Sobre el autor

Imagen de Paula Satrustegui

Paula Satrustegui profundizará en las novedades fiscales y relativas a la seguridad social, que afectan a la planificación de las finanzas personales de los profesionales.

Categorías

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« ¿Qué son las socimis? | Inicio | Inversión, también en activos intangibles »

08 febrero , 2018 | 09 : 21

Longevidad: una vida multietapas

A lo largo de los últimos años, se han publicado muchos libros y artículos sobre la longevidad. Que vamos a vivir más años, es algo que poca gente cuestiona hoy en día. La pregunta ahora es cómo vamos a afrontar esa longevidad. En el libro La vida de 100 años, Lynda Gratton (psicóloga experta en estrategia de recursos humanos) y Andrew Scott (economista) hablan sobre las implicaciones de la longevidad en la vida y el trabajo.

Probablemente, uno de los mayores retos de la longevidad es alcanzar con éxito nuestro plan financiero y personal. Para poder alcanzar nuestros objetivos, debemos de mirar el futuro de manera creativa y no fijarnos en las fórmulas de nuestros antepasados, ya que nuestra realidad es muy distinta a la suya.

Una de las primeras reflexiones que deberíamos hacer es sobre nuestra carrera profesional. Hasta ahora, la vida se dividía en tres etapas. Una primera, de aprendizaje hasta los 18-23 años; una segunda, de trabajo hasta los 63-67 años y una última, de jubilación.

Esto funcionaba bastante bien porque la etapa de carrera profesional era relativamente larga y la de jubilación era muy corta. Recordemos que hace un siglo, solo el 25% de la población alcanzaba la edad de jubilación y de media vivían 8 años tras hacerlo. Sin embargo, hoy el 90% de la población alcanza la edad legal de jubilación y de media viven 20 años a partir de ese momento.

Si la longevidad aumenta, pero la edad de jubilación continúa siendo la misma (techo de cristal de los 65 años) eso implica o bien un mayor gasto de la Seguridad Social para costear las pensiones o bien asumir que nos tendremos que conformar con menos dinero para vivir durante esa etapa salvo que seamos capaces de realizar un elevado esfuerzo de ahorro. O, y esta puede ser una solución, trabajar más tiempo, para así prolongar la etapa de ahorro, lo que reduce el esfuerzo, y acortar la etapa de consumo de rentas.

Si queremos mantener el nivel de vida y no queremos reducirlo, la única forma de que la vida de tres etapas siga funcionando, teniendo en cuenta una vida longeva, es alargando mucho nuestra carrera profesional. Sin embargo, la mayoría de la gente considera que esta opción es agotadora e incluso aburrida. Si nos damos cuenta, aunque la edad legal de jubilación en España sean los 65-67 años, la mayoría de la gente se jubila mucho antes.

Por este motivo, cada vez más deberíamos de ir hacia una vida multietapas, en el que la segunda, la carrera profesional, se componga de fases distintas. Algunas en las que trabajaremos mucho, maximizando nuestras finanzas, otras en las que le dedicaremos más tiempo a la familia y amigos e, incluso, momentos en los que nos dediquemos a labores más sociales.

Esa vida multietapa nos llevará a pasar por muchas transiciones (algunas de ellas obligadas y otras voluntarias), lo que nos obligará a ser más flexibles y a formarnos a lo largo de toda nuestra carrera profesional (no solo en la primera etapa). Pensaremos de manera diferente, alejados de lo que hemos visto hasta ahora, y la edad dejará de estar ligada a una etapa concreta (podrás ser estudiante a una edad muy superior a los 22 años).

Esta vida multietapas tendrá consecuencias no solo en las familias, ya que los miembros de la pareja tendrán que compaginar las distintas etapas en las que se encuentran, sino también en las empresas, que deberán de adaptarse a esta nueva realidad.

Parece que algunas personas se están dando cuenta de la necesidad de alargar la etapa laboral, ya que según un estudio de Aegon, el 25% de los españoles plantea una transición flexible a la jubilación, en la que se compatibilice la pensión de jubilación con un contrato temporal o con una reducción laboral. Sin embargo, a más de la mitad de los encuestados les gustaría dejar su empleo nada más cumplir la edad de jubilación.

Esperemos que, poco a poco, la sociedad se de cuenta de para poder alcanzar nuestros objetivos tenemos que utilizar nuevas recetas. Eso es, precisamente, lo que proponen Gratton y Scott.
                                                  

¿Te interesan los artículos sobre asesoramiento financiero y gestión de inversiones?

 

 
 
 

Comentarios

Buclee

Al final acabaremos trabajando mas y moriremos antes por el estres! :)

Publicar un comentario

If you have a TypeKey or TypePad account, please Inicia sesión

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]