Convertir la novedad en valor

Francisco González Bree

Convertir la Novedad en Valor es un blog de Francisco González Bree sobre la Creatividad, la Tecnología y la Innovación. El autor analiza el impacto actual de la innovación en el rendimiento de las empresas y los estándares de vida de las personas y observa las necesidades del mercado y las tecnologías en un futuro no muy lejano.

Luis Ferrándiz

Francisco González Bree es Doctor en Business Administration y trabaja en la actualidad como director académico del Master in Business Innovation (MBI) de Deusto Business School. Colaboró como Director de Marketing en Anboto nombrada mejor start up del mundo en 2010 y en Sher.pa. Ha trabajado más de 15 años en puestos directivos en multinacionales y más de 6 años ayudando como tutor y mentor a decenas de empresas de todos los tamaños y sectores con sus planes y modelos de negocio.

enero 2017

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« octubre 2014 | Inicio | diciembre 2014 »

IcarusEsta semana hemos podido leer varios artículos que destacaban la importancia de la creatividad y la innovación en esta época de cambios acelerados. Sylvester Kaczmrek explicaba en un artículo para el Washington Business Journal que la irrupción de la inteligencia artificial está permitiendo a los directivos de las empresas centrarse más en la estrategia y la innovación. Según un estudio de Accenture al que el autor hace mención en su artículo, tan sólo el 10% del tiempo de un gerente se emplea en estrategia e innovación. Es decir, en una jornada de ocho horas los directores pasarán menos de una hora pensando y desarrollando estrategias para el futuro. Sylvester recomienda a los directivos trabajar en colaboración con las máquinas para ser más inteligentes, eficientes y efectivos.

El experto en aprendizaje automático Thomas Dietterich nos explicaba hace poco más de un año las ventajas que ofrecerá el tándem robot-persona. En opinión de Thomas, estas parejas hombre-computador a las que llama centauros podrían resolver problemas que por sí solos no podrían solucionar ni unos ni otros. Investigadores del MIT explicaban en otro interesante artículo hace un par de años que las computadoras y los humanos tienen distintas formas para procesar la información. Con relación a la identificación de patrones provenientes de grandes cantidades de información los ordenadores están mejor preparados para esta tarea. Sin embargo, los humanos son buenos entendiendo patrones provenientes de ejemplos con pocas cantidades de información. Por lo tanto, lo ideal sería crear un puente entre estos dos mundos promoviendo la colaboración entre humanos y ordenadores a fin de permitir una toma de decisiones mejorada. Recientemente podíamos leer un artículo de Rob Enderle para CIO en el que el autor coincidía en la idea de que el futuro de la inteligencia artificial será la unión entre humanos y máquinas. Esta unión optimizará la capacidad humana de resolver problemas complejos por medio de la creatividad y la vinculará con la capacidad de las máquinas de escanear cantidades masivas de información en busca de la mejor solución.

Sin embargo, podemos imaginar otro escenario quizás menos apetecible para algunos en el que tuviéramos que trabajar para una máquina. Es decir, no es que nuestro compañero fuese un robot, sino que el robot sería nuestro jefe. Hace tres semanas pudimos leer un interesante artículo de Tomas Chamorro-Premuzic y Gorkan Ahmetoglu para Harvard Business Review en el que los autores revisaban esta idea. Según los autores el tener un jefe robot tiene sus ventajas e inconvenientes. Entre las ventajas encontramos que recibiríamos retroalimentación objetiva, una mejora en la toma de decisiones y evitaríamos enfrentamientos emocionales. Algunos inconvenientes incluyen que todo puede salir mal ya que las máquinas no son infalibles, de hecho las máquinas se paran, atascan, colapsan y son susceptibles de ataques. Asimismo, hay personas que prefieren interactuar con humanos antes que con máquinas. Finalmente, estamos muy lejos de que los robots puedan emprender o inventar un nuevo producto. La inteligencia artificial te puede recomendar el hotel que deberías reservar pero todavía no es capaz de inventar el modelo de negocio de AirBnB.

En conclusión, a pesar del temor que suscita el avance de la inteligencia artificial, podemos apreciar que en muchos casos los humanos y las máquinas pueden trabajar de forma complementaria mezclando creatividad y análisis de datos. No es de extrañar que el Foro Económico Mundial prevea que para el año 2020 las tres habilidades humanas que se van a valorar más son la capacidad para resolver problemas complejos, capacidad de pensamiento crítico y creatividad.

17 noviembre, 2014 | 13:27

Digital Collage Cult Cargo Innovation Cinco DíasDesde el mundo de las escuelas de negocio y el mundo de la consultoría se recomienda apostar por la innovación para obtener unos crecimientos del negocio más rápidos y exitosos. Este interés creciente por trabajar la innovación está ayudando a muchas empresas a mejorar su rendimiento y adaptarse mejor al cambio. Sin embargo en algunos casos el término innovación está perdiendo su significado genuino porque algunas empresas lo están utilizando mal ya que no han entendido la profundidad de esta importante disciplina.

Para entender mejor la razón por la que se está utilizando mal la innovación en algunas empresas podemos utilizar metafóricamente el término culto cargo. Este término describe el intento de recrear resultados exitosos replicando las circunstancias asociadas con esos resultados, a pesar de que esas circunstancias puede que no guarden relación con las causas de los resultados. Aunque los registros más tempranos de culto cargo se remontan al movimiento Tuka que empezó en Fiji en 1885 su uso metafórico se popularizó gracias al físico Richard Feynman y también a los cultos ocurridos en islas del pacífico durante y después de la segunda guerra mundial.

Durante la segunda guerra mundial el ejército americano ocupó islas del pacífico para establecer bases temporales construyendo pistas de aterrizaje para el transporte aéreo de mercancías con las que abastecer a las tropas. Para ganar la amistad de los nativos y evitar problemas, los soldados americanos regalaron a los indígenas comida y objetos que para ellos resultaban casi mágicos. Con el final de la guerra, los militares americanos abandonaron las bases aéreas y las preciadas mercancías dejaron de llegar a las islas. Los isleños entonces empezaron a imitar las mismas prácticas que habían visto a los soldados, marineros, aviadores con la creencia de que de esta forma las preciadas mercancías volverían. Llegaron a construir rupestres pistas de aterrizaje iluminadas con antorchas y construyeron aviones de paja con la esperanza de atraer a más aviones.  Pensaban que haciendo algunas de las cosas que habían visto hacer al ejército americano conseguirían los mismos resultados. Por supuesto el intento por parte de los nativos de replicar al ejército americano para volver a recibir las preciadas mercancías no funcionó.

Algo parecido está ocurriendo con la innovación ya que muchas empresas que no entienden lo que significa realmente el término innovación están imitando algunas prácticas de empresas innovadoras en la creencia de que serán causa suficiente para obtener mejores rendimientos de la empresa. Desafortunadamente y al igual que en el caso del culto cargo la innovación no funciona así. Si estamos pensando que fomentaremos más innovación empresarial solo por poner nuevos espacios que favorezcan el contacto social con un futbolín, un billar o sillones estamos muy equivocados. De hecho las dimensiones fundamentales que deben trabajarse que la empresa sea innovadora son cinco:

  1. Una Estrategia que defina la dirección, inspire y rete, sea entendida por todo el personal
  2. Un estilo de Liderazgo que debe nutrir e incentivar la innovación
  3. Unos Procesos que deben estar coordinados para dar soporte a la innovación
  4. Una Cultura  de confianza, respeto mutuo, colaboración y experimentación, orientada al cliente y usuario final,
  5. Un Entorno del trabajo que facilite la colaboración y el intercambio, con variedad de espacios, nutriendo ciertos comportamientos deseados y diseñado para atraer y retener personas.

Una forma de recordar la importancia de las cinco dimensiones de innovación y no fijarnos solo en modas de diseño y entornos de trabajo es pensar en el culto cargo y en las creencias que no conectan causa y efectos.

02 noviembre, 2014 | 14:16

Digital Collage Business Model Canvas Cinco DiasNo hay día sin que tengamos alguna noticia, curso o conferencia sobre modelos de negocio. Hace un par de semanas Steve Blank, autor de Four steps to the Epiphany que inspira la metodología de Desarrollo de Clientes y Lean Startup (movimiento promovido también por Eric Ries), escribía un post http://bit.ly/1yv4cI5 sobre el nuevo libro de Alexander Osterwalder (Value Proposition Design) otro importante autor en el mundo de los modelos de negocio. En su post Steve explicaba la necesaria integración o conexión entre los modelos de negocio con el desarrollo de clientes y con Lean Startup. Sin embargo para que se pueda entender bien la importancia y evolución de los modelos de negocio es importante conocer su origen y fundamentos que resumo a continuación:

Orígenes de modelos de negocio: En un estudio de Zott et al. (2010) los autores explican que la literatura sobre modelos de negocio comienza a tener impacto en revistas académicas y no-académicas de negocio y gestión a mediados de los 90 con la llegada de internet. Sin embargo la innovación en modelos de negocio se había dado mucho antes con empresas como McDonald´s en los 50, Wal-Mart en los 60, Toys R Us en los 70 o Dell en los 80. Por ello es importante entender que los modelos de negocio no solo aplican a las empresas digitales sino que de hecho según estos autores están evolucionando en tres grandes  áreas: (1) e-business y el uso de tecnologías de información en las organizaciones, (2) temas estratégicos como creación de valor, ventaja competitiva y rendimiento de la empresa, y (3) innovación y gestión de la tecnología. Para complicar más la cosa no existe una definición consensuada de modelos de negocio, y entre las que encontramos se incluyen temas como representaciones, arquitecturas, conceptos, herramientas, modelos, marcos y patrones. Mi recomendación es pensar en modelos de negocio como una aproximación holística para explicar cómo las empresas hacen los negocios.

Herramientas de modelos de negocios: En los últimos años se han popularizado una serie de herramientas para trabajar los modelos de negocio. Quizás las que han tenido mayor éxito han sido Business Model Canvas de Alexander Osterwalder y Lean Canvas de Ash Maurya, una versión derivada de la primera y quizás más útil para Startups. Para ambas herramientas los autores nos proponen 9 bloques o cajas de las áreas para trabajar en nuestro modelo de negocio. Estás herramientas son útiles ya que nos hacen pensar de forma holística distintas áreas del negocio. Sin embargo, en mi opinión tan importante es conocer y saber utilizar bien estas herramientas como el desarrollar las capacidades creativas para crear nuestras propias herramientas de generación de modelos de negocio. Asimismo es fundamental entender todos los conceptos de estrategia y gestión que los autores han desarrollado en el mundo de los negocios durante décadas. Me encuentro muchos emprendedores que piensan que por trabajar un lienzo con un modelo de negocio para su nueva empresa ya piensan que tienen buenas oportunidades de triunfar con la misma. Para tener mayores probabilidades de éxito con una Startup hay que trabajar bien todas las áreas de la empresa desde la estrategia, el marketing, las ventas hasta las operaciones o las finanzas.

En resumen podemos decir que el interés por los modelos de negocio seguirá aumentando en los próximos años tanto desde el punto de vista académico como práctico. Asimismo llegarán nuevas metodologías y herramientas que se sumarán a las que triunfan en la actualidad como Business Model Canvas o Lean Canvas. Las nuevas metodologías y herramientas que surjan en los próximos años nos ayudarán a trabajar mejor los modelos de negocio, pero sigo echando en falta que los emprendedores sean capaces de desarrollar las habilidades necesarias para diseñar sus propias metodologías y herramientas. Esta capacidad tiene que ver mucho con un amplio conocimiento de los negocios y de la gestión junto con la creatividad que es una capacidad que necesitamos desarrollar mucho más. 

Imagen de Paula Satrustegui

Paula Satrustegui profundizará en las novedades fiscales y relativas a la seguridad social, que afectan a la planificación de las finanzas personales de los profesionales.

Imagen de Belén Alarcón

Belén Alarcón trasladará su experiencia de asesoramiento patrimonial y planificación financiera a través de las preguntas más relevantes que debe plantearse una persona a lo largo de su vida.

Imagen de Enrique Borrajeros

Enrique Borrajeros escribirá sobre temas relativos a la relación entidad – asesor, finanzas conductuales y tendencias y novedades en el asesoramiento financiero nacional e internacional.

Imagen de Francisco Márquez de Prado

Francisco Márquez de Prado, analizará activos y productos financieros, con sus ventajas e inconvenientes, para cada tipo de inversor.

Imagen de Íñigo Petit

Íñigo Petit tratará temas relacionados con la evolución de la industria de fondos de inversión y planes de pensiones y aspectos relacionados con la educación financiera

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]