17 septiembre, 2014 | 08:30

Con solo un gráfico y hacer unas simples cuentas nos damos cuenta de la enorme trascendencia de los márgenes en la valoración de las bolsas. Es quizás, el dato más relevante a la hora de valorar las empresas, más incluso que las ventas.

Como se puede ver en el gráfico obtenido de un informe de UBS, los márgenes en EEUU son casi del doble que los que hoy tenemos en Europa.

Blog-renta4gestora_20140910

Siempre han estado muy correlacionados y nunca antes había habido tanta diferencia entre los márgenes netos que obtienen las empresas estadounidenses y las europeas.

 

La crisis en Europa, la dependencia de la economía europea de la salud bancaria, la diferente velocidad de actuación de la FED con respecto al BCE y la importante diferencia de la composición sectorial de ambas zonas geográficas debido al peso del sector tecnológico en EEUU, han provocado una distorsión que la experiencia nos dice que más tarde o más temprano tenderá a revertirse.

Si se revirtiera a favor de las empresas europeas, es decir, que las empresas europeas obtuviesen los mismos márgenes que las empresas estadounidenses, los ratios que tendríamos de PER y la generación de beneficio en Europa, dejarían las bolsas europeas muy baratas. En cualquier caso, ya se espera cierta mejora de los márgenes en Europa para este 2014. En concreto se espera que pasen del 5% de los últimos 12 meses al 7% a finales de 2014, pero aún así están lejos del 10% que tienen las compañías de EEUU.

 

En esta primera tabla muestro el PER y los márgenes netos del S&P 500 y el Euro Stoxx 600. El S&P 500 está en torno a un 10% más caro a pesar de gozar de unos márgenes un 30% superiores a los del Euro Stoxx 600.

Blog-renta4gestora2_20140910

Si los márgenes de Europa fuesen los mismos que los que tiene hoy en EEUU, las valoraciones de la bolsa europea serían una compra de libro, ya que cotizarían solo a 10,7x PER, por lo que cabría esperar una revalorización de más del 50% para que cotizasen a los ratios actuales. ¡¡50%!!

Blog-renta4gestora3_20140910

¿Y si no revertieran los márgenes a favor de Europa si no en contra de EEUU? Es decir, si el S&P 500, hoy en máximos de márgenes de beneficio (10%), tuviesen unos márgenes similares a los que tienen hoy las compañías europeas, el S&P 500 estaría cotizando en casi 24x PER, por lo que el recorrido a la baja de la bolsa estadounidense sería del 30%. ¡¡30%!!

 

140910_articulo5

Como siempre, las bolsas cotizan beneficios, y los márgenes juegan un papel clave como he mostrado en las tablas superiores. Lo que parece claro es que si nos atenemos solo a los márgenes, corremos sustancialmente menos riesgo estando invertidos en empresas europeas que estando invertidos en EEUU.

  

Javier Galán, Gestor de Renta Variable Europea de Renta 4 Gestora

@JGalanR4

 

10 septiembre, 2014 | 08:30

Estuve leyendo un informe de los estrategas de Citi Bank que me pareció muy interesante y se pueden sacar muchas conclusiones de varios gráficos que muestran en el informe mencionado.

Blog-renta4gestora_20140903

En este primer gráfico se muestra el comportamiento del beneficio por acción del MSCI World frente al comportamiento del índice. Se observa que los índices de renta variable han subido mucho desde 2007, pero a la misma velocidad que lo han hecho los beneficios empresariales, lo cual da cierta tranquilidad de que no estamos en una burbuja de valoración, si no que los beneficios justifican las subidas de las bolsas mundiales.

Blog-renta4gestora2_20140903

En este segundo gráfico se observa claramente que hay mercados como el estadounidense que ha subido casi un 30% por encima de los máximos de 2007, mientras que otros mercados como el italiano, el español, el japonés o el francés acumulan una caída superior al 25% desde 2007. Es decir, sin la revalorización de la bolsa de EEUU, el MSCI World estaría sustancialmente por debajo de los niveles de 2007.

Blog-renta4gestora3_20140903

Pero es que el crecimiento del PIB por áreas geográficas es muy distinto. Así, los países emergentes son las áreas geográficas que más han aportado al PIB mundial y sin embargo, sus bolsas están sustancialmente por debajo, mientras que Europa (ex Alemania) y Japón son los países que más han drenado al crecimiento del PIB mundial.

Blog-renta4gestora4_20140903

Para saber si las bolsas de las áreas geográficas están más baratas o más caras que en 2007, tenemos que fijarnos en lo que ha caído o subido sus índices en relación a lo que ha caído o subido los beneficios empresariales de las zonas geográficas respectivas. Es aquí donde las cosas no parecen que están mejor en España, Italia, Francia que hace 5 años cuando estos mercados estaban en máximos históricos. Es decir, a pesar de las caídas, estos mercados están más caros que en 2007 cuando sus bolsas estaban en máximos históricos.

 

Los mercados emergentes, sin embargo, sí que están más baratos que en 2007, además de una manera muy relevante. Los beneficios de las empresas de EEUU, por su parte, ha crecido sustancialmente pero menos de lo que ha subido sus bolsas, o sea, que está más caro que en 2007.

Blog-renta4gestora5_20140903

En este cuadro se muestra que países han tenido un re rating y cuales un de rating con respecto a 2007, o lo que es lo mismo, que países están más baratos y más caros en relación a las valoraciones que tenían en 2007. Al final, vuelven a salir mal países como España o Italia y muy bien los países emergentes en términos de valoración.

Blog-renta4gestora6_20140903

A nivel sectorial también hay diferencias importantes, así, el sector financiero (como no podía ser de otra manera, ya que fueron los causantes de la crisis), es el sector que peor comportamiento ha tenido desde 2007 tanto en términos de rentabilidad, como en términos de generación de beneficios, seguido por las compañías de recursos básicos y las eléctricas. Los mejores sectores han sido: tecnología, consumo estable, consumo cíclico y salud. Sectores con gran peso en los índices estadounidenses y muy beneficiados del crecimiento de los países emergentes.

 

La distribución de comportamiento sectorial cuadra perfectamente con el crecimiento del PIB por área geográfica, y vuelve a poner de manifiesto que no hay que invertir por países, si no en aquellas empresas que tengan exposición a crecimientos en el medio plazo o por negocio o por área geográfica.

Blog-renta4gestora7_20140903

El último gráfico sirve de conclusión, ya que muestra que las bolsas mundiales están prácticamente en los mismos niveles que 2007, es decir, han recuperado en precios toda la caída de 2008 (-50%), y los beneficios empresariales, también. Pero esta recuperación ha sido desigual tanto por área geográfica como por sectores. El crecimiento del PIB mundial desde el 2007 es de casi doble dígito en términos reales y de casi el 20% en términos nominales, impulsados fundamentalmente por los países emergentes y por EEUU.

 

Y lo que ha cambiado radicalmente lo que podemos esperar de aquí a los próximos años es donde están los tipos de interés tanto de corto plazo como de largo plazo.

 

Las bolsas están valoradas correctamente en términos históricos. Entonces, la pregunta que nos tenemos que hacer es: ¿con los tipos de interés en 0% a corto plazo y en mínimos históricos a largo plazo (es decir la renta fija está carísima), las bolsas deberían cotizar con descuento o con prima a su media histórica?

 

La renta fija está muy cara por diversos motivos, y la renta variable está cotizando más o menos en las valoraciones que históricamente han tenido de media. Con el escenario de tipos de interés actual se puede justificar perfectamente que las valoraciones de los activos de renta variable deban cotizar con una prima sustancial si descontamos los flujos a los tipos de interés actuales, pero también podríamos exponer que los tipos de interés están tan bajos por los riesgos de deflación y anémico crecimiento económico, lo cual nos llevaría a asumir un de-rating de las bolsas (y correcciones por tanto) muy significativas.

 

Solo el tiempo despejará la ecuación.

  

Javier Galán, Gestor de Renta Variable Europea de Renta 4 Gestora

@JGalanR4

 

03 septiembre, 2014 | 08:30

Es lógico que en estos momentos muchos inversores se encuentren “perdidos” a la hora de buscar de alternativas donde poner su dinero. Las opciones en los mercados de deuda  no resultan nada atractivas, pues independientemente del plazo que contratemos las rentabilidades que se pueden obtener son demasiado pobres y el riesgo que se asume, elevado. Desde estas columnas de opinión hemos venido advirtiendo de la posibilidad a la que se enfrentan los inversores en renta fija de incurrir en fuertes pérdidas si en algún momento el mercado de deuda corrige su actual tendencia. La ausencia de rendimientos suficientemente atractivos en los activos “sin riesgo” está literalmente empujando a muchos inversores a buscar alternativas, obligándoles incluso a variar su perfil como inversor, un error que puede pagarse muy caro si por alguna razón vuelve la volatilidad al resto de mercados (acciones, divisas, etc...).

Ahora bien, ¿se encuentran las bolsas en buen momento para invertir? Dado que estamos invirtiendo “por obligación”, ¿estaremos corriendo un riesgo excesivo si entramos ahora en renta variable? ¿Hay razones objetivas para pensar que la bolsa puede ser una opción atractiva a medio plazo?

Tratando de responder a estas preguntas, al menos pueden identificarse siete razones que invitan a invertir en renta variable:

1.- Los costes financieros en mínimos: si prestamos dinero apenas nos remuneran. Por la misma razón, las compañías y sobre todo las cotizadas, que cuentan con un mayor acceso a los mercados y piden dinero prestado, se están financiando a tipos en mínimos históricos. Esto supone un gran alivio para los resultados financieros de las empresas, sobre todo para las más apalancadas, y se traslada a sus beneficios en general.

2.- Recuperación del crédito: el saneamiento del sector bancario llevado a cabo los últimos años y el apoyo del BCE permite intuir cierto despegue del crédito. Si el crédito se recupera, podemos ver también un mejor comportamiento de la demanda agregada a todos los niveles que tendrá su reflejo en los negocios de las compañías.

3.-  Depreciación del euro: desde que el euro acariciase los 1,40 eur/usd  allá por el mes de mayo, la divisa europea se ha depreciado casi un 6% hasta los 1,312 eur/usd actuales, haciendo que la industria europea sea mucho más competitiva y sus productos más atractivos. Por otro lado, muchas compañías con intereses en otros continentes ya se vieron penalizadas en sus resultados al trasladar sus beneficios en moneda a extranjera a euros. La reciente depreciación del euro provocará esta vez el efecto inverso, algo muy beneficioso para las empresas que facturan en otras divisas.

4.- La recuperación global sigue su curso: en Europa es donde se concentran las mayores dudas, y por eso es aquí donde encontramos las valoraciones más atractivas, sin embargo en el resto del mundo encontramos regiones muy dinámicas que “tiran” del crecimiento global. Estados Unidos y Reino Unido están mostrando datos muy sólidos de crecimiento, mientras que China está aguantando creciendo todavía a tasas muy notables.

5.-  Razones técnicas: la buena salud de la economía en estas regiones tiene también su fiel reflejo en las bolsas. El S&P500 se encuentra en máximos históricos y casi un 30% por encima de los máximos que marcó antes de la crisis en 2007. El Dax también superó esos niveles y está más de un 15% por encima. El mercado español se encuentra en una bastante clara tendencia alcista que apunta hacia los 12.000 puntos, un 12% por encima de los niveles actuales.

6.- El BCE y el resto de bancos centrales, comprometidos con la recuperación: el Banco Central Europeo ha dado un giro clarísimo en su discurso y en sus políticas, que están pasando a tomar el camino “ultraexpansivo” que acostumbran a celebrar con subidas las bolsas. La Reserva Federal sigue muy preocupada con apuntalar la recuperación americana y no es proclive a retirar de forma anticipada los estímulos. En general, todos ya al unísono muestran un mayor compromiso con el crecimiento económico y manifiestan estar dispuestos a poner todas las herramientas a su alcance para que la recuperación se consolide.

7.- ¿Y si vuelve la inflación?: aquí hay debate, seguro, pero las políticas monetarias ultraexpansivas y los “tipos cero” tiene un único objetivo: crear inflación. La inflación alivia el endeudamiento, genera una expectativa que incita al gasto y se come los beneficios de la renta fija. La renta variable es probablemente uno de los activos que se verán más beneficiados por el retorno de la inflación y de los que mejor cobertura nos proporciona frente a ella. De hecho, es uno de los principales motivos por los que los inversores acuden a los mercados de acciones. La renta variable adecua el valor de nuestro patrimonio a los niveles de precios y nos protege de la pérdida de poder adquisitivo. No es el único activo que lo hace, pero sí el más líquido y el que tiene los costes de transacción más competitivos.

En resumen, aquí se ha mostrado un buen argumentario para respaldar nuestra inversión en acciones. Podríamos buscar también argumentos en contra, que los hay, y enfrentarlos con el fin de sugerirles la siempre recomendable cautela a la hora de invertir, pero en el escenario actual y tratando ser lo más objetivo posible estas siete claves tienen fuerza suficiente para pensar que podemos ser optimistas con la bolsa. 

 

Alejandro Varela, Gestor del fondo Renta 4 Alhambra FI

@AVarela_Madrid 

06 agosto, 2014 | 08:30

Muchos inversores estamos deseando que caiga la bolsa para poder entrar a precios más atractivos, tener más potencial de revalorización y tener mayor margen de seguridad. Ya sabemos que no habrá rentabilidad razonable si no se tiene algo de exposición a renta variable.

A comienzos de este año advertía a través de varios artículos que: "Habrá correcciones significativas" y "Grábense el 9.000 de Ibex y el 2.800 de Euro Stoxx para no olvidarlo". Artículos que querían mostrar que las caídas de la bolsa son en general oportunidades para incrementar exposición a uno de los pocos activos con margen de mejora y potencial de revalorización, pero que cuanto más bajos sean los niveles en los que entramos, mayor es el margen de seguridad que tenemos por si nos equivocamos en la tendencia de la macroeconomía, de los resultados empresariales y por tanto, la tendencia de los mercados.

A nivel fundamental en la tabla siguiente muestro los ratios a los que cotizaría la bolsa según expectativas de consenso (fuente Bloomberg) a diferentes niveles de Euro Stoxx e Ibex:

Blog-renta4gestora_20140730

Y en los siguientes gráficos muestro los niveles y tendencia principal del Ibex y del Euro Stoxx:

Blog-renta4gestora2_20140730

Pocas veces coincide el análisis fundamental con el técnico, pero en este caso, da la sensación de que niveles de cotización por debajo de 10.000 de Ibex y de 3.000 de Euro Stoxx son niveles claves estructurales en los que el mercado se tiene que pensar los niveles de valoración a los que cotizan las compañías que componen los índices. A 11x PER 2015 creo que el Euro Stoxx 50 da motivos más que suficientes para incrementar la exposición a bolsa.

Recordemos que mientras que el S&P está en máximos históricos tanto de cotización como de generación de beneficios, las compañías europeas y los índices europeos están muy lejos de esos niveles máximos. No se alcanzarán en un periodo corto de tiempo pero no hay motivo para pensar que las compañías europeas no puedan generar los beneficios que consiguieron en 2007.

Dada la importancia de la diversificación y la selección de compañías, creo que sería una gran oportunidad de suscribir participaciones de los siguientes fondos de renta variable europea que comercializa Renta 4 Gestora:

Renta 4 Valor Europa


Blog-renta4gestora3_20140730

Renta 4 Cartera Selección Dividendo


Blog-renta4gestora4_20140730

Renta 4 Bolsa

Blog-renta4gestora5_20140730

Estos fondos tienen dos máximos: RENTABILIDAD y BAJA VOLATILIDAD. ¿Cómo lo conseguimos?

- Invirtiendo en empresas europeas de alta calidad con ventajas competitivas y solidez de ingresos y de balance
- Invirtiendo en compañías que aporten crecimiento defensivo y activos invulnerables que nos proporciona crecimiento estable y baja volatilidad
- Aprovechando las ineficiencias del mercado en la valoración de empresas

  

Javier Galán, Gestor de Renta Variable Europea de Renta 4 Gestora

@JGalanR4

 

30 julio, 2014 | 08:30

En tiempos de la información, me parece imprescindible que también los fondos de inversión den muestras de la transparencia que hoy en día exigen los mercados.

Cada cierto tiempo hay algún caso empresarial llamativo, unas veces lo conocemos nada más los profesionales financieros y otras veces, los medios de comunicación se encargan de poner los titulares que pueden llegar a asustar a los inversores.

Es por ello, que desde hace años, los fondos de Renta 4 Gestora de renta variable europea informan mensualmente de todo cuanto ocurre en los fondos de inversión (cartera, rentabilidades, dividendos cobrados, minusvalías realizadas, cambios de estrategia, visión del gestor sobre lo ocurrido y lo que cree que va a ocurrir, distribución sectorial y geográfica, etc).

Cuando las cosas van bien, nadie se para a pensar por qué lo está haciendo bien un determinado fondo, pero cuando los mercados se ponen más nerviosos por el motivo que sea, creo que aporta mucho valor añadido y mucha tranquilidad a los partícipes y clientes de un fondo tener acceso a toda la información necesaria para saber dónde está invertido el patrimonio de cada uno.

Un fondo de inversión NO puede ser una caja negra. El fondo de inversión debe ser visto y analizado como una cartera de activos del que cada partícipe posee una proporción.

Si los partícipes ven rentabilidades negativas o positivas, debería bastar con mirar la cartera del fondo de inversión donde se tiene el patrimonio invertido para tener tranquilidad o para alarmarse. Si no se obtienen estos datos rápida y fehacientemente, el inversor o el asesor pueden estar intranquilos con el estado de sus inversiones.

Todos los fondos que gestiono tienen esa política de transparencia imprescindible, desde mi punto de vista, para crear la confianza necesaria al cliente, partícipe o inversor.

Puede ser que en un periodo determinado los fondos que gestiono destaquen sobre la competencia porque lo estén haciendo mejor o porque lo están haciendo peor, pero lo más importante es que el inversor, partícipe o cliente, sepa los motivos y confirme que no se está “jugando” con su dinero. Que el cliente vea todos los días que desee, la cartera de activos del fondo, el nombre de las compañías que están en cartera y los motivos por los que se está invertido en las mismas, sólo va en beneficio del cliente y partícipe.

Renta 4 Cartera Selección Dividendo, por ejemplo, tiene como política de inversión permanecer invertido en compañías europeas de alta capitalización, con ingresos recurrentes, bajo endeudamiento y altos dividendos que consideremos sostenibles. Pues bien, aquel cliente o partícipe que lea los informes mensuales, los trimestrales o que pida a Renta 4 Gestora o a su asesor comercial información sobre el fondo, tendrá inmediatamente, la seguridad de que el patrimonio del fondo (y por tanto su patrimonio), está invertido en empresas que cumplen los criterios del fondo. Como se puede ver en el link del último informe mensual, las compañías donde está invertido el fondo son: Total Fina, Michelin, Roche, Ahold, Repsol, Novartis, Sanofi, Unilever, Siemens, entre otras muchas, compañías de todos conocidas, de alta capitalización y con rentabilidades por dividendo atractivas y sostenibles.

En el caso de Renta 4 Valor Europa o Renta 4 Bolsa, se puede repetir hasta la última coma del párrafo anterior. Se puede comprobar pinchando en los respectivos links.

Desde mi punto de vista, esta transparencia consigue varios objetivos:

1.-       El cliente sabe y conoce la estrategia del fondo

2.-       El cliente puede dormir tranquilo sabiendo dónde está invertido su dinero

3.-       El cliente sabe que no se le está engañando

4.-       El cliente es consciente de en qué se invierte el patrimonio del fondo y porqué.

En mi opinión, ser partícipe de un fondo de inversión que no es suficientemente transparente, puede crear problemas de confianza cuando los mercados no suban en línea recta, o cuando la rentabilidad del fondo no concuerde con el comportamiento de los mercados. Ser partícipe de un fondo de inversión que nada más muestra información de las inversiones realizadas una vez al trimestre (que es el mínimo de tiempo legal en aportar la información exigida por la CNMV), es poco lógico.

 

Javier Galán, Gestor de Renta Variable Europea de Renta 4 Gestora

@JGalanR4

 

23 julio, 2014 | 08:45

Un fondo de renta variable está, por definición, invertido constantemente en bolsa en un porcentaje que puede oscilar entre el 75% y el 100%. En general, el ahorrador español es bastante adverso al riesgo, por lo que el porcentaje de inversión que se destina a activos de renta variable es de los más bajos del mundo desarrollado.

Por este motivo, los gestores de renta variable de Renta 4 Gestora tenemos una filosofía de inversión diferenciada, que consiste en mantener una cartera de acciones de compañías que tengan potencial de revalorización en el largo plazo, pero cuya recurrencia de ingresos permita tener menor volatilidad tanto de sus beneficios como de su comportamiento bursátil.

Los fondos de renta variable de Renta 4 Gestora, entre los que destacan: Renta 4 Bolsa FI, Renta 4 Valor Europa FI, Renta 4 Cartera Selección Dividendo FI, Renta 4 USA FI y Renta 4 Japón FI, incorporaron a sus estrategias y procesos de inversión una filosofía basada en criterios prudentes, inversión de una parte relevante de las carteras en activos invulnerables y con ventajas competitivas, búsqueda de sectores y empresas inmersas en mega tendencias estructurales, y análisis profundo de la rentabilidad de las inversiones de las compañías y la sostenibilidad de los márgenes a largo plazo.

De este modo, la idea es que todos los fondos de renta variable de Renta 4 Gestora tengan un mismo sello y una misma marca, basada en la calidad de las compañías a mantener en cartera en el largo plazo, y no en la búsqueda de la máxima apreciación en el corto plazo.

La diferenciación de nuestros fondos con la competencia tiene que ser clara, y los clientes que inviertan en los fondos mencionados, tienen que saber que la parte que ellos desean tener en renta variable de los fondos de bolsa de Renta 4 Gestora tienen un objetivo y un proceso de inversión basado en la preservación de capital desde el punto de vista de la inversión en renta variable, que es diferente al punto de vista de los fondos de retorno absoluto o de renta fija, pero que es mucho más rentable en el largo plazo. Los puntos claves son:

Permanecer invertido en empresas que cumplan todos estos requisitos:

1.     de alta calidad, medido por los retornos del capital invertido a largo plazo

2.     con ventajas competitivas e inmersos en mega tendencias estructurales

3.     con activos invulnerables y solidez de ingresos y de balance

4.     cuya valoración de mercado difiera sustancialmente de una valoración razonable.

 

¿Qué consigue esta estrategia de selección de compañías?

1.     Mayor rentabilidad a largo plazo

2.     Menor volatilidad de las compañías y por tanto del fondo

3.     Elevados ingresos por dividendos que explican 60% de los retornos de la renta variable históricamente.

4.     “Dormir tranquilo” a sabiendas de en qué tipo de compañías se está invertido

5.     Evitar situaciones de stress provocadas mayoritariamente por excesos de deuda

6.     Elevada visibilidad del crecimiento de los beneficios y por tanto de la valoración

7.     Ser accionistas de compañías consideradas “Campeones Globales”

8.     Menor riesgo bajista

9.     Mayor Ratio de Sharpe (rentabilidad / volatilidad)

10.Beta inferior a los índices de renta variable

 

Ejemplos de compañías que integran las carteras de los fondos:

Imagen1 Imagen2

Imagen3

Imagen4

Imagen5

Imagen6

Las 10 primeras posiciones de nuestros fondos de inversión:

Imagen7

Javier Galán, Gestor de Renta Variable Europea de Renta 4 Gestora

@JGalanR4

 

16 julio, 2014 | 08:30

La subida de las bolsas en lo que llevamos de año es muy potente en los países periféricos, pero más moderada en los países denominados “core”. Las diferencias son sustanciales. Mientras que Italia, España y Portugal suben más del 10% en este primer semestre de 2014, el Euro Stoxx 50 a penas sube un 4%, Gran Bretaña está plana y Francia y Alemania lo hacen en solo un 3%.

La subida de los países periféricos se explica en gran medida por la bajada de la prima de riesgo, así, el sector bancario y las compañías más endeudadas de estos países están arrastrando la rentabilidad de sus respectivos índices.

Los QE que ha habido en EEUU, Gran Bretaña y Japón, han impulsado el precio de los activos, hasta el punto de que una parte importante de los inversores consideran que en determinados precios de la renta fija se está en precios de burbuja.

Europa, a través del BCE, parece que va a lanzar un programa de compra de activos de la banca y de préstamos a tipos muy bajos condicionados que se va a asemejar mucho a los programas de QE que hemos visto los últimos 5 años en los países antes mencionados. De ser así, es probable que veamos mayores bajadas de las tires de los bonos de renta fija y mayores precios de los activos tanto de la renta fija como de la renta variable.

Sin embargo, llama poderosamente la atención que las tires de los bonos de EEUU no estén descontando el fin del QE en EEUU con subidas en tires y bajadas en el precio de los bonos. Éste hecho es el que nos pone en alerta. El bono a 10 años estadounidense cotiza a tires del 2,5% cuando llegó a cotizar el año pasado por estas fechas por encima del 3%. Si la FED deja de comprar activos, ¿no deberíamos esperar que las tires rebotasen porque las subidas de tipos de interés en EEUU comenzarán a no mucho tardar? Pues el mercado, que suele anticipar estos movimientos, no se lo cree, y desde mi punto de vista solo tiene una lectura: no va a haber crecimiento sin QE y la inflación quedará a niveles bajos que no permitirá subidas de tipos de interés. O dicho de otro modo: sin QE no hay crecimiento.

En el siguiente gráfico obtenido de un informe de Exane BNP, se observa cual ha sido el comportamiento de las bolsas cuando EEUU estaba inmerso en programas de Quantitative Easing y cuando paraba:

140630_cinco_dias

Se observa nítidamente como el S&P 500 se ha ido apreciando a medida que se iban implantando los distintos tipos de QE y cuando éstos llegaban a su fin, las bolsas sufrían correcciones de cierta importancia.

¿Qué ocurrirá a finales de este año cuando el QE3 finalice? Las bolsas estadounidenses están en máximos históricos, pero la renta fija de EEUU no está mostrando síntomas de expectativa de crecimiento, ya que lo lógico sería esperar que si la economía estadounidense creciese hacia niveles considerados potenciales (en torno al 3%), los tipos de interés deberían comenzar una senda alcista que los llevase hacia zonas de rentabilidad más normalizadas por encima del 3,5% en el bono a 10 años estadounidense. No parece que sea lo que el mercado espera y sin embargo las bolsas muestran una fortaleza sorprendente.

En cualquier caso, destacar que el S&P 500 a niveles de valoración, no muestra niveles de burbuja. A lo largo de las últimas dos décadas, la mediana de PER del S&P 500 es de 17,5x, mientras que hoy cotiza a 16,5x 2014e y 14,85x 2015e, si bien es cierto, con márgenes netos un 30% por encima de sus anteriores máximos históricos. Que los márgenes no van a estar tan altos toda la vida, lo sabemos todos, pero por ese motivo, desde mi punto de vista, las valoraciones no están por encima de la mediana, es decir, el mercado ya tiene descontado que los márgenes record actuales no son sostenibles. Éste hecho, nos deja cierto margen de seguridad a pesar de estar en niveles de máximos históricos del S&P 500.

  

Javier Galán, Gestor de Renta Variable Europea de Renta 4 Gestora

@JGalanR4

 

09 julio, 2014 | 08:45

No importa aquello en lo que estemos invirtiendo, ni el tamaño que tenga. Siempre, siempre es muy importante que nuestro patrimonio esté bien diversificado. El lamentable episodio de auge y posterior caída de la compañía Gowex que se ha saldado con pérdidas del 60% (por el momento, si algún día vuelve a cotizar ya veremos) ha venido a recordarnos que en el mundo de la inversión el riesgo existe, y de qué manera, una lección valiosísima muy adecuada para aquellos inversores-ahorradores que actualmente se pueden estar dejando llevar por el favorable entorno de mercado que están propiciando los bancos centrales con sus inyecciones de liquidez.

Nadie está a salvo de una inversión fallida. Cualquier inversor veterano lo sabe. Sin embargo, es muy habitual ver a inversores caer en la trampa del dinero fácil (a más riesgo, más ganancia),  tras la euforia de un par o tres jugadas exitosas encadenadas o de simplemente la creencia ciega de que algo va a “subir seguro”.

Es cierto, que hay unas inversiones que son más estables que otras. Si todo funciona con normalidad, los profesionales de este apasionante mundo de la inversión, conocemos con más o menos exactitud la forma en que “se mueven determinados valores”. De algún modo, esta afirmación coloquial nos transmite el riesgo que estamos asumiendo. Por ejemplo, muchos hemos vivido los buenos tiempos de Nokia (¡qué gran compañía!). Cada vez que presentaba resultados, se movía un 12% arriba o abajo, siempre dentro de la más absoluta normalidad.

Pero, ¿y si además nos engañan? ¿Y si aquello que creemos saber de esa inversión que hemos realizado es, simplemente, falso? Entonces no hay escapatoria. Ya no hay tiempo para deshacer la inversión o no lo hay para deshacerla a un buen precio. Uno de los paradigmas del fraude contable con serias consecuencias en los mercados de valores fue Enron, una compañía que llegó a capitalizar casi 68.000 millones de dólares para terminar sucumbiendo a la bancarrota a finales de 2001. Pocos días antes de su quiebra, alguna de las más grandes casas de análisis estaban recomendando “compra agresiva” sobre sus acciones al considerarlas infravaloradas. 

En España, la normativa sobre Instituciones de Inversión Colectiva, impone a los fondos de inversión comercializados unas reglas de mínima diversificación. En ningún caso un fondo debe concentrar más del 10% de su patrimonio en activos de un único emisor, aunque por regla general los gestores no superamos el 5% para evitar que la suma conjunta de éstos que lo superan alcance el 40% del fondo. Se busca así una mínima protección del fondo ante lo que puede ser una mala inversión, algo sobre lo que ningún gestor se encuentra a salvo.

Es muy triste tener que sacar enseñanzas positivas de un suceso que ha podido arruinar a muchos inversores, pero peor sería no aprovechar esta ocasión para advertir a nuevos ahorradores que se acercan a la bolsa para rentabilizar sus ahorros ante la falta de alternativas del peligro que se asume al invertir, ya sea en activos financieros o reales.

Dicho esto, siempre recomendaré a los inversores menos experimentados la inversión a través de fondos. No sólo por ser el rey del mercado en productos de inversión en cuanto a sus cualidades de liquidez y excelente tratamiento fiscal, sino también por su adecuada eficiencia y diversificación.

 

Alejandro Varela, Gestor del fondo Renta 4 Alhambra FI

@AVarela_Madrid 

02 julio, 2014 | 08:30

La semana pasada estuve en París en un seminario de compañías europeas organizado por Exane BNP Paribas. Son seminarios a los que suelo acudir para ver al mayor número de compañías. Se me brinda la oportunidad de actualizar el momento de los negocios de las compañías que tengo en cartera de los fondos que gestiono y también aprovecho para tomar contacto con otras compañías y otros sectores para añadir nuevas compañías al universo de inversión de los fondos.

 

En este viaje he visto a compañías que tenemos en cartera desde hace tiempo: Michelin, Vinci, Bureau Veritas, Air Liquide, Continental, Ericsson, Total, GALP y Thales. Y hemos incrementado el conocimiento de otras compañías que no tenemos en cartera como: Symrise, Saint Gobain, Linde, Aberdeen Asset Management, BASF, Cap Gemini, JCDecaux y Vallourec.

 

Como sabéis, considero indispensable mantener reuniones recurrentes con miembros de la dirección de las compañías que tengo en las carteras de los fondos que gestiono. Creo que es la única manera de poder “dormir tranquilo”, y por tanto, que los partícipes de los fondos puedan dormir tranquilos también.

 

A modo de resumen, me gustó mucho Symrise, pero creo que las valoraciones a las que cotiza son excesivamente exigentes. El consejero delegado de GALP afirmó que esperan ganar 2bn de euros en 2019, lo que supone valorar la compañía en más de 20bn cuando hoy solo vale 10bn, o sea, que GALP se podría ir a 26€ en 3 o 4 años, cuando hoy cotiza a 13€.

 

Michelin, Thales, Ericsson, Continental, Air Liquide, Bureau Veritas o Total son compañías que mantendré en cartera ya que considero que todavía hay mucho potencial a mi valoración a 3-4 años vista.

 

Casi todas las compañías con exposición a Francia, advertían de una acusada desaceleración a nivel macro de la economía gala, lo que me ha hecho ser más prudente en las posiciones que tengo en Vinci, reduciendo un punto la exposición a la constructor/concesionaria francesa en los fondos de renta variable europea.

 

El modelo de gestión de Renta 4 Gestora, es diferenciado y de calidad, a través del análisis fundamental de las compañías en las que se invierte. Evidentemente, nos fijamos en los ratios bursátiles como el PER, EV/EBITDA, FCF, Dividendo, ROCE, etc. Pero para conseguir mayor seguridad en las inversiones, creemos que debemos aportar mucho más valor.

 

Este mayor valor añadido lo podemos conseguir a través del análisis de las compañías, del contraste de nuestra opinión con otros analistas, y sobre todo, de la visita al equipo de gestión de las compañías para saber de primera mano si son buenos en su trabajo, si crean valor a sus accionistas y si sus intereses están alineados con los intereses del resto de accionistas.

 

Renta 4 Gestora y Renta 4 Banco se ven beneficiados por el mayor conocimiento de sus gestores, departamento de análisis y red comercial de las posibles inversiones a realizar en las compañías en las que tenemos mayor conocimiento. Creo que es el camino para dar un mejor servicio a nuestros clientes, diferenciarnos de la competencia y dar más valor añadido. En el viaje que realicé la semana pasada, los primeros beneficiados serán los fondos que gestiono con inversiones en Europa (y sus partícipes): Renta 4 Valor Europa y Renta 4 Cartera Selección Dividendo, pero inmediatamente después, el grupo Renta 4.

  

Javier Galán, Gestor de Renta Variable Europea de Renta 4 Gestora

@JGalanR4

 

25 junio, 2014 | 08:34

La industria de gestión de activos está cambiando a gran velocidad. Los días en los que el sector bancario "coloca" un fondo de inversión determinado porque “está en campaña” se va a acabar y va a primar la calidad en la gestión y sobre todo la confianza en la gestión.

En cualquier caso no todos los actores de la selección de fondos independiente hacen bien su labor desde mi punto de vista.

En la mayoría de los casos, éstos, seleccionan los fondos en los que invertir o recomendar por unos ratios muy generales y tremendamente superficiales, aunque ciertamente objetivos y comparables. Lo ratios indican que es un fondo que lo ha hecho bien en el pasado o en un determinado escenario. Los números que arrojan datos como rentabilidad, volatilidad, sharpe, drawdown, trackin error, correlación, etc, son eso, números pero no te dicen nada del equipo de gestión, el proceso de construcción de la cartera, la filosofía y fiabilidad de inversión del gestor, el sentido común del gestor, la profundidad del análisis, y otros muchos atributos q debe tener un gestor de patrimonio.

¿Tiene sentido que un gestor de renta variable europea, o gestores muy reputados en la industria de gestión de fondos de inversión, se fijen en los ratios de PER, EV/EBITDA, FCF, Dividendo, ROCE, etc? Claro que lo tiene, pero un buen gestor debe aportar mucho más, para eso se le paga, para que analice las compañías, contraste los ratios, estudie y profundice junto con otros equipos de análisis que no tienen la misma opinión que el gestor, y sobre todo, se visita al equipo de gestión de la/s compañía/s para saber de primera mano si está capacitado para crear valor a sus accionistas, si los intereses del CEO, CFO, etc están alineados con los intereses del resto de accionistas, como va el negocio y que esperan de la empresa en el futuro más predecible y un largo etc.

En fin, un fondo de inversión de renta variable permanece invertido, siendo accionista de unas determinadas compañías, durante años, por lo que se debe exigir un conocimiento profundo no solo de la compañía sino también de los directivos q manejan y deciden donde se invertirá en el futuro, o que balance deben tener para no asumir riesgo pero crear suficiente valor y crecimiento a los accionistas.

Pues bien, creo que se debería exigir lo mismo a los selectores de fondos. Deben conocer como es el gestor a quien le confían el patrimonio (que no es suyo, si no de clientes). A lo mejor se está obteniendo mucha rentabilidad y se destaca mucho frente a la competencia, porque es un kamikaze, o a lo mejor los criterios que se utilizan no dan seguridad o confianza. Desde luego, conocer en persona al gestor aporta mucho valor añadido, igual que a mi me aporta mucho valor añadido conocer cuáles son los planes estratégicos del CEO de Michelin, o Inditex, o cualquier compañía en la que invierto el patrimonio de los partícipes que confían en mí como gestor de la parte de renta variable de sus ahorros.

En otros casos si el fondo no tiene un determinado patrimonio, no analizan el fondo en cuestión porque "no es rentable". Este hecho es muy interesante, todos los fondos de inversión que son súper ventas en algún momento, es porque han tenido un comportamiento fantástico en el pasado. Es decir, cuando ya han obtenido los frutos al trabajo de años con un determinado proceso de inversión y de análisis, entonces es cuando los selectores de fondos se fijan en él, gracias a los ratios comparables que antes comenté, y les empieza a entrar patrimonio. Si los selectores de fondos hubiesen estudiado al equipo de gestión de ese determinado fondo antes (aunque no tuviese patrimonio suficiente según su criterio), y les hubiese gustado y dado confianza la forma de gestionar de ese fondo, hubiesen creado mucho más valor añadido. Porque, realmente, el trabajo comparativo de fondos de inversión solo con ratios, hoy en día, lo puede hacer casi cualquiera, mientras que el acceso al equipo de gestión de una gestora o un fondo de inversión, no lo puede hacer cualquiera. Al final, si no se aporta más valor añadido, no habrá ningún cliente que esté dispuesto a pagar por la selección de fondos que ellos mismos se pueden hacer por su cuenta.

Por ejemplo, Bestinver obtuvo unos resultados ciertamente nefastos en la década de los 90. Las bolsas subían mucho pero la filosofía de Garcia Parames no encajaba con la inversión en las puntocom o telecos sin beneficios. No engañó a nadie ya que la explosión de la burbuja tecnológica le pasó lejísimos,  obteniendo unos resultados brillantes los diez años siguientes. Haber estado de acuerdo con la filosofía de inversión de esta gestora hubiese reportado grandes beneficios en la década del 2000.

Entiendo que irá cambiando y se irá haciendo más profesional, como ha pasado en la gestión directa de activos, porque si no volveremos a cometer los mismos errores que se han cometido en el pasado.

La gestión del patrimonio es rentabilidad pero sobre todo confianza. ¿Donde invierto el dinero de mi padre, mi hija, mis amigos? En los fondos de inversión en donde conozco la política de inversión, conozco al gestor, y tengo acceso a la opinión del gestor y a la cartera q tiene casi en tiempo real. En mi caso, obviamente, toda esta confianza me la aportan mis compañeros de trabajo que gestionan fondos de Renta Fija, Retorno Absoluto y Renta Variable. Desde Renta 4 Gestora, queremos que la información de la que disponemos (que es mucha) sea compartida con nuestra red comercial y con los clientes y partícipes, por eso nos esforzamos todos los días en ganarnos vuestra confianza.

  

Javier Galán, Gestor de Renta Variable Europea de Renta 4 Gestora

@JGalanR4

 

Sobre los autores

Celso Otero (gestor de los fondos Renta 4 USA, Renta 4 Asia y Renta 4 Japón) escribirá sobre Asia, Japón y EEUU

Ignacio Victoriano (gestor de los fondos de renta fija de Renta 4) compartirá su visión sobre los tipos de interés, prima de riesgo, etc…

Alejandro Varela (gestor de Renta 4 Latinoamérica y Alhambra) dará su punto de vista sobre Latinoamérica y la situación de los mercados.

Javier Galán (gestor de los fondos de renta variable de España y Europa), opinará sobre empresas y sectores de la economía europea y española.

Categorías

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]