20 mayo, 2015 | 08:30

Hace más de un año, comentaba en un artículo que deberíamos asistir a la famosa gran rotación. La Gran Rotación hace referencia al efecto de los grandes distribuidores del capital (Capital Allocators en inglés), cuando traspasan sus posiciones de un activo a otro activo de manera masiva.

Evidentemente, me equivoqué en el timing, y quién sabe si no me voy a equivocar para siempre porque este efecto no se produzca nunca. Bueno, algo de este efecto estamos empezando a ver sobre todo en los fondos de inversión mixtos. Es decir, se están trasladando fuertes posiciones de dinero en depósitos o renta fija, hacia productos mixtos. En España este hecho se está viendo con bastante fuerza en el primer trimestre de 2015, y tiene toda la pinta de que el resto del ejercicio seguirá estando caracterizado por salidas de productos financieros con rentabilidades en 0% o en negativo, hacia productos que no son puramente de bolsa, pero que sí tienen cierto componente de mayor tolerancia al riesgo, en busca de mayor rentabilidad.

Ya saben, los que sigan mi blog y mis artículos, que no soy partidario de los fondos mixtos, prefiero invertir en al menos dos fondos de inversión (y si puedo en 6 o 10 fondos, mejor, ¡¡que es gratis!!), para que se obtenga una rentabilidad y una volatilidad más predecible y, en mi opinión, mejor gestionado. Pero no es el motivo de este artículo.

El motivo es que la gran rotación (desde activos de renta fija a activos de renta variable), si no se produce en los próximos meses o años, no se producirá nunca. ¿Por qué hago esta afirmación?

Está bastante claro que cuando los tipos están en 0%, la rentabilidad para los perfiles más conservadores, se debe esperar que sea muy baja, en torno al 0%. Pero cuando el 20% de las emisiones en Europa tienen tires negativas, no hay razón en pensar que los inversores racionales van a invertir su patrimonio en productos para perder dinero sí o sí....

Más si cabe si vemos el efecto de la subida de las tires de los bonos de renta fija en las últimas dos semanas. Algunos bonos de largo plazo han caído un 15% en apenas 10 días, y lo único que ha implicado es, por ejemplo, que el bono alemán a 10 años haya pasado de una TIR del 0,15% al 0,6%. No creo que una TIR del 0,6% a 10 años sea motivo para pensar que el activo en cuestión esté barato. En conclusión, los bonos de duraciones altas y los fondos de inversión que inviertan en bonos de duraciones altas, sufrirán pérdidas MUY relevantes, si en algún momento de los próximos meses/años, las rentabilidades de los bonos vuelven a sus medias históricas (bono alemán al 3,5%) o simplemente a tires razonables (¿2%?).

Y, si el inversor no quiere invertir en productos conservadores (depósitos y renta fija) para perder dinero, ¿dónde invertirá? Solo hay 3 activos donde los grandes distribuidores de capital pueden invertir: en el sector inmobiliario, en renta variable o debajo de la cama... (Por lo menos debajo de la cama no se pierde dinero, si no lo roban, claro).

Es cierto que las bolsas han subido mucho en estos casi 5 meses de 2015 pero también debemos pensar que las bolsas no están caras en términos históricos (aunque tampoco se puede decir que estén baratas), y que si estoy en lo cierto, y se produce el efecto de la Gran Rotación al que hago referencia, deberíamos esperar que los grandes flujos de inversión apoyen y presionen las cotizaciones de las empresas al alza, ya que es el único activo que ofrece crecimiento por encima de la inflación (los beneficios son crecientes), y rentabilidad por dividendo atractivo (la rentabilidad por dividendo se sitúa en el 3,5% anual). Veremos si verdaderamente se produce o en un año tendré que volver a escribir otro artículo entonando el "mea culpa".

 

Javier Galán, Gestor de Renta Variable Europea de Renta 4 Gestora

@JGalanR4

 

13 mayo, 2015 | 08:30

El rating de recomendaciones (de compra y de venta) entre los analistas que cubren compañías europeas se encuentra en los mínimos de los últimos 25 años, según un informe de Citi, que ilustran con el siguiente gráfico:

150428_blogcincodias1

Lo cierto es que del gráfico se obtienen importantes conclusiones, en mi opinión. La primera y más notoria, es que desde 1996 no había un gap tan grande entre las recomendaciones de los analistas y los retornos de las bolsas europeas.

En segundo lugar, da la sensación que, históricamente, los analistas van algo rezagados al comportamiento de las bolsas. Es decir, cuando las bolsas suben, los analistas van cambiando sus recomendaciones a comprar  y cuando las bolsas van bajando, van cambiando sus recomendaciones a vender. Por este motivo, da la sensación de ser un indicador rezagado o tardío.

Pero lo que está ocurriendo últimamente es que las bolsas europeas llevan un rally muy significativo en lo que llevamos de año (>+20%), y los analistas van rebajando las recomendaciones de compra hasta llegar, como se ve en el gráfico, a recomendaciones de compra en mínimos de los últimos 25 años. Es decir, los analistas están en los máximos de cautela o mínimos de complacencia de los últimos 25 años, según este gráfico de Citi.

No me atrevo a dar una recomendación o sacar una conclusión contundente con tan solo este gráfico, lo que sí que está claro es que la historia nos dice que tenemos que estar más preocupados si los analistas estuviesen igual de eufóricos que las bolsas.

 

 

Javier Galán, Gestor de Renta Variable Europea de Renta 4 Gestora

@JGalanR4

 

06 mayo, 2015 | 08:30

 

Hace unos meses publiqué un artículo en el que hacía referencia al riesgo “gestor” y riesgo “decisor”: Los fondos mixtos ganan la batalla pero ¿por qué no lo hacemos nosotros?

En el artículo quería transmitir el riesgo inherente en la inversión en un fondo mixto que es poco valorable y poco predecible. La conclusión del artículo era: “…En un fondo mixto se depende del acierto o error del gestor al que confías tu dinero, mientras que invirtiendo el porcentaje que se considere en un fondo de renta variable en el que se sienta cómodo, y el grueso restante en un fondo de renta fija, conseguiremos el efecto de un fondo mixto, con un riesgo conservador o moderado (dependiendo del porcentaje que se tenga en el fondo de bolsa básicamente), se está en fondos especializados en sus áreas de inversión y sobre todo, se limita el riesgo decisor, y se evita las habituales quejas de: “¿Por qué ha subido tan poco con lo que ha subido la bolsa? O “¿Por qué ha caído si se supone que no iba a invertir mucho en bolsa?”. En fin, el rendimiento de un fondo mixto creado por uno mismo es más predecible…”

En la siguiente tabla muestro las rentabilidades de los fondos mixtos, fondos de renta fija de corto plazo y fondos de renta variable europea:

150420_blog5dias1

150420_blog5dias2

Los gestores de renta fija mixta han obtenido una rentabilidad media un -1,75% menor (o 46% inferior) a la que deberían haber obtenido si hubiesen estado invertidos en el punto medio de exposición a renta variable que le permiten sus folletos, que, en el caso de un fondo de renta fija mixta es del 22,5%, ya que pueden estar invertidos entre el 15% y el 30% generalmente.

En el caso de los gestores de renta variable mixta, éstos, pueden estar invertidos entre el 30% y el 70% en renta variable, por lo que el punto medio es tener una exposición del 50%. Como muestro en la tabla, los gestores de renta variable mixta han estado invertidos en torno al 50% y han obtenido un resultado muy en línea con el resultado esperado.

Ahora bien, lo que para muchos inversores es bueno, para mí es un riesgo que no merece la pena correr. Para mí es un riesgo tener mucha flexibilidad, como la tiene cualquier fondo mixto. Me parece muy difícil acertar cual es el activo adecuado en cada momento.

Un fondo de renta fija mixto tiene la posibilidad de estar invertido hasta un 30% y un fondo renta variable mixta puede estar invertido hasta un 70% en renta variable. Desde mi punto de vista, tienen demasiada flexibilidad.

La media de rentabilidad de los gestores de los fondos mixtos al cierre del primer trimestre del año, muestra unas rentabilidades un -2,9% menor (o -76%) y un -3,61% menor (o -39%) a los que podrían haber obtenido si hubiesen estado invertidos en bolsa en el rango alto que les permite sus folletos (hasta el 30% si se es un fondo de renta fija mixto, y hasta el 70% si se es un fondo de renta variable mixta).

Soy un defensor del Asset Allocation propio a través de fondos de inversión para estar más diversificado. El motivo es que después de 15 años de experiencia en el sector de gestión de patrimonios y de instituciones de inversión colectiva, he aprendido que lo más difícil de predecir y donde mayores errores cometemos los inversores, es en el grado de exposición a bolsa que tenemos en cada periodo. Desde mi punto de vista, cada inversor o ahorrador debe decidir qué tolerancia al riesgo y qué volatilidad quiere tener, y distribuir su patrimonio entre fondos de renta fija conservadores y fondos de renta variable, acorde con su perfil de riesgo, de este modo, nunca correrá el riesgo decisor.

 

 

Javier Galán, Gestor de Renta Variable Europea de Renta 4 Gestora

@JGalanR4

 

29 abril, 2015 | 08:30

Las bolsas europeas están subiendo en el entorno del 20% en lo que llevamos de año, las valoraciones de las bolsas europeas ya no son baratas, en el mejor de los escenarios están en lo que consideramos fair-value o precio justo.

Si medimos las valoraciones de las bolsas por las valoraciones históricas a las que han cotizado (la mediana), tenemos los datos reflejados en la siguiente tabla:

150416_2blog5dias1

Las conclusiones más importantes de esta tabla, desde mi punto de vista son :

  1. En términos de PER’15e, Ibex y Euro Stoxx 50 están un 10% por encima de sus valoraciones históricas, no así el Stoxx 600 o el S&P 500 que se mueven en su valor justo en relación a su historia.
  2. En términos de rentabilidad por dividendo estamos en línea con lo que históricamente ha cotizado la renta variable.
  3. El Valor Contable de los índices está en línea de su historia.
  4. Los márgenes netos o de beneficio están muy por encima en el caso de EEUU, en línea con su historia en el caso de los índices europeos y todavía con mucho recorrido en el caso del Ibex 35

Por tanto, como he dicho en el primer párrafo, las principales bolsas se encuentran a grandes rasgos en sus niveles justos o fair value. Ahora bien, el resultado de los cálculos de promedios y medianas, son el resultado de años en los que las bolsas cotizan con descuento frente a su historia, y años en los que cotizan con prima. Rara vez cotizan como hoy casi en los mismos niveles que su mediana.

Hace 3 meses, las bolsas estadounidenses cotizaban más o menos en los mismos niveles que actualmente. Las bolsas europeas, sin embargo, cotizaban con un descuento del 15%, pero este descuento se ha evaporado con el tremendo rally del primer trimestre del año.

Desde mi punto de vista, una forma de expresar el momento en el que estamos actualmente es que las bolsas seguirán subiendo, pero que los inversores estamos sin red.

¿Qué quiero decir? Pues que los niveles en los que tenemos mayor margen de seguridad están un 20% por debajo de los niveles actuales y que por tanto, todo aquel inversor que invierta en bolsa actualmente, es muy probable que siga disfrutando de buenos retornos, pero con un mayor riesgo esperado y seguramente con mayor volatilidad.

La forma de trabajar este tipo de momentos de mercado, desde mi punto de vista, es mantener una posición razonable y acorde con la tolerancia al riesgo de cada uno en activos de renta variable pero dejando cierta liquidez para aprovechar momentos de correcciones de los mercados (que seguro que en algún momento tendremos), para incrementar la inversión en el único activo que puede ofrecer retornos razonables en los próximos años.

Como mantengo desde hace unos años, no habrá retornos razonables sin tener algo de exposición a renta variable, pero es muy importante señalar que el margen de seguridad o red, está significativamente por debajo de los niveles en los que hoy cotiza la renta variable, por lo que hay que actuar en consecuencia.

 

 

Javier Galán, Gestor de Renta Variable Europea de Renta 4 Gestora

@JGalanR4

 

22 abril, 2015 | 08:30

He obtenido dos gráficos de bloomberg que considero muy elocuentes de lo que está pasando con la rentabilidad de la renta fija que desde mi punto de vista cotiza con una prima que daría lugar incluso a hablar de burbuja de valoración en muchos de los activos. Y otro gráfico de la rentabilidad por dividendo de las compañías europeas.

En el gráfico inferior se puede ver el rendimiento de los bonos corporativos cuyo rating sea de BBB en los últimos 10 años. Cotiza en los mínimos históricos de rentabilidad,  aportando una yield de tan solo 1,23% anual. En los últimos 10 años, la rentabilidad de los bonos corporativos europeos BBB ha dado una TIR promedio de 4,09%, un máximo (en 2008) de 6,41%....y ahora solo aportan un 1,23%.

150416_blog5dias1

No sé si es una burbuja de valoración, pero lo que es seguro es que los activos de renta fija están muy caros.

Por otro lado, muestro en el gráfico inferior, la rentabilidad por dividendo de las 600 compañías europeas del Stoxx 600. La rentabilidad por dividendo del Stoxx 600 es del 3,14%, la del Euro Stoxx 50 es de 3,25% y la del Ibex 35 es de 3,40%. En los últimos 10 años, la rentabilidad por dividendo de estos 3 índices de renta variable europea tienen rentabilidades por dividendo del: 3,3%, 3,2% y 3,5% respectivamente. Es decir, cotizan en línea con lo que ha dado de rentabilidad por dividendo de la renta variable europea los últimos 10 años. No podemos decir entonces, que las bolsas estén caras si las valoramos en términos de rentabilidad por dividendo.

150416_blog5dias2

Conclusiones:

  • Los bonos BBB europeos cotizan un 70% por debajo de su media histórica.
  • La rentabilidad por dividendo de las compañías europeas cotizan igual que su media histórica
  • Si la renta variable cotizase con la misma prima con la que cotiza hoy en día su deuda corporativa, la rentabilidad por dividendo tendría que estar dando una rentabilidad del 1,10%
  • Si la renta variable tuviese una rentabilidad por dividendo del 1,10%, los niveles en los que tendrían que cotizar las bolsas europeas tendrían que estar un 200% por encima de los niveles actuales:
  • 1.200 de Stoxx 600 (hoy está en 400)
  • 11.100 de Euro Stoxx 50 (hoy está en 3.700)
  • 34.500 del Ibex 35 (hoy está en 11.500)

Niveles que de llegar a alcanzarse diríamos que son poco creíbles, que estaríamos en una burbuja, que es imposible de que los alcancemos. Me imagino que sería lo mismo que debieron pensar los gestores e inversores de renta fija cuando los bonos corporativos daban rentabilidades del 4,1% hace exactamente 3 años.

En cualquier caso, que no se me malinterprete por favor, no estoy diciendo que las bolsas tengan que cotizar a los estratosféricos niveles que he comentado, simplemente quiero mostrar que el momento de mercados que estamos viviendo, con la extraordinaria intervención de los bancos centrales, y especialmente en la cotización de la renta fija, tiene poco sentido económico, al menos en la economía que hemos estudiado algunos….

 

 

Javier Galán, Gestor de Renta Variable Europea de Renta 4 Gestora

@JGalanR4

 

15 abril, 2015 | 08:30

La búsqueda de rentabilidad o yield sigue empujando los activos que cumplen ciertos criterios de sostenibilidad de cash flows y dividendos. Los tipos de interés que en algunos bonos tanto estatales como corporativos llegan a ser negativos en plazos que nunca antes se habían visto (bono alemán a 6 años ofreciendo tires negativas y bono alemán a 10 años ofreciendo tires del 0,36%), hacen a la renta variable el único activo con el que se puede lograr rendimientos atractivos a través de sus dividendos.

Es más, el aplanamiento de la curva de tipos también juega un papel importante a la hora de dificultar la búsqueda de rentabilidad para muchísimos inversores y ahorradores. Nunca había sido tan difícil encontrar rentabilidad o yield en la historia, y desde nuestro punto de vista, el escenario macroeconómico y de los mercados financieros no pueden más que favorecer el comportamiento de las empresas que tenemos en cartera y por tanto del comportamiento de nuestro fondo de dividendo.

La única manera de lograr retornos es invertir en bolsa. Poco a poco los inversores se van dando cuenta de este hecho, cuanto más tarden en reconocer que el ahorrador debe ser más tolerante al riesgo, más recorrido y a mayor horizonte temporal, tendrá la subida de las bolsas.

El razonamiento para poseer acciones y no bonos de un gran número de ahorradores y de capital nunca ha sido tan fuerte como lo es hoy en día. El único escenario en el que podemos pensar en el que la búsqueda de yield a través de la compra de acciones con alta rentabilidad por dividendo y alta generación de caja no funcionaría para los próximos años sería que tuviésemos una nueva recesión o que los tipos de interés suban de manera rápida en los próximos años, hechos que no vemos ni cercanos.

Para buscar las compañías que mayor seguridad nos dan a la hora de invertir en alta rentabilidad por dividendo, Renta 4 Cartera Selección Dividendo FI, fondo de inversión que invierte en compañías con alta rentabilidad por dividendo europeas, utiliza los siguientes procedimientos:

150311_blo1

Y para invertir o desinvertir de cualquier compañía, en la construcción de cartera se realiza el siguiente proceso:

150311_blo2

En la construcción de la cartera hoy en día, el fondo y el equipo de gestión tratamos de encontrar compañías que cumplen estos requisitos:

  1. Alta rentabilidad por dividendo pero mayor free cash flow (ej. Novartis o Vinci)
  2. Alta rentabilidad por dividendo y buenas expectativas de crecimiento del beneficio (ING o Vodafone)
  3. Alta rentabilidad por dividendo y bajísimo riesgo de balance en relación a los bonos estatales y corporativos (Unilever o Nestle)

 

 

Javier Galán, Gestor de Renta Variable Europea de Renta 4 Gestora

@JGalanR4

 

08 abril, 2015 | 08:30

Hace unas semanas recibí una interesantísima nota de UBS argumentando que el QE del BCE va a provocar un efecto crowding out en la inversión en renta fija europea, y cuya incidencia en el resto de activos de inversión puede ser muy relevante.

La conclusión es que el mercado de crédito europeo no es lo suficientemente grande para absorber las compras de 60bn mensuales (720bn al año) del BCE (7,5% del PIB de Europa), y que por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial, el stock de activos de renta fija disponible para la inversión se va a reducir.

150311_blogcincodias1

El volumen de activos de renta fija en Europa disponible para la inversión, según la nota de UBS, va a disminuir en 414bn o 4,4% del PIB de Europa. ¿Dónde va a ser invertido este dinero? Parece inevitable que parte de la cantidad “expulsada” del mercado de renta fija acabe en la bolsa.

150311_blogcincodias2

Si el mercado de renta fija casi todos consideramos que está en precio de burbuja, no es así el caso de la bolsa que aunque ya no está barata en términos históricos, está a ratios de valoración razonables y en línea con la media histórica (15x PER2015e; rentabilidad por dividendo del 3,3%, P/VC de 1,7x, márgenes EBITDA del 15% y márgenes sobre beneficios del 6%). En la tabla inferior muestro estos ratios:

  150311_blogcincodias3

¿Qué supondría que estas hipótesis se cumpliesen?

Que habrá entradas fuertes de flujos de capital en activos de renta variable durante los próximos años a medida que el efecto crowding out sobre los activos de renta fija se va produciendo.

La estrategia por tanto sería la de comprar renta variable en correcciones y mantener en subidas (no vender)

 

Javier Galán, Gestor de Renta Variable Europea de Renta 4 Gestora

@JGalanR4

 

01 abril, 2015 | 08:30

En el día que estoy escribiendo este artículo, las bolsas europeas están subiendo por encima del doble dígito.

150311_blog5dias1

Esto pone las valoraciones bastante más exigentes de lo que estaban hace tan solo dos meses, pero no significa ni mucho menos que las bolsas europeas no tengan potencial.

En primer lugar, muestro los principales ratios de valoración de los principales índices europeos y los comparo con las valoraciones que han tenido estos mismos índices en los últimos 20 años:

150311_blog5dias2

150311_blog5dias3

Básicamente, las valoraciones de los índices europeos están más o menos en línea con sus valoraciones históricas con excepciones como el Ibex 35 que en términos de PER’15 está caro en relación a su mediana histórica, pero que en realidad cotiza en linea a las valoraciones del resto de índices europeos.

Pero estas valoraciones tienen bastantes lagunas. El mercado no está mirando estos ratios si no el siguiente gráfico (fuente Citi):

150311_blog5dias4

El PER ajustado al ciclo en Europa sigue muy deprimido y muy lejos de su media histórica. Este hecho se explica por la diferencia entre los beneficios que generan hoy las compañías europeas y los beneficios que generaron en 2007, los cuales están un 40% por encima de los actuales.

El resumen sería que si los beneficios europeos alcanzasen los beneficios logrados en 2007, el PER del Euro Stoxx 50 sería de tan solo 10x y el Ibex 35 estaría a 8,5x. Reconozco que no es fácil llegar a ver los beneficios generados antes de la crisis en los próximos 2 o 3 años, especialmente por el notable peso del sector bancario que cuesta mucho trabajo ver que vuelvan a ganar lo que lograron en un mundo extremadamente apalancado, con tipos de interés en el 6%, y mucho menos regulado que hoy, pero la realidad es que hay mucho potencial de beneficio por recuperar.

 

Javier Galán, Gestor de Renta Variable Europea de Renta 4 Gestora

@JGalanR4

 

25 marzo, 2015 | 08:30

Muchas veces al mirar a nuestro alrededor consideramos que lo que está aconteciendo es lo que ha sido siempre y consideramos que las situaciones son más estáticas de lo que realmente son en realidad. Nos encontramos actualmente en un entorno con tipos de interés bajos, con un entorno con inflación casi inexistente, con elevadas tasas de paro, con el PIB creciendo levemente en la mayoría de los países desarrollados y consideramos que eso va a mantenerse por un largo espacio de tiempo.

A la hora de analizar las compañías, también podemos caer en el mismo razonamiento, ya que es muy fácil afirmar que las grandes compañías mundiales van a seguir en su sitio siempre, ya que si se ven amenazados tienen el suficiente musculo financiero para comprar a los posibles competidores.

Por tanto vamos a ver si realmente es cierta esta afirmación y veamos en distintos espacios de tiempo quienes eran esos campeones:

150304_blog5dias1

En la tabla podemos ver que de las 20 mayores compañías por capitalización en el año 1990 solo quedan 9 en nuestro ranking.

Una vez visto esto, sin más información se podría pensar que como las cotizaciones se mueven, hoy puede que no estén pero que volverán a estar en el top dentro de unos años. Por tanto vamos a analizar los últimos 15 años para ver qué ha pasado viendo sus capitalizaciones.

150304_blog5dias2

Aunque vemos que algunas de las compañías de mayor capitalización en 2000 siguen a la cabeza a fecha de hoy como es el caso de Microsoft, vemos como la compañía ha perdido el 27% de su capitalización, asimismo vemos como General Electric se mantiene en el TOP 20 pero con un 43% menos de capitalización. Asimismo vemos como el S&P 500 en este mismo plazo ha conseguido sumar casi un 50%.

En esas fechas, cuando leíamos los informes sobre las perspectivas de las compañías a largo plazo, podíamos ver un futuro halagüeño para ellas y debido a su tamaño se les veía como las compañías que siempre estarían a nuestro lado.  Pero el tiempo ha pasado y el mundo ha evolucionado. Hasta 1983 no se vendió el primer móvil, solo al alcance de unos pocos y hoy en día hay el mismo número de móviles en activo que personas en el mundo. En ese mismo tiempo veíamos como compañías desaparecían o eran compradas por otras a precio de saldo.

Nunca hay que fiarse en exceso de las rentabilidades pasadas, ya que no garantizan en absoluto las rentabilidades futuras. Si todo el mundo inversor esta positivo en una compañía, ¿Cuál va a ser el nuevo inversor en tomar posiciones?

 

Celso Otero, Gestor de Fondos de Renta 4 Gestora

@celsootero

 

18 marzo, 2015 | 08:30

Llevo años escuchando a todo tipo de inversores (desde los considerados cualificados, como los no cualificados): “sí, bates a tu índice de referencia pero no tienes en cuenta el dividendo”

Efectivamente, muchos fondos a la hora de compararse, se comparan con un índice de referencia o benchmark, no incluyendo la rentabilidad por dividendo del índice en cuestión. Este hecho, hace que algunos inversores critiquen lo que para ellos es injusto o es una trampa de comparación.

La realidad es que ningún inversor indexado consigue obtener la rentabilidad bruta de un índice de referencia por muy ajustado al índice que esté. ¿Qué variables se deben tener en cuenta a la hora de calcular la rentabilidad real que se obtiene de un ETF, fondo indexado o cartera de acciones con el mismo peso que un índice de referencia?

En primer lugar, siempre hay que tener en cuenta la fiscalidad del dividendo. Si se invierte en compañías españolas, el dividendo que se cobra está retenido por Hacienda en un 20%, es decir, si la rentabilidad por dividendo actual del Ibex 35 es del 3,6%, cualquier inversor que tenga una cartera de acciones que repliquen el Ibex 35 o bien un ETF del Ibex 35, tendrá una retención del 20%. Esto quiere decir, que en realidad un inversor obtiene una rentabilidad por dividendo del 2,88%, siempre y cuando su entidad financiera no le cobre gastos o comisiones por la gestión administrativa de ese dividendo. A mayor rentabilidad por dividendo del índice, mayor diferencia a favor del índice y en contra del inversor indexado.

En este punto, es muy importante mostrar que si en lugar de invertir en compañías españolas, se invierte en compañías internacionales o ETF extranjeros, la retención fiscal sobre los dividendos son sustancialmente superiores, llegando a ser cerca del 40% del total del dividendo pagado por un activo internacional. El motivo principal es la doble imposición del dividendo tanto en España como en el país de origen. Para que nos hagamos una idea, la rentabilidad por dividendo real de un ETF extranjero sobre el Euro Stoxx 50 o una réplica con una cartera de acciones que invierta en las 50 compañías que componen el índice europeo, en lugar de ser del 3,3% es del 1,98%.

Solamente con la fiscalidad sobre los dividendos tenemos una disminución de la rentabilidad real o neta sustancial.

En segundo lugar está el cálculo que erróneamente se hace de la reinversión del dividendo en acciones. Primero porque como comento en los párrafos anteriores, es inviable reinvertir el total del dividendo, porque entre otras cosas, no se cobra el dividendo bruto que pagan las compañías. En segundo lugar porque desde que se descuenta el dividendo de la acción hasta que se cobra (especialmente en gran parte de los activos internacionales), el dividendo pasan semanas e incluso meses. Y en tercer lugar porque comprar o vender acciones suponen gastos de corretajes que nadie parece que tomen en cuenta.

Por último, están los gastos de comisiones, custodia y administración por mantener un activo nacional o internacional en una entidad financiera. Este dato varía mucho entre entidades, pero para patrimonios bajos, hace inviable la inversión en una cartera de 35 o 50 acciones, ya que normalmente las comisiones de custodia y administración se cobran por número de empresas en cartera y no por patrimonio. En el caso del ETF este gasto es menor, ya que la custodia y administración sería de un solo activo, por lo que el coste es más asumible.

En definitiva, los cálculos que hemos hecho desde la gestora es que la rentabilidad neta real de un inversor que invierta en la réplica de un índice de referencia o benchmark supone más de un 2% de peor rentabilidad anualizada que la rentabilidad total o bruta de un índice de referencia o ETF español, y de más del 3% de peor rentabilidad si los activos son extranjeros.

 

150316_blog5dias1

150316_blog5dias2
150316_blog5dias3
150316_blog5dias4

Celso Otero, Gestor de Fondos de Renta 4 Gestora

@celsootero

 

Sobre los autores

Celso Otero (gestor de los fondos Renta 4 USA, Renta 4 Asia y Renta 4 Japón) escribirá sobre Asia, Japón y EEUU

Ignacio Victoriano (gestor de los fondos de renta fija de Renta 4) compartirá su visión sobre los tipos de interés, prima de riesgo, etc…

Alejandro Varela (gestor de Renta 4 Latinoamérica y Alhambra) dará su punto de vista sobre Latinoamérica y la situación de los mercados.

Javier Galán (gestor de los fondos de renta variable de España y Europa), opinará sobre empresas y sectores de la economía europea y española.

Categorías

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]