Convertir la novedad en valor

Francisco González Bree

Convertir la Novedad en Valor es un blog de Francisco González Bree sobre la Creatividad, la Tecnología y la Innovación. El autor analiza el impacto actual de la innovación en el rendimiento de las empresas y los estándares de vida de las personas y observa las necesidades del mercado y las tecnologías en un futuro no muy lejano.

Luis Ferrándiz

Francisco González Bree es Doctor en Business Administration y trabaja en la actualidad como director académico del Master in Business Innovation (MBI) de Deusto Business School. Colaboró como Director de Marketing en Anboto nombrada mejor start up del mundo en 2010 y en Sher.pa. Ha trabajado más de 15 años en puestos directivos en multinacionales y más de 6 años ayudando como tutor y mentor a decenas de empresas de todos los tamaños y sectores con sus planes y modelos de negocio.

julio 2017

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« septiembre 2014 | Inicio | noviembre 2014 »

LighthouseEsta semana hemos podido leer varios artículos sobre la preocupación que están provocando los avances tecnológicos en algunos sectores de la sociedad. James Heskett detallaba en un artículo para Forbes India que varios autores han llamado la atención de personas influyentes en el mundo de la tecnología como Bill Gates o Mark Zuckergerg. Uno de estos autores es Yuval Noah Harari con sus libros Sapiens: A brief History of Humankind y su nuevo libro Homo Deus. Según Harari, desde la aparición de la vida hace unos mil millones de años nunca una sola especie ha cambiado la ecología global por sí misma. Ahora la humanidad es capaz de reemplazar la selección natural con el diseño inteligente y extender la vida. Estas capacidades son tan disruptivas que pueden provocar grandes controversias políticas e incluso religiosas.

Harari considera que vivimos una crisis existencial y es probable que la Inteligencia Artificial agrande mucho más el problema de la desigualdad. Esto podría provocar que gran parte de la humanidad acabase siendo inútil mientras el poder y la riqueza estaría en manos de una pequeña élite dueña de la Inteligencia Artificial. Parece lógico pensar que en este escenario serían sobre todo los ricos y los poderosos los que acabarían beneficiándose en gran medida de los progresos tecnológicos y biológicos.

Hace tres años, más de 16.000 científicos, investigadores, académicos y figuras relevantes de la industria de la tecnología firmaron una carta abierta contra el desarrollo de armas de Inteligencia Artificial. Entre los firmantes se encontraban personas muy conocidas en el mundo de la tecnología tales como como Elon Musk, Stephen Hawking, Steve Wozniak, Bill Gates y Satya Nadella  que nos avisaban que la Inteligencia Artificial podría ser nuestra mayor amenaza pudiendo llegar a terminar con la especie humana si no la manejamos con precaución. Incluso Jack Ma, el fundador y presidente ejecutivo de Alibaba Group, nos alertaba de que en los próximos 30 años el mundo podrá tener mucho más dolor que felicidad debido al auge de la Inteligencia Artificial y a la mayor expectativa de vida de las personas.

Pero no todas las vistas son negativas. Otra autora mencionada en el artículo es Diane Ackerman que en su libro The Human Age explica como los humanos están trabajando para salvar el planeta. Los humanos somos la fuerza dominante que moldea el futuro de la tierra. Según Diane hemos sometido el 75% se la superficie terrestre e incluso hemos alterado el clima amenazando nuestra propia existencia. Sin embargo, nuestras capacidades pueden ser también positivas. Recolectamos el ADN de las especies desaparecidas en un “arca congelada” e inventamos un sinfín de prodigios industriales y médicos. Por ejemplo, en Harvard hay un proyecto para transformar el genoma de un elefante en el de un Mamut. El objetivo final sería traer de vuelta especies ya extinguidas.

En un interesante artículo de Will Knight para MIT Technology Review, el autor se hacía eco de un notable estudio de la Universidad de Stanford (EEUU) en el que se pretende ir evaluando la evolución y el impacto de la Inteligencia Artificial en la humanidad a lo largo de 100 años. El estudio ha contado con la colaboración de más de 20 expertos en disciplinas como la Inteligencia Artificial, la informática o la robótica por mencionar algunas de ellas. El informe explora en detalle el impacto de la Inteligencia Artificial en el transporte, hogar, salud, educación, comunidades con menos recursos, seguridad, privacidad, empleo y entretenimiento. La conclusión principal del estudio de la Universidad de Stanford es que la lnteligencia Artificial no supondrá (por lo menos hasta el año 2030) una amenaza inminente para la humanidad y por ello no existen motivos para preocuparse a corto plazo. Sin embargo, debemos tomarnos muy en serio nuestro progreso a medio y largo plazo impulsando los derechos humanos, la cultura de paz y los valores democráticos para construir sociedades más justas y equitativas.

Mientras encontramos opiniones a favor y en contra del desarrollo tecnológico, en el mundo empresarial la estrategia de la inacción parece que no es una buena alternativa. En un interesante artículo de Lisa Kay Solomon para SingularityHub, la autora explica que los directivos de las empresas de hoy en día deben desarrollar habilidades de liderazgo que incluyan la prospectiva, la tecnología, la innovación y el humanismo. Su argumento es que todos los líderes pueden mejorar el mundo pero para ello también es importante entender las amenazas que nos puede deparar los desarrollos tecnológicos sin control. Por lo tanto, debemos tomarnos muy en serio nuestro progreso a medio y largo plazo entendiendo mejor la tecnología, impulsando los derechos humanos, la cultura de paz y los valores democráticos para construir sociedades más justas y equitativas.

21 octubre, 2014 | 19:22

Digital Collage Ebola Vaccine Innovation Cinco DíasHoy hemos conocido con enorme alegría la confirmación de que el segundo análisis realizado a la auxiliar de enfermería Teresa Romero ha dado negativo. A pesar de que la paciente ya está curada de la infección por el virus todavía permanecerá ingresada algo más de tiempo para recuperarse de los daños ocasionados en algunos de sus órganos, especialmente los pulmones.

Parece que ahora las grandes multinacionales del sector salud están trabajando para acelerar el desarrollo de la vacuna para tratar el ébola. Por ejemplo GlaxoSmithKline, el fabricante de medicamentos más grande del Reino Unido, explicaba a los medios hace unos días que están trabajando a un ritmo “sin precedentes” para desarrollar la vacuna contra el ébola.

Sin embargo la Dra. Margaret Chan, Directora General de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha sido muy crítica por la forma en que se ha tratado esta enfermedad. Según Chan, lo que está pasando con el ébola es muy representativo de la falta de estrategias proactivas y preventivas que puedan anticiparse a riesgos y problemas de salud a nivel mundial. El ébola se conoce desde hace bastante tiempo pero no ha sido hasta que el virus ha pasado de los países pobres de África (donde ya ha matado a miles de personas) a países más desarrollados cuando se ha tomado en serio esta amenaza. Esta entrada inesperada del ébola en los Estados Unidos y en Europa ha hecho reaccionar a los líderes del mundo ante el problema que puede suponer esta enfermedad para las confortables vidas de las personas que viven en estos países.

Los expertos indican que tampoco ayuda nuestro sistema moderno capitalista muy centrado en resultados empresariales a corto plazo para satisfacer las demandas de los accionistas. El ébola se conoce desde hace cuarenta años pero la mayoría de brotes han sido pequeños y han surgido en países pobres. Por ello la industria farmacéutica ha invertido poco en la investigación de esta enfermedad. Eso no quiere decir que el sector farmacéutico no invierta suficientes recursos en I+D. De hecho es un sector muy complejo que requiere de grandes inversiones de dinero para el desarrollo de productos durante periodos de tiempo muy largos (habitualmente 10 años). Por ello en mi opinión no es solo un tema de inversión de dinero sino una estrategia preventiva que incluya las enfermedades de zonas pobres del mundo junto con las que puedan dar buenos retornos económicos y las que incidan en países desarrollados. Esta estrategia debería incluir no solo las enfermedades más mortales como cardiopatías isquémicas, afecciones cerebrovasculares o cánceres, sino enfermedades diarreicas, la tuberculosis, el VIH/SIDA o la diabetes mellitus entre otras.

Pero en el caso de Teresa Romero hemos aprendido que solo la innovación de producto con medicamentos y trajes protectores no es suficiente. Es igual de importante la innovación de proceso y aquí hemos fallado. Para realizar correctamente un proceso tan largo y complejo como poner, usar y retirar el traje protector son necesarias muchísimas sesiones de formación y entrenamiento. En este caso la variable primordial es la seguridad y por ello se debe trabajar el conocimiento explícito y tácito. Conocer todos los problemas que han tenido las personas que han realizado en el pasado esta tarea en países de África y aprender cómo han resuelto todas las situaciones inesperadas que han surgido. En otros sectores se conoce muy bien la innovación de proceso, como en la Fórmula 1 donde los mecánicos reemplazan los neumáticos en segundos. Pero para ellos la variable fundamental es la velocidad y para realizar su trabajo en esos tiempos tan rápidos necesitan ensayar una y mil veces. En el caso del ébola se había pensado por parte de las autoridades que con unos folletos, carteles y unas clases rápidas ya era suficiente. Nada más lejos de la realidad. La innovación de proceso requiere muchísima formación y práctica. 

05 octubre, 2014 | 15:33

Digital Collage Stock Market Bubble Cinco DíasTras el exitoso estreno en bolsa hace unas semanas del conglomerado del comercio electrónico en China Alibaba hemos asistido esta semana a los vaivenes en los estrenos bursátiles de otras dos empresas “puntocom”. En este caso han sido dos empresas alemanas,  la web de moda y calzado Zalando y la incubadora y clonadora de startups Rocket Internet.

El efecto de la salida de Alibaba, que ha sido la mayor OPV de la historia alcanzando los 25.000 millones de dólares, está animando otras operaciones para este año.  Las últimas noticias nos llegan de Yahoo que podría invertir parte de lo que recaude por la venta de acciones de Alibaba en Snapchat una aplicación de mensajería que ha sido valorada en 10.000 millones de dólares y con estimaciones de más de 100 millones de usuarios. 

Como consecuencia de todo esto, estamos leyendo en las últimas semanas noticias y opiniones que van desde la euforia bursátil hasta la llegada de nuevas burbujas puntocom. La realidad es que en lo que vamos de año ya han salido a bolsa en el mundo tantas empresas como las que salieron en todo el año 2013 y el último trimestre del año suele ser el más activo en colocaciones. Algunos elementos que alimentan a los analistas con una visión optimista incluyen la actual ventana de liquidez, la bajada de volatilidad y la fortaleza actual de los mercados. Los más críticos apuntan que la situación no es como la burbuja puntocom del año  2000 que se llevó por delante cerca de 5000 empresas de internet en tres años, pero los niveles extraordinarios de crecimiento del Nasdaq desde 2009 hacen prever que en algún momento llegará una corrección del mercado (ver gráfico).

Nasdaq chata con textoEn mi opinión y analizando la situación desde la perspectiva de la innovación coincido en que la situación es diferente al año 2000 ya que en la actualidad muchas de las empresas del Nasdaq son corporaciones tremendamente consolidadas y generadoras de caja (Apple, Google, Microsoft, Oracle, Intel etc). El problema surge con las empresas de Internet cuyos modelos de negocio no son claros y cuya única lógica es conseguir usuarios hasta el punto de que el modelo de negocio se pueda sustentar por sí mismo, o proyectos que buscan engordar su valoración para posibles ventas. Es importante entender que un modelo de negocio es un tipo de innovación que requiere trabajar distintas disciplinas ya que su enfoque es holístico. Estamos hablando no solo de lienzos de modelos de negocios sino entre otras cosas de dominar la estrategia, la innovación, el marketing, las ventas, las finanzas o las operaciones. Seguramente asistiremos tarde o temprano a una corrección del mercado y lo más probable es que las primeras empresas que se lleve por delante serán aquellas que hayan construido modelos de negocio débiles basadas en la lógica de “tener una idea genial” en vez de haber acometido “retos, problemas, anomalías u oportunidades" que merezca realmente la pena para clientes y usuarios.

Imagen de Paula Satrustegui

Paula Satrustegui profundizará en las novedades fiscales y relativas a la seguridad social, que afectan a la planificación de las finanzas personales de los profesionales.

Imagen de Belén Alarcón

Belén Alarcón trasladará su experiencia de asesoramiento patrimonial y planificación financiera a través de las preguntas más relevantes que debe plantearse una persona a lo largo de su vida.

Imagen de Enrique Borrajeros

Enrique Borrajeros escribirá sobre temas relativos a la relación entidad – asesor, finanzas conductuales y tendencias y novedades en el asesoramiento financiero nacional e internacional.

Imagen de Francisco Márquez de Prado

Francisco Márquez de Prado, analizará activos y productos financieros, con sus ventajas e inconvenientes, para cada tipo de inversor.

Imagen de Íñigo Petit

Íñigo Petit tratará temas relacionados con la evolución de la industria de fondos de inversión y planes de pensiones y aspectos relacionados con la educación financiera

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]