisco González Bree sobre la Creatividad, la Tecnología y la Innovación. El autor analiza el impacto actual de la innovación en el rendimiento de las empresas y los estándares de vida de las personas y observa las necesidades del mercado y las tecnologías en un futuro no muy lejano.

Luis Ferrándiz

Francisco González Bree es Doctor en Business Administration y trabaja en la actualidad como director académico del Master in Business Innovation (MBI) de Deusto Business School. Colaboró como Director de Marketing en Anboto nombrada mejor start up del mundo en 2010 y en Sher.pa. Ha trabajado más de 15 años en puestos directivos en multinacionales y más de 6 años ayudando como tutor y mentor a decenas de empresas de todos los tamaños y sectores con sus planes y modelos de negocio.

junio 2018

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« noviembre 2014 | Inicio | enero 2015 »

ExitEn los últimos años, diferentes estudios y artículos han resaltado la importancia de atraer talento en esta época de cambios acelerados. Dentro de una lógica basada en la innovación abierta las empresas están desarrollando estrategias para poder acceder al mejor talento a nivel global. Hace un par de años podíamos leer un interesante artículo de Jon Younger y Norm Smallwood para Harvard Business Review donde los autores hablaban de su libro sobre el “talento ágil”. En dicho artículo se explicaba que más de la mitad de los ejecutivos encuestados confirmaban que preferían apoyarse en el conocimiento de expertos externos, así como utilizar el talento de la nube. Los autores explicaban que el talento ágil puede tener un impacto enorme para las organizaciones pero resulta ser muy complejo de gestionar. Algunas de las recomendaciones que los autores nos daban para gestionar el talento ágil incluían construir una red de talento, potenciar el trabajo y las relaciones, gestionar la política y considerar a los proveedores de talento como aliados.

Atraer talento externo encaja perfectamente con esta nueva lógica dominante de la innovación abierta. Sin embargo, al poner tanto el foco en el talento externo algunas empresas están descuidando el talento interno. En un interesante artículo de Whitney Johnson para Harvard Business Review, la autora explica como algunas organizaciones están perdiendo a sus mejores empleados. Sucede que la mente humana está diseñada para aprender no solo cuando somos niños y niñas sino a lo largo de la vida. Cuando estamos aprendiendo alcanzamos mayores niveles de actividad cerebral lo que produce un efecto de bienestar mental. Sucede que nuestros cerebros quieren estar aprendiendo cosas constantemente. Whitney explica que cuando los empleados no pueden crecer y desarrollar su potencial empiezan a sentir que no importan para la organización. Por ello, el papel de los líderes a la hora de gestionar personas es tan importante. Si el talento siente que los líderes no están apostando por ellos se producirá un efecto muy negativo para la organización. El talento desconectará y dejará de estar implicado en el proyecto pudiendo incluso decidir abandonar la organización para buscar nuevos retos en proyectos externos. Para evitar este problema es importante que los líderes reconozcan que todos los empleados están dentro de distintas curvas de aprendizaje.

Todos los puestos de trabajo tienen un ciclo de vida que está directamente relacionado con una curva de aprendizaje. Cuando un empleado comienza un nuevo puesto está en la parte baja de la curva lo que supone lidiar con retos diarios. A medida que se avanza en la curva de aprendizaje se van adquiriendo competencias y confianza hasta un punto en el que se domina totalmente el puesto de trabajo. A partir de este punto de dominio o maestría del puesto de trabajo se iniciará un proceso de desmotivación debido a que la persona ya no tendrá tanto que aprender. Esto se acentuará si las tareas del puesto son repetibles y predecibles. Whitney estima que la máxima duración de la curva de aprendizaje para la mayoría de las personas es de cuatro años. A partir de este periodo, en el caso de que el empleado siga haciendo las mismas cosas de la misma manera empezará a desconectar e implicarse menos con ese puesto. Puede suceder que ante la imposibilidad de encontrar nuevos retos mentales dentro de la empresa, el empleado los tenga que buscar fuera. Por lo tanto, los buenos líderes serán aquellos que tengan en cuenta el factor de la curvas de aprendizaje de sus empleados. Los malos líderes no solo limitarán el crecimiento de sus empleados sino que reaccionaran mal cuando sus empleados busquen nuevos desafíos fuera de la empresa. Estos líderes se deberían preguntar la causa que ha llevado a sus empleados a perder el compromiso y la implicación en el proyecto. Sin embargo, lo que suele suceder en este punto es que el líder no asumirá que el origen del problema ha sido suyo al descuidar las curvas de aprendizaje y volcará la responsabilidad en el empleado.

A nivel de equipos de trabajo encontramos a los empleados distribuidos en diferentes curvas de aprendizaje. Al crear equipos los buenos líderes optimizan esas curvas de aprendizaje con una mezcla de personas. Un 15% de estas personas se encontrarían en el extremo inferior de la curva, comenzando a aprender nuevas habilidades. Un 70% se situarían en el punto dulce del compromiso del empleado. El 15% restante estaría en el nivel alto de maestría. A medida que se gestiona a los empleados a lo largo de la curva de aprendizaje, los buenos líderes hacen saltar a los que han llegado a la cima a nueva curva. Esta es una decisión que puede parecer contraproducente ya que estamos moviendo a los que más dominan el trabajo, sin embargo parece ser que es la mejor manera para alcanzar una organización con empleados con un mayor nivel de compromiso. La clave está en que los equipos también son máquinas de aprendizaje. A los equipos les gustan los desafíos, quieren aprender cómo resolverlos y una vez dominados desean emprender nuevos retos. En conclusión, los buenos líderes deben conocer todos los aspectos que influyen en la atracción y retención del talento externo e interno.

25 diciembre, 2014 | 10:31

 

Digital Collage Biomimetics Cinco Días 900En estas fechas especiales en Navidad podemos aprovechar para aprender observando la naturaleza. De hecho esta es una forma sumamente efectiva de encontrar innovaciones y cada vez son más las personas y organizaciones las que se interesan por esta ciencia que se denomina biomimética o biomímesis. El objetivo de este método es estudiar la vida como fuente de inspiración para resolver problemas humanos que la naturaleza ya ha resuelto.

Aunque el término biomimetismo fue introducido por el estadounidense Otto Schmitt en la década de los 50 mientras desarrolló el disparador de Schmitt al replicar el sistema biológico de propagación del nervio del calamar, podemos encontrar ejemplos anteriores que seguían la misma lógica. Por ejemplo Leonardo da Vinci o los hermanos Wright fueron agudos observadores de la anatomía y el vuelo de las aves. Antonio Gaudí, que también fue un genio aplicando la biomimética a la arquitectura, consideraba que el arquitecto del futuro se basará en la imitación de la naturaleza, ya que es la forma más racional, duradera y económica de todos los métodos. En los últimos años el término ha sido popularizado por Janine Benyus y su libro Biomimetismo 1997: Innovación inspirada en la naturaleza. Asimismo los avances tecnológicos nos están permitiendo desarrollar innovaciones derivadas de la imitación de micro estructuras siendo está ultima una actividad multidisciplinar con colaboraciones de expertos en distintos campos como biólogos, físicos, ingenieros, expertos en materiales etc. Algunos ejemplos de la biomimética incluyen:

  • El cardo: El ingeniero suizo George de Mestral desarrollo y patentó el Velcro en 1955 después de estudiar la estructura de las flores del cardo y su adherencia en multitud de tipos de tejidos  gracias a sus ganchos en forma de garfios.
  • La flor de loto: La estructura molecular de la hoja de la flor de loto repele las gotas de agua arrastrando partículas y bacterias. Varios laboratorios han emulado esta característica para desarrollar pinturas que mantienen las superficies limpias.
  • El Geco: Las patas de este tipo de salamanquesa tienen una fuerza adhesiva que podría sostener un peso de más de 130 kilos debido a la llamada fuerza de Van der Waals. Esto ha inspirado el desarrollo de tejidos y cintas que imitan esta adherencia.
  • El tiburón: La piel del tiburón está formada por diminutas escamas dentadas que reducen la fricción reduciendo la energía necesaria para desplazarse por el mar. Esta característica está inspirando a científicos en el desarrollo de tejidos, polímeros y recubrimientos aplicables tanto a barcos y aviones como a tejidos para el deporte y el ocio.
  • El escarabajo: El escarabajo stenocara del desierto de Namibia combina en su caparazón diminutos puntos hidróficos que atraen el agua e hidróficos que repelen el agua. De esta forma es capaz de recolectar agua de la humedad ambiental del desierto.
  • Las termitas: Las termitas consiguen mantener el interior de los termiteros a una temperatura y humedad constante con variaciones de tan solo un grado a lo largo del día permitiéndoles  cultivar en el interior hongos de los que se alimentan. Esto está inspirando el desarrollo de edificios más eficientes y termorregulados. 

Estos ejemplos nos enseñan que a través de la biomimética podremos innovar encontrando oportunidades de negocio en disciplinas tales como el ecodiseño, la aeronáutica, biotecnología, informática o arquitectura para resolver retos sociales.

09 diciembre, 2014 | 12:40

Digital Collage Social Innovation Entrepreneurship Aboutme 2El pasado mes de noviembre los representantes de la sociedad civil de los países más ricos del mundo instaban a sus líderes políticos desde las reuniones del G20 celebradas en Brisbane, Australia, a que tomaran medidas para reducir la desigualdad. Siete de cada diez personas viven en países en los que la desigualdad ha crecido desde la década de 1980. España ha sido, entre las economías desarrolladas, donde más ha crecido la desigualdad en estos años. Al tiempo, las 85 personas más ricas del mundo aumentaron su fortuna en el último año un 14%, y el 1% de las personas más ricas de España poseen tanto como el 70% de los ciudadanos. 

Si realmente queremos reconducir esta tendencia existe un concepto fundamental en innovación: el de la llamada triple hélice que propone la generación de una espiral virtuosa que debe nutrir la innovación y el desarrollo económico en la sociedad del conocimiento y que consta de tres elementos fundamentales: sector privado, sector público y sector educativo.

Uno de los grandes retos para conseguir revertir el aumento de la desigualdad es que la mayoría de las empresas privadas migren de una lógica centrada en satisfacer resultados de negocio a corto plazo a una orientación basada en la triple cuenta de resultados (económica, social y de medio ambiente) a corto, medio y largo plazo. Empresas como Novo Nordisk, GE o Unilever son claros ejemplos de que esta forma de hacer negocios es posible integrando innovación y sostenibilidad. 

Otro reto es conseguir un sistema educativo innovador y emprendedor que esté implicado en el desarrollo económico-social mediante la enseñanza y ayudando no sólo a los nuevos profesionales de disciplinas científicas y empresariales, sino también a empresarios y fundadores de empresas a través de programas de emprendimiento e incubación conectados a empresas de capital riesgo, etc. Universidades como Cambridge o Stanford asumen roles muy activos en la dinamización de la triple hélice desde el sector educativo.

El tercer reto es conseguir un sector público que tenga un fuerte compromiso con el desarrollo productivo, tecnológico y educativo del país. Las instituciones del estado deberían promover lazos de cooperación entre el sector privado, los distintos niveles de la administración y el sector educativo. El modelo de Finlandia ha sido capaz de crear un marco institucional con una visión fijada por las autoridades que potencia el sistema educativo y fomenta la colaboración entre los agentes públicos y privados.

El gran problema es que los intereses de negocio priman sobre cualquier otra cosa y por ello es tan difícil para la mayoría de los países poner en marcha una triple hélice que genere una espiral virtuosa entre el sector privado, público y educativo. Lo más paradójico es que mientras los grandes poderes no se ponen de acuerdo para alcanzar sociedades más innovadoras y menos desiguales, estamos asistiendo a una explosión de emprendedores sociales que están trabajando en soluciones innovadoras para resolver problemas sociales como se puede apreciar en estos ejemplos explicados por McKinsey & Company http://bit.ly/1svWlYQ "Unleashing Innovation". El inspirador video incluye entrevistas con líderes sociales y soluciones de emprendimiento social como un balón que genera energía mientras los niños juegan http://www.unchartedplay.com/; un calentador prenatal que resuelve un grave problema en recién nacidos http://bit.ly/1jqoOuj; una rueda que sirve para transportar grandes cantidades de agua a distancias largas http://wellowater.org/, o un sistema para desactivar minas antipersona http://www.apopo.org/en/ utilizando ratas africanas gigantes. Estos emprendedores sociales deberían ser una fuente de inspiración para los representantes de los sectores privados, públicos y educativos que conforman la triple hélice.

Imagen de Paula Satrustegui

Paula Satrustegui profundizará en las novedades fiscales y relativas a la seguridad social, que afectan a la planificación de las finanzas personales de los profesionales.

Imagen de Belén Alarcón

Belén Alarcón trasladará su experiencia de asesoramiento patrimonial y planificación financiera a través de las preguntas más relevantes que debe plantearse una persona a lo largo de su vida.

Imagen de Enrique Borrajeros

Enrique Borrajeros escribirá sobre temas relativos a la relación entidad – asesor, finanzas conductuales y tendencias y novedades en el asesoramiento financiero nacional e internacional.

Imagen de Francisco Márquez de Prado

Francisco Márquez de Prado, analizará activos y productos financieros, con sus ventajas e inconvenientes, para cada tipo de inversor.

Imagen de Íñigo Petit

Íñigo Petit tratará temas relacionados con la evolución de la industria de fondos de inversión y planes de pensiones y aspectos relacionados con la educación financiera

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]