Sobre los autores

Celso Otero (gestor de los fondos Renta 4 USA, Renta 4 Asia y Renta 4 Japón) escribirá sobre Asia, Japón y EEUU

Ignacio Victoriano (gestor de los fondos de renta fija de Renta 4) compartirá su visión sobre los tipos de interés, prima de riesgo, etc…

Alejandro Varela (gestor de Renta 4 Latinoamérica y Alhambra) dará su punto de vista sobre Latinoamérica y la situación de los mercados.

Javier Galán (gestor de los fondos de renta variable de España y Europa), opinará sobre empresas y sectores de la economía europea y española.

Categorías

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« diciembre 2015 | Inicio | febrero 2016 »

27 enero, 2016 | 08:30

El Euro Stoxx 50 acaba 2015 con una rentabilidad de +3,8%, muy lejos de la rentabilidad esperada a principios de año y muy lejos del +20% de rentabilidad que gozaba en mayo de 2015. Ha sido un año muy complicado a nivel de gestión, aunque es cierto que hay pocos años fáciles. Comenzamos 2015 con muy buenas expectativas de crecimiento en Europa. Las bolsas hasta mayo obtenían retornos del 20% pero, primero la incertidumbre creada por la posible salida del euro de Grecia después de sus elecciones, posteriormente las dudas en cuanto a la situación económica de China, la subida de tipos de interés en EEUU y por último, la pronunciada corrección de las materias primas y su repercusión en las economías y sectores más dependientes de las mismas, hicieron que el año acabase con unas rentabilidades muy pobres en general en los principales mercados.

Bancos, constructoras, petroleras y recursos básicos lastraron la rentabilidad de los índices europeos, todos ellos con excesivo peso en los principales índices europeos.

La gestión activa y la diferenciación respecto de los índices europeos ha sido la única manera para obtener rentabilidades de doble dígito invirtiendo en acciones de empresas europeas.

No hay nadie que sepa que van a hacer las bolsas en el corto plazo, pero sí sabemos que en el largo plazo, son los beneficios los que rigen el comportamiento de las bolsas y los mercados. Por esto, analizar los niveles de valoración de las bolsas es un ejercicio que debemos hacer todos los inversores que regimos nuestras decisiones de inversión por criterios de análisis fundamental.

En el siguiente gráfico (obtenido de Bloomberg), muestro los niveles de valoración en términos de beneficios, Ebitda, valor contable, márgenes y dividendo del Euro Stoxx 50 y el Stoxx 600 en los últimos 10 años.

160113_5dias1

En el gráfico de valoración del Euro Stoxx 50 superior, se observan varios datos que merecen la pena mencionar. Por un lado, que el beneficio por acción de las empresas que componen el índice sigue muy deprimido. Los beneficios de 2015 y de 2016 esperados, están todavía a más de un 30% de los beneficios generados en 2007. El PER de 2016e es de 13,7x que no siendo caro en términos históricos (el promedio de valoración de los últimos 20 años es de 15,5x, sí que está por encima del PER medio de los últimos 10 años que no llega ni a 11x. En cuanto a la rentabilidad por dividendo, ésta se encuentra en 3,8% para el próximo año, por debajo de la media de los últimos 10 años que es de 4,5%, pero por encima de la media de los últimos 20 años, que es de 3,3%. La realidad es que la rentabilidad por dividendo sigue siendo muy atractiva en relación a la rentabilidad que ofrece la renta fija, por lo que sigue siendo un buen argumento para invertir en empresas con alta rentabilidad por dividendo sostenible.

El Euro Stoxx 50 parece un índice “maldito” debido al peso que tienen sectores muy afectados por la crisis económica y financiera de 2008-2012 y la caída del precio del petróleo y las materias primas. El sector financiero europeo, eléctrico y petrolero han tenido una caída de los beneficios y del precio de sus cotizaciones muy notable sin que la recuperación se atisbe en un futuro predecible, pero que indudablemente han lastrado el comportamiento del índice los últimos 7 años.

La cotización del principal índice europeo valora a 1,4x su valor contable, que sin ser ni mucho menos caro, tampoco nos dice que el mercado sea una ganga. Sin embargo, los ROE y los márgenes netos sí que están lejos de sus medias históricas y casi a la mitad de los márgenes netos que tienen las empresas estadounidenses. El 5% de margen neto que tiene actualmente el Euro Stoxx 50, está por debajo de la media de los últimos 10 años que es de 6,5% y muy por debajo de los márgenes netos que gozan las empresas estadounidenses de 8,3%. Si las empresas europeas son capaces de mejorar los márgenes netos, entonces, sí que habría una tesis de inversión positiva en bolsa europea muy fuerte.

El gráfico superior de las valoraciones del Euro Stoxx 50, contrastan en algunos casos con el gráfico inferior que analiza las valoraciones y comportamiento de las mismas variables pero del Stoxx 600, el cual está mucho menos concentrado sectorialmente, al estar compuesto por 600 compañías y no solo por 50. 160113_5dias2

El Stoxx 600 sí que muestra un crecimiento de los beneficios de las empresas que componen el índice que aunque están todavía lejos de los logrados en 2007, muestran una clara mejoría con respecto a los de los últimos años, estando ya en los niveles de 2010.

El PER’16e del Stoxx 600 es de 14,7x vs los 18x de media de los últimos 20 años y los 13x de los últimos 10 años, el cual nos indica que sin estar excesivamente barata, las valoraciones con respecto a los beneficios no es preocupante e incluso hay suficiente margen para un re-rating.

La rentabilidad por dividendo está en el 3,75%, en línea con la media de los últimos 10 años y bastante por encima de la media de los últimos 20 años que es inferior al 3,3%. El dividendo que ofrece el Stoxx 600 debería servir de soporte en momentos de incertidumbre, más si cabe, si lo comparamos con la rentabilidad que ofrecen los activos de renta fija.

 

Javier Galán, Gestor de Renta Variable Europea de Renta 4 Gestora

@JGalanR4

 

20 enero, 2016 | 08:30

El Ibex 35 acabó 2015 con una rentabilidad de -7,2% en el año. Bancos, constructoras, petroleras y recursos básicas fueron los principales causantes de tan mal comportamiento del selectivo español.

La única forma de obtener rentabilidades atractivas en 2015 invirtiendo en bolsa española ha sido a través de la gestión activa y diferenciándose respecto al Ibex 35. Algunos fondos de inversión gestionados activamente han obtenido rentabilidades de doble dígito o superior en 2015 a pesar del triste comportamiento del Ibex 35.

Para 2016 tenemos un año más complicado si cabe, tanto a nivel internacional como a nivel nacional. Después de las elecciones de diciembre, todavía no sabemos qué gobierno nos gobernará los próximos 4 años. La clave no es solo el color del gobierno de España, si no la estabilidad que tendrá. A nivel internacional, los riesgos que acechan al crecimiento global y la madurez del ciclo económico expansivo después de 7 años de crecimiento ininterrumpido, también generarán turbulencias en algunos momentos de 2016.

No hay nadie que sepa que van a hacer las bolsas en el corto plazo, pero sí sabemos que en el largo plazo, son los beneficios los que rigen el comportamiento de las bolsas y los mercados. Por esto, analizar los niveles de valoración de las bolsas es un ejercicio que debemos hacer todos los inversores que regimos nuestras decisiones de inversión por criterios de análisis fundamental.

En el siguiente gráfico (obtenido de Bloomberg), muestro los niveles de valoración en términos de beneficios, Ebitda, valor contable, márgenes y dividendo del Ibex 35 en los últimos 10 años.

160112_blog1

El gráfico de valoración del Ibex 35 refleja la dificultad para mejorar los beneficios de sectores como el bancario, telecomunicaciones o energético, con mucho peso en el índice en estos 10 años de crisis económica y empresarial en España.

La línea roja muestra el beneficio por acción del Ibex 35 que como se puede observar está a la mitad de lo que llegó a ganar en 2007. No es de extrañar, por tanto, que el Ibex esté un 40% por debajo de los niveles a los que llegó a cotizar en noviembre de 2007 (9.600 puntos hoy desde 16.000 puntos en noviembre de 2007)

El PER de 2015 de 15x no arroja mucho potencial de mejora para el año que se avecina, aunque si las empresas cumplen o mejoran las expectativas que tiene el mercado sobre los beneficios que van a generar en 2016, el PER sería actualmente de 13,5x, el cual sí que nos dejaría un potencial cercanos al doble dígito. Por tanto, la clave del buen comportamiento del Ibex 35 para 2016, la tienen las empresas con su capacidad para sorprender positivamente (o al menos cumplir) con las expectativas de beneficios que tiene el mercado.

La rentabilidad por dividendo esperada es del 4,3% para el próximo año que compara muy bien con la rentabilidad de la renta fija o los activos “sin riesgo”, pero que está por debajo del 5,6% de rentabilidad por dividendo media de los últimos 10 años que ha ofrecido el Ibex 35, si bien es cierto, son años de estrés financiero que no esperamos que se repitan en el corto plazo. La rentabilidad por dividendo media de los últimos 20 años es del 3,5%, la cual sí que está por debajo del actual 4,3%.

En términos del valor contable de las empresas que componen el Ibex 35, el ratio Precio/Valor Contable se sitúa actualmente en 1,24x cuando históricamente ha marcado 1,5x. Si el Ibex 35 volviese a cotizar a 1,5x, éste tendría que revalorizarse más de un 20%. El sector bancario, una vez más, es clave en el resultado de este ratio. Es difícil pensar que el Ibex vuelva a cotizar a 1,5x P/VC si la correlación con los ROE del sector bancario se mantiene en los rangos históricos, y éstos nos dicen que si el sector bancario no es capaz de mejorar los ROE hacia niveles por encima del 15%, es muy difícil ver un P/VC de la banca por encima del 1,5x P/VC. Actualmente, con los tipos en 0%, es muy difícil que los ROEs del sector bancario estén si quiera por encima del 10%, lo que suele significar que el sector bancario no esté muy por encima de 1x P/VC.

En el gráfico superior adjuntado, se ve también el margen neto en color azul claro, una variable muy relevante también. El margen neto que está actualmente en el 8,22%, llegó a estar en el 15% en 2007, su mediana de los últimos 10 años es del 10,6% pero que si la mediana la calculamos a 20 años, el resultado es de 8,4%, es decir, muy en línea con el margen neto actual de las compañías que componen el Ibex 35.

En definitiva, el Ibex 35 ha tenido un comportamiento muy débil en los últimos 10 años tanto en términos de rentabilidad, como en términos de generación de beneficios de sus empresas. La economía española debería sustentar el mantenimiento de la tendencia de crecimiento de los beneficios empresariales, pero es imprescindible que el beneficio por acción de las empresas que componen el Ibex 35 muestren un mejor comportamiento, es decir, si los beneficios no cumplen al menos, las expectativas de crecimiento que tiene el consenso de analistas, es complicado que el Ibex 35 suba con fuerza.

 

Javier Galán, Gestor de Renta Variable Europea de Renta 4 Gestora

@JGalanR4

 

13 enero, 2016 | 08:30

El comienzo de 2016 ha sido uno de los peores que se recuerdan fundamentalmente por la caída del mercado bursátil chino y la suspensión de cotización de sus mercados. La segunda derivada de los temores a un estancamiento de la segunda economía del mundo es la caída de las materias primas, y la tercera, la repercusión de la devaluación del yuan y la caída de las materias primas en el crecimiento mundial, los países emergentes dependientes de las materias primas, los niveles de endeudamiento y la inflación.

El segundo gran riesgo para este 2016 es el estado de la economía norteamericana y el momento de generación de beneficios de las empresas estadounidenses después de 7 años de crecimiento ininterrumpido.

Muchas derivadas y ninguna positiva a priori. El mes pasado advertí que no entendía el comportamiento tan negativo de los mercados, y el comienzo de 2016, empieza a responder al comportamiento que no entendía en diciembre, a través de los riesgos que existen para los próximos meses.

Los riesgos son más trascendentes que en 2014 o 2015, ya que atañen a las dos principales economías del mundo, por ese motivo, se debe ser más prudente.

Ahora bien, el miedo que generan los movimientos de los mercados en los últimos 40 días, es el principal motivo para que se generen oportunidades para los inversores y ahorradores para generar mejores rentabilidades a largo plazo.

Si los mercados estuviesen siempre en euforia o valorando correctamente los activos, no habría forma de obtener retornos atractivos en el largo plazo. Los momentos de mayor incertidumbre y nerviosismo son los mejores momentos para generar rentabilidad a largo plazo. Los inversores que vencieron al miedo e invirtieron en renta variable después de la quiebra de Lehman Brothers a finales de 2008, han obtenido una rentabilidad en 7 años de +160% si se invirtió en EEUU o un +140% si se invirtió en Europa, es decir, una rentabilidad anualizada del 15% y 13,5% respectivamente.

No sé que nos deparará 2016, a priori el comienzo no es nada halagüeño pero los mercados cambian muy rápidamente dependiendo de los datos e información que vayamos viendo. Lo que sí que sé es que las bolsas no están caras, y que en Europa los beneficios están todavía lejos de los que se generaron hace 7 años, por lo que correcciones más o menos relevantes, van a producir interesantes puntos de entrada en empresas castigadas injustificadamente. ¡¡Ojalá se presenten esas oportunidades para vencer al miedo!!

Como gestor de renta variable, seguiré invirtiendo en empresas con bajos niveles de endeudamiento, elevada generación de caja, inmersos en mega tendencias estructurales y a valoraciones atractivas que dejen amplio potencial de revalorización, que son la única manera de dormir tranquilo y obtener retornos elevados sin grandes errores.

 

Javier Galán, Gestor de Renta Variable Europea de Renta 4 Gestora

@JGalanR4

 

imagen de Alejandro Varela

Licenciado en Económicas e Inspector de Hacienda (en excedencia). Trabajó durante veinticinco años en el Sector Público, desempeñando entre otros los puestos de Director de la Escuela de la Hacienda Pública, Director General del Catastro, Director General de la Agencia Tributaria y Presidente de la Sepi. Desde 2.004 trabaja en el Sector Privado. Actualmente es consejero del grupo de empresas Colway 08 y socio director del despacho Carrillo & Ruiz-Jarabo Asesores.

imagen de Celso Otero

Licenciado en Económicas e Inspector de Hacienda (en excedencia). Trabajó durante veinticinco años en el Sector Público, desempeñando entre otros los puestos de Director de la Escuela de la Hacienda Pública, Director General del Catastro, Director General de la Agencia Tributaria y Presidente de la Sepi. Desde 2.004 trabaja en el Sector Privado. Actualmente es consejero del grupo de empresas Colway 08 y socio director del despacho Carrillo & Ruiz-Jarabo Asesores.

imagen de Ignacio Victoriano

Licenciado en Económicas e Inspector de Hacienda (en excedencia). Trabajó durante veinticinco años en el Sector Público, desempeñando entre otros los puestos de Director de la Escuela de la Hacienda Pública, Director General del Catastro, Director General de la Agencia Tributaria y Presidente de la Sepi. Desde 2.004 trabaja en el Sector Privado. Actualmente es consejero del grupo de empresas Colway 08 y socio director del despacho Carrillo & Ruiz-Jarabo Asesores.

imagen de Javier Galán

Licenciado en Económicas e Inspector de Hacienda (en excedencia). Trabajó durante veinticinco años en el Sector Público, desempeñando entre otros los puestos de Director de la Escuela de la Hacienda Pública, Director General del Catastro, Director General de la Agencia Tributaria y Presidente de la Sepi. Desde 2.004 trabaja en el Sector Privado. Actualmente es consejero del grupo de empresas Colway 08 y socio director del despacho Carrillo & Ruiz-Jarabo Asesores.

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]