Sobre los autores

Celso Otero (gestor de los fondos Renta 4 USA, Renta 4 Asia y Renta 4 Japón) escribirá sobre Asia, Japón y EEUU

Ignacio Victoriano (gestor de los fondos de renta fija de Renta 4) compartirá su visión sobre los tipos de interés, prima de riesgo, etc…

Alejandro Varela (gestor de Renta 4 Latinoamérica y Alhambra) dará su punto de vista sobre Latinoamérica y la situación de los mercados.

Javier Galán (gestor de los fondos de renta variable de España y Europa), opinará sobre empresas y sectores de la economía europea y española.

Categorías

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« diciembre 2014 | Inicio | febrero 2015 »

28 enero, 2015 | 08:30

El sector petrolero lleva una caída superior al 20% en los últimos 6 meses que llegó a ser superior al 30% a finales de 2014, arrastrado por el 60% de desplome del petróleo. En el siguiente gráfico muestro el comportamiento del índice Stoxx 600 Oil & Gas.

150123_img1

Es evidente que la caída del oro negro tiene una repercusión tremenda en el resultado operativo de las compañías petroleras, de hecho, el beneficio esperado por todo el sector en Europa se ha revisado a la baja  en un 22% en el último mes. Tiene sentido. En el gráfico inferior se observa la caída en precio del Brent -60%.....bárbaro.

150123_img2

Ahora bien, en los momentos de mayor presión de un negocio, es cuando el equipo directivo tiene que reaccionar, y ya lo está haciendo. El recorte del capex o inversiones de las petroleras va a ser ostensible para garantizar el cash flow, por lo que la caída del beneficio neto de las compañías no va a ser de igual magnitud en la caída de generación de caja, que es en última instancia la que garantiza el dividendo.

El dividendo es una variable fundamental en la tesis de inversión de cualquier compañía, pero en un sector maduro como el petrolero, más todavía.

Con los tipos de interés en el 0%, las compañías con altos dividendos se van a seguir beneficiando de entrada de capital de los inversores en búsqueda de rentabilidad. Pero es ahora cuando las compañías petroleras deben garantizar a sus accionistas que son capaces de flexibilizar su estructura de costes e inversiones para que sus accionistas puedan seguir recibiendo un dividendo que a día de hoy es superior al 5%.

150123_img3

En mi opinión, si las compañías petroleras son capaces de demostrar que en este escenario de precios bajos del petróleo, van a seguir manteniendo la rentabilidad por dividendo comprometida, el sector será uno de los que mejor comportamiento tendrá. Reconozco que no es el mejor momento para comprar las compañías que componen el sector, pero no creo que el petróleo se vaya mucho más abajo, y en cualquier caso, mejor comprar acciones de petroleras cuando el petróleo está en 40$ que no cuando está en 100$, ya que es evidente que hay mucho menos riesgo a la baja y mucho mayor margen de seguridad.

Total, Shell, Repsol, BG, Galp, deben estar en el radar de cualquier inversor de renta variable. Las oportunidades surgen en los momentos de incertidumbre, y éste es uno de ellos.

 

Javier Galán, Gestor de Renta Variable Europea de Renta 4 Gestora

@JGalanR4

 

14 enero, 2015 | 08:30

Cuando comenzamos cualquier año, muchos analistas, gestores e inversores, se aventuran a dar precios de final de año como si de un juego de apuestas se tratase. Yo me considero incapaz, pero al igual que el año pasado, en el artículo que publiqué en marzo de 2014 titulado “Grábense el 9.000 de Ibex y el 2.800 de Euro Stoxx 50 para no olvidarlo” procuraré guiaros en los puntos en los que creo que los inversores tenemos mayor seguridad y mayor potencial de revalorización. Es decir, buscar puntos en donde el binomio rentabilidad riesgo es más atractivo.

Estoy altamente convencido de que en 2015 vamos a ver mucha más volatilidad que en los últimos años, (así lo reflejé en el artículo de la semana pasada: “2015. Abróchense los cinturones pero esto es alcista”), por lo que los puntos de entrada y salida probablemente haya que ampliarlos de forma sustancial.

También creo que el mercado alcista europeo no ha terminado y que nos queda mucha rentabilidad por recoger en los próximos años. El motivo principal por el que creo que las bolsas europeas van a subir notablemente se basa fundamentalmente en tres motivos: por un lado la depreciación del euro, por otro, la expansiva política monetaria del BCE, y por último, y más importante, por el potencial de mejora de los beneficios de las empresas europeas, muy lejos aún de los beneficios generados en 2007.

Así, analizando los beneficios esperados por los analistas los próximos años, nos vuelven a mostrar 2 de los niveles a los que hacía referencia en 2014: 9.000 de Ibex y 2.800 de Euro Stoxx 50.

150112_bgcc1

Como se puede observar en la tabla superior, el PER de 2015 del Euro Stoxx 50 y del Ibex 35 estarían en 11,7x y 12,4x respectivamente, que para una valoración desde mi punto de vista razonable de la renta variable del entorno de 15x nos daría un potencial de revalorización del 28%-21%. Además, en estos niveles se paró la corrección en 2014, por lo que es más que probable que en esos niveles, los inversores vuelvan a incrementar su exposición a bolsa. Yo lo haré.

Ahora bien, como he comentado anteriormente, creo que 2015 va a tener un rango más amplio que en los años anteriores, por lo que he buscado a que precios deberían cotizar las bolsas para cotizar en niveles de valoración “suelo”.

En este caso los niveles estarían reflejados en la siguiente tabla:

150112_bgcc2

Ojo, los niveles están un 20% por debajo de los niveles que cotizaba el Euro Stoxx 50 el 31 de diciembre de 2014, y 25% por debajo en el caso del Ibex. Quizás sea muy pesimista esperar que los índices europeos coticen a esos niveles, pero estaríamos hablando de valoraciones de unas 10x PER 2015 y 9x PER 2016 en Europa, que considero que serían altamente interesantes y con un margen de seguridad muy elevado puesto que en marzo de 2009, fueron los ratios en los que los mercados iniciaron su espectacular tendencia alcista de los últimos 5 años.

Si los mercados caen a esos niveles, es evidente que tiene que haber un potente catalizador vendedor. Se me ocurren varios: elecciones en Grecia, salida del euro de Grecia, salida de la Unión Europea de Gran Bretaña, hard landing de China, colapso de la economía rusa, elecciones en España y recesión en Europa. Pero el motivo que más me preocupa es la cotización de la renta fija, no porque los tipos de interés sean bajos, si no por el mensaje deflacionario que refleja. Rentabilidades negativas de los plazos más cortos de la curva de tipos, rentabilidades de los bonos a 10 años del 0,5% en Alemania, del 0,8% en Francia, de 1,7% en España o del 2% en EEUU, sin estar en recesión, reflejan una expectativa deflacionista que es potencialmente muy negativa para los activos de riesgo, y por tanto, para las bolsas.

En última instancia, creo que los bancos centrales de los países desarrollados tienen muy claro el riesgo de meternos en una espiral deflacionista como la de Japón, y pondrán todas las herramientas que estén a su alcance para evitarlo. Si estoy en lo cierto, las caídas que pueda haber hasta alguno de los niveles que he mostrado en las tablas superiores (9.000 y 7.700 de Ibex o 2.800 y 2.500 de Euro Stoxx 50), conllevaría un incremento de la volatilidad, y nervios suficientemente relevantes como para que, una vez más, los bancos centrales vuelvan a sacar toda la artillería monetaria de la que disponen, y que en última instancia, haga que los activos de riesgo tengan un comportamiento muy positivo hasta finales de año. Veremos que ocurre al final, en los pocos días que llevamos de negociación, las bolsas han estado cayendo un 5% y en un par de días lo han recuperado prácticamente todo a golpe de noticia y especulación.

Sin especular y asumiendo un riesgo sustancialmente menor que en los niveles actuales, las correcciones que puedan surgir en los próximos meses hacia los niveles mencionados, en mi opinión, lejos de asustarnos, deben ser aprovechados para comprar / incrementar exposición a bolsa, en tanto en cuanto, los beneficios de las empresas europeas no están todavía normalizados y mucho menos en valoraciones de burbuja. Tarde o temprano, veremos los 12.500 de Ibex y 4.000 de Euro Stoxx 50, es decir 15x los beneficios esperados para 2016 que están todavía un 55% y 30% por debajo a los obtenidos en el anterior ciclo alcista que finalizó en 2007.

12.500 de IBEX y 4.000 de EURO STOXX 50 están un 21% y 26% por encima de los niveles en los que empezamos 2015, y no son ninguna locura de esperar.

  150112_bgcc3

 

 

Javier Galán, Gestor de Renta Variable Europea de Renta 4 Gestora

@JGalanR4

 

07 enero, 2015 | 08:30

Para 2015 espero que los mercados continúen su tendencia de retornos positivos de los últimos años. La actuación de los bancos centrales está provocando que los tipos de interés se mantengan en unos niveles ridículamente bajos, fomentando la inversión y el consumo, inyectando liquidez al mercado de capitales y fomentando el crecimiento del crédito, que es lo que conseguirá sostener el crecimiento y las expectativas de inflación.

Los bancos centrales están obsesionados con el crecimiento, el desempleo y los bajos niveles de inflación, por lo que es probable que sigan inyectando la liquidez necesaria para garantizar el crecimiento y sobre todo, mantener las expectativas de inflación en terreno positivo.

141219cincodias1

Después de 5 años de Quantitative Easing en EEUU, su economía crece a tasas por encima del 3%. En Europa y Japón estamos con los primeros pasos de inyección de liquidez e impresión de billetes (money printing).

Las monedas de Europa y Japón se han depreciado notablemente en los últimos meses, pero no es de esperar que cambien su tendencia de depreciación si, como parece, EEUU ha dejado de imprimir billetes y Europa y Japón acaban de comenzar. Por otro lado, China también empieza a bajar los tipos de interés ante los peores datos de crecimiento de su economía. Es decir, el mundo está en modo expansivo y este hecho, en general, es positivo para los activos de riesgo.

141219cincodias2

Ahora bien, ningún mercado sube en línea recta y creo que 2015 va a ser un año de mucha volatilidad, por eso titulo el artículo “Abróchense los cinturones”. El camino marcado por los bancos centrales para crear crecimiento e inflación no es fácil y es data-dependiente, es decir, hay QE si los datos siguen arrojando bajos crecimientos y riesgos de deflación, por lo que los mercados reaccionarán con correcciones ante malos datos de crecimiento y deflación, y positivamente cuando los bancos centrales actúen con contundencia como están haciendo estos últimos años para garantizar que la economía no se “caiga”.

141219cincodias3

El inversor suele demandar recomendaciones de timing, que es lo más difícil de prever, pero si baso este artículo en los quatitative easing, inflación y crecimiento, debemos advertir que los mayores riesgos se centran en la primera parte del año. La caída de las materias primas de final de 2014, junto a las menores perspectivas de crecimiento puede aumentar los miedos de deflación y caída en una nueva recesión, por lo que, si estoy en lo cierto, los peores datos en cuanto a crecimiento y sobre todo, inflación, se van a ver en la primera parte del año.

Si los mercados son data-dependientes y no están anestesiados por las perspectivas de actuación de los bancos centrales, indicaciones deflacionistas de los datos que vayamos conociendo en los próximos meses, serán acompañados de caídas de los activos de riesgo (euro, yen, bolsas, materias primas, etc).

Pero desde mi punto de vista, estos datos serán respondidos activa y contundentemente por los bancos centrales, por lo que estos mismos activos de riesgo que corregirán, serán los que liderarán las subidas finalmente como respuesta a los estímulos monetarios.

Pocos mercados alcistas no acaban con la formación de alguna burbuja, y ésta se estará formando, pero todavía no la conocemos (inmuebles, tecnología, materias primas, crédito…)

141219cincodias4

El sentimiento de los mercados está en niveles de complacencia, especialmente en EEUU, lo que unido a estar en máximos en Wall Street, es un riesgo evidente para el corto plazo. Es decir, parece necesario que haya un momento de nervios como el que vivimos a comienzos de octubre de 2014, en algún momento de los próximos meses, para que el mercado “se limpie” y deje espacio para nuevas subidas de los activos de riesgo.

En este escenario, es fácil de prever que el mercado europeo y japonés deberían ser las áreas geográficas que lideren las subidas los próximos años. En Europa, es evidente que la caída del petróleo y sobre todo la depreciación del euro, debería tener muy positivas implicaciones para el crecimiento económico, pero como he dicho antes, este efecto no se ve inmediatamente. EEUU ha tenido este efecto positivo de su divisa en los últimos 15 años, pasando el euro/dólar desde 0,80€/$ hasta 1,60€/$. Hoy el cambio está en 1,25€/$, y parece lógico esperar que en los próximos años la divisa europea se siga depreciando con sus respectivos efectos positivos para la economía de la zona euro. Lo que menos me gusta de esta reflexión es que todos los agentes financieros esperan que el dólar se fortalezca y el euro se debilite, lo que significa que en algún momento va a haber un rally del euro poco previsto y de cierta importancia.

Por último, pero quizás lo más importante, los beneficios empresariales se esperan que sigan con la tendencia de crecimiento de este año y que se acelere notablemente a partir del próximo año y los siguientes. Las provisiones de los bancos se reducirán con fuerza el próximo año y su beneficio incrementará, el euro/dólar tendrá un efecto muy positivo en el crecimiento de los beneficios para las compañías europeas en 2015, sobre todo para aquellas con exposición global de sus ventas. El Stoxx 600 europeo está previsto que consiga unos beneficios similares a los que tuvo en 2006, y en 2016, que logre por fin, los beneficios generados en el pico del anterior ciclo, en 2007.

141219cincodias5

En conclusión, el mercado estadounidense se encuentra en máximos históricos, que por definición significa que está en un mercado alcista. Europa si lo medimos por el Stoxx 600 se encuentra a tan solo un 15%, por lo que es probable que en 2015 volvamos a ver al índice europeo por encima de los 400 puntos en los que estuvo en 2000 y en 2007. En el caso del Nikkei, del Euro Stoxx 50 y del Ibex 35, estos máximos son inalcanzables en al menos una década, ya que el Euro Stoxx 50 está a un 65% de los máximos de 5.000 puntos que logró en el 2000, el Nikkei está a un 120% de los 38.000 puntos a los que cotizó en 1990, y el Ibex 35 tiene que subir casi un 50% para volver a ver los 16.000 puntos de 2007.

Pero, para los próximos años, es muy improbable que veamos los mínimos que marcaron todos los índices a los que he hecho referencia en marzo de 2009, por lo que, por definición también, mientras sigamos viendo mínimos ascendentes, todas las bolsas se encuentran en tendencia alcista.

 

 

Javier Galán, Gestor de Renta Variable Europea de Renta 4 Gestora

@JGalanR4

 

imagen de Alejandro Varela

Licenciado en Económicas e Inspector de Hacienda (en excedencia). Trabajó durante veinticinco años en el Sector Público, desempeñando entre otros los puestos de Director de la Escuela de la Hacienda Pública, Director General del Catastro, Director General de la Agencia Tributaria y Presidente de la Sepi. Desde 2.004 trabaja en el Sector Privado. Actualmente es consejero del grupo de empresas Colway 08 y socio director del despacho Carrillo & Ruiz-Jarabo Asesores.

imagen de Celso Otero

Licenciado en Económicas e Inspector de Hacienda (en excedencia). Trabajó durante veinticinco años en el Sector Público, desempeñando entre otros los puestos de Director de la Escuela de la Hacienda Pública, Director General del Catastro, Director General de la Agencia Tributaria y Presidente de la Sepi. Desde 2.004 trabaja en el Sector Privado. Actualmente es consejero del grupo de empresas Colway 08 y socio director del despacho Carrillo & Ruiz-Jarabo Asesores.

imagen de Ignacio Victoriano

Licenciado en Económicas e Inspector de Hacienda (en excedencia). Trabajó durante veinticinco años en el Sector Público, desempeñando entre otros los puestos de Director de la Escuela de la Hacienda Pública, Director General del Catastro, Director General de la Agencia Tributaria y Presidente de la Sepi. Desde 2.004 trabaja en el Sector Privado. Actualmente es consejero del grupo de empresas Colway 08 y socio director del despacho Carrillo & Ruiz-Jarabo Asesores.

imagen de Javier Galán

Licenciado en Económicas e Inspector de Hacienda (en excedencia). Trabajó durante veinticinco años en el Sector Público, desempeñando entre otros los puestos de Director de la Escuela de la Hacienda Pública, Director General del Catastro, Director General de la Agencia Tributaria y Presidente de la Sepi. Desde 2.004 trabaja en el Sector Privado. Actualmente es consejero del grupo de empresas Colway 08 y socio director del despacho Carrillo & Ruiz-Jarabo Asesores.

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]