Sobre los autores

Celso Otero (gestor de los fondos Renta 4 USA, Renta 4 Asia y Renta 4 Japón) escribirá sobre Asia, Japón y EEUU

Ignacio Victoriano (gestor de los fondos de renta fija de Renta 4) compartirá su visión sobre los tipos de interés, prima de riesgo, etc…

Alejandro Varela (gestor de Renta 4 Latinoamérica y Alhambra) dará su punto de vista sobre Latinoamérica y la situación de los mercados.

Javier Galán (gestor de los fondos de renta variable de España y Europa), opinará sobre empresas y sectores de la economía europea y española.

Categorías

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« enero 2016 | Inicio | marzo 2016 »

24 febrero, 2016 | 08:30

Me preocupa la debilidad no solo del mercado sino del sentimiento inversor que se une a un posicionamiento más tolerante al riesgo que en años anteriores provocado por los tipos de interés en 0% que ha hecho que muchos ahorradores estén posicionados en productos más tolerantes al riesgo que el que indicaría probablemente su propio perfil de riesgo.

Este hecho, puede provocar que las valoraciones de muchos activos se vean presionados más por los flujos de capitales que por las valoraciones fundamentales, lo que a su vez, provocaría, en mi opinión, grandes oportunidades de inversión en activos que se “disloquen” de una valoración razonable.

Las correcciones que llevamos en bolsa desde mediados de diciembre han dejado al Euro Stoxx 50 cotizando a 12x PER’16E y > 4,5% de rentabilidad por dividendo. Estos niveles de valoración no los vemos en Europa desde mediados de 2013, que en mi opinión, empieza a ser suficientemente atractivo como para plantearse incrementar la exposición a renta variable europea con mayor margen de seguridad.

No teníamos unos meses tan débiles en cuanto a las rentabilidades ofrecidas por la renta variable desde 2008, lo que ha hecho que se empiecen a comparar 2016 con 2008. Pero es muy difícil que las empresas europeas vuelvan a ver caer su beneficio desde el punto en el que nos encontramos hoy en día, por lo que en mi opinión, el punto de partida es mucho mejor que el que teníamos en 2008, lo que descartará sufrir un año tan excepcional como el que tuvimos en 2008. El problema es que el crash de 2008 está todavía muy presente en las mentes de los inversores lo que provoca episodios de miedo y pánico como los que hemos vivido este mes.

El miedo que generan los movimientos de los mercados en los últimos meses, es el principal motivo para que se generen grandes oportunidades de inversión. Pero es vital que el ahorrador valore la oportunidad de invertir a partir de los niveles en los que nos encontramos hoy en día con un horizonte temporal de más de 2 o 3 años, ya que fijarse solo en el corto plazo es el principal motivo para cometer errores irreparables en la rentabilidad que ofrecen los mercados a lo largo de los años. Las buenas rentabilidades a largo plazo sobre el ahorro, se consiguen a lo largo de los años con momentos complicados como el actual y momentos de exceso de optimismo. La clave del éxito consiste en aprovechar a comprar en periodos de más inestabilidad y escepticismo y vender o ser más prudente en periodos de exuberancia y exceso de optimismo.

Si los mercados estuviesen siempre en euforia o valorando correctamente los activos, no habría forma de obtener retornos atractivos en el largo plazo. Los momentos de mayor incertidumbre y nerviosismo son los mejores momentos para generar rentabilidad a largo plazo. Los inversores que vencieron al miedo e invirtieron en renta variable después de la quiebra de Lehman Brothers a finales de 2008, han obtenido una rentabilidad en 7 años de +160% si se invirtió en EEUU o un +140% si se invirtió en Europa, es decir, una rentabilidad anualizada del 15% y 13,5% respectivamente.

Aunque el comienzo de 2016 no es nada halagüeño, los mercados cambian muy rápidamente dependiendo de los datos e información que vayamos conociendo. Es primordial saber que las bolsas no están caras, lo cual no puede evitar que tengamos momentos en los que estén más baratas, pero lejos de que cunda el pánico, nos tiene que animar a incrementar nuestro posicionamiento hacia fondos de inversión de renta variable.

 

 

Javier Galán, Gestor de Renta Variable Europea de Renta 4 Gestora

@JGalanR4

 

17 febrero, 2016 | 08:30

El comienzo de 2016 ha sido uno de los peores que se recuerdan. El sentimiento negativo impulsado por las noticias provenientes de la desaceleración de China y la continua caída de las materias primas y especialmente del precio del petróleo, están provocando correcciones significativas en todos los activos (tanto de renta variable como de renta fija) que incitan a medios de comunicación a considerar la situación actual un mercado bajista o “bear market”.

Como ya he advertido en varios informes y artículos mensuales, no habrá un mercado bajista si no hay recesión, y ésta, a día de hoy, es difícil (aunque no imposible) que se produzca. Es evidente que los riesgos que acechan sobre la economía China tienen una mayor repercusión sobre el resto de economías, por lo que los movimientos de los mercados hay que vigilarlos con mayor atención si cabe.

De momento, el movimiento de los mercados (-20% de corrección de la renta variable desde los máximos de mayo de 2015), obedecen más a sentimientos de miedo que a hechos contrastados de crecimiento económico y empresarial. Es decir, los fundamentales en los países desarrollados siguen suficientemente fuertes como para no atisbar una recesión en los próximos meses, pero ya se sabe que el mercado anticipa el comportamiento de las economías, por lo que hay que seguir muy de cerca las variables macroeconómicas más relevantes para descartar la temida recesión.

Europa, Japón y Estados Unidos siguen creciendo aunque quizás a menor ritmo del que cabía esperar hace unos meses. Esta desacelerón unida a la caída de las materias primas y su implicación en la inflación, han hecho volver a actuar al Banco de Japón con más liquidez y estímulos monetarios, a anunciar al Banco Central de Europa un incremento de los estímulos monetarios en marzo y a anunciar a la FED que la subida de tipos de interés esperada para 2016 en EEUU será más lenta o incluso inexistente si hiciese falta.

Las correcciones que llevamos en bolsa desde mediados de diciembre han dejado al Euro Stoxx 50 cotizando a 12x PER’16E y > 4,3% de rentabilidad por dividendo. Estos niveles de valoración no los vemos en Europa desde mediados de 2013, que en mi opinión, empieza a ser suficientemente atractivo como para plantearse incrementar la exposición a renta variable europea con mayor margen de seguridad.

Es evidente que podemos tener más correcciones, pero a partir de los niveles actuales, la tesis de inversión tiene que cambiar radicalmente desde expectativas de crecimiento a expectativas de recesión para que las bolsas se abaraten más aún

 

 

Javier Galán, Gestor de Renta Variable Europea de Renta 4 Gestora

@JGalanR4

 

10 febrero, 2016 | 08:30

Al igual que hice la semana pasada con la bolsa española, esta semana analizo las valoraciones y beneficios de los principales índices europeos para intentar buscar zonas de cotización y valoración donde los inversores y ahorradores encontramos mayor margen de seguridad y mayor potencial de beneficio. Esperamos que 2016 vuelva a ser un año volátil como lo ha sido 2015, por lo que abstraerse de las noticias y movimientos bruscos de las bolsas, y fijarse puntos de entrada por niveles de valoración nos ayudarán a tener la cabeza fría y tomar las mejores decisiones de inversión.

En la siguiente tabla muestro los rangos de valoración con un Euro Stoxx 50 y un Stoxx 600 en los niveles de principios de año, hasta un 20% de revalorización, y hasta un -20% de corrección con sus respectivas valoraciones a esos niveles.

La bolsa europea debería obtener retornos razonables en 2016 si las empresas generan el beneficio que se espera de ellas, y hay mucho potencial en el caso que las empresas sorprendan positivamente al consenso. El riesgo….que los beneficios defrauden y no encontremos con otro año sin crecimiento de los mismos.

 

160208_cincodías1

En este sentido, es importante remarcar que mientras los resultados empresariales en todo Europa (incluyendo zona no euro), no han conseguido crecer en 2015, los resultados de las empresas de la zona euro sí que van a haber crecido en torno al 10%, que no es nada despreciable y que marca un punto de inflexión a la tendencia de los últimos años.

El Euro Stoxx 50 comienza el año con un PER’16e de 14x, algo más barato que el Stoxx 600 pero con menor crecimiento de los beneficios esperados y con una composición del índice muy diferente, ya que el Euro Stoxx 50 está más concentrado.

De hecho, llama mucho la atención que el Euro Stoxx 50 esté a un 30% de los beneficios que se generaron en 2007, mientras que el Stoxx 600 a tan solo un 13%. El excesivo peso del sector financiero y el energético tienen la culpa.

160208_cincodías2

En mi opinión, existen motivos para ser optimistas ya que en los rangos altos de las bolsas que se muestran en las tablas superiores, las bolsas estarían en línea con sus valoraciones de los últimos 20 años, pero por el contrario, si las bolsas europeas corrigen hacia zonas cercanas a las 11x PER, 1x Valor Contable o cerca del 5% de rentabilidad por dividendo, nos darían una gran oportunidad de comprar la bolsa europea a valoraciones muy baratas en términos históricos con un grado de seguridad alto.

 

 

Javier Galán, Gestor de Renta Variable Europea de Renta 4 Gestora

@JGalanR4

 

03 febrero, 2016 | 08:30

Todos los años me gusta intentar buscar zonas de cotización y valoración donde los inversores y ahorradores encontramos mayor margen de seguridad y mayor potencial de beneficio. Esperamos que 2016 vuelva a ser un año volátil como lo ha sido 2015, por lo que abstraerse de las noticias y movimientos bruscos de las bolsas, y fijarse puntos de entrada por niveles de valoración nos ayudarán a tener la cabeza fría y tomar las mejores decisiones de inversión.

El Ibex 35 comienza el año en 9.500 puntos con un beneficio por acción teórico esperado por sus componentes ponderados de 693,55 puntos, es decir, a 13,7x beneficios o 13,7x PER’16e.

El beneficio más bajo generado por el Ibex 35 en los últimos 10 años que incluyen todos los años de la mayor crisis de los últimos 50 años, fue de 415,74 en 2012, es decir, un beneficio un 40% por debajo del beneficio esperado por el consenso de analistas para 2016. El beneficio más alto generado fue en 2007 que se ganaron 1.350 puntos del teórico beneficio por acción del Ibex 35, es decir, un 94,8% superior al beneficio por acción teórico del Ibex 35. La mediana de estos 10 años es de 966,23 puntos, lo que significa que el PER de la bolsa española si consideramos el beneficio medio de los últimos 10 años es de 9,8x PER a comienzos de año.

En la siguiente tabla muestro los rangos de valoración con un Ibex desde 12.000 hasta 8.000 puntos con sus respectivas valoraciones a esos niveles.

160113_5dias3

Desde mi punto de vista, si el Ibex vuelve a subir hacia zonas cercanas a los 12.000 puntos a los que cotizó en mayo de 2015 o a principios de 2010, serían puntos para reducir la exposición a bolsa española ya que a nivel fundamental, las valoraciones estarían muy exigentes en los 3 ratios que  muestro en la tabla (PER, dividendo y valor contable), pero, si volvemos a vivir un periodo de incertidumbre por cualquier motivo, el nivel de los 8.000 puntos de Ibex, sería un buen punto para incrementar la exposición a bolsa española, ya que 11x PER, 5,4% de rentabilidad por dividendo o 1x valor en libros, serían históricamente zonas donde los inversores han maximizado los beneficios y rentabilidades obtenidas de la renta variable.

La dificultad para encontrar los mínimos y máximos radica en los de-ratings y re-ratings de las valoraciones de las empresas. Así, en 2012 el Ibex 35 llegó a cotizar a 19x PER´12 y en 2008 llegó a cotizar a 6x PER´08, obviamente con diferentes estimaciones de beneficios a la actual.

Si descartamos comprar en mínimos, básicamente porque es más fácil que te toque la lotería que comprar en los mínimos, concluiremos que si compramos bolsa española por debajo de 8.000 puntos de Ibex 35 en algún momento de los próximos meses, estamos comprando un activo diversificado en las principales compañías de España a unas valoraciones de: 11x PER’16e; 5,4% rentabilidad por dividendo ‘16e y a tan solo 1x su valor contable ‘16e que históricamente ha sido un punto de compra que ha obtenido rentabilidades muy elevadas los siguientes meses con un margen de seguridad muy alto.

Espero que no caiga el Ibex hacia esos niveles, pero de corregir, lejos de asustarse, hay que estar felices de tener la oportunidad de comprar la bolsa española tan barata y aprovechar para comprar/incrementar en fondos de inversión como Renta 4 Bolsa FI que gestiono desde hace más de 10 años.

 

Javier Galán, Gestor de Renta Variable Europea de Renta 4 Gestora

@JGalanR4

 

imagen de Alejandro Varela

Licenciado en Económicas e Inspector de Hacienda (en excedencia). Trabajó durante veinticinco años en el Sector Público, desempeñando entre otros los puestos de Director de la Escuela de la Hacienda Pública, Director General del Catastro, Director General de la Agencia Tributaria y Presidente de la Sepi. Desde 2.004 trabaja en el Sector Privado. Actualmente es consejero del grupo de empresas Colway 08 y socio director del despacho Carrillo & Ruiz-Jarabo Asesores.

imagen de Celso Otero

Licenciado en Económicas e Inspector de Hacienda (en excedencia). Trabajó durante veinticinco años en el Sector Público, desempeñando entre otros los puestos de Director de la Escuela de la Hacienda Pública, Director General del Catastro, Director General de la Agencia Tributaria y Presidente de la Sepi. Desde 2.004 trabaja en el Sector Privado. Actualmente es consejero del grupo de empresas Colway 08 y socio director del despacho Carrillo & Ruiz-Jarabo Asesores.

imagen de Ignacio Victoriano

Licenciado en Económicas e Inspector de Hacienda (en excedencia). Trabajó durante veinticinco años en el Sector Público, desempeñando entre otros los puestos de Director de la Escuela de la Hacienda Pública, Director General del Catastro, Director General de la Agencia Tributaria y Presidente de la Sepi. Desde 2.004 trabaja en el Sector Privado. Actualmente es consejero del grupo de empresas Colway 08 y socio director del despacho Carrillo & Ruiz-Jarabo Asesores.

imagen de Javier Galán

Licenciado en Económicas e Inspector de Hacienda (en excedencia). Trabajó durante veinticinco años en el Sector Público, desempeñando entre otros los puestos de Director de la Escuela de la Hacienda Pública, Director General del Catastro, Director General de la Agencia Tributaria y Presidente de la Sepi. Desde 2.004 trabaja en el Sector Privado. Actualmente es consejero del grupo de empresas Colway 08 y socio director del despacho Carrillo & Ruiz-Jarabo Asesores.

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]