Sobre los autores

Celso Otero (gestor de los fondos Renta 4 USA, Renta 4 Asia y Renta 4 Japón) escribirá sobre Asia, Japón y EEUU

Ignacio Victoriano (gestor de los fondos de renta fija de Renta 4) compartirá su visión sobre los tipos de interés, prima de riesgo, etc…

Alejandro Varela (gestor de Renta 4 Latinoamérica y Alhambra) dará su punto de vista sobre Latinoamérica y la situación de los mercados.

Javier Galán (gestor de los fondos de renta variable de España y Europa), opinará sobre empresas y sectores de la economía europea y española.

Categorías

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« julio 2013 | Inicio | octubre 2013 »

25 septiembre, 2013 | 09:00

Llevamos varios meses en los que suben las bolsas al mismo tiempo que caen los precios de los bonos de largo plazo. Es una tendencia que puede obedecer a dos factores:

  1. Normalización de los mercados de capitales, especialmente de la R.F.
  2. Flujo de capitales a favor de la renta variable (“La Gran Rotación”)

Aunque, somos muy positivos con el comportamiento de la renta variable para los próximos meses/años, los mercados no suben en línea recta, más bien en forma de dientes de sierra. Después de la subida de la renta variable de los últimos meses, es probable que tengamos algún episodio de consolidación de los niveles alcanzados hasta la fecha. El mercado buscará su pretexto particular.

Hay varios eventos que pueden ser utilizados como justificación de una toma de beneficios:

  1. La confirmación por parte de la FED del comienzo de los recortes de los extraordinarios estímulos monetarios en EEUU.
  2. El comienzo de la ofensiva militar en Siria.
  3. La des-correlación del movimiento de las rentabilidades de los bonos de renta fija de largo plazo con el comportamiento de la renta variable y los beneficios empresariales.

Hemos asistido al mayor movimiento de tires de la renta fija soberana de largo plazo de los últimos 30 años, anticipando, sin lugar a dudas, el recorte de los estímulos monetarios (Quantitative Easing).

130916_usa

Históricamente, este movimiento de la renta fija (suben las rentabilidades y caen los precios de los bonos de largo plazo), anticipa un periodo de consolidación de las bolsas de más o menos intensidad. La intensidad de este movimiento dependerá del comportamiento de los beneficios de las empresas, ¿por qué? Porque si los beneficios están mejorando y la inflación está contenida, es el mejor indicador de un buen comportamiento de la renta variable a largo plazo. En caso contrario, las bolsas lo harían bastante mal. Es decir, si la renta fija está subiendo en rentabilidades anticipando subidas de inflación sin una mejora de la economía real, estaríamos hablando de una corrección de mayor calado.

Sinceramente, creo que estamos en el primer caso (especialmente en Europa), es decir, los beneficios empresariales van a repuntar el próximo año y no hay motivos para esperar un repunte significativo de la inflación en el corto plazo, por lo que esperaría una suave corrección de los mercados.

Otro tema es la posibilidad de que el conflicto bélico en Siria se complique más de lo que el mercado está descontando. Esto es imposible de predecir.

Lo que sí parece claro es que en algún momento de antes de final de año, tengamos un recorte más o menos significativo que nos de una oportunidad de comprar a niveles más atractivos de los actuales.

 

Javier Galán, Gestor de Renta Variable Europea de Renta 4 Gestora

@JGalanR4

 

18 septiembre, 2013 | 09:00

España lleva 2 años con crecimientos negativos del PIB. En 2012 el PIB cayó a tasas superiores al 1,5% y este año es muy probable que acabemos con caídas superiores al 1%. Pero este último año está yendo de menos a más. Tanto el Gobierno español como diferentes institutos de análisis empiezan a pronosticar crecimientos de en torno al 0% que, sin ser un dato positivo, significa que el PIB español deja su caída libre y da síntomas de estabilización.

Blogrenta4gestora1


Si la economía sigue su curso, deberíamos esperar que las exportaciones sigan liderando el crecimiento y amortigüe totalmente el menor dinamismo del consumo privado y la demanda interna.


El nuevo modelo económico no puede basarse en el sector constructor, inmobiliario e infraestructuras, serán las exportaciones las que saquen a España de la recesión. El problema es que una economía dependiente de las exportaciones basa su salud en el mantenimiento de la moderación salarial, productividad y una divisa competitiva.

Blogrenta4gestora2

 

El mantenimiento de una elevada competitividad significa, desde mi punto de vista, que no vamos a tener muchas alegrías a nivel salarial, solo si el Gobierno tiene algo de cordura en su política fiscal y comienza una bajada sustancial de la presión impositiva a las clases medias españolas, el consumo privado y la demanda interna del país recuperará parte del deterioro sufrido en estos ya 5 años de crisis.

 

Fíjense en el gráfico inferior. La caída del coste laboral unitario desde 2008 ha sido muy abrupto, llegando casi a niveles de 2000. Aunque para los sueldos de los trabajadores no es una buena noticia, para la economía sí lo es. Los costes laborales de las compañías tienen una correlación muy elevada con la creación de empleo. Mientras que la tasa de desempleo no se encuentre por debajo del 15%-16%, es difícil que veamos incrementar los costes laborales y que haya presión salarial en las empresas españolas, lo cual tiene muy buenas implicaciones para los márgenes y los beneficios de las compañías españolas.

Blogrenta4gestora3

 

Por último, el sector bancario ha provisionado la mayor parte de su riesgo de balance, cuando menos el relacionado con el sector inmobiliario. Todavía no están en situación de retomar el crecimiento de los préstamos concedidos, lo cual no es una buena señal para la economía, pero es evidente que el nivel de deterioro de su balance va menguando. Si la economía española comienza a crecer, los números de los bancos también irán mejorando, y tanto los ratios de morosidad como la apertura del “grifo” del crédito mejorarán.  

 

Javier Galán, Gestor de Renta Variable Europea de Renta 4 Gestora

@JGalanR4

 

10 septiembre, 2013 | 08:30

Los economistas tratamos de responder repetidamente las cuestiones sobre el fin de la crisis que vivimos desde hace cinco años. En estos momentos las preguntas de moda que interesan a los ciudadanos son algunas de las siguientes: ¿España ha iniciado la recuperación? ¿Hemos tocado fondo? ¿Se ha terminado la crisis? ¿Se crearán puestos de trabajo?¿Cuántos? ¿Bajarán los impuestos?... 

Lamentablemente, la Economía es una ciencia inexacta. Los modelos económicos nos aproximan resultados en forma de previsiones que arrojan cifras en función de muchas variables relacionadas entre sí, pero es casi imposible determinar los efectos concretos de determinadas políticas o cuantificar exactamente con qué intensidad mejorarán unas variables en función de otras. Sin embargo, estas preguntas complejas pueden responderse de un modo sencillo mientras no tratemos de exigir una predicción extremadamente precisa.

España se encuentra en mejor situación que hace dos años, financiándose de manera autónoma en los mercados a tipos de interés “admisibles” a medio plazo. Aunque España ha seguido la línea marcada por Bruselas en su agenda reformista, se han evitado los detalles en la hoja de ruta que podrían haber supuesto sacrificios mucho más dolorosos que los ya padecidos por los españoles. Las reformas realizadas, incluso sin haber llegado a tener la profundidad suficiente, han permitido a pesar de todo vislumbrar la luz al final del túnel.   

La reordenación y recapitalización del sector financiero español, es probablemente uno de los aspectos más valorados por los inversores extranjeros, que hasta ahora han observado con recelo y cierta preocupación la posibilidad de que España pudiera mantener contra viento y marea una banca zombi al estilo japonés, lo que hubiera resultado letal para el país. La clara mejora que está viviendo el sector bancario en bolsa en 2013 (Bankinter +77%, Popular +33%,  Caixabank +10%, BBVA +8,88%...) es el vivo reflejo de esta situación.

Otras reformas mucho más descafeinadas, como la reforma laboral, la reforma de las pensiones o la reforma energética, han enviado la señal a nuestros acreedores y a la comunidad inversora de que el Gobierno ha entendido el mensaje de los mercados y está dispuesta a ponerse manos a la obra. Esto nos ha proporcionado una tregua, y crédito extranjero de un modo circunstancial.

Simultáneamente se han producido ajustes en precio, como por ejemplo los precios inmobiliarios. En muchas zonas del país, hemos asistido a descensos medios del 40%-50%, que están resultando incluso mayores según el tipo de activo. Pero también el precio de la mano de obra, pues los altísimos niveles de desempleo presionan a la baja los salarios, eso sí, de los nuevos trabajadores. En fin, los ajustes están ahí, y son ajustes en todos los sentidos.

Esto ha hecho que España haya recobrado el interés de la inversión extranjera, quizá de momento de aquellos que se dedican al negocio “distressed” (buscando chollos o gangas), pero no tardarán en llegar otro tipo de inversores al calor de éstos primeros. Ya vimos como grandes multinacionales volvieron a confiar a España sus líneas de producción, como por ejemplo Ford. Otras como Hyundai, han destacado recientemente que nuestro país les resulta atractivo para fabricar coches. También la pasada semana hemos conocido que fondos extranjeros como los americanos Cerberus o TPG están invirtiendo en la gestión de las filiales inmobiliarias de Bankia (Bankiahabitat) y Caixabank (Servihabitat), en uno de los sectores más “tocados” por la crisis. Otro fondo americano, Apollo Management Internacional se perfila como nuevo dueño de EVO Banco, y muy recientemente, también, el grupo mejicano ADO se hacía con la titularidad del grupo español de transportes Avanza, antiguo Auto-Res y no sería de extrañar que veamos a más grupos extranjeros entrar en busca de oportunidades en España.

Parece claro que nuestro país está viviendo desde comienzos del verano un cierto punto de inflexión, al menos, en lo que a sentimiento inversor se refiere. El Ibex 35, el termómetro de nuestra bolsa acumula ya una subida del 15% desde los mínimos del mes de junio cerca de los 7.500 puntos. Es también muy significativo.

La crisis no ha terminado, desde luego, ni España está en condiciones de crear empleo neto mientras no disminuya el acoso a los contribuyentes, comience el crédito a crecer, se reequilibren las cuentas públicas y el modelo se haga mucho más flexible y favorable para la inversión.

A España le faltan un buen puñado de reformas críticas por hacer: una fuerte reestructuración de las Administraciones, una reforma del modelo de coberturas sociales que sea justo pero incentive la búsqueda de empleo, una reforma fiscal que aflore la economía sumergida y preserve los rendimientos del trabajo, y un sinfín de medidas para estimular la iniciativa empresarial. Nada de esto debe dejarse para más adelante.

Queda un largo camino por tanto, para salir realmente de la crisis, lo que podría suponer varios años más de esfuerzo. Sin embargo, por algo se empieza, y el retorno del interés  extranjero por nuestro país es una gran noticia que debemos celebrar.

Jugar la baza de la recuperación en nuestras inversiones financieras es posible con una amplia gama de fondos de Renta 4 con diferentes características para cada tipología de inversor. El Renta 4 Bolsa (+ 11% en 2013) es el fondo para el inversor tolerante, el Renta 4 Cartera Selección dividendo (+4,8% en 2013) es el fondo para inversores a medio plazo que buscan el margen de seguridad que proporciona la retribución al accionista, y el fondo Alhambra FI (+3% en 2013) es el fondo conservador que invierte en España para todos aquellos que buscan rentabilidad con un riesgo limitado.

Alejandro Varela, Gestor del fondo Renta 4 Latinoamérica

@AVarela_Madrid 

05 septiembre, 2013 | 14:00

Miguel Jiménez, amigo y compañero de trabajo, siempre recuerda que los mercados cotizan fundamentalmente expectativas. Son las expectativas las que se baten o las que defraudan, y el mejor ejemplo lo estamos viviendo en los mercados financieros durante los últimos meses de este año.

 ¿Dónde están las expectativas de crecimiento? En los mercados emergentes

¿Qué zona geográfica está teniendo peor comportamiento? Los mercados emergentes

130905_mercados

En el gráfico superior se observa claramente que el crecimiento en los mercados considerados emergentes llevan defraudando al consenso (a las expectativas), más de un año, mientras que el resto del mundo, no.

 ¿Dónde están las expectativas de menor crecimiento? En Europa

¿Qué zona geográfica está teniendo mejor comportamiento? Europa

130905_mercados1

Durante los últimos dos meses los datos macroeconómicos en Europa en términos de PMI e IFO, están sorprendiendo positivamente y los desequilibrios van normalizándose.

La austeridad fiscal debido a los abultados déficits presupuestarios de las economías europeas van frenando su intensidad que seguro tendrán un impacto positivo en el crecimiento futuro de Europa. Las economías más afectadas por la crisis de la zona euro (España, Irlanda, Grecia y Portugal) llevan años reduciendo los costes laborales, con los que consiguen incrementar su competitividad, productividad y encuentran una salida económica a sus maltrechas demandas internas.

En el lado opuesto están los mercados emergentes con excesivas esperanzas puestas en el retorno del fuerte crecimiento de China, Brasil, India, entre otros. Los países emergentes siguen creciendo notablemente más que los países desarrollados, pero sustancialmente menos de lo que se esperaba a principios de año. Se añade además la excesiva exposición en términos históricos de la comunidad inversora en estos países lo que ha producido una masiva salida de capitales de inversión del área emergente.

La zona asiática está (y seguirá) sufriendo con la política híper-acomodaticia de Japón, que debilita el yen y favorece sus exportaciones en detrimento del resto del área asiática que sigue siendo muy dependiente de la productividad y competitividad de sus economías. En los últimos meses además, se une el problema de los déficits por cuenta corriente y fiscales de países como India, Indonesia y Turquía que han acelerado la preocupación por la sostenibilidad de su crecimiento. Todo esto conlleva a una depreciación de sus divisas que a su vez acelera las salidas de capitales aunque mejorarán, a medio plazo, la competitividad de sus economías.

Por último, no olvidemos que Europa está muy lejos de los PIB alcanzados en 2007 antes de que estallase la crisis bancaria y soberana y que los resultados empresariales están también muy lejos de esos niveles. Creo que a medida que se normaliza la situación económica en Europa, los PIB europeos volverán a los niveles de aquel 2007 y entonces, los beneficios y márgenes empresariales de las compañías europeas, recuperaran el periodo perdido. De ser así la renta variable europea es, de largo, la más barata y donde más potencial de revalorización hay.

 

 

Javier Galán

Gestor de Fondos en Renta 4 Banco

@JGalanR4


imagen de Alejandro Varela

Licenciado en Económicas e Inspector de Hacienda (en excedencia). Trabajó durante veinticinco años en el Sector Público, desempeñando entre otros los puestos de Director de la Escuela de la Hacienda Pública, Director General del Catastro, Director General de la Agencia Tributaria y Presidente de la Sepi. Desde 2.004 trabaja en el Sector Privado. Actualmente es consejero del grupo de empresas Colway 08 y socio director del despacho Carrillo & Ruiz-Jarabo Asesores.

imagen de Celso Otero

Licenciado en Económicas e Inspector de Hacienda (en excedencia). Trabajó durante veinticinco años en el Sector Público, desempeñando entre otros los puestos de Director de la Escuela de la Hacienda Pública, Director General del Catastro, Director General de la Agencia Tributaria y Presidente de la Sepi. Desde 2.004 trabaja en el Sector Privado. Actualmente es consejero del grupo de empresas Colway 08 y socio director del despacho Carrillo & Ruiz-Jarabo Asesores.

imagen de Ignacio Victoriano

Licenciado en Económicas e Inspector de Hacienda (en excedencia). Trabajó durante veinticinco años en el Sector Público, desempeñando entre otros los puestos de Director de la Escuela de la Hacienda Pública, Director General del Catastro, Director General de la Agencia Tributaria y Presidente de la Sepi. Desde 2.004 trabaja en el Sector Privado. Actualmente es consejero del grupo de empresas Colway 08 y socio director del despacho Carrillo & Ruiz-Jarabo Asesores.

imagen de Javier Galán

Licenciado en Económicas e Inspector de Hacienda (en excedencia). Trabajó durante veinticinco años en el Sector Público, desempeñando entre otros los puestos de Director de la Escuela de la Hacienda Pública, Director General del Catastro, Director General de la Agencia Tributaria y Presidente de la Sepi. Desde 2.004 trabaja en el Sector Privado. Actualmente es consejero del grupo de empresas Colway 08 y socio director del despacho Carrillo & Ruiz-Jarabo Asesores.

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]