13 abril, 2012 | 09:12

Según parece, Cristina Kischner está madurando la decisión de nacionalizar YPF la filial argentina de REPSOL. De ser adoptada, la decisión supondría un paso más en la deriva bananera de la citada mandataria que progresa adecuadamente en la dirección iniciada por su marido, fundador de la dinastía.

Bebiendo en las fuentes más turbias del Peronismo, agitando los resortes más rancios del nacionalismo, cultivando el odio más atávico a los gallegos y sacralizando el populismo parasindical, la saga dinástica lleva años alejando a Argentina de los cánones occidentales y aproximándola a los moldes plataneros de algunos países de su región.

Hostigando a las empresas extranjeras, paseando el fantasma de las Malvinas, abusando de los resortes del poder, acosando a la oposición política interna..., la presidenta reactiva los peores resortes que han marcado la historia argentina impidiendo, una vez más, el desarrollo fructífero del magnífico potencial de su país -en recursos económicos y humanos-.

Sin duda, se trata de un mal escenario para las numerosas empresas españolas allí instaladas y para la inversión extranjera en general. Pero especialmente y sobre todo, es un marco dramático para Argentina y los argentinos que, de nuevo, están obligados a vivir una página gris de su historia.

Según parece, Cristina Kischner está madurando la decisión de nacionalizar YPF la filial argentina de REPSOL. De ser adoptada, la decisión supondría un paso más en la deriva bananera de la citada mandataria que progresa adecuadamente en la dirección iniciada por su marido, fundador de la dinastía.

Bebiendo en las fuentes más turbias del Peronismo, agitando los resortes más rancios del nacionalismo, cultivando el odio más atávico a los gallegos y sacralizando el populismo parasindical, la saga dinástica lleva años alejando a Argentina de los cánones occidentales y aproximándola a los moldes plataneros de algunos países de su región.

Hostigando a las empresas extranjeras, paseando el fantasma de las Malvinas, abusando de los resortes del poder, acosando a la oposición política interna..., la presidenta reactiva los peores resortes que han marcado la historia argentina impidiendo, una vez más, el desarrollo fructífero del magnífico potencial de su país -en recursos económicos y humanos-.

Sin duda, se trata de un mal escenario para las numerosas empresas españolas allí instaladas y para la inversión extranjera en general. Pero especialmente y sobre todo, es un marco dramático para Argentina y los argentinos que, de nuevo, están obligados a vivir una página gris de su historia.

03 abril, 2012 | 09:16

Es evidente que ofrecer a los contribuyentes que han incumplido sus obligaciones tributarias la posibilidad de regularizar su situación pagando solo un 10% tiene que desagradar a los que hemos pagado en el momento que debíamos  todo lo que nos tocaba pagar.

Sin duda, se trata de una medida excepcional en una situación de extraordinaria emergencia. Por ello, sorprenden algunas reacciones.

Se ha llegado a decir que es una medida ilegal, pues una ley previa prohíbe que en España se apliquen amnistías fiscales. Primero, no es una amnistía (como sí fueron las aplicadas por Boyer y por Solchaga), pues hay que pagar el 10% (en aquéllas, no se pagaba nada). Segundo, una ley posterior deroga una anterior. En consecuencia, no hay ilegalidad alguna.

Se ha llegado a decir que es inconstitucional, pues la Constitución exige que el sistema tributario incorpore el principio de justicia. Primero, también es una exigencia constitucional el principio de suficiencia ¿no?. Segundo, si se aplica ese rasero, todo nuestro sistema impositivo sería inconstitucional (rentas del capital vs rentas del trabajo; diferencias tributarias por autonomías; régimen común frente frente a sistemas vasco y navarro de cupo...). En consecuencia, es tan constitucional o inconstitucional como el conjunto del sistema tributario.

Se ha llegado a decir que es una desvergüenza y falta de ética. Aquí me detengo. ¿Quien lo ha dicho?. Contaré lo del pirómano y el bombero.

Un pirómano prendió fuego a su casa. LLegó un bombero y con mucho esfuerzo logró apagar las llamas. Cuando estaba enrollando su manguera, el pirómano se le encaró espetándole ¡Me has dejado el suelo lleno de agua y espuma!

28 marzo, 2012 | 11:58

Mañana tendrá lugar la huelga general que, sin duda, constituye un derecho reconocido en nuestro ordenamiento, por lo que nada hay que objetar jurídicamente a su convocatoria.

Ahora bien, otra cuestión es el seguimiento que tenga y, especialmente, el modo en el que se desarrolle, estando probablemente ambas circunstancias estrechamente relacionadas.

De una parte, es objetivamente cierto que a mayor seguimiento, mayor coste económico para el país. Los especialistas han cifrado entre 3.000 y 10.000 € -según la incidencia laboral que exista- lo que nos costará la huelga en términos de producción perdida, lo que no resulta precisamente despreciable en la actual situación.

Con todo,lo que resultaría grave -extremadamente grave- sería que se dieran situaciones de violencia ejercida por los piquetes huelguistas. Y lo sería por dos motivos. Primero, porque desvirtuaría la cifra de seguimiento real del paro (no es legítimo contar como huelguista a aquél al que por presión o intimidación se le obliga a hacer huelga. Segundo, porque dañaría la imagen de España en un momento en el que esta variable resulta fundamental para recuperar la confianza de los mercados.

Lo cierto es que los antecedentes no invitan al optimismo. La práctica habitual de los sindicatos ha sido inundar las primeras horas de los días de huelga de un sinfín de actos violentos que dificultan, cuando no impiden, el ejercicio del derecho al trabajo, a la movilidad, al consumo...

Pues bien, una imagen de España "a la griega" sería la peor noticia para la economía española. Pero conocidas las experiencias pasadas y vistas las actitudes sindicales, no caben demasiadas esperanzas.

 

24 marzo, 2012 | 19:22

EL ALTOZANO TRIBUTARIO  (nº 1) ha sido elaborado por CARRILLO & RUIZ-JARABO ASESORES con la dirección de Ignacio Ruiz-Jarabo Colomer (socio director) a partir de la información suministrada por los siguientes informes estadísticos de la Agencia Estatal de Administración Tributaria:

 

          Informe Anual de Recaudación Tributaria (2.011)

          Informe Mensual de Recaudación Tributaria (enero/2.012)

          Informe de Ventas, Empleos y Salarios en las Grandes Empresas (enero/2.012)

          Informe de Matriculación de Vehículos (enero/2.012)

 

 

RECAUDACION TRIBUTARIA                 TOTAL         IRPF           IVA        II. EE.        I. s/ S.       OTROS

2.007  ingresos del ejercicio          200.771     72.680     55.874     19.690      44.899         7.601

           porcentaje s/ el total                                 36,5%       28,1%          9,9%         22,6%           3,8%

           variación interanual                  11,9%         15,6%        2,2%           6,4%         20,5%         24,5%

2.008  ingresos del ejercicio         173.466      71.352    48.051      19.473      27.473         7.221

           porcentaje s/ el total                                 32,1%      21,6%           8,8%         12,3%           3,2%

           variación interanual                 -13,6%         -1,8%     -14,0%         -1,1%        -39,1%          -5,0%

2.009  ingresos del ejercicio         143.977      63.860    33.588      19.259      20.207         7.062

           porcentaje s/ el total                                 33,2%      17,5%         10,0%         10,5%           3,7%

           variación interanual                 -17,0%       -10,5%     -30,1%         -1,1%        -26,1%          -2,2%

2.010  ingresos del ejercicio          159.527     66.989    49.106      19.721      16.206         7.472

           porcentaje s/ el total                                 42,0%      30,8%         12,4%         10,2%           4,7%

           variación interanual                   10,8%         4,9%       46,2%          2,4%        -19,8%           5,8%

2.011  ingresos del ejercicio          161.760     69.803    49.302      18.893      16.611         7.061

           porcentaje s/ el total                                 43,2%       30,5%        11,7%         10,3%           4,4%

           variación interanual                    1,4%          4,2%         0,4%        -4,2%           2,5%          -5,5%

2.012  ingresos del ejercicio*          13.271     10.161          285        1.605           117         1.103

           porcentaje s/ el total                                 76,6%         2,1%        12,1%           0,9%           8,3%

           variación interanual*                -12,9%        -4,5%      -63,4%         -7,9%        -86,9%          -7,2%

*(datos acumulados a final de enero)

 

DATOS  CORRESPONDIENTES       DE SU  FACTURACION  ACUMULADA     DE  SU  COMERCIO  EXTERIOR

A  LAS  GRANDES  EMPRESAS      Venta total  En interior  En Exterior       Ventas    Compras   Cobertura        operaciones en año 2.012*           97.534      79.323       18.211      18.211     21.612        84,3%

     porcentaje s/ ventas totales                            81,3%          18,7%

     variación interanual s/ 2.011           0,6%         -1,0%            8,0%           8,0%        10,4%         -1,8%

*(datos acumulados a final de enero)

 

DATOS CORRESPONDIENTES       DE SU FACTURACIÓN ACUMULADA*    DE SU Nº  DE TRABAJADORES** 

A  LAS GRANDES  EMPRESAS         Ventas     % s/ total      s/ 2.011        empleos    % s/ total     s/ 2.011

  de Energía y Agua                       13.609          14,0%          14,5%          95.734           2,1%         -1,5%

  de Industria, sin energía y agua   23.356          23,9%           -3,0%        868.714         19,1%         -2,7%

  de Construcción                            3.845           3,9%          -16,1%        256.497           5,6%       -10,6%

  de Comercio y Hostelería             39.297         40,3%             0,3%     1.382.933       30,4%%         -0,2%

  de Transportes y Comunicaciones   6.064           6,2%             1,5%        387.495           8,5%        -0,5%

  de Servicios a Otra Empresas         8.304           8,5%            -1,8%        898.127         19,7%        -2,5%

  del Resto de Actividades               3.059           3,1%              5,9%        666.634         14,6%       -1,2%  

  del Conjunto de Actividades    97.534          100%             0,6%   4.556.134         100%        -2,0%

*(datos acumulados a final de enero)     **(datos correspondientes a enero) 

 

VENTAS DE VEHÍCULOS EN      NÚMERO DE VEHÍCULOS VENDIDOS       IMPORTES DE VENTA (sin iptos)  

NÚMERO  Y  EN  IMPORTE*      En 2.012      En 2.011     Variación        En 2.012    En 2.011    Variación 

  Datos de matriculación            49.420       52.023           -5,0%           800,7       845,4         -5,3%

*(datos acumulados a final de enero)

                                                                                                                                                                                                                                                                        Importes en millones de €

 

COMENTARIOS A LOS DATOS    Los datos definitivos de la recaudación tributaria correspondiente al ejercicio 2.011 confirman el estancamiento de nuestra economía. Así, el moderado crecimiento obtenido respecto a la del ejercicio precedente (1,4%) ha quedado lejos, otra vez, del aumento presupuestado (que fue 6%).

Adicionalmente ha de considerarse que, según la Agencia Tributaria,los cambios tributarios operados en forma de subidas de impuestos hubieran producido caeteris paribus (de reproducirse en 2.011 las bases imponibles habidas en 2.010) 7.853 millones de €. Sin embargo, los ingresos han aumentado tan solo en 2.283 M de €, lo que indica la contracción sufrida por las bases.

En efecto, la Agencia tributaria utiliza la base imponible agregada de todos los impuestos como un indicador sintético de coyuntura. Pues bien, en relación con 2.010 dicha variable ha disminuido un 3,1% en 2.011, porcentaje en el que se ha reducido el importe global nacional de todas las rentas y consumos.

Por su parte, y con independencia de su relativa representatividad, los datos correspondientes al mes de enero no añaden precisamente optimismo al panorama descrito. La recaudación tributaria ha sido inferior a la obtenida en el mismo periodo del año anterior, tanto en su importe global como en el de cada uno de los diversos impuestos. 

Es cierto que puede observarse como dato esperanzador el crecimiento de las ventas de las grandes empresas en relación al mes de enero de 2.010, pero la esperanza debe acompañarse de prudencia por lo reducido del aumento (0,6%) y porque su origen se encuentra en el buen comportamiento de las exportaciones (crecen un 8%), toda vez que la demanda interna sigue dando muestras de su debilidad (disminuye un 1%).

A su vez, la matriculación de vehículos prolonga su cuesta abajo, dado que el importe de las ventas en el primer mes del ejercicio es menor en un 5,3% que el correspondiente al mismo periodo de 2.011.En definitiva, continúa la agonía del sector.

En el escenario descrito, y vistas las consecuencias derivadas de los aumentos impositivos, es evidente que el objetivo de reducir el déficit público debe apoyarse especialmente en reducciones del gasto que, necesariamente, deberían afectar a todos sus capítulos: consumo público, inversión pública y, sobre todo, a los gastos de estructura y funcionamiento del Estado. El adelgazamiento de éste 8en todos sus niveles) aparece como absolutamente ineludible.


19 marzo, 2012 | 19:48

Resulta loable el interés recurrente de Izquierda Unida en pro de intensificar la lucha contra el fraude fiscal. La pena es que su visión del fenómeno y sus recetas para combatirlo son bastante naif.

 

Recuerdo que hace unos meses, con motivo de la polémica sobre la reforma constitucional que limita el déficit público, Cayo Lara abogaba en la cadena Ser por… ¡limitar constitucionalmente el fraude fiscal!.

 

No son menos inocentes las recetas lanzadas ahora para reducir el fraude: aumento de inspectores de Hacienda en la ONIF, reducción de los puestos cubiertos por libre designación entre los inspectores, o mayores competencias para los técnicos de Hacienda.

 

Conociendo la materia, me atrevo a decir que las propuestas de Lara no harían sino profundizar en los defectos y errores del actual sistema de lucha contra el fraude. Entre otras muchas cosas, el personal de la Inspección debe desplazarse hacia las unidades más operativas, se precisa que entre ellos se instaure la cultura del esfuerzo -ganarse el puesto día a día-, y debe bascularse hacia las competencias de las unidades y no de las personas.

 

15 marzo, 2012 | 09:20

Las  palabra del ministro Montoro ayer en el Congreso de los Diputados revelan con claridad que descarta una subida del IVA. A la luz de los datos disponibles sobre recaudación tributaria, es evidente que acierta  el Ministro de Hacienda.En efecto, en 2.011, a consecuencia del aumento de tipos decretado por el Gobierno anterior, ha estado operativo todo el ejercicio el 18%, mientras que en 2.010 se aplicó el 16% durante el primer semestre.

Pues bien, según datos de la Agencia Tributaria, el efecto directo de la subida de tipos supuso en 2.011, una mayor recaudación por 3.251 millones de €. Sin embargo, en dicho ejercicio la recaudación total por IVA aumentó tan solo 214 millones de € (un exiguo 0,4% de crecimiento interanual).

La conclusión es inmediata. Subir el IVA del 16% al 18% ha provocado dos efectos y ambos perniciosos: contraer el consumo y provocar fugas hacia las ventas sin IVA. De ahí el acierto de Cristóbal Montoro evitando la reincidencia en el error. 

08 marzo, 2012 | 21:05

De entre las críticas arrojadas contra el reciente Decreto Ley de Reforma Laboral destaca sobremanera una: ¡ha abaratado el despido!. Pues bien, ahí van dos afirmaciones categóricas: Una, ya era hora; Dos, tendría que haber sido mayor.

La dimensión alcanzada por el paro exige hablar claro y con argumentos antes lógicos que viscerales. El coste del despido constituye una auténtica y pesada lacra tanto para el mantenimiento de puestos de trabajo existentes como para la creación de nuevos.

Veamos, la lógica empresarial más elemental obliga al empresario a reducir costes cuando merman sus ingresos. Por ello, ante la actual crisis, las empresas españolas han actuado reduciendo prácticamente todos sus costes menos los de personal, tarea imposible por el costosísimo coste del despido impuesto por la rígida legislación española. El resultado es que muchas de nuestras empresas han acabado en la liquidación. Paradójicamente, empresa a empresa, la pretendida defensa de algunos de sus empleos ha terminado arrasando a todos.

 A su vez, la dinámica inversora más sencilla determina que en cualquier proyecto de  constituir una empresa, adquirir una ya existente o ampliar la que esta en funcionamiento, un parámetro a considerar sea la contingencia laboral representada por cualquier posible reducción futura de plantilla. Nuestro coste de despido disparaba el importe de la citada contingencia desalentando al inversor y, consecuentemente, abortando la potencial expansión del empleo.

 Por eso, reiteramos tanto que afortunadamente se ha abaratado el coste del despido, como que se podía –y debía- haber abaratado más.  Con todo, tras la reforma, seguimos manteniendo uno de los costes más altos de los países de nuestro entorno. 

Sobre el autor

Ignacio Ruiz-Jarabo es licenciado en Económicas e Inspector de Hacienda (en excedencia). Trabajó durante veinticinco años en el Sector Público, desempeñando entre otros los puestos de Director de la Escuela de la Hacienda Pública, Director General del Catastro, Director General de la Agencia Tributaria y Presidente de la Sepi. Desde 2.004 trabaja en el Sector Privado. Actualmente es consejero del grupo de empresas Colway 08 y socio director del despacho Carrillo & Ruiz-Jarabo Asesores.

Categorías

abril 2012

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30            

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]