Sobre el autor

Imagen de Paula Satrustegui

Paula Satrustegui profundizará en las novedades fiscales y relativas a la seguridad social, que afectan a la planificación de las finanzas personales de los profesionales.

Categorías

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« noviembre 2016 | Inicio | enero 2017 »

29 diciembre, 2016 | 09:51

El tiempo pasa volando y cuando nos queremos dar cuenta estamos inmersos de nuevo en las celebraciones de fin de año y año nuevo.

Como siempre, es en esta época del año cuando, por un lado, echamos la vista atrás para ver lo que hemos conseguido y, por otro, nos paramos a pensar los propósitos del nuevo ejercicio.

Dichos propósitos han de ser razonables y realistas, ya que, si no los conseguimos, nos pueden provocar sensación de fracaso.

Uno de los objetivos más comunes es el de conseguir ahorrar para conseguir aquellas cosas que son importantes para cada uno de nosotros: un viaje, patrimonio para complementar la pensión de la Seguridad Social cuando nos jubilemos, comprar una vivienda…

Para tener éxito en la consecución de los mismos, le recomendamos que realice un Financial Life Planning que le ayude a contestar las siguientes preguntas:

  1. ¿Qué quiero?
  2. ¿Cuánto cuestan mis objetivos?
  3. ¿Qué tengo?
  4. ¿Qué rentabilidad le tengo que pedir a lo que tengo y a lo que voy a ser capaz de generar para cumplir mis objetivos?
  5. ¿Cómo elaboro el plan de inversión que me permita alcanzar mi objetivo de rentabilidad?

Con este ejercicio –del que ya hemos hablado en otras ocasiones en este blog-, la probabilidad de alcanzar con éxito nuestros objetivos financieros será muy elevada.

Les deseamos que 2017 sea el año en que cumplan sus objetivos.

¿Qué rentabilidad necesita para alcanzar su objetivo?

 

 
 
 

22 diciembre, 2016 | 06:07

Recibir de forma inesperada una gran cantidad de dinero, como la del 'Gordo' de la Lotería Navidad, es una buena noticia, pero si nos dejamos llevar por la euforia podemos caer en el despilfarro o cometer errores financieros y de inversión que tengan como consecuencia que ese dinero desaparezca con la misma rapidez que llegó. De hecho, las estadísticas de la European Financial Planning Association (EFPA) nos muestran que tres cuartas partes de los ganadores de la lotería tienen mucho menos dinero cinco años después de haber ganado el premio. 

El primer consejo, para evitar esos errores, es esperar unos meses antes de empezar a gastar o invertir ese dinero. Durante ese tiempo de espera, deberíamos plantearnos cuáles son nuestros objetivos vitales, para qué queremos el dinero o cómo puede este ayudarnos a conseguir lo que deseamos. En este aspecto, el Financial Life Planning es de gran ayuda:partiendo de nuestros objetivos, cuantificar su coste, determinar cuál es nuestra situación de partida (qué tengo en la actualidad, previsión de ingresos y gastos, capacidad de ahorro) y qué necesitamos.  

Conviene que cuando hagamos los cálculos tengamos presente los impuestos que deberemos pagar. Para empezar, los premios que superan los 2.500 euros tienen una retención del 20%, lo que significa que en el caso del Gordo nosotros ingresaremos 320.500 (los 2.500 primeros euros están exentos y Hacienda se queda el 20% del resto). Por ese dinero ya no hay que volver a pagar en la declaración de la renta del año siguiente. Pero, si lo invertimos y obtenemos un rendimiento sí tributaremos en el IRPF por la ganancia (en el caso de los fondos de inversión o los planes de pensiones nos beneficiaríamos del diferimiento fiscal). 

Además, al incrementarse nuestro patrimonio puede que tengamos que pagar por el Impuesto de Patrimonio (el mínimo exento general son 700.000 euros, aunque en algunas comunidades esto varía, y en el caso de la vivienda habitual, 300.000 euros).

La mayoría de la gente piensa en comprar una casa o un coche mejor, en pagarse un viaje… Pero, invertir ese dinero en ladrillo o bienes duraderos tal vez no sea la mejor opción. Habría que echar cuentas para determinar si nos compensa liquidar la hipoteca o si es preferible mantenerla e invertir el dinero a través de otro tipo de activos. Por eso siempre es aconsejable consultar con un asesor financiero experto que nos ayude a determinar y cuantificar las opciones que tenemos y decidir cuál es la que más nos conviene. En el caso de la hipoteca, le convendrá mantener la en el caso de que la rentabilidad de sus inversiones supere el coste de financiación. Las recomendaciones variarán en cada caso, dado que las circunstancias son diferentes. 

 

¿Qué rentabilidad necesita para alcanzar su objetivo?

 

 
 
 

16 diciembre, 2016 | 09:21

¿Contrato el plan de pensiones A, que me ofrece una bonificación? ¿Lo traspaso a otra entidad para conseguir el regalo? Antes de contratar o traspasar nuestro plan conviene que analicemos qué necesitamos y cuáles son nuestras opciones. Es una decisión financiera muy importante para nuestro futuro.

Lo primero que deberemos saber es cuánto dinero vamos a necesitar para la jubilación. ¿Cuál es nuestro objetivo? Y para calcularlo, debemos hacer una estimación cuál será nuestra cuando nos jubilemos y establecer cuánto vamos a querer gastar. Así sabremos cuánto necesitamos para cubrir la diferencia. Para ayudar en este primer paso podemos utilizar la siguiente herramienta:

¿Sabes cuál será tu pensión?
Calcula dónde estás ahora, qué pensión podrás recibir y qué alternativas tienes a tu alcance.
Calcular mi caso

Una vez que sabemos lo que vamos a recibir de la Seguridad Social en el futuro y teniendo en cuenta de cuánto dinero queremos disponer al mes para mantener nuestro nivel de vida, sabremos cuánto nos hace falta acumular hasta que nos jubilemos.

Para alcanzar ese objetivo, estableceremos cuánto podemos ahorrar al año y, si con nuestro esfuerzo de ahorro (el horizonte temporal es, como vemos, fundamental) no cubrimos esa cantidad, acudiremos a los mercados financieros para conseguir lo que nos falte.

¿Mi actual plan es el más adecuado?

Aquí es donde entra en juego la elección del plan de pensiones que necesitamos, el que mejor se adapta a nosotros y nuestros objetivos. En función del plazo y de nuestra capacidad de ahorro, deberemos pedirle a nuestro plan de pensiones un objetivo de rentabilidad u otro, teniendo en cuenta, también, nuestro perfil de riesgo.

Debemos analizar la oferta de planes a nuestro alcance, evitando limitarnos a los dos productos más publicitados o al que da el mejor regalo de entrada –sí hay planes de pensiones rentables-. Tenemos que ser exigentes con la gestión de nuestro ahorro para la jubilación, buscar que esta sea consistente, y pedir que los profesionales que se encarguen de esta busquen optimizar el binomio rentabilidad-riesgo.

Hay planes de pensiones rentables y con riesgo controlado. 

Conoce los planes de pensiones de Abante
Rentabilidad sostenida y control de riesgo
Planes premiados por Morningstar-El Economista y Expansión-AllFundsBank
Ver más

01 diciembre, 2016 | 09:39

La campaña de planes de pensiones coincide con los últimos meses del año porque es cuando, en general, la gente se acuerda de hacer las aportaciones para beneficiarse de la deducción fiscal en la próxima declaración de la renta. Más allá de los planes de pensiones (y teniendo en cuenta que estos no deben escogerse solo por la fiscalidad), existen una serie de decisiones que podemos tomar antes de que acabe el año para minimizar el impacto impositivo en la declaración de 2016.

Aunque tenemos poco margen de maniobra, podemos beneficiarnos de:

1-Compensación de rendimientos del capital mobiliario y ganancias o pérdidas patrimoniales

A lo largo del año hemos podido generar ganancias o pérdidas patrimoniales (venta de acciones, fondos de inversión, derivados, divisas o inmuebles), así como rendimientos del capital mobiliario (rentas producidas por el resto de productos financieros a excepción de los planes de pensiones). Es importante saber cómo se pueden compensar, lo mostramos en el siguiente cuadro.

Abante compensación rendimientos ganancias
Pincha en la imagen para ampliarla. (Abante)

2-Aportaciones a planes de pensiones

En nuestra declaración de la renta podremos deducirnos las aportaciones que realicemos a planes de pensiones de la base imponible general, lo cual quiere decir que Hacienda nos devolverá parte del dinero invertido (el importe depende de nuestro tipo marginal).

El ahorro por cada 1.000 euros aportados a planes de pensiones, en función del tipo marginal que tengamos, es: para tipos del 19%, 190 euros; para el 24%, 240, etc.

Abante aportaciones planes de pensiones
Pincha en la imagen para ampliarla. (Abante)

¿Cuánto podemos aportar a planes de pensiones?

Pese a no haber limitación al número de planes que puede contratar un inversor, el conjunto de las aportaciones anuales máximas realizadas por el contribuyente y promotor (planes de empleo) a planes de pensiones tiene como límite fiscal máximo la menor de las siguientes cantidades:

  1. 30% de los rendimientos netos del trabajo y actividades económicas.
  2. 8.000 euros anuales.

Existe, además, un límite financiero de 8.000 euros anuales. No interesará realizar aportaciones por encima de límite fiscal (en caso de que este sea inferior al financiero), ya que no nos podremos deducir más y, sin embargo, en el rescate tributará el total como renta del trabajo.

3-Deducción por inversión en vivienda habitual

Todos los contribuyentes que hayan comprado su vivienda habitual antes del 1 de enero de 2013, pueden deducirse un 15% de las cantidades aportadas anualmente (por ejemplo, a través de la hipoteca) hasta un máximo de 9.040 euros. Si el importe de su hipoteca a lo largo del 2015 ha sido inferior y no tiene comisión de cancelación anticipada, es posible que le interese amortizar anticipadamente parte de la misma hasta alcanzar el límite.

Si realiza tributación conjunta con su cónyuge y la vivienda está a nombre de los dos, solo podrán deducirse 9.040 euros, en lugar de 18.080 euros.

La construcción y rehabilitación, así como la adecuación para discapacitados de la vivienda habitual, se puede acoger a la deducción cumpliendo ciertos requisitos.

En el caso de un inversor cuya cuota íntegra ascienda a 20.000 euros y que ha pagado 5.000 euros de hipoteca en 2016, la deducción que se habría aplicado es de 750 euros. Si amortiza anticipadamente 4.040 euros para tener la deducción máxima, su cuota líquida se reduciría en 606 euros (4.040*15%) y la deducción máxima anual sería de 1.356 euros (9.040*15%).

4-Donativos

Los contribuyentes pueden deducirse en la cuota, con carácter general, un 75% para los primeros 150 euros y el 30% sobre el exceso de los donativos realizados a las fundaciones previstas en la Ley 49/2002 (Médicos sin fronteras, Caritas, UNICEF o Manos Unidas, entre otros). Adicionalmente, si en los dos periodos impositivos inmediatos anteriores se hubieran realizado donativos en favor de una misma entidad por un importe igual o superior al del ejercicio anterior, el porcentaje de deducción del importe que exceda de 150 euros será del 35%.

En relación a los donativos que están destinadas a la realización y desarrollo de actividades y programas prioritarios de mecenazgo, tendrán derecho a una deducción adicional del 5%.

De los donativos a otras fundaciones legalmente reconocidas el contribuyente se puede deducir un 10%. En el caso de las aportaciones a partidos políticos, federaciones o agrupaciones de electores (con un máximo de 600 euros), un 20%.

Las donaciones realizadas para la restauración de determinados bienes del Patrimonio Histórico Español tienen derecho a una reducción del 35%.

La base máxima de la deducción por donativos o donaciones anteriormente expuestos no podrá superar, con carácter general, el 10% de la base liquidable del ejercicio.

¿Qué rentabilidad necesita para alcanzar sus objetivos?

 

 
 
 
Imagen de Paula Satrustegui

Paula Satrustegui profundizará en las novedades fiscales y relativas a la seguridad social, que afectan a la planificación de las finanzas personales de los profesionales.

Imagen de Belén Alarcón

Belén Alarcón trasladará su experiencia de asesoramiento patrimonial y planificación financiera a través de las preguntas más relevantes que debe plantearse una persona a lo largo de su vida.

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]