Sobre los autores

Celso Otero (gestor de los fondos Renta 4 USA, Renta 4 Asia y Renta 4 Japón) escribirá sobre Asia, Japón y EEUU

Ignacio Victoriano (gestor de los fondos de renta fija de Renta 4) compartirá su visión sobre los tipos de interés, prima de riesgo, etc…

Alejandro Varela (gestor de Renta 4 Latinoamérica y Alhambra) dará su punto de vista sobre Latinoamérica y la situación de los mercados.

Javier Galán (gestor de los fondos de renta variable de España y Europa), opinará sobre empresas y sectores de la economía europea y española.

Categorías

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« Exceso de optimismo sobre la economía española | Inicio | ¿Por qué no intervenir las hipotecas si intervienen los depósitos? »

24 enero , 2013 | 07 : 00

La tentación del dinero

Últimamente se están destapando posibles casos de corrupción en la clase política de nuestro país, por desgracia esto no es una cuestión novedosa, ya en la Roma imperial esto era frecuente, hasta el límite que no se tomaban medidas a menos que dichos casos fueran demasiado explícitos. Esto nos muestra lo poco que hemos avanzado a lo largo de la historia en este aspecto.

 

Si buscamos soluciones lo primero que debemos hacer es identificar el problema, teniendo en cuenta que no solo reside en nuestra clase política, sino que es un problema generalizado en nuestra sociedad, simplemente observando la economía sumergida de nuestro país nos podemos hacer una idea de ello. Por poner un ejemplo, no nos resulta extraño escuchar “la factura la quiere con o sin IVA”. No podemos engañarnos, todas estas acciones, si bien no se corresponden en magnitud a los últimos escándalos que han salido a la luz, son igual de dañinas para nuestra sociedad.

 

Lo que estamos viendo es una clase política que es un reflejo de la sociedad en la que vivimos y en esta tesitura cada uno intenta aprovecharse a su medida. Ya lo decía el evangelio de San Juan 8-7 “El que no tenga pecado, que arroje la primera piedra”.

 

De todos modos, estos últimos supuestos casos de corrupción, deberían ser castigados de manera ejemplar. La responsabilidad adquirida por dichos cargos electos, donde el pueblo ha depositado la confianza de su gobierno, deberían ser un ejemplo en conducta para todos los ciudadanos. Dichos casos de corrupción se convierten en actos despreciables más cuando están exigiendo esfuerzos que en ocasiones se tornan sobrehumanos para la población.

 

Dicho esto, solo cabe esperar que las palabras de su majestad Don Juan Carlos I en su discurso de navidad de 2011 son ciertas y como él decía cualquier actuación censurable deberá ser juzgada y sancionada con arreglo a la ley. La justicia es igual para todos”. Si esto fuese cierto serviría como bálsamo a la indignación popular y evitaría la crispación de una sociedad que ve como sus esfuerzos sirven para el beneficio de unos pocos.

 

Para llegar a la solución del problema, no existen formulas magistrales, por más que incrementemos las penas y que persigamos la corrupción, no la podremos erradicar en un país donde en su refranero se encuentra “hecha la ley, hecha la trampa”, sin ser una expresión novedosa, ya a finales del siglo XVI podríamos encontrar expresiones en tal sentido. Por tanto, además de perseguir y condenar dichas practicas, la única solución valida para minimizar el problema en el largo plazo pasa por la educación. Hay que tener en cuenta que el problema radica en la naturaleza humana, en nuestra avaricia y egoísmo personal.

 

Dichos cambios de mentalidad pueden parecer acciones titánicas, ya que algunos vicios parecen muy arraigados en nuestra sociedad, pero a lo largo de la historia se han llevado a cabo cambios de impensables en la mentalidad. Un ejemplo de ello ha sido la erradicación de la mente de algunos las supuestas diferencias que podían existir entre razas y sexos, aunque más bien no se ha cambiado del todo la mentalidad de algunos, lo que se ha hecho es que los jóvenes no sean tan obtusos en sus planteamientos como podían ser sus antepasados. Todo este camino se ha realizado a base de la educación de los más jóvenes.

 

Es evidente que realizar una correcta educación desde una pronta edad resulta mucho más fácil y provechoso. Es mucho más sencillo que un árbol crezca recto si usamos una guía desde su plantación, que si intentamos enderezarlo una vez que esta crecido. El problema de la educación es que hay que esperar varias décadas para ver los frutos, pero sin lugar a dudas siempre ha sido la mejor herramienta para mejorar nuestra sociedad.

Celso Otero

Gestor de Fondos en Renta 4 Banco

@celsootero


Los comentarios de esta entrada están cerrados.

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]