Sobre los autores

Celso Otero (gestor de los fondos Renta 4 USA, Renta 4 Asia y Renta 4 Japón) escribirá sobre Asia, Japón y EEUU

Ignacio Victoriano (gestor de los fondos de renta fija de Renta 4) compartirá su visión sobre los tipos de interés, prima de riesgo, etc…

Alejandro Varela (gestor de Renta 4 Latinoamérica y Alhambra) dará su punto de vista sobre Latinoamérica y la situación de los mercados.

Javier Galán (gestor de los fondos de renta variable de España y Europa), opinará sobre empresas y sectores de la economía europea y española.

Categorías

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« mayo 2015 | Inicio | julio 2015 »

24 junio, 2015 | 08:30

No todas las estrategias, ni filosofías de inversión funcionan en todo momento, por ese motivo no hay ningún fondo de inversión, ni gestor, que siempre sea el mejor. No todos los meses, ni siquiera todos los años, todas las empresas cotizadas se comportan igual de bien o de mal. 

Los gestores y fondos de inversión que mejor se han comportado en los últimos años, son aquellos que tengan una filosofía de inversión basada en compañías defensivas (alimentación, bebidas y farmacia). Éstas han tenido un comportamiento espectacular por su crecimiento, apalancamiento operativo, visibilidad de ingresos, beneficios, recurrencia de cash flows y altos dividendos. 

Pero como he comentado en el anterior párrafo, no siempre funcionan las mismas estrategias y, desde mi punto de vista, las valoraciones de estos sectores y el momento de crecimiento económico en Europa, puede provocar un cambio relevante en el patrón de comportamiento sectorial, y por tanto, de las estrategias y filosofías de inversión de los gestores y los fondos de inversión que gestionan. 

Las señales que están dando los mercados y la economía en Europa, sigue apoyando un buen comportamiento de la renta variable europea en los próximos meses, aunque, obviamente, habrá momentos de nervios y correcciones como lo ha habido y lo habrá siempre. 

Los indicadores macroeconómicos europeos siguen indicando mayor optimismo empresarial, los datos de PIB de los países europeos siguen indicando crecimiento, las rentabilidades de la renta fija han repuntado desde niveles preocupantes, las expectativas de inflación también están repuntando y las revisiones de los beneficios de las compañías europeas no solo se han estabilizado sino que empiezan a mejorar ligeramente desde ya de por sí unas expectativas exigentes. 

Por otro lado las valoraciones de los sectores defensivos, de dividendo y de calidad, están en máximos históricos y quizás no les quede mucho recorrido al alza. Sin embargo, los sectores más complejos, más intensivos en capital, con peores balances y menor visibilidad de beneficios futuros se mantienen sustancialmente por debajo de sus medias históricas (bancos, eléctricas, construcción o materias primas). 

Todos estos indicadores hacen presagiar un mejor tono de las compañías más cíclicas, compañías más dependientes del incremento del consumo y la inversión. Ya veremos que ocurre al final, pero sí que tiene sentido esperar cierta reversión a la media en comportamientos sectoriales.

 

 

Javier Galán, Gestor de Renta Variable Europea de Renta 4 Gestora

@JGalanR4

 

17 junio, 2015 | 08:30

Los ciclos de los mercados se repiten recurrentemente cada cierto tiempo. Así, del desasosiego y desesperación de los mercados bajistas (2008 a 2011), se pasa a una fase más optimista o de esperanza aunque los fundamentales no mejoren (2011-2014), para posteriormente comenzar las fases de crecimiento que suelen acabar en fases de euforia

Acertar en situar el ciclo bursátil (que no económico) en el que estamos, ayuda sobre-manera a obtener mejores retornos y procurar, en la manera de lo posible, evitar los duros mercados bajistas que cada cierto tiempo tenemos. 

2015 debería ser la fase de crecimiento, al menos en Europa. Aunque es cierto que la subida de las bolsas europeas han sido muy verticales en los primeros meses del año, no podemos hablar de euforia cuando las bolsas europeas (a excepción de la alemana), se encuentran todavía muy lejos de los máximos alcanzados en 2007, tanto a nivel de cotizaciones, como de beneficios y valoraciones, en mi opinión. 

Reconocer en que fase estamos actualmente, debería ayudarnos a mantener cierta cautela (si estuviésemos en la fase eufórica)) o mayor tolerancia al riesgo (si estuviésemos en la fase de crecimiento). 

En mi opinión estamos en la fase de crecimiento en la que tanto las empresas como las economías muestran números crecientes de beneficios y de producto interior bruto (PIB). Cierto es que la economía está necesitando de unas dosis de inyección monetaria increíbles (tipos en 0% y programas de Quantitative Easing), pero la realidad es que no podemos negar que este año, sí, Europa crece y las empresas también.

Por definición, y ante ausencia de burbujas de valoración en las bolsas europeas, la fase en la que se encuentra Europa (incluida España), es en la de crecimiento. La euforia llegará….pero ahora toca valorar y cotizar: hasta donde van a mejorar las economías, los beneficios y las valoraciones de las empresas. 

Esta fase se suele caracterizar por mayor volatilidad al existir cierto grado de incertidumbre del potencial de crecimiento que existe para los próximos años Las bolsas suben con fuerza y bajan con fuerza con cualquier evento no esperado que haga pensar a los inversores que el crecimiento va a ser mayor o menor al esperado. 

Por este motivo, la forma de actuar y trabajar esta fase del ciclo bursátil, debe ser la de comprar en correcciones. La volatilidad de la renta variable es la que es, por lo que diferentes interpretaciones de datos o flujos de capital, provocan correcciones y posteriores rebotes de más del 10% en semanas. Aprovechar esos momentos de nervios para incrementar la exposición a bolsa (a través de fondos de inversión creo que es lo más adecuado para incrementar la diversificación y profesionalización de la selección de compañías), creo que es la táctica adecuada en estos momentos. 

Aparentemente, las valoraciones de las bolsas europeas ya no están baratas a los precios y beneficios actuales, pero el mercado no valora los beneficios de un año. Los beneficios futuros de las empresas son las que explican más del 80% de las valoraciones de las compañías, por lo que lo importante es interpretar la repercusión del crecimiento esperado en la generación de beneficio y de flujo de caja de las empresas en los próximos meses/años. A fin de cuentas, los beneficios de las empresas europeas están todavía a un 30% de los que se generaron hace 8 años, por lo que es indudable que las compañías son capaces (como lo fueron en 2007), de generar los mismos beneficios que generaron hace ya 8 años.

 

Javier Galán, Gestor de Renta Variable Europea de Renta 4 Gestora

@JGalanR4

 

10 junio, 2015 | 08:30

En la parte de renta variable, sí que creo que podemos encontrar importantes implicaciones positivas que a continuación voy a describir:

La primera implicación y más evidente, es que las empresas van a obtener mayor beneficio por la fuerte bajada de sus costes financieros. Es decir, una compañía con deuda en su balance, paga unos tipos de interés mucho más bajos que hace 5 años, y a medida que les van venciendo la deuda del pasado o van re-negociando las condiciones de los préstamos o re-financiando su deuda, obtienen unos tipos de interés en los préstamos muy inferiores. Si se saben aprovechar de la situación de los mercados de capitales alargando las duraciones de su deuda, pueden tener muchos años de tipos extremadamente bajos que redundará en un mayor beneficio de las compañías y mayor creación de valor para los accionistas actuales.

Otro de los efectos que ya estamos viviendo es que incrementará sustancialmente las operaciones corporativas, adquisiciones de empresas, re-compra de acciones, fusiones y repartos de dividendos extraordinarios. Que en general también es positivo para la renta variable.

En tercer lugar, muchos de los inversores "expulsados" de la inversión en renta fija por la situación de los mercados de capitales, no les quedará más remedio que buscar yield o rentabilidad, en activos de renta variable con rentabilidad por dividendo elevada, recurrente, visible y con bajo riesgo, lo que puede provocar, en mi opinión, que las valoraciones de los sectores que cumplen estos criterios (Alimentación, Farmacia, Eléctricas, Telecomunicaciones, etc), coticen a valoraciones nunca antes vistas. Es decir, desde mi punto de vista, existe el riesgo de que este tipo de sectores con rentabilidad por dividendo alta, coticen a valoraciones muy caras, solo por el hecho de que pagan dividendos del 3%-5% anualmente.

En conclusión, las implicaciones de la situación extraordinaria de los mercados de capitales pueden ser muy relevantes y, desde mi punto de vista, es muy probable que la distorsión de valoración que se puede producir en los activos de renta variable en los próximos años, sea muy parecida a la que están viviendo actualmente los mercados de renta fija por los motivos que he comentado en este artículo. Al fin y al cabo, las valoraciones de las bolsas están en línea con las valoraciones históricas a las que se han valorado las bolsas históricamente, no poniendo en precio, ni valorando, la situación excepcional de los tipos de interés en 0% o en negativo con los efectos positivos que implica la situación actual.

 

Javier Galán, Gestor de Renta Variable Europea de Renta 4 Gestora

@JGalanR4

 

03 junio, 2015 | 08:30

En 2014 y sobre todo en 2015 estamos asistiendo los inversores en los mercados de capitales a un hecho que no tiene precedente: hay inversores que están comprando activos de renta fija con cupones negativos. Es de locos, pero es así, inversores prestando dinero a estados y empresas, y pagando por prestarles.

Este hecho tiene que tener implicaciones tarde o temprano en la economía real y sobre todo en los mercados de capitales, pero al no tener datos a lo largo de la historia en el que este hecho se haya producido, no sabemos bien cuáles son las implicaciones. Ahora bien, hay algunas implicaciones evidentes que iremos notando en los próximos meses

En primer lugar, parece obvio que el sector bancario tendrá los márgenes de intereses muy presionados a la baja durante el tiempo que dure este efecto de los tipos de interés en negativo. Con los tipos de interés en 0% y muchas emisiones de bonos con tires negativos, los bancos remuneran muy bajo los depósitos, pero tampoco logran subir el tipo de interés al que compran la deuda o prestan el dinero.

En segundo lugar, los "dueños" reales de los mercados de capitales, los grandes fondos de pensiones anglosajones y todo el sector asegurador, les va a resultar imposible alcanzar los mínimos objetivos de rentabilidad para los pensionistas y asegurados, por lo que tendrán que cambiar el asset allocation en busca de mayor rentabilidad, y por tanto mayor volatilidad y por tanto mayor riesgo.

En tercer lugar, muchos inversores están viéndose obligados a adquirir bonos o productos de renta fija de mayor riesgo para tener tires más altas, bien porque el emisor tiene peor balance, bien porque las duraciones de las emisiones son altas lo cual conlleva un riesgo de tipo de interés muy relevante y que no se si los poseedores de esos productos conocen que si los tipos de interés se normalizan al 2% o 3% en los próximos años, las minusvalías que se pueden obtener son parecidas a las vividas en los mercados de renta variable en 2008 o 2002.

Es decir, en la parte de renta fija no hay muy buenas implicaciones para el periodo de tipos de interés actual. Mi recomendación seria tener bonos corporativos en general de cortas duraciones y/o bonos corporativos cuya rentabilidad o tir compensen la posible subida de tipos de interés en el periodo de vida del bono en cuestión. En cualquier caso, no soy un experto en renta fija, así que tampoco voy a profundizar en recomendaciones, pero está claro que el inversor conservador es el que peor sale parado de la represión financiera actual.

 

Javier Galán, Gestor de Renta Variable Europea de Renta 4 Gestora

@JGalanR4

 

imagen de Alejandro Varela

Licenciado en Económicas e Inspector de Hacienda (en excedencia). Trabajó durante veinticinco años en el Sector Público, desempeñando entre otros los puestos de Director de la Escuela de la Hacienda Pública, Director General del Catastro, Director General de la Agencia Tributaria y Presidente de la Sepi. Desde 2.004 trabaja en el Sector Privado. Actualmente es consejero del grupo de empresas Colway 08 y socio director del despacho Carrillo & Ruiz-Jarabo Asesores.

imagen de Celso Otero

Licenciado en Económicas e Inspector de Hacienda (en excedencia). Trabajó durante veinticinco años en el Sector Público, desempeñando entre otros los puestos de Director de la Escuela de la Hacienda Pública, Director General del Catastro, Director General de la Agencia Tributaria y Presidente de la Sepi. Desde 2.004 trabaja en el Sector Privado. Actualmente es consejero del grupo de empresas Colway 08 y socio director del despacho Carrillo & Ruiz-Jarabo Asesores.

imagen de Ignacio Victoriano

Licenciado en Económicas e Inspector de Hacienda (en excedencia). Trabajó durante veinticinco años en el Sector Público, desempeñando entre otros los puestos de Director de la Escuela de la Hacienda Pública, Director General del Catastro, Director General de la Agencia Tributaria y Presidente de la Sepi. Desde 2.004 trabaja en el Sector Privado. Actualmente es consejero del grupo de empresas Colway 08 y socio director del despacho Carrillo & Ruiz-Jarabo Asesores.

imagen de Javier Galán

Licenciado en Económicas e Inspector de Hacienda (en excedencia). Trabajó durante veinticinco años en el Sector Público, desempeñando entre otros los puestos de Director de la Escuela de la Hacienda Pública, Director General del Catastro, Director General de la Agencia Tributaria y Presidente de la Sepi. Desde 2.004 trabaja en el Sector Privado. Actualmente es consejero del grupo de empresas Colway 08 y socio director del despacho Carrillo & Ruiz-Jarabo Asesores.

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]