Sobre los autores

Celso Otero (gestor de los fondos Renta 4 USA, Renta 4 Asia y Renta 4 Japón) escribirá sobre Asia, Japón y EEUU

Ignacio Victoriano (gestor de los fondos de renta fija de Renta 4) compartirá su visión sobre los tipos de interés, prima de riesgo, etc…

Alejandro Varela (gestor de Renta 4 Latinoamérica y Alhambra) dará su punto de vista sobre Latinoamérica y la situación de los mercados.

Javier Galán (gestor de los fondos de renta variable de España y Europa), opinará sobre empresas y sectores de la economía europea y española.

Categorías

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« mayo 2014 | Inicio | julio 2014 »

25 junio, 2014 | 08:34

La industria de gestión de activos está cambiando a gran velocidad. Los días en los que el sector bancario "coloca" un fondo de inversión determinado porque “está en campaña” se va a acabar y va a primar la calidad en la gestión y sobre todo la confianza en la gestión.

En cualquier caso no todos los actores de la selección de fondos independiente hacen bien su labor desde mi punto de vista.

En la mayoría de los casos, éstos, seleccionan los fondos en los que invertir o recomendar por unos ratios muy generales y tremendamente superficiales, aunque ciertamente objetivos y comparables. Lo ratios indican que es un fondo que lo ha hecho bien en el pasado o en un determinado escenario. Los números que arrojan datos como rentabilidad, volatilidad, sharpe, drawdown, trackin error, correlación, etc, son eso, números pero no te dicen nada del equipo de gestión, el proceso de construcción de la cartera, la filosofía y fiabilidad de inversión del gestor, el sentido común del gestor, la profundidad del análisis, y otros muchos atributos q debe tener un gestor de patrimonio.

¿Tiene sentido que un gestor de renta variable europea, o gestores muy reputados en la industria de gestión de fondos de inversión, se fijen en los ratios de PER, EV/EBITDA, FCF, Dividendo, ROCE, etc? Claro que lo tiene, pero un buen gestor debe aportar mucho más, para eso se le paga, para que analice las compañías, contraste los ratios, estudie y profundice junto con otros equipos de análisis que no tienen la misma opinión que el gestor, y sobre todo, se visita al equipo de gestión de la/s compañía/s para saber de primera mano si está capacitado para crear valor a sus accionistas, si los intereses del CEO, CFO, etc están alineados con los intereses del resto de accionistas, como va el negocio y que esperan de la empresa en el futuro más predecible y un largo etc.

En fin, un fondo de inversión de renta variable permanece invertido, siendo accionista de unas determinadas compañías, durante años, por lo que se debe exigir un conocimiento profundo no solo de la compañía sino también de los directivos q manejan y deciden donde se invertirá en el futuro, o que balance deben tener para no asumir riesgo pero crear suficiente valor y crecimiento a los accionistas.

Pues bien, creo que se debería exigir lo mismo a los selectores de fondos. Deben conocer como es el gestor a quien le confían el patrimonio (que no es suyo, si no de clientes). A lo mejor se está obteniendo mucha rentabilidad y se destaca mucho frente a la competencia, porque es un kamikaze, o a lo mejor los criterios que se utilizan no dan seguridad o confianza. Desde luego, conocer en persona al gestor aporta mucho valor añadido, igual que a mi me aporta mucho valor añadido conocer cuáles son los planes estratégicos del CEO de Michelin, o Inditex, o cualquier compañía en la que invierto el patrimonio de los partícipes que confían en mí como gestor de la parte de renta variable de sus ahorros.

En otros casos si el fondo no tiene un determinado patrimonio, no analizan el fondo en cuestión porque "no es rentable". Este hecho es muy interesante, todos los fondos de inversión que son súper ventas en algún momento, es porque han tenido un comportamiento fantástico en el pasado. Es decir, cuando ya han obtenido los frutos al trabajo de años con un determinado proceso de inversión y de análisis, entonces es cuando los selectores de fondos se fijan en él, gracias a los ratios comparables que antes comenté, y les empieza a entrar patrimonio. Si los selectores de fondos hubiesen estudiado al equipo de gestión de ese determinado fondo antes (aunque no tuviese patrimonio suficiente según su criterio), y les hubiese gustado y dado confianza la forma de gestionar de ese fondo, hubiesen creado mucho más valor añadido. Porque, realmente, el trabajo comparativo de fondos de inversión solo con ratios, hoy en día, lo puede hacer casi cualquiera, mientras que el acceso al equipo de gestión de una gestora o un fondo de inversión, no lo puede hacer cualquiera. Al final, si no se aporta más valor añadido, no habrá ningún cliente que esté dispuesto a pagar por la selección de fondos que ellos mismos se pueden hacer por su cuenta.

Por ejemplo, Bestinver obtuvo unos resultados ciertamente nefastos en la década de los 90. Las bolsas subían mucho pero la filosofía de Garcia Parames no encajaba con la inversión en las puntocom o telecos sin beneficios. No engañó a nadie ya que la explosión de la burbuja tecnológica le pasó lejísimos,  obteniendo unos resultados brillantes los diez años siguientes. Haber estado de acuerdo con la filosofía de inversión de esta gestora hubiese reportado grandes beneficios en la década del 2000.

Entiendo que irá cambiando y se irá haciendo más profesional, como ha pasado en la gestión directa de activos, porque si no volveremos a cometer los mismos errores que se han cometido en el pasado.

La gestión del patrimonio es rentabilidad pero sobre todo confianza. ¿Donde invierto el dinero de mi padre, mi hija, mis amigos? En los fondos de inversión en donde conozco la política de inversión, conozco al gestor, y tengo acceso a la opinión del gestor y a la cartera q tiene casi en tiempo real. En mi caso, obviamente, toda esta confianza me la aportan mis compañeros de trabajo que gestionan fondos de Renta Fija, Retorno Absoluto y Renta Variable. Desde Renta 4 Gestora, queremos que la información de la que disponemos (que es mucha) sea compartida con nuestra red comercial y con los clientes y partícipes, por eso nos esforzamos todos los días en ganarnos vuestra confianza.

  

Javier Galán, Gestor de Renta Variable Europea de Renta 4 Gestora

@JGalanR4

 

18 junio, 2014 | 08:39

En la industria de gestión de activos, la mayoría de las gestoras y los selectores de fondos están apostando por los fondos mixtos más o menos conservadores.

Existen varios motivos para que las redes comerciales hagan hincapié en este tipo de productos, uno negativo y otro positivo.

El motivo negativo es que los bajos tipos de interés se comen casi toda la rentabilidad de la cartera, por lo que no tiene mucho sentido invertir en fondos conservadores con comisiones de gestión altas, porque el resultado final es que sin apenas riesgo, el fondo conservador no va a conseguir rentabilidades positivas.

El motivo positivo es que como llevo recordando varios meses, no va a haber retornos razonables sin tener, aunque sea poco, algo de exposición a renta variable o bolsa. Los fondos mixtos en general, si el gestor no es un “cenizo”, suelen tener cierta exposición a bolsa, pero la mayor parte del patrimonio está en renta fija, por lo que la volatilidad de este tipo de activos es relativamente baja y las rentabilidades razonables y aceptables por lo general.

En la gestión de los fondos mixtos existe desde mi punto de vista, un riesgo poco contemplado en general por los que eligen este tipo de fondos. El riesgo decisor.

Es una definición que acabo de improvisar, pero que voy a intentar explicar en qué consiste y por qué creo que no hace falta que el inversor o ahorrador corra ese riesgo.

En la gestión de un fondo de renta fija el gestor es un especialista de inversión en activos como los bonos o los depósitos. Su labor diaria es la de invertir en la deuda que emiten estados, empresas o instituciones, teniendo que prestar especial atención a la expectativa de movimientos de tipos que va a haber en los próximos meses/años y a la capacidad de la empresa de devolver el préstamo. Lo he simplificado, pero creo que queda bastante claro.

El gestor de renta variable es un especialista en la inversión en acciones de empresas cotizadas. Su labor diaria es la de analizar compañías cotizadas para  invertir en el capital de las mismas, con una expectativa de crecimiento del beneficio futuro y, por tanto, de retorno esperado de la inversión.

Ahora bien, el gestor de un fondo mixto, es muy complicado que sea especialista en renta variable y en renta fija a la vez, o con el mismo nivel de profundidad en el análisis, por tanto, ni es muy buen fondo de renta fija, porque hay gestores que dedican todo su análisis a estudiar la deuda de las compañías que la emiten, ni es muy buen fondo de renta variable, porque como mucho, dedicará la mitad de su tiempo a estudiar y analizar los beneficios futuros de las compañías en las cuales invertir en bolsa, en lugar del 100% que dedica un gestor que está especializado en la inversión en renta variable o bolsa.

Parece de Perogrullo, ¿no? En segundo lugar existe otro riesgo que es al que hacía referencia anteriormente. El riesgo decisor. En un fondo de renta fija, el fondo está permanentemente invertido en renta fija. Y en un fondo de renta variable, el fondo está permanentemente invertido en bolsa. Sin embargo, en un fondo mixto, el gestor tiene que decidir en numerosas ocasiones en el año e incluso en el mes, semana o día, qué porcentaje de inversión destina a renta variable y qué porcentaje destina a renta fija, lo cual implica más costes transaccionales y sobre todo, mayor riesgo de perderse una subida importante de la bolsa o estar demasiado invertido cuando la bolsa baja.

En un fondo mixto se depende del acierto o error del gestor al que confías tu dinero, mientras que invirtiendo el porcentaje que se considere en un fondo de renta variable en el que se sienta cómodo, y el grueso restante en un fondo de renta fija, conseguiremos el efecto de un fondo mixto, con un riesgo conservador o moderado (dependiendo del porcentaje que se tenga en el fondo de bolsa básicamente), se está en fondos especializados en sus áreas de inversión y sobre todo, se limita el riesgo decisor, y se evita las habituales quejas de: “¿Por qué ha subido tan poco con lo que ha subido la bolsa? O “¿Por qué ha caído si se supone que no iba a invertir mucho en bolsa?”. En fin, el rendimiento de un fondo mixto creado por uno mismo es más predecible, y el fondo mixto, no. La decisión de inversión que se tenga en cuanto al porcentaje de inversión en cada tipo de activo, está garantizado por el folleto presentado a la CNMV, mientras que invertir en un fondo mixto, se corre el riesgo de que el gestor se equivoque. ¿Para qué correr ese riesgo si suscribir un fondo es gratis y suscribir 100 fondos sigue siendo gratis?

  

Javier Galán, Gestor de Renta Variable Europea de Renta 4 Gestora

@JGalanR4

 

11 junio, 2014 | 08:45

El Banco Central Europeo retornó el pasado jueves, nuevamente, al centro de la escena financiera con el fin de evitar una catástrofe en Europa. Los mercados aguardaban con cierta ansiedad la cita y, esta vez sí, se han visto sobradamente satisfechos por las medidas anunciadas. La fiesta estaba comenzando a decaer, pero Draghi se presentó a última hora triunfalmente con “más bebida y más hielos” para garantizar el éxito del evento.

Los efectos se han dejado notar inmediatamente. Como dictaba la buena lógica, los bonos han extendido sus subidas, prácticamente en todas sus categorías y a todos los plazos, situando las rentabilidades en niveles jamás vistos en Europa. Y todo ello a pesar de que justamente unos pocos días antes, fuentes del mismo BCE sugerían, a modo de alerta, que los bonos podrían estar cotizando a precios tan elevados que serían compatibles con los de una “burbuja”.

Las bolsas también han celebrado con nuevas subidas los planes de Draghi. Estamos acostumbrados a ver cierta mejoría de la “economía financiera” cada vez que un banco central interviene en los mercados con decisiones fuera de lo común. Estas nuevas medidas monetarias ultraexpansivas disminuyen peligrosamente la percepción del riesgo entre los inversores, que se lanzan a la compra de cualquier tipo de activo en su búsqueda de rentabilidad intentando esquivar la represión financiera impuesta desde Fráncfort con su política de “tipos cero”.

Si quisiéramos ponerle alguna pega a la actuación de Draghi, sería muy probablemente la de que ésta llega quizás demasiado tarde, pero lo cierto es que no podemos negar que a estas alturas la situación requiere no sólo el uso de todas las herramientas disponibles sino también una contundencia muy medida en la aplicación de las mismas.

Sin embargo, el éxito de los estímulos en los mercados financieros no garantiza que éste se traslade también a la economía real. Son muchas las incógnitas que plantea el desenlace del programa anunciado. Por ejemplo ¿Tendrá algún efecto en la economía la bajada de tipos?, porque los tipos ya estaban realmente bajos y sin embargo el crédito no sólo no se abarató sino que se encareció para según qué prestatarios....Y ¿estarán suficientemente incentivados ahora los bancos como para conceder nuevo crédito?¿A quién deben concederlo? ¿para qué fines? ¿no correrán demasiado riesgo dada la situación? ¿Quién asumirá el coste de dichos riesgos?, porque aún estamos en medio de un necesario proceso de desendeudamiento de empresas y familias, y esto ya trajo en su día como consecuencia un fuerte incremento de la deuda de los estados...

Nos enfrentamos simultáneamente a una trampa de liquidez y a una trampa de deuda, que no tendrán una fácil salida. Las políticas del BCE deberán ser complementadas para resultar efectivas con políticas fiscales adecuadas y con un marco regulatorio propicio para flexibilizar la economía. No habrá milagros si la deuda continúa creciendo y los estados siguen restringiendo la libertad económica.

En los mercados, por otra parte, conviene extremar la cautela como consecuencia de la dosis de dopaje recibida, sobre todo aquellos inversores a los que ésta nueva situación les ha obligado a modificar su manera de invertir asumiendo mayores riesgos. Los bonos apenas tienen ya recorrido, y las bolsas, en múltiplos elevados, vigilarán estrechamente la evolución del beneficio empresarial. En definitiva es muy conveniente ser prudentes porque después de la fiesta suele venir la resaca.

 

Alejandro Varela, Gestor del fondo Renta 4 Alhambra FI

@AVarela_Madrid 

04 junio, 2014 | 08:51

La mejora esperada por los beneficios de las compañías europeas no se está produciendo, hecho que me preocupa y al mercado también, aunque tampoco se está viendo reflejado en las cotizaciones.

 

Pocas veces se da la paradoja de que la mejora en las encuestas de sentimiento empresarial (PMIs, IFOs), no anticipan de manera inminente la mejora de los crecimientos de los beneficios. En el gráfico inferior (fuente UBS/Bloomberg), se muestra claramente a lo que hago referencia.

 

Blog_fondos_20140604

 

El resultado es que ya no se espera que los beneficios empresariales crezcan a doble dígito este 2014 y ahora ese crecimiento pasa a descontarse para 2015. ¿Tiene sentido vivir continuamente de las expectativas sin que éstas converjan con la realidad corporativa? Desde mi punto de vista, sí, de momento. Tenemos un gran evento en el corto plazo y un gran evento en el medio plazo, que tienen la capacidad de cambiar el rumbo de los beneficios empresariales en Europa.

 

Medidas monetarias extraordinarias del BCE

La primera semana de junio conoceremos el plan del BCE para sustentar el crecimiento de Europa, incrementar el crédito del sector bancario a la economía real (empresas y familias), incrementar las expectativas de inflación y depreciar el euro frente a otras divisas. Dragui tiene una labor complicada ya que las expectativas que tiene el mercado de lo que decidirá en junio, son muy altas y existe el claro riesgo de defraudar con implicaciones correctivas para los mercados. Pero tiene también la oportunidad de sorprender de nuevo al mercado con alguna medida con la que no contamos los agentes financieros. Veremos, pero la clave del comportamiento de los mercados en el segundo trimestre del año, lo tiene Dragui y el BCE.

 

Implicaciones de los movimientos de las divisas

En los últimos 12 meses ha habido un maremágnum de movimientos en los mercados de divisas cuyo resultado final es que el euro se ha apreciado frente a todas o casi todas las divisas. Este movimiento es especialmente relevante en los mercados emergentes, motor de crecimiento de la mayoría de las compañías globales. El efecto es que aunque vendas más volumen de productos o de servicios, éstos se traducen en menores ventas reales cuando cambias el valor de la divisa al euro.

 

Este efecto (negativo de la divisa) está siendo muy pronunciado en sectores como Farmacia, Industriales, Alimentación&Bebidas, Retail o Petróleo. De hecho son los sectores que más han sorprendido a la baja al mercado por sus resultados trimestrales. Todo lo contrario que sectores y empresas con poca exposición internacional y mucha exposición a Europa (Eléctricas, Bancos, Construcción, Media y Seguros), cuyos resultados sí que han visto una clara mejora frente al año pasado. En el siguiente gráfico (fuente UBS y Bloomberg) se observa el momento de resultados de empresas domésticas e internacionales.

 

Blog_fondos2_20140604

 

Si este efecto se revierte, o al menos, no empeora, nos encontraremos al finalizar 2014 y comenzar 2015 con que el efecto pernicioso de la depreciación de las divisas no-euro revertirá positivamente en los resultados empresariales de las compañías europeas y veremos el crecimiento que esperábamos todos en 2014 con 7 u 8 meses de retraso.

 

Por tanto, no es momento aún de abandonar la tesis de inversión en compañías europeas porque los beneficios están defraudando. El apalancamiento operativo sigue ahí, el recorte de costes ya se ha producido, la mejora de eficiencia también, y solo hace falta que ver la mejora de las ventas (sin el efecto divisa) para ver el potencial de los beneficios de las compañías europeas que, desde mi punto de vista, está infravalorado.

  

Javier Galán, Gestor de Renta Variable Europea de Renta 4 Gestora

@JGalanR4

 

imagen de Alejandro Varela

Licenciado en Económicas e Inspector de Hacienda (en excedencia). Trabajó durante veinticinco años en el Sector Público, desempeñando entre otros los puestos de Director de la Escuela de la Hacienda Pública, Director General del Catastro, Director General de la Agencia Tributaria y Presidente de la Sepi. Desde 2.004 trabaja en el Sector Privado. Actualmente es consejero del grupo de empresas Colway 08 y socio director del despacho Carrillo & Ruiz-Jarabo Asesores.

imagen de Celso Otero

Licenciado en Económicas e Inspector de Hacienda (en excedencia). Trabajó durante veinticinco años en el Sector Público, desempeñando entre otros los puestos de Director de la Escuela de la Hacienda Pública, Director General del Catastro, Director General de la Agencia Tributaria y Presidente de la Sepi. Desde 2.004 trabaja en el Sector Privado. Actualmente es consejero del grupo de empresas Colway 08 y socio director del despacho Carrillo & Ruiz-Jarabo Asesores.

imagen de Ignacio Victoriano

Licenciado en Económicas e Inspector de Hacienda (en excedencia). Trabajó durante veinticinco años en el Sector Público, desempeñando entre otros los puestos de Director de la Escuela de la Hacienda Pública, Director General del Catastro, Director General de la Agencia Tributaria y Presidente de la Sepi. Desde 2.004 trabaja en el Sector Privado. Actualmente es consejero del grupo de empresas Colway 08 y socio director del despacho Carrillo & Ruiz-Jarabo Asesores.

imagen de Javier Galán

Licenciado en Económicas e Inspector de Hacienda (en excedencia). Trabajó durante veinticinco años en el Sector Público, desempeñando entre otros los puestos de Director de la Escuela de la Hacienda Pública, Director General del Catastro, Director General de la Agencia Tributaria y Presidente de la Sepi. Desde 2.004 trabaja en el Sector Privado. Actualmente es consejero del grupo de empresas Colway 08 y socio director del despacho Carrillo & Ruiz-Jarabo Asesores.

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]