Sobre los autores

Celso Otero (gestor de los fondos Renta 4 USA, Renta 4 Asia y Renta 4 Japón) escribirá sobre Asia, Japón y EEUU

Ignacio Victoriano (gestor de los fondos de renta fija de Renta 4) compartirá su visión sobre los tipos de interés, prima de riesgo, etc…

Alejandro Varela (gestor de Renta 4 Latinoamérica y Alhambra) dará su punto de vista sobre Latinoamérica y la situación de los mercados.

Javier Galán (gestor de los fondos de renta variable de España y Europa), opinará sobre empresas y sectores de la economía europea y española.

Categorías

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« noviembre 2014 | Inicio | enero 2015 »

17 diciembre, 2014 | 08:30

El viernes 21 de noviembre las bolsas tuvieron el mejor día del año subiendo un 3% en el día. Y desde los mínimos de octubre las bolsas han subido más de un 16%. Como casi siempre, las subidas son inesperadas. Estas fuertes subidas nos vuelven a recordar a los inversores y ahorradores, que encontrar el timing de compra o venta es casi imposible. Es más, aquellos inversores que buscan el punto perfecto de compra (en los mínimos) y el punto perfecto de venta (en máximos) suelen perderse las fuertes subidas casi siempre.

Todos los grandes gestores van comprando en bajadas y van vendiendo en subidas o simplemente mantienen su posicionamiento a largo plazo. Ninguno busca un día concreto o un nivel exacto para tomar una posición en los mercados, porque saben que es, simplemente, imposible de prever.

En un estudio de Columbia Management, en el que hace referencia a la afirmación del título de este artículo, muestra análisis empíricos de algunas de las mayores correcciones de los mercados a lo largo de la historia.

La conclusión es impresionante. Históricamente la rentabilidad anualizada del S&P 500 desde 1983, ha sido de +8,4%. ¡¡Ojo 8,4% anual!! Ningún activo mixto o de renta fija bate este comportamiento al año. Eso sí, hay que tolerar la mayor volatilidad de la renta variable frente a la renta fija.

Si un inversor no hubiese estado invertido en bolsa solamente en los 5 días de mayores subidas del S&P 500 en ese periodo (ojo, de más de 7.500 días posibles), la rentabilidad anualizada bajaría desde el +8,4% anual al 6,8%.

Si el inversor no estuviese invertido en los 25 días de mayores subidas, la rentabilidad anualizada sería del 3,33%, es decir, menos de la mitad de la rentabilidad que tiene la bolsa históricamente. Es decir, si no estás invertido continuamente en bolsa, no obtienes ni siquiera la rentabilidad de la renta fija estadounidense que históricamente (no hoy) aporta un 3,75% al año.

141127_blog1

 

¿Merece la pena estar haciendo trading y buscar el punto exacto de compra, cuando sabemos que los días de grandes subidas siempre son en momentos imprevistos sin un catalizador que lo justifique? Yo creo que no.

Desde mi punto de vista, el inversor/ahorrador debe permanecer invertido dependiendo de su perfil de riesgo en una cartera de fondos de inversión (por ser los productos más diversificados y eficientes del mercado), dependiendo de su tolerancia al riesgo y su horizonte temporal, para obtener los retornos que históricamente da la renta variable y la renta fija. La suma de ambas rentabilidades anualizadas oscila entre el +9% anualizado de la renta variable con alta volatilidad/riesgo, y el 3% de la renta fija con menor volatilidad/riesgo.

¿Y si buscamos evitar los momentos de caídas de los mercados? Evidentemente, si es imposible prever el día en el que las bolsas van a subir un 3%, es exactamente igual de difícil prever los días en los que la bolsa bajará ese 3%, pero según Columbia Management, los momentos de crash de las bolsas por diferentes eventos, han sido acompañados por fuertes subidas en los meses posteriores. El Dow Jones ha tenido correcciones severas en momentos de recesión, quiebras de bancos, comienzos de guerras, etc, pero en media, en los 12 meses posteriores a la caída, la bolsa lo recupera y sube un 40% más (cae de media un 9,6% y sube a los 12 meses en media un 16%). Como se muestra en la siguiente tabla:

141127_blog2

La conclusión es que no hay que intentar adivinar lo que va a hacer el mercado. Si se es capaz de aguantar los periodos de volatilidad, la renta variable o la bolsa, es el activo que más rentabilidad va a proporcionar a los inversores en el largo plazo y si no se es muy tolerante al riesgo, se debe amortiguar la exposición a bolsa dando un mayor peso a activos de renta fija que aunque tengan menor rentabilidad, la obtienen a través de menor volatilidad.

Aplicando la teoría a los fondos mixtos, el gestor de un fondo mixto tiene que decidir en numerosas ocasiones en el año e incluso en el mes, semana o día, qué porcentaje de inversión destina a renta variable y qué porcentaje destina a renta fija, lo cual implica más costes transaccionales y sobre todo, mayor riesgo de perderse una subida importante de la bolsa o estar demasiado invertido cuando la bolsa baja.

En un fondo mixto se depende del acierto o error del gestor al que confías tu dinero, mientras que invirtiendo el porcentaje que se considere en un fondo de renta variable en el que se sienta cómodo, y el grueso restante en un fondo de renta fija, conseguiremos el efecto de un fondo mixto, con un riesgo conservador o moderado (dependiendo del porcentaje que se tenga en el fondo de bolsa básicamente), se está en fondos especializados en sus áreas de inversión y sobre todo, se limita el riesgo decisor, y se evita las habituales quejas de: “¿Por qué ha subido tan poco con lo que ha subido la bolsa? o “¿Por qué ha caído si se supone que no iba a invertir mucho en bolsa?”.

En fin, el rendimiento de la suma de un fondo/s de renta variable con otro/s de renta fija, es más predecible que un fondo mixto y menos dependiente del acierto o error de un gestor de un fondo mixto. La decisión de inversión que se tenga en cuanto al porcentaje de inversión en cada tipo de activo, está garantizado por el folleto presentado a la CNMV, mientras que invertir en un fondo mixto, se corre el riesgo de que el gestor se equivoque. ¿Para qué correr ese riesgo? 

Javier Galán, Gestor de Renta Variable Europea de Renta 4 Gestora

@JGalanR4

 

10 diciembre, 2014 | 08:30

Está claro, el BCE está decidido a evitar los riesgos deflacionistas y una tercera recesión. Para ello, ha bajado los tipos de interés hasta casi el 0%, ha comenzado un programa de compra de activos de deuda para dar más liquidez al mercado y reducir el apalancamiento de los bancos, fomentar la inversión y crear empleo. 

Esta determinación deja a los inversores conservadores sin alternativa posible. La mayoría de los inversores y ahorradores, van a tener retornos de entre el 0% y el 0%. 

Los inversores más tolerantes al riesgo, dependemos del porvenir del crecimiento mundial y de si las empresas logran hacer crecer sus beneficios. Si hay crecimiento, las bolsas deberían subir con mucha fuerza los próximos meses. Si no se evita volver a caer en otra recesión, las caídas también serán significativas. Eso sí, no estamos ni en el 2000, ni en 2007, es decir, no creo que vivamos un crash bursátil como los vividos, porque el punto de partida actual sigue siendo muy bajo. 

El caso es que una de las tesis de inversión más claras para 2015 es que la rentabilidad por dividendo de la renta variable, normalice sus retornos al nuevo escenario de tipos de interés. Es decir, tiene sentido que la rentabilidad por dividendo de la bolsa sea del 4% cuando la rentabilidad de los activos sin riesgo está en esos niveles. Pero cuando el tipo de intervención está en el 0%, la rentabilidad de los bonos alemanes están en el 0,7%, los depósitos apenas nos remuneran al 0,5% o las letras del Tesoro nos dan un raquítico 0,15%, no tiene sentido que los dividendos de las compañías más sólidas y con menor volatilidad de sus ingresos, nos sigan dando un 4% o un 6%. 

La renta fija ha vivido una última década gloriosa de rentabilidades magníficas y volatilidades bajísimas. Toca el turno a la bolsa en mi opinión, por dos motivos: 

1.- Más crecimiento de los beneficios

2.- Re-rating o encarecimiento de la renta variable en búsqueda de yield (o rentabilidad).

 El segundo punto parece de Perogrullo y creo que es evidente que corres más riesgo actualmente invirtiendo en renta fija corporativa que en acciones de esas mismas compañías. Es decir, Unilever, Nestle, Novartis, Adidas, Philips, Siemens, Shell, por poner algunos ejemplos están comprando sus propias acciones para amortizarlas y financiarlas con emisión de deuda a tipos ridículos. Es decir, Unilever que tiene una rentabilidad por dividendo del 3,7% anual y un free cash flow yield del 5% - 6%, no se financia a ese tipo (del 3,7%) ni emitiendo bonos a 30 años, sus bonos con vencimientos a corto plazo están cerca de 0% y a 10 años se pueden financiar por debajo del 2%. El arbitraje es evidente. Las empresas lo están arbitrando y lo seguirán haciendo. 

Como el BCE está comenzando su programa de QE que durará entre 2 y 4 años como poco, los tipos de interés no parece lógico que suban, así que tendrán que subir las acciones de las empresas con dividendos estables, visibles y sostenibles, para que la rentabilidad por dividendo viva en el mismo escenario de tipos que la renta fija. Para que la rentabilidad por dividendo de Unilever esté en los niveles que la emisión de sus bonos a 10 años, Unilever que hoy cotiza en torno a las 30€, tendría que estar cotizando a 60€. Entonces, tendría una rentabilidad por dividendo del 1,8% y un PER de 35x y seguiría más barato que la renta fija en términos relativos...

Por último, el mercado de renta fija, que ya era muy grande hace unos años, ha crecido más del 50% en los últimos años. El mercado de renta variable ha demostrado que hasta en los peores momentos de liquidez de 2008, dio liquidez a todos los agentes financieros, mientras que la renta fija, un mercado menos líquido, cada vez que hay un susto, se rompe y no hay quien venda un bono al precio del día anterior. A los tipos actuales de la renta fija, no merece la pena correr el riesgo para tan poca rentabilidad.

 

Javier Galán, Gestor de Renta Variable Europea de Renta 4 Gestora

@JGalanR4

 

03 diciembre, 2014 | 08:30

Vuelvo de Londres de la conferencia europea que organiza UBS todos los años por estas fechas. Son oportunidades que nos proporcionan los brokers para poder ver a compañías europeas, analistas, colegas de gestión y personas relevantes de Instituciones Monetarias o Instituciones de Análisis Económico.

Este año estuve en 5 conferencias de este tipo organizadas por diferentes brokers, pero siempre sacas buenas conclusiones, nuevas ideas y diferentes puntos de vistas que puedes interrelacionar intra-sectorialmente. También es muy curioso que casi siempre nos vemos los mismos gestores de las mismas gestoras, que tiene mucho que ver con la filosofía de inversión. De hecho, si algún día no trabajase en este sector sé en qué gestores podría confiar mi dinero. Actualmente confío en mí y en los fondos que gestiono como es lógico.

La realidad es que un gestor o gestora que está indexado al Euro Stoxx o cualquier índice de referencia, no tiene la necesidad de conocer a ninguna compañía, les da igual, lo puede gestionar cualquiera, no hace falta estudiar economía, ni finanzas para ajustar los pesos de las acciones en función del patrimonio y del peso que tengan en los benchmark.

La gestora que quiera, no solo batir al benchmark, sino ser reconocido en la industria de gestión de activos por una filosofía basada en el análisis y en la selección de compañías y valoraciones, debe hacer un esfuerzo en conocer las buenas empresas y los buenos negocios con el fin de diferenciar la cartera hacia una mayor calidad y potencial de revalorización que las compañías pertenecientes a los índices de referencia.

Los fondos que replican a los índices, son los que tenían un 30% en Telefónica o 5% en Terra en el 2000 con el estallido de la burbuja tecnológica y de TMT, son los que tenían un 40% en el sector bancario y un 10% en el sector inmobiliario en 2008, porque el peso de los valores y sectores en los benchmark, así lo exigía. No hay duda de que los gestores más analíticos no tuvieron una ponderación significativa en ninguna de estas burbujas.

Llevo 15 años gestionando renta variable, pero desde 2009, la gestión activa, de calidad, huyendo del corsé de los índices de referencia o benchmark y en fin, creando un sello y una marca propia con la filosofía de Renta 4 Gestora SGIIC, me ha hecho un defensor a ultranza de este tipo de gestión en detrimento de la gestión pasiva.

Entiendo que la gestión activa basada en el análisis fundamental es la única manera de obtener retornos altos acordes con la inversión en renta variable pero reducir sustancialmente la volatilidad que tanto daña a los ahorradores a la hora de seleccionar la bolsa como destino parcial de sus ahorros. También da mucha seguridad a la hora de recomendar un fondo o tranquilizar a un cliente nervioso, tener la confianza absoluta de que el gestor invierte en acciones de empresas pero con criterios de prudencia y de valoración. Es clave saber y conocer la empresa en la que se es accionista. Si no se conoce, se cometen muchos más errores, vendes en pánico porque no conoces el negocio o la empresa y/o compras por alguna noticia que está más que descontada en el precio.

Lo que es verdad es que un fondo indexado sabe desde el primer día que va a obtener menos rentabilidad que su índice de referencia siempre. También sabe que va a estar invertido en todas las burbujas de valoración, subirá en la burbuja y bajará cuando explote la burbuja.

La selección, por parte del ahorrador, de una gestora que apueste por una filosofía de inversión determinada basada en el análisis de las compañías en las que se invierte y que haya obtenido buenos resultados en el pasado, tiene la posibilidad de batir al benchmark y creo que el inversor o participe del fondo debería sentirse más tranquilo en momentos de alta volatilidad y de caídas de los mercados. Los retornos de fondos de gestión basados en el análisis de las cuentas y los balances de las compañías son más estables, menos volátiles y más rentables en el largo plazo, justo lo contrario que los indexados en mi opinión.

  

Javier Galán, Gestor de Renta Variable Europea de Renta 4 Gestora

@JGalanR4

 

imagen de Alejandro Varela

Licenciado en Económicas e Inspector de Hacienda (en excedencia). Trabajó durante veinticinco años en el Sector Público, desempeñando entre otros los puestos de Director de la Escuela de la Hacienda Pública, Director General del Catastro, Director General de la Agencia Tributaria y Presidente de la Sepi. Desde 2.004 trabaja en el Sector Privado. Actualmente es consejero del grupo de empresas Colway 08 y socio director del despacho Carrillo & Ruiz-Jarabo Asesores.

imagen de Celso Otero

Licenciado en Económicas e Inspector de Hacienda (en excedencia). Trabajó durante veinticinco años en el Sector Público, desempeñando entre otros los puestos de Director de la Escuela de la Hacienda Pública, Director General del Catastro, Director General de la Agencia Tributaria y Presidente de la Sepi. Desde 2.004 trabaja en el Sector Privado. Actualmente es consejero del grupo de empresas Colway 08 y socio director del despacho Carrillo & Ruiz-Jarabo Asesores.

imagen de Ignacio Victoriano

Licenciado en Económicas e Inspector de Hacienda (en excedencia). Trabajó durante veinticinco años en el Sector Público, desempeñando entre otros los puestos de Director de la Escuela de la Hacienda Pública, Director General del Catastro, Director General de la Agencia Tributaria y Presidente de la Sepi. Desde 2.004 trabaja en el Sector Privado. Actualmente es consejero del grupo de empresas Colway 08 y socio director del despacho Carrillo & Ruiz-Jarabo Asesores.

imagen de Javier Galán

Licenciado en Económicas e Inspector de Hacienda (en excedencia). Trabajó durante veinticinco años en el Sector Público, desempeñando entre otros los puestos de Director de la Escuela de la Hacienda Pública, Director General del Catastro, Director General de la Agencia Tributaria y Presidente de la Sepi. Desde 2.004 trabaja en el Sector Privado. Actualmente es consejero del grupo de empresas Colway 08 y socio director del despacho Carrillo & Ruiz-Jarabo Asesores.

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]