Sobre el autor

Imagen de Paula Satrustegui

Paula Satrustegui profundizará en las novedades fiscales y relativas a la seguridad social, que afectan a la planificación de las finanzas personales de los profesionales.

Categorías

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« octubre 2015 | Inicio | diciembre 2015 »

26 noviembre, 2015 | 09:45

Abante_jubilacion_portada
Las jubilaciones futuras serán, casi con total seguridad y salvo que varíen factores como los demográficos, inferiores a las actuales y dado que viviremos más, si queremos mantener nuestro nivel de vida futuro tenemos que generar un capital para asegurarnos nuestro objetivo. Este mensaje parece que ya ha calado en una amplia capa de la población.

Sin embargo, aunque sabemos que debemos prepararnos para la jubilación, la mayoría no trazamos un plan y nos limitamos a elegir alguno de los productos de pensiones de las campañas de final de año. Pero preparar nuestra jubilación va más allá de la elección de un vehículo de inversión y para hacerlo bien hace falta un proceso de planificación global. 

Es aconsejable pararse y reflexionar, ¿qué queremos? ¿Cuáles son nuestros objetivos? ¿Cómo queremos que sea nuestra jubilación? Una gran parte de los españoles tenemos una idea positiva de esta etapa, según se desprende de diferentes estudios. Queremos que sea activa, viajar, pasar más tiempo con nuestras familias, disfrutar de nuevas aficiones. Pero todos estos sueños requieren una financiación.

Dentro de la serie de contenidos que hemos preparado para ayudarte a preparar tu independencia económica, que puede coincidir o no con la edad legal de jubilación, en Abante hemos elaborado la guía Jubilación, más que un plan de pensiones con los aspectos básicos, desde cómo calcula la Seguridad Social nuestra pensión y cómo será esta en el futuro, hasta cuáles son los productos de ahorro e inversión específicos. Ilustrado con una serie de casos concretos, como la jubilación de un directivo o de un autónomo, entre otros.

¿Quieres consultar la guía? PUEDES DESCARGARLA GRATIS A TRAVÉS DE ESTE LINK. Esperamos que te resulte útil. 

20 noviembre, 2015 | 10:45

En nuestra declaración de la renta podremos deducirnos las aportaciones que realicemos a planes de pensiones de la base imponible general, lo cual quiere decir que Hacienda nos devolverá parte del dinero invertido (el importe depende de nuestro tipo marginal).

En el siguiente cuadro puede ver el ahorro que supone una aportación de 1.000 euros a planes de pensiones en función del tipo marginal que tengamos:

Abante impuestos fin año 1

* Según escala estatal. Las comunidades autónomas pueden incrementar o disminuir el tipo impositivo.

Si Hacienda nos va a devolver parte de la aportación que hagamos a planes de pensiones, ¿por qué no canalizamos todo nuestro ahorro a través de estos productos? En este sentido, no podemos olvidar que existe una aportación máxima a planes de pensiones, además de que son productos con poca liquidez, ya que solo se pueden rescatar si ocurre alguna de las contingencias (jubilación, fallecimiento, dependencia o invalidez) o de los supuestos excepcionales de liquidez (enfermedad grave, paro de larga duración o a partir de 2025 liquidez a partir del décimo año).

¿Cuánto podemos aportar a planes de pensiones?

Pese a no haber limitación al número de planes que puede contratar un inversor, el conjunto de las aportaciones anuales máximas realizadas por contribuyente y promotor (planes de empleo) tiene como límite fiscal máximo la menor de las siguientes cantidades:

  1. 30% de los rendimientos netos del trabajo y actividades económicas.
  2. 000 euros anuales.

Existe, además, un límite financiero de 8.000 euros anuales.

No interesará realizar aportaciones por encima de límite fiscal (en caso de que este sea inferior al financiero), ya que no nos podremos deducir más y, sin embargo, en el rescate tributará el total como renta del trabajo.

Además, las personas cuyo cónyuge no obtenga rendimientos netos del trabajo y/o actividades económicas, o sean inferiores a 8.000 euros anuales, pueden aportar al plan del cónyuge hasta un máximo de 2.500 euros anuales.

Por otra parte, en los planes de pensiones de discapacitados los límites son los siguientes:

-Para las aportaciones de la persona con discapacidad, el máximo es 24.250 euros.

-Para aportaciones hechas por parientes en línea directa o colateral hasta el tercer grado inclusive, el importe no puede superar los 10.000 euros.

Y, en cualquier caso, la suma de las aportaciones realizadas por el propio minusválido y sus parientes no puede exceder los 24.250 euros.

Supongamos una persona de 45 años residente en Madrid con un hijo a su cargo. Sus ingresos computables a efectos del IRPF (base imponible) son 75.000 euros.  Si esta persona aportase a planes de pensiones el ahorro fiscal ascendería a  3.680 euros (46%).

 

% de aportación que devuelve Hacienda

TRIBUTACIÓN

Euros

% Medio

 

Sin aportar a planes de pensiones

29.999

32%

Aportando 4.000 euros a planes de pensiones

22.159

29,55%

Aportando 8.000 euros a planes de pensiones

20.319

27,09%

Diferencia entre no aportar y aportar 4.000

1.840

2,45%

46%

Diferencia entre no aportar y aportar 8.000

3.680

4,91%

46%

Gran parte de los inversores solo aportan a planes de pensiones por el beneficio fiscal que tiene y no se paran a analizar la calidad del producto. Recomendamos que antes de hacer una aportación, escojamos bien el plan de pensiones en el que invertimos.

En próximos post veremos la deducción por vivienda habitual. Más información en la web de Abante ¿Quieres consultarnos tu caso?

*Paula Satrústegui, directora de Planificación financiera en Abante

12 noviembre, 2015 | 09:55

A lo largo del año hemos podido generar ganancias o pérdidas patrimoniales (venta de acciones, fondos de inversión, derivados, divisas o inmuebles), así como rendimientos del capital mobiliario (rentas producidas por el resto de productos financieros a excepción de los planes de pensiones). Es importante saber cómo se pueden compensar, vamos a verlo.

¿Cómo se compensan la base general y la base del ahorro?

  Compensación bases

Pincha en la imagen para ampliarla

* Norma transitoria: Las pérdidas patrimoniales a más y menos de un año correspondientes a los periodos impositivos de 2011, 2012, 2013 y 2014 que se encuentren pendientes de compensación a 01/01/2015, se compensarán en la base del ahorro de acuerdo a la legislación vigente en 2014, es decir, no se podrán compensar parte de los rendimientos con las ganancias ni viceversa.

Tratemos de entenderlo mejor con un ejemplo. Imaginemos a un contribuyente que en 2015 ha tenido los siguientes rendimientos en la base del ahorro:

Rendimiento neto reducido venta Unit Linked: +2.000€.

Intereses de cuentas corrientes: 1.000€.

Ganancia venta fondos: 4.000€.

Pérdida venta inmueble: -5.000€.

Pérdida venta acciones: -500€.

Compensará sus rentas de la siguiente manera: 

Paso 1. Integración y compensación de rendimientos del capital mobiliario de la base del ahorro: (+2.000€+1.000€) = 3.000€

Paso 2. Integración y compensación de ganancias y pérdidas patrimoniales de la base del ahorro: (4.000€ - 5.000€ - 500€) = -1.500€ 

El inversor puede compensar hasta un 10% de los rendimientos del capital mobiliario con las pérdidas patrimoniales, por lo que:

  • Los rendimientos del capital mobiliario de la base del ahorro serán 2.700€ (=3.000€-10%*3.000€)
  • Las ganancias de la base del ahorro serán 0€, tendrá cuatro años más para compensar la pérdida de 1.200€ (=-1.500€+10%*3.000€).

La base imponible del ahorro será de 2.700€.

¿Qué podría hacer dicho cliente para reducir más el impacto fiscal?

En primer lugar, podría compensar los rendimientos positivos del capital mobiliario, generados por el seguro y la cuenta corriente, con unos rendimientos negativos derivados, por ejemplo, de la venta de un bono o de un estructurado si tuviese.

También podría compensar la pérdida patrimonial con ganancias generadas por la venta de acciones, fondos de inversión, derivados, divisas o inmuebles, si tuviese.

Normas antiaplicación
Para poder compensar esos rendimientos o ganancias con pérdidas o con rendimientos negativos, hay que cumplir con las normas antiaplicación, según la cual,cuando una persona compra valores cotizados -acciones, títulos de renta fija o fondos de inversión- y los vende con minusvalía, no puede declararla si ha comprado títulos homogéneos durante los dos meses anteriores o los dos posteriores al momento de dicha venta. En el caso de valores no cotizados el plazo es de un año.

No obstante, que no pueda declarar la minusvalía no significa que la pierda. Podrá declararla en el futuro, cuando haga otra venta en la que no concurran las condiciones que lo impiden.

Por esta razón el cliente, no solo debe tener en cuenta el efecto que tendrán estas decisiones sobre su fiscalidad, sino también el efecto sobre sus finanzas.

La semana que viene veremos las aportaciones a planes de pensiones. ¿Quieres consultarnos tu caso?

*Paula Satrústegui, directora de Planificación financiera en Abante

 

05 noviembre, 2015 | 09:53

Abante_impuestos_final_ejercicioNos acordamos de Santa Bárbara cuando truena… y en primavera, cuando tenemos que enfrentarnos a la declaración de la renta, pensamos: “¡Tengo que hacer algo para no pagar tantos impuestos el próximo año!”. Si planificamos con tiempo y antes de que termine el ejercicio valoramos nuestras opciones, reduciremos la factura fiscal

Quienes hayan generado en 2015 rentas no sujetas a retención o con una retención inferior a la correspondiente, tendrán que pagar la diferencia al hacer la declaración de la renta en 2016. ¿Qué tipo de rentas nos encontramos en este grupo?

  • Indemnizaciones no exentas (por ser superiores a la legal).
  • Prestación por maternidad.
  • Autónomos, cuya retención asciende desde julio de 2015 al 15%.
  • Rentas cuando se han tenido dos pagadores o más.
  • Alquileres.
  • Venta de acciones, bonos o inmuebles entre otros al no estar sujetos a retención.

Además, quienes, aunque hayan tenido las retenciones que les corresponden, quieran minimizar el impacto fiscal de 2015, también pueden tomar algunas decisiones antes de final de año.

Aunque tenemos poco margen de maniobra, podemos beneficiarnos de:

  1. Compensación de rendimientos de capital mobiliario y ganancias o pérdidas patrimoniales.
  2. Aportación a planes de pensiones.
  3. Deducción por inversión en vivienda habitual (compras realizadas antes de 2013).
  4. Donativos.

Sobre estos cuatro puntos profundizaremos en las próximas semanas, en las que también os recordaremos los principales aspectos a tener en cuenta cuando vayáis a contratar planes de pensiones. 

*Paula Satrústegui, directora de Planificación financiera en Abante

¿Sabes cuáles son tus mejores opciones financieras y de inversión?

Imagen de Paula Satrustegui

Paula Satrustegui profundizará en las novedades fiscales y relativas a la seguridad social, que afectan a la planificación de las finanzas personales de los profesionales.

Imagen de Belén Alarcón

Belén Alarcón trasladará su experiencia de asesoramiento patrimonial y planificación financiera a través de las preguntas más relevantes que debe plantearse una persona a lo largo de su vida.

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]