Blog realizado por expertos de Pictet con las perspectivas de actualidad de la economía, los mercados y la gestión patrimonial, así como la gestión de activos y fondos de inversión.

Imagen de Gonzalo Rengifo Abbad

Gonzalo Rengifo Abbad, director general de Pictet AM en Iberia y Latam Fue subdirector general de Schroders en España para distribución de fondos de inversión y director de banca privada de Banco Urquijo. Está Licenciado por CUNEF en ciencias económicas y empresariales, especialidad en finanzas.

Imagen de Luis Sánchez de Lamadrid

Luis Sánchez de Lamadrid, director general de Pictet WM en España. Fue consejero delegado de BSI/Banca del Gottardo en España y director de banca privada de UBS en España. Bachelor in Business Administration por European University, está posgraduado en Finanzas por ICADE y Executive MBA por Instituto de Empresa. Es profesor en Instituto de Estudios Bursátiles (IEB).

Imagen de Patricia de Arriaga

Patricia de Arriaga, subdirectora general de Pictet AM en España Fue directora técnico-comercial para instituciones en España, Andorra y Portugal en Société Générale AM. Anteriormente fue directora de servicio institucional de BNP Paribas AM y directora de Inverseguros Gestión SA SGIIC. Antes trabajó con Iberdealer Sociedad Mediadora.

Imagen de Carlos González-Mesones

Carlos González-Mesones, gestor de patrimonios senior de Pictet WM en España Se ocupó anteriormente de gestión carteras para instituciones y banca privada en Banque Privée Edmond de Rothschild. Trabajó como trader en las agencias españolas CM Capital Markets y Mercavalor SV S.A. Está licenciado en economía por la Universidad Complutense de Madrid y cursó el programa superior de gestión de carteras del Instituto de Empresa y estudios avanzados de especialista en renta fija IEB (Instituto de Estudios Bursátiles).

Imagen de Gustavo Pardo Fernández-Balbuena

Gustavo Pardo Fernández-Balbuena, gestor de patrimonios senior de Pictet WM en España Fue consejero delegado de BSI/Banca del Gottardo Gestion SGIIC y anteriormente director de renta variable de Inversafesi SGIIC.

abril 2017

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« marzo 2016 | Inicio | mayo 2016 »

22 abril, 2016 | 08:02

Estamos en un año complicado con expectativas de rentabilidad más limitada que en periodos anteriores, básicamente porque los crecimientos de economías y de los beneficios de las compañías son menores. Muchos inversores abandonaron la renta variable durante las turbulencias de principios de año y se mantienen al margen y más recientemente, a pesar del repunte de los activos de riesgo, persisten muchos riesgos políticos y económicos y el ritmo de crecimiento de beneficios empresariales sigue débil.

Ahora el petróleo parece estabilizarse en 40 dólares/barril, en EE.UU. hay mejora del empleo y datos de directores de compras en expansión y en China el sector manufacturero ha repuntado. Pero seguimos prudentes respecto el panorama económico global.  Las políticas monetarias de los bancos centrales están de-sincronizadas, el ritmo de crecimiento sigue débil en la mayor parte del mundo desarrollado, China sigue inmersa en una difícil transición y hay evidente falta de crecimiento de beneficios empresariales.  En concreto estimamos un crecimiento de beneficios en Europa de 1 a 3%, similar en EEUU.

En Europa la economía crece por debajo de la de EEUU, aunque hay señales de mejora del crédito y el PIB real de la Euro Zona puede pasar de 1,5% en 2015 a 1,8% en 2018, en gran parte por demanda interna, pero también repunte de inversión.  De hecho 2015 fue excepcional para la economía española, con un crecimiento del PIB cercano a 3,5% y este año, cuando se solucione la incertidumbre política puede ser de 3%.  Además vuelve el crecimiento en países como Italia, aunque hay que ver si es sostenible.  Al respecto es importante valorar las medidas del BCE de estos cuatro años, las últimas encaminadas a mejorar la rentabilidad de las instituciones financieras. Hay que tener en cuenta que los bancos, con tipos de interés bajos, ven mermada su rentabilidad y la mejora de la rentabilidad en la banca comercial es especialmente buena para las instituciones españolas.  Efectivamente, el crédito bancario en la Euro Zona, que ya ha aumentado, puede facilitarse con las nuevas operaciones TLTRO del BCE.

Sin embargo la inestabilidad política dificulta las inversiones y afecta al consumo, los pilares de la economía. En este sentido la posibilidad de salida del Reino Unido de la Zona Euro, dado el peso internacional de su economía, afecta también al resto de Europa y mundo. Ya hemos visto importantes entidades financieras y empresariales apoyando que se quede en la Unión Europea.  En función de las encuestas veremos incremento de volatilidad en los mercados y penalización de expectativas respecto a compañías con presencia en Reino Unido.  Hay que tener en cuenta que la City es el segundo centro financiero mundial y se vería gravemente perjudicada en favor de Fráncfort, París y también Luxemburgo, la capital financiera de Europa continental, de excelente seguridad jurídica.

Mientras el BCE incluirá deuda empresarial en su programa de compras y eso, tras el parón de los primeros meses de este año, junto con tipos de interés bajos, incentiva a las empresas a emitir.  Es el caso de las compañías españolas que están alargando vencimientos y rebajando costes de financiación. Algunas tenían un nivel de apalancamiento por encima de lo recomendable, pero han venido unidades o actividades no estratégicas y están aprovechado para cambiar de perfil de deuda.  En solo dos semanas han captado 5.800 millones de euros en bonos senior, 43% más que en el mismo periodo de 2015. Ello tiene impacto en su cuenta de resultados y sobre todo fortalece su posición estratégica ante oportunidades de crecimiento y fusiones y adquisiciones.

Hay que ser tácticos, tratando de aprovechar la alta volatilidad, para una rentabilidad modesta

En este estado de cosas las expectativas de revalorización en 2016 son bajas y más que plantear una estratégica a gran escala hay que ser tácticos, tratando de aprovechar la alta volatilidad. Además es esencial la calidad de los balances de las acciones.

En concreto vemos oportunidades en acciones de valor en el Viejo Continente, donde las cotizaciones son más baratas que en EEUU.  Además en EEUU consideramos compañías de consumo, que sustentan su economía.  A ello se añade, que para algunos clientes que pueden tolerar mejor el riesgo puede ser apropiado la inversión en acciones de Japón. Pero los mercados emergentes seguirán provocando volatilidad. Están en transición estructural a modelos de crecimiento basados en demanda interna y conviene una exposición limitada.

En renta fija, con rentabilidades a vencimiento tan bajas hay que ser tremendamente selectivo.  La rentabilidad de la deuda del Tesoro de EEUU a diez años, baja, es mayor que en países centrales de la Euro Zona y Japón y dada la menguante relación entre riesgo y rentabilidad en renta variable quizá no sea momento de abandonarla. 

De todas formas, aunque sea más complicado, todavía es posible encontrar oportunidades en renta fija, en concreto en deuda empresarial de mercados emergentes, que proporciona 2 a 3% de mayor rentabilidad a vencimiento que el crédito en Europa. Además conviene determinada deuda empresarial de alta rentabilidad respecto a deuda grado de inversión.  En EEUU, con la caída del precio del petróleo la deuda de compañías energéticas ofrece una rentabilidad mayor que la deuda de una calidad crediticia similar de otros sectores y con el precio del petróleo a nivel de 40 dólares/barril se pueden generar oportunidades en deuda de compañías petroleras o energéticas de pequeñas y mediana capitalización.

Luis Sánchez de Lamadrid, director general de Pictet WM en España.

Variación de tipos de interés

05 abril, 2016 | 07:47

Nos hace falta tranquilidad, sobre todo con el comienzo de año tan revuelto que hemos tenido, caracterizado por un alto grado de preocupación entre los inversores que habían empezado a estructurar sus carteras a un nivel de precios alto en los mercados. Pero no hay que dejarse llevar por el día a día y el muy corto plazo.

De hecho, bajo una perspectiva de medio y largo plazo, somos más optimistas. Entre otras cosas hay que tener en cuenta que el precio del petróleo tiende a estabilizarse y ello reduce la volatilidad en los mercados, lo que debe proporcionar un cierto soporte. Nuestro escenario principal de trabajo es que el precio del petróleo se estabilice en el rango 40-50 dólares/barril.

De todas formas 2016 se va a caracterizar por rentabilidades moderadas. Debemos olvidarnos de obtener rentabilidades de doble dígito en renta variable, sino más bien en línea con el incremento de beneficios esperados, entre el 5 y 7%, dependiendo de la región. Además continuarán los episodios de alta volatilidad, sobre todo ante las incertidumbres que pueden surgir en lo que queda de ejercicio. Es el caso de las elecciones presidenciales en EEUU, cuestiones geopolíticas en torno a Siria, posible salida del Reino Unido de la UE e incluso nuevas elecciones generales en España el 26 de junio, coincidiendo con el referéndum en Inglaterra. De hecho el mercado ya se mostrado los últimos años muy sensible a este tipo de incertidumbres.

El crecimiento económico va a ser positivo en los dos próximos años

El crecimiento económico va a ser positivo este año y en 2017, tanto en Europa, como EEUU y Japón. Aunque es posible discutir si se trata de niveles ideales, va a ser crecimiento económico positivo al fin y al cabo. A esto se le está dando poca importancia, pero proporciona soporte y va a acabar permeabilizando en los mercados emergentes. Ya estamos viendo en Latinoamérica que aunque se siga deteriorando lo está haciendo a un ritmo mucho menor y parece estar tocando suelo. Por su parte Asia está bastante más adelantada en el ciclo, incluso con políticas monetarias expansivas en algunos países, destinadas a incentivar el consumo doméstico. Así que estabilización y crecimiento económico son nuestro escenario central de trabajo, lo que puede proporcionar tranquilidad para estructurar la cartera de inversión.

Con el dólar débil se abren oportunidades en emergentes

Además consideramos que el dólar ya ha experimentado su revalorización potencial frente al euro, en un recorrido desde 1,4 a 1,08. El dólar, dada la política monetaria no expansiva y tipos de interés al alza en EEUU debiera revalorizarse frente al euro, sobre todo porque la Euro Zona sigue inyectando liquidez. Pero, aunque las políticas monetarias sean distintas, hay que tener en cuenta que el crecimiento real -descontando inflación - en ambas regiones es básicamente el mismo. Además se ha observado empíricamente los últimos 30 años en los ciclos en EEUU que el dólar se debilita cuando todo apunta a lo contrario. Creemos que es la misma situación actual. Hay que tener en cuenta que EEUU necesita una moneda débil. En concreto el rango de cambio con el euro puede situarse entre 1,1 y 1,5. En ese estado de cosas para el inversor se amplía el abanico de oportunidades en activos como mercados emergentes, cuyas monedas han sufrido una fuerte depreciación respecto al dólar, sobre todo las relacionadas con materias primas. También favorece a los mercados emergentes el que sea previsible que los tipos de interés suban de forma muy gradual en EEUU, pues entendemos que la Reserva Federal no puede arriesgar el crecimiento económico.

Japón va a tener crecimiento moderadamente positivo

Por su parte el yen viene de niveles de tipo de cambio de 80 con el dólar de hace cinco años. Al respecto las compañías exportadoras japonesas tienen una estructura productiva para generar beneficios con tipos de cambio entre 80 y 90 por dólar y a 113-120 siguen siendo muy eficientes. Además el bajo precio del petróleo favorece sus márgenes. De ahí que el crecimiento en ventas y beneficio bruto de explotación de algunas compañías japonesas haya llegado a ser de 40% en 2013 y 2014. Es verdad que en Japón, a diferencia de Europa y EEUU, la capacidad de cambiar las actitudes e implantar medidas es mucho más lenta de lo que se piensa -las políticas de reformas conocidas como "Abenomics" van por buen camino, aunque van a tardar en implantarse-, pero su gobierno dispone de tres años por delante y su Banco Central está alineado, contribuyendo con su política expansiva a generar la inflación de la que carecían los últimos diez años. A ello se añade que sus tipos de interés están en terreno negativo, lo que contribuye a que sus ahorradores, los mayores del mundo, salgan de deuda soberana de su país e inviertan en otros activos como acciones. El problema fundamental de Japón es demográfico -su población puede pasar de 120 a 90 millones los próximos 50 años. Pero los próximos dos a tres años va tener crecimiento moderadamente positivo, como Europa y EEUU.

Empieza a ser habitual incorporar 5% a 10% de inversión temática

El caso es que, más allá del corto plazo, la inversión tradicional y la gestión pasiva, conviene prestar atención en algunas ideas de inversión interesantes a medio y largo plazo, siendo más innovadores. En este ejercicio destaca la inversión temática, impulsada por mega tendencias es decir cambios estructurales para los próximos 20 años en la sociedad y economía, independientes del ciclo, globales y multi-sectoriales, que facilita la exposición a industrias no presentes en índices tradicionales. Así, empieza a ser una práctica habitual incorporar en la parte de renta variable de las carteras entre 5% y 10% a esta inversión, con intención de mantenerla estructuralmente al menos dos a tres años, lo que proporciona diversificación. Es el caso de las industrias de la madera, energías renovables, agricultura, salud o incluso robótica. En definitiva se trata introducir innovación. Como la digitalización de la economía, que cambia el modelo de comercialización y consumo. Para dentro de diez años "todo estará en nuestra mano", desde comprar un coche o unas entradas de cine a abrir una cuenta bancaria y contratar un seguro, incluso acometer inversiones. Otras mega-tendencias implican oportunidades en industrias como agua. Globalmente se trata de 300.000 empresas relacionadas con concesiones e infra-estructuras, tecnologías y medio ambiente, de las que sólo cotizan un 15% y lo realmente interesante es que cuentan con una dinámica muy estable en el tiempo.

En cualquier caso antes de acometer está inversión el inversor debe, como siempre, asesorarse bien.

Gonzalo Rengifo, director general de Pictet AM en Iberia y Latam.

Divisas vs USD

Imagen de Paula Satrustegui

Paula Satrustegui profundizará en las novedades fiscales y relativas a la seguridad social, que afectan a la planificación de las finanzas personales de los profesionales.

Imagen de Belén Alarcón

Belén Alarcón trasladará su experiencia de asesoramiento patrimonial y planificación financiera a través de las preguntas más relevantes que debe plantearse una persona a lo largo de su vida.

Imagen de Enrique Borrajeros

Enrique Borrajeros escribirá sobre temas relativos a la relación entidad – asesor, finanzas conductuales y tendencias y novedades en el asesoramiento financiero nacional e internacional.

Imagen de Francisco Márquez de Prado

Francisco Márquez de Prado, analizará activos y productos financieros, con sus ventajas e inconvenientes, para cada tipo de inversor.

Imagen de Íñigo Petit

Íñigo Petit tratará temas relacionados con la evolución de la industria de fondos de inversión y planes de pensiones y aspectos relacionados con la educación financiera

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]