Sobre los autores

Celso Otero (gestor de los fondos Renta 4 USA, Renta 4 Asia y Renta 4 Japón) escribirá sobre Asia, Japón y EEUU

Ignacio Victoriano (gestor de los fondos de renta fija de Renta 4) compartirá su visión sobre los tipos de interés, prima de riesgo, etc…

Alejandro Varela (gestor de Renta 4 Latinoamérica y Alhambra) dará su punto de vista sobre Latinoamérica y la situación de los mercados.

Javier Galán (gestor de los fondos de renta variable de España y Europa), opinará sobre empresas y sectores de la economía europea y española.

Categorías

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« enero 2014 | Inicio | marzo 2014 »

26 febrero, 2014 | 08:30

Renta 4 Cartera Selección Dividendo FI está destacando por fin en los ranking de renta variable europea. Los últimos años no ha destacado, debido fundamentalmente a la mayor exposición a España y el carácter más defensivo de las compañías en las que invierte el fondo.

Sin embargo el comienzo de 2014 ha sido mucho más volátil de lo que se esperaba. Los índices de renta variable europea, estadounidense, japonesa y emergente han comenzado con caídas de entre el -3% y el -7%, indicando que no va a ser un año fácil. 2013 nos brindó un año con rentabilidades de doble dígito alto y sobre todo, muy poca volatilidad. Pero, 2014 no parece que vaya a tener el mismo comportamiento. Quizás el resultado final sean retornos de doble dígito, pero la manera de llegar al resultado positivo que esperamos, no va a ser un camino ausente de riesgos y volatilidad.

En este tipo de escenario, sí que hay fondos de inversión que invierten en renta variable que tienen comportamientos más consistentes y estables. Es lo que esperamos de Renta 4 Cartera Selección Dividendo FI, que es un fondo que nació con una estricta vocación de inversión en empresas que tengan una política generosa de retribución al accionista y que tengan valoraciones razonables a nivel fundamental. La configuración de la cartera se basa en la búsqueda de compañías con una alta recurrencia en la generación de beneficios y que éstos sean repartidos entre sus accionistas en línea con la generación de caja. De este modo, los partícipes del fondo observan que las compañías en las que el fondo está invertido nos devuelven año tras año una parte importante de la inversión que hemos realizado.

El fondo suele tener menor volatilidad que los principales índices, y este comienzo de año, como en años como el 2010 o el 2011, el fondo destaca en la categoría de fondos de renta variable europea. A día de hoy se sitúa en el primer cuartil del ranking de 2014.

Hay sectores que suelen pagar mucho dividendo como por ejemplo: telecomunicaciones, energía y eléctrico. Además, estos tres sectores coinciden en tener en los últimos años dificultades para hacer crecer su beneficio y por tanto, su dividendo. De hecho, son sectores que lo han hecho sustancialmente peor que el resto de sectores en los últimos 5 años.

Por este motivo, Renta 4 Cartera Selección Dividendo FI, evita la excesiva concentración sectorial, con el objetivo de respetar una máxima de toda Institución de Inversión Colectiva que es la diversificación.

Si configurásemos una selección de compañías europeas de alta capitalización ordenándolas por la rentabilidad por dividendo que tienen, nos quedaría una foto muy parecida a:

140213_cincodias

Solo 4 sectores, electricidad, telecomunicaciones, banca y petróleo. Desde mi punto de vista sería una cartera muy pobre, que no capturaría la riqueza sectorial que permiten las empresas europeas. Por ejemplo, no tendríamos exposición al sector de consumo estable cuando Europa tiene compañías de mucha relevancia a nivel mundial (Nestle, Danone, LVMH, L’Oreal o Unilever).

Tampoco tendríamos exposición al sector farmacéutico, uno de los sectores más atractivos a nivel de márgenes, generación de caja, estabilidad de ventas y crecimiento predecible (Sanofi, Roche, Novartis, Bayer...)

El sector de automoción europeo cuenta con, posiblemente, las compañías de más calidad a nivel mundial, pero tampoco éstas se caracterizan por retribuir mucho a sus accionistas a través del dividendo, pero es evidente que no se puede dejar de lado a compañías como Volkswagen, Daimler, BMW, Renault o Fiat)

Por último, el sector industrial europeo con compañías como Siemens, Airbus, Philips, Air Liquide o Schneider Electric, tampoco tendría presencia en una cartera de acciones basadas en la rentabilidad por dividendo.

En conclusión, Renta 4 Cartera Selección Dividendo FI se gestiona con una filosofía clara: permanecer invertidos en compañías de alta capitalización, con alta recurrencia de los beneficios, elevado cash flow, sin deuda o con poca deuda pero controlada y pay-out razonable. Todas estas características procuramos equilibrarlas con la diversificación sectorial. El resultado es que se reduce la rentabilidad por dividendo media de la cartera, pero se incrementa el número de sectores y compañías de la cartera y en consecuencia, la diversificación. La diversificación nos permite reducir el riesgo y la volatilidad del fondo.

Entre las 10 compañías que mayor ponderación tienen en el fondo, se encuentran:

140213_cincodia1

La diferencia entre ambas tablas es clara. La primera tiene mayor rentabilidad por dividendo pero solo 4 sectores, mientras que la segunda tiene menor rentabilidad por dividendo pero está compuesta por 8 sectores.

 

 

Javier Galán, Gestor de Renta Variable Europea de Renta 4 Gestora

@JGalanR4

 

14 febrero, 2014 | 17:40

Corren tiempos difíciles para el ahorrador. En los últimos años hemos conocido innumerables casos de pequeños inversores atrapados en productos cuyo nivel de riesgo no había sido comprendido y cuyo resultado, en muchas ocasiones, no sólo no ha sido el deseado sino que ha supuesto una cuantiosa pérdida.

Si bien las controvertidas ayudas a la banca por parte del FROB, y en última instancia las inyecciones con fondos europeos, han amortiguado en cierto modo las pérdidas de bonistas y preferentistas haciendo intocables a los depositantes, la postura de Alemania en relación a estos rescates va a poner punto y final a estos procedimientos de salvamento, al introducirse nuevos mecanismos que obligarán de forma automática a asumir pérdidas. Esto será así debido a la implementación del Mecanismo Único de Resolución para bancos en dificultades anunciado por la Comisión Europea, cuya principal característica es que asigna las pérdidas de los bancos a sus accionistas y acreedores en lugar de los contribuyentes,  supeditando cualquier tipo de ayuda pública a un adecuado reparto de la carga con los inversores privados.

Esta cuestión no se me antoja un asunto de poca importancia, a pesar de la escasa publicidad que está recibiendo en los medios de comunicación. Fíjense si será importante hasta el punto de que muchos bancos están reconstruyendo su pasivo mediante nuevas emisiones de instrumentos híbridos y subordinadas con objeto de parapetar con un colchón de protección suficiente a sus acreedores “senior”.  

¿Significa esto que el inversor quede desprotegido? No lo creo. Se están produciendo muchos avances en materia de transparencia y de información hacia el inversor, que hará más improbable que aquellos inversores menos cualificados puedan invertir en productos que no comprendan o que no sean adecuados a su perfil de riesgo. Sin embargo, como nada en esta vida es perfecto, los inevitables resquicios normativos o la falta de prudencia, ya sea voluntaria o involuntaria, del inversor, convertirá (esta vez sí) el apasionante ejercicio de invertir en un “deporte de riesgo”. Como no podría ser de otra manera, diría yo. Se trata de responsabilizar a los ciudadanos de sus propias inversiones, para lo bueno y para lo malo, y no sólo para cuando se gana dinero.

Como el hombre es aquel que a menudo tropieza varias veces en la misma piedra, y los bajos tipos de interés empiezan a causar inquietud entre los ahorradores ya comenzamos a observar por parte de muchos inversores un renovado apetito por activos con rentabilidades jugosas, generalmente ligados a papel de poca calidad y escaso “seniority”. Volvemos, por tanto, a incurrir en los errores del pasado.

¿Y cuál es la solución? La solución para el pequeño y mediano inversor pasa por delegar sus decisiones de inversión en profesionales. Del mismo modo que para sacarnos una muela buscamos un buen dentista o cuando tenemos un problema legal preguntamos a nuestras amistades por el mejor abogado, lo que procede a la hora de invertir es acercarnos a un asesor de inversión con experiencia. No es necesario asumir un elevado coste por ello, no. Estoy seguro de que cualquiera puede dar sin dificultad y evitando un coste adicional con alguien que nos ayude a diseñar una buena cartera de fondos de inversión.

Los fondos de inversión cuentan con enormes ventajas que los convierten en los reyes de la inversión para el minorista. Tanto es así que, en muchos frentes, su resultado financiero-fiscal se asemeja notablemente al que puede obtener un inversor de grandes patrimonios utilizando una sociedad de inversión tipo “Sicav”. Para empezar, con fondos podemos trocear sin límites y desde tan solo diez euros nuestra inversión, con objeto de diversificar de un modo añadido nuestra exposición por tipos de activo, por zonas geográficas, por emisor o incluso por gestor. Además, el fondo de inversión es el producto por excelencia cuando hablamos de diversificar el riesgo, debido a todos los requisitos normativos a los que se somete y a los límites que le impone la normativa reguladora.

Hay fondos buenos, malos y regulares, como en todo. Pero lo que es prácticamente seguro es que todos están “pilotados” por gestores profesionales, gente con experiencia y formación que sólo se dedican a esto y que a buen seguro harán mucho más sensata y menos arriesgada nuestra inversión, siempre que ésta se adapte a nuestro perfil de riesgo como inversor.

Por último, y trasladándonos ya al final del viaje, les diré que los fondos de inversión son junto con el efectivo uno de los activos más cómodos, a efectos de sucesiones. Se pueden valorar con exactitud y esto evita multitud de problemas en un momento desagradable y complejo, se pueden repartir en las fracciones necesarias y no llevan consigo impuestos municipales como en el caso de bienes inmuebles, siendo de inmediata disponibilidad.

En resumidas cuentas, el escenario actual de “tipos cero” ha puesto a muchos ahorradores en la encrucijada sin saber bien a qué inversión atenerse. Aprovechen para convertir el problema en una oportunidad mucho más rentable: asesórense bien y compren fondos de inversión.

 

Alejandro Varela, Gestor del fondo Renta 4 Latinoamérica

@AVarela_Madrid 

12 febrero, 2014 | 08:30

En lo poco que llevamos de anuncios de resultados del último trimestre de 2013, éstos, están arrojando ciertas dudas. Profit warning de Deutsche Bank, Alstom, Royal Dutch Shell, Pernod Ricard, SAP, Ahold, Carrefour, Peugeot... en fin, muchas compañías y de diferentes sectores.

Da la sensación que los directivos de las compañías han decidido limpiar la cuenta de resultados, en un 2013 que ya ha pasado y que en ningún caso iba a generar crecimiento por el efecto arrastre de los otros tres trimestres del año.

Si los beneficios no han crecido en 2013, y las bolsas europeas han subido en torno al 17%, quiere decir que las bolsas están en torno a ese mismo 17% más caras. De hecho el PER actual del Euro Stoxx 50, Stoxx 600 e Ibex 35 son los siguientes:

140124_cuando1

Ratios que indicarían una sobre-valoración significativa de las bolsas, ya que la mediana histórica nos dice que las bolsas deberían cotizar en torno a 13x beneficios.

Sin embargo, existen en 2013 demasiados extraordinarios que desvirtúan las valoraciones, especialmente en el sector bancario, el cual tiene excesiva representación en los índices.

2014 es el año en el que los mercados apuestan por el crecimiento. Este crecimiento es más homogéneo y el impulsor del optimismo actual es que Europa deja de drenar crecimiento a la economía global, que EEUU volverá a su crecimiento potencial y a nivel sectorial, que el sector bancario normalizará sus resultados.

El PER de la renta variable fluctúa entre 9x y 16x beneficios (excluyendo la burbuja tecnológica en la que la bolsa cotizó a casi 30x beneficios y en 2008 donde se llegó a cotizar a 7x beneficios). El escenario macroeconómico actual, con menores riesgos y abundante liquidez, se traduce, desde mi punto de vista,  en que es más probable que el mercado cotice a 16x PER que a 9x PER. Las bolsas cotizan a ratios muy bajos en periodos de alta incertidumbre y recesivos, mientras que cotizan a ratios más generosos en periodos de más visibilidad y expansivos.

A modo ilustrativo, en la siguiente tabla muestro a que niveles cotizarían 3 índices de renta variable a valoraciones de recesión y a valoraciones de expansión:

  140124_cuando2


Llama la atención que teóricamente hay mucha más recorrido a la baja que al alza, y sin embargo, el mercado da más probabilidad al escenario contrario, es decir, que las bolsas suban y se encarezcan las valoraciones.

También cabe destacar que el Ibex 35 está muy cerca de las valoraciones del rango alto si nos fiamos del Beneficio Por Acción (BPA) esperado por el consenso de analistas para 2014, mientras que el Euro Stoxx 50 es el índice que más potencial tiene.  El techo de cotización de estos tres índices en 2014, si no hubiese revisiones al alza o a la baja del beneficio de las compañías que componen sus índices serían: 3.850 para el Euro Stoxx 50 (+22%), 380 para el Stoxx 600 (+14%) y 10.700 para el Ibex 35 (+3%).

Aunque el Ibex 35 aparentemente es el índice que más caro y menos potencial tiene al objetivo que estamos planteando, también es verdad que es el índice que más probabilidad tiene de sufrir variaciones significativas en las expectativas de beneficio de las compañías que lo componen, ya que la composición del Ibex está explicado en un 40% por el sector bancario en un 13% por las energéticas y en un 13% por las telecomunicaciones. Los dos primeros están teniendo mucha volatilidad en sus resultados anuales debido fundamentalmente a cambios regulatorios, por lo que son susceptibles de cambios relevantes en los beneficios esperados que pueden cambiar la valoración del selectivo español significativamente.

En conclusión, las bolsas han puesto en valor gran parte de las mejoras de los beneficios esperados en el rally del 2013, para que siga “la fiesta” es indispensable que las compañías demuestren que son capaces de hacer crecer los beneficios obtenidos los últimos años. Desde mi punto de vista, lo  conseguirán por dos variables económicas: crecimiento de las ventas y mejora de los márgenes. Mi pregunta es el ¿CUÁNDO se conseguirán los beneficios que se esperan?, y no el ¿CUÁNTO beneficio lograrán las empresas europeas.?

 

Javier Galán, Gestor de Renta Variable Europea de Renta 4 Gestora

@JGalanR4

 

05 febrero, 2014 | 08:30

Como responsable de gestión de los fondos de Renta 4 Gestora que invierten en España y en Europa (RENTA 4 VALOR EUROPA FI, RENTA 4 CARTERA SELECCIÓN DIVIDENDO FI y RENTA 4 BOLSA FI), estoy “alucinando” con las valoraciones alcanzadas por algunas compañías españolas, especialmente los bancos.

Es indudable que la mejora de los resultados de la banca española va a ser espectacular, pero también es cierto que desde una base de beneficios (y pérdidas en algunos casos) muy deprimidos. El significado es que el crecimiento del beneficio será de doble dígito alto, e incluso superior, pero el beneficio neto a lograr no deja las compañías ni mucho menos baratas. Para que lo estén, debemos asumir un escenario de morosidad, crecimiento de los préstamos, mejora de márgenes de intereses, recuperación de provisiones y mejora de la economía española que ni en nuestros mejores sueños.

La banca española está “volando” por la vuelta a la normalidad de las tires de los bonos de España (bajada de la prima de riesgo), y la indudable mejor salud de sus balances. Pero los mercados no son ONGs, el mercado y los inversores, valoran los futuros beneficios y si no se cumplen las expectativas de crecimiento de los beneficios del sector bancario español, asistiremos a una reversión a la media histórica de valoración. Hemos vivido varias burbujas de valoración. Es cierto que está habiendo mucha entrada de dinero extranjero y nacional en el capital de los bancos, pero los flujos de capital importan durante periodos cortos de tiempo, al final solo vale el beneficio y la caja que genere y vaya a generar una empresa.

¿Y por qué estoy diciendo esto? ¿Soy un cenizo? No, mi labor como gestor de renta variable, es fundamentalmente invertir el patrimonio de los partícipes que componen el patrimonio de los fondos de inversión en aquellas compañías que mayor valor van a generar a sus accionistas.

Repasando las valoraciones de los bancos españoles y los bancos europeos me encuentro con que:

6 de los 11 bancos más caros en cuanto al beneficio esperado por el consenso para 2014 de los 22 bancos europeos que he seleccionado, son españoles (Sabadell, Bankia, Popular, Caixa Bank, Bankinter y BBVA). Y solo el Banco Santander, con un PER 14e de 12x, está entre los 11 más baratos. Los bancos europeos más baratos por generación de beneficio serían: ING, Banco Popolare, Deutsche Bank y Barclays.

Si tenemos en cuenta las perspectivas de beneficios que tendrán para 2015, la foto no cambia mucho. El PER de los bancos españoles siguen siendo los más caros de la industria, eso sí, el ratio es más razonable ya que cotizan por debajo de 15x beneficios. Pero los bancos europeos ex-España cotizan en algún caso casi a la mitad de valoración, como es el caso de Deutsche Bank y en cualquier caso, por debajo de 9x PER 2015e.

140124_cinco_dias

Solo a partir de los beneficios esperados por el consenso para 2017 es cuando los ratios de PER se normalizan en casi toda la industria europea, incluyendo la española. Pero comprar en 2014, los beneficios que estos bancos van a tener en 2017, se me antoja, cuando menos, atrevido.

En Renta 4 Valor Europa FI y Renta 4 Cartera Selección Dividendo FI, favorezco la inversión  en Deutsche Bank, Barclays y BNP, entre otros, por ser de los bancos que más baratos cotizan actualmente a 12 y 24 meses, horizonte temporal que me parece más razonable.

 

Javier Galán, Gestor de Renta Variable Europea de Renta 4 Gestora

@JGalanR4

 

imagen de Alejandro Varela

Licenciado en Económicas e Inspector de Hacienda (en excedencia). Trabajó durante veinticinco años en el Sector Público, desempeñando entre otros los puestos de Director de la Escuela de la Hacienda Pública, Director General del Catastro, Director General de la Agencia Tributaria y Presidente de la Sepi. Desde 2.004 trabaja en el Sector Privado. Actualmente es consejero del grupo de empresas Colway 08 y socio director del despacho Carrillo & Ruiz-Jarabo Asesores.

imagen de Celso Otero

Licenciado en Económicas e Inspector de Hacienda (en excedencia). Trabajó durante veinticinco años en el Sector Público, desempeñando entre otros los puestos de Director de la Escuela de la Hacienda Pública, Director General del Catastro, Director General de la Agencia Tributaria y Presidente de la Sepi. Desde 2.004 trabaja en el Sector Privado. Actualmente es consejero del grupo de empresas Colway 08 y socio director del despacho Carrillo & Ruiz-Jarabo Asesores.

imagen de Ignacio Victoriano

Licenciado en Económicas e Inspector de Hacienda (en excedencia). Trabajó durante veinticinco años en el Sector Público, desempeñando entre otros los puestos de Director de la Escuela de la Hacienda Pública, Director General del Catastro, Director General de la Agencia Tributaria y Presidente de la Sepi. Desde 2.004 trabaja en el Sector Privado. Actualmente es consejero del grupo de empresas Colway 08 y socio director del despacho Carrillo & Ruiz-Jarabo Asesores.

imagen de Javier Galán

Licenciado en Económicas e Inspector de Hacienda (en excedencia). Trabajó durante veinticinco años en el Sector Público, desempeñando entre otros los puestos de Director de la Escuela de la Hacienda Pública, Director General del Catastro, Director General de la Agencia Tributaria y Presidente de la Sepi. Desde 2.004 trabaja en el Sector Privado. Actualmente es consejero del grupo de empresas Colway 08 y socio director del despacho Carrillo & Ruiz-Jarabo Asesores.

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]