Sobre el autor

Imagen de Paula Satrustegui

Paula Satrustegui profundizará en las novedades fiscales y relativas a la seguridad social, que afectan a la planificación de las finanzas personales de los profesionales.

Categorías

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« septiembre 2015 | Inicio | noviembre 2015 »

29 octubre, 2015 | 09:39

Planificar la jubilación es importante, dado que una buena parte de nuestra vida (según las estadísticas, al menos un par de décadas) viviremos de las rentas que hayamos generado durante nuestra carrera laboral.

Dentro de la serie de contenidos que hemos preparado para ayudaros a preparar vuestra independencia económica, que puede coincidir o no con la edad legal de jubilación, creemos que hay que conocer los aspectos básicos sobre la jubilación, entre ellos cómo calcula la Seguridad Social nuestra pensión y qué tipo de pensiones existen o cuáles son los requisitos para recibirlas.

Tipos de pensiones

Requisitos jubilación
Pensiones contributivas
: son prestaciones económicas a las que tenemos derecho si hemos cotizado una serie de años (quince para la jubilación) y  si cumplimos el resto de requisitos exigidos que detallaremos en el siguiente epígrafe. En general, en las pensiones contributivas se incluyen (con algunas salvedades):

Jubilación: ordinaria, anticipada por condición de mutualista, anticipada sin condición de mutualista, anticipada por cese no voluntario en el trabajo, anticipada por voluntad del trabajador, anticipada por reducción de la edad mínima por realización de actividades penosas, tóxicas e insalubres, anticipada de trabajadores con discapacidad, parcial, flexible y especial a los 64 años.

Incapacidad permanente: total, absoluta y gran invalidez.

Fallecimiento: viudedad, orfandad y en favor de familiares.

Pensiones no contributivas: son prestaciones que se reconocen a quienes se encuentran en una situación de necesidad protegible o que carecen de recursos suficientes para su subsistencia cuando no hayan cotizado nunca o cuando no hayan cotizado el tiempo suficiente para recibir la contributiva. Pueden ser de invalidez o de jubilación

Requisitos para cobrar la pensión de jubilación

Edad jubilación
Los requisitos necesarios para recibir la pensión de jubilación: 

  1. Tener cubiertos en el momento de la jubilación 15 años de cotización, de los cuales, al menos dos deben estar entre los 50 y los 65 años.
  2. Haber cumplido la edad legal de jubilación (65/67 años).
  3. Cesar en la actividad laboral. Desde 2013 se puede compatibilizar el 50% de la jubilación con la actividad laboral (jubilación activa). 

La edad legal de jubilación se irá retrasando de forma paulatina, desde los 65 años en 2013 hasta los 67 años en 2027. La excepción son los trabajadores que  hayan cotizado 38 años y 6 meses (en 2027), que podrán jubilarse a los 65 años (como en el caso anterior, el número de años requeridos aumentará desde los 35 años de 2013). 

La pensión de jubilación pública se financia con las cotizaciones de los trabajadores en activo y su cuantía depende de cómo hayamos cotizado (asalariado o autónomo), de lo que hayamos cotizado (máximo, mínimo, intermedia) y del número de años que hayamos contribuido al sistema.

*Paula Satrústegui, directora de Planificación financiera en Abante

¿Sabes cuáles son tus mejores opciones financieras y de inversión?

22 octubre, 2015 | 09:09

Calculator-723917_1280
La crisis de sector inmobiliario y la situación económica actual, en la que el acceso al crédito sigue siendo limitado, hacen que cada vez sea más frecuente encontrar ofertas de arrendamiento con opción de compra.

El arrendamiento con derecho a compra es un contrato que, a su vez, está compuesto por un subcontrato de alquiler y otro de compraventa. El inquilino vivirá arrendado en la vivienda durante el tiempo que se estipule y tendrá derecho a comprarla en el plazo determinado por el contrato. La venta se realizará por el precio acordado, al que se le descontarán las rentas del alquiler pagadas hasta el momento y el importe pagado en concepto de opción de compra, si así ha sido pactado.

En los contratos de arrendamiento con opción a compra, se generan DIFERENTES TIPOS DE RENTA:

-El alquiler tributa como rendimiento del capital inmobiliario en la base general (parte cara del impuesto). Los gastos de mantenimiento son deducibles y, en el caso de arrendamiento de viviendas, podrá aplicarse la reducción del 60%.

-La opción de compra se considera una ganancia patrimonial que tributa en la base general en el ejercicio en que fue concedida. Su importe corresponderá con el valor satisfecho (siempre que no sea inferior al de mercado), siendo deducibles los gastos y tributos inherentes a la operación.

-Si se produce el ejercicio de la opción de compra, se tributará por la ganancia o pérdida patrimonial generada en la base del ahorro (parte barata del impuesto). Las cantidades satisfechas en concepto de arrendamiento y opción de compra se descontarán, si así está pactado, del precio total. La ganancia o pérdida se imputará en el periodo impositivo en que se ejercite la opción de compra.

-En caso de que exista una fianza por incumplimiento de las obligaciones del contrato y esta sea ejecutada por el arrendador, tributará como ganancia o pérdida patrimonial, no pudiéndose descontar del precio de venta.

*Paula Satrústegui, directora de Planificación financiera en Abante

¿Tienes claro cuáles son tus mejores opciones financieras y de inversión?

16 octubre, 2015 | 09:43

Una opción que podemos valorar a la hora de elegir los planes de pensiones que más nos convienen son los planes de pensiones que compran participaciones fondos de inversión o acciones de sociedades de inversión, ofreciendo muchas ventajas a los partícipes y beneficiarios.

Abante-fondos-de-inversión-ventajasPartimos de la base de que el fondo de inversión es un producto eficiente y el más apropiado para un elevado porcentaje de los ahorradores y para una gran parte de su patrimonio. Especialmente, cuando se tiene el foco puesto en el medio y largo plazo. Esto es así por las ventajas financieras y fiscales que ofrecen: es transparente y líquido, ofrece seguridad, permite diversificar, acceder a una gestión profesional y aprovechar economías de escala. Además, permite retrasar el pago de impuestos (al momento en que se rescata), lo que multiplica nuestra rentabilidad.

Las principales ventajas de los planes de pensiones de fondos son las siguientes:

  1. Permite acceder a los inversores particulares a fondos y opciones de inversión que en ocasiones solo están disponibles para clientes institucionales. Al acceder a la clase institucional, se benefician del menor precio de este tipo de participaciones.
  2. Con estos vehículos se consigue flexibilidad y dinamismo a la hora de gestionar la distribución de activos, la implementación de coberturas la combinación de apuestas tácticas y estratégicas, que sería complicado replicar en la cartera personal de un cliente.
  3. Es un vehículo válido y eficiente para cualquier tamaño de cartera (replicar la cartera de fondos a título individual no podría hacerse, salvo en casos de patrimonios muy elevados).
  4. Las retrocesiones de los planes de pensiones de fondos (cobro de incentivos por la distribución del producto) que se pagan en muchos fondos, no van a parar al comercializador, sino que ese dinero se incorpora al producto y se suma al valor liquidativo, es decir, redunda en beneficio del cliente, no de la entidad. Ahora mismo, el inversor final no sabe si la entidad le está vendiendo un fondo u otro porque es el que más le conviene en función de su perfil y objetivos o porque es el que deja una mayor retrocesión. En los fondos de fondos este conflicto de intereses desaparece. Además, los planes de pensiones de fondos –como los planes de pensiones- tienen un límite máximo a las comisiones que pueden aplicar.
  5. Gestión profesionalizada,ya que invirtiendo en un plan de pensiones de fondos que se ajuste a nuestro perfil y necesidades tendremos acceso a los mejores gestores para distintos tipos de activos y mercados. El gestor del plan de pensiones de fondos es un especialista en el análisis y selección de fondos, que hace un seguimiento diario de su evolución y está en contacto continuo con sus gestores, por lo que sabe cómo actúan en distintas circunstancias y cuál es su estilo de inversión.
  6. Ventajas administrativas debido a que cuando se invierte de esta manera se simplifican enormemente los trámites administrativos, frente a un contrato de gestión de carteras y, sobre todo, frente a la inversión directa en varios planes de pensiones. El plan de pensiones de fondos tiene un único valor liquidativo, lo que permite saber en cualquier momento la rentabilidad acumulada.
  7. Por todo lo anteriormente expuesto, existe una alineación con el inversor. En la gestión de este tipo de planes, el objetivo es la construcción del producto más adecuado, eligiendo los mejores productos para ese vehículo, teniendo así lo que es mejor en cada momento.

Los detractores de este tipo de planes señalan que, por las comisiones pueden salir más caros, debido a que al ser un vehículo que invierte en varios fondos hay que pagar comisiones por cada uno de ellos, además de la que tenga el propio plan. Sin embargo, esta afirmación no siempre se cumple, depende de cada plan.

Además, las ganancias que se obtengan frente a la inversión directa en activos financieros, junto con la gran diversificación que ofrecen estos productos, pueden compensar dichas comisiones y que, al final, la inversión nos salga más rentable y menos cara que si compramos y vendemos distintos tipos de activos por nuestra cuenta.

En todo caso, habrá que analizar lo que se cobra por cada producto en conjunto. El factor clave es tener claro qué queremos, cuál es nuestro objetivo de rentabilidad, cuál es nuestro perfil de riesgo y qué forma o vehículo de inversión se adecúa más a nuestras necesidades.

 

*Paula Satrústegui, directora de Planificación financiera en Abante

¿Tienes claro cuáles son tus mejores opciones financieras y de inversión?

08 octubre, 2015 | 09:39

Pension_regimen_cotizacion
La vida laboral no es lineal y, en ocasiones, cotizamos en distintos regímenes de la Seguridad Social: autónomo en unas épocas, asalariado en otras. Esto tiene importancia, entre otras cosas, para el cálculo de la pensión de jubilación, que, como hemos visto en este blog, se hace de forma distinta en cada caso (autónomo y asalariado).

Una diferencia importante, por ejemplo, es cómo se rellenan las lagunas de cotización, caso en el que el régimen de autónomos perjudica frente al de asalariados. Por eso, es importante tener claro qué régimen nos vincula para hacer el cálculo de la pensión.

Para determinar el régimen qué régimen vincula, se utilizan tres reglas:

1.La pensión se resuelve con las normas del último régimen, siempre que son sus exclusivas cotizaciones acredite todos los requisitos de carencia genérica, específica y tenga la edad exigida:

-Carencia genérica: período mínimo de cotización exigible para poder acceder a una pensión de jubilación. Actualmente son 5.475 días (15 años).

-Carencia específica: de estos quince años, al menos dos deben estar dentro de los quince previos a la fecha de jubilación

-Edad exigida: la edad de jubilación a los 65 años quedará limitada a quienes tengan acreditada una determinada cotización comprendida entre 35 años y 3 meses (en 2013) y 38 años y 6 meses (a partir del año 2027). Si no alcanzan dicha cotización la edad de jubilación se irá retrasando paulatinamente, de los 65 a los 67 años. Sólo podrán acceder a la jubilación ordinaria a los 65 años quienes tengan 38 años y 6 meses o más de cotización, mientras que para quienes no alcancen dicho período cotizado la jubilación se producirá a partir del cumplimiento de la edad de 67 años.

2.Si falla la primera regla, la pensión se reconoce con las normas del régimen anterior siempre que con sus exclusivas cotizaciones, acredite todos los requisitos carencia genérica, especifica y tenga la edad exigida.

3.Si fallan las dos reglas anteriores, la pensión se reconoce por el régimen en el que tenga mayor número de días cotizados.

*Paula Satrústegui, directora de Planificación financiera en Abante

¿Tienes claro cuáles son tus mejores opciones financieras y de inversión?

01 octubre, 2015 | 09:42

Los españoles destinamos, en general, un elevado porcentaje de nuestro patrimonio a la compra de inmuebles sin tener en cuenta, en muchos casos, la necesidad de tener una estructura equilibrada entre activos financieros e inmobiliarios y sin analizarlo en profundidad. Esta inversión no solo conlleva los gastos asociados a la compraventa, también hay que valorar el coste de mantenimiento a la hora de valorar su oportunidad. 

¿Qué vivienda puedo permitirme? ¿Si me quedo sin trabajo seré capaz de hacer frente a las cuotas? ¿Y si los tipos aumentan? Es aconsejable hacer un análisis detallado tanto de la situación a corto plazo (¿qué vivienda puedo permitirme?), como de la situación el largo plazo (¿la compra se ajusta a mi estructura de ingresos y gastos actuales y futuros?) para reducir, gracias al ejercicio de planificación, el riesgo de la inversión. Vamos a verlo con el ejemplo de un inversor que quiere saber qué vivienda puede comprarse con una hipoteca de 2.500 euros mensuales a 25 años. 

Análisis a corto plazo

IMPORTE MÁXIMO DE FINANCIACIÓN

Lo primero que debemos determinar es la hipoteca máxima a la que podremos aspirar si la cuota mensual que podemos pagar es de 2.500 euros. Recomendamos que la cuota no supere el 35-40% de los ingresos netos mensuales.

Es importante que al realizar los cálculos supongamos un tipo medio adecuado. No tendría ningún sentido hacer los números con el euribor a doce meses actual (muy bajo), ni tampoco con el de noviembre de 2008 (máximos de los últimos años). Tal y como podemos ver en la siguiente tabla, si estimamos un tipo medio del 4,5%, el inversor podría aspirar a una hipoteca de 444.845 euros a 25 años

Abante_compra_vivienda_1

Pincha en la imagen para ampliarla

Abante_compra_vivienda_2

Pincha en la imagen para ampliarla

COSTE MÁXIMO DE LA VIVIENDA

Como consecuencia de la última crisis inmobiliaria, el importe financiado debe ser igual o inferior al 80% del valor de tasación del inmueble, en la mayoría de los casos. Por lo tanto, teniendo en cuenta que el inversor deberá realizar una entrada del 20% del inmueble, el precio total de compra de la vivienda a la que puede aspirar asciende a 556.058 euros. 

Abante_compra_vivienda_3
 

Si tenemos en cuenta que los gastos asociados a la compra ascienden al 7-10% del valor del inmueble, el precio de la vivienda debería de ser como máximo de 514.869 euros.

Abante_compra_vivienda_4

Análisis a largo plazo

También hay que estudiar los efectos que la compra puede tener en el largo plazo. Para ello recomendamos realizar un Financial Life Planning o revisarlo para determinar, entre otras cosas, en qué situación nos encontraríamos si nos quedáramos sin trabajo o si los ahorros que tenemos no son suficientes para hacer frente a la hipoteca y durante cuánto tiempo. 

Fiscalidad 

Por último, no debemos dejar de lado la fiscalidad de los inmuebles. ¿Cómo tributan los ingresos por alquiler? ¿Qué implicación fiscal tiene la venta de mi segunda vivienda? ¿Y la de mi vivienda habitual? ¿Puedo acogerme a la exención por reinversión?  Dado que la fiscalidad puede sufrir modificaciones, es importante que  su asesor financiero le informe de dichos cambios y que revisen juntos las implicaciones que pueden tener. 

En líneas generales y como resumen, la vivienda habitual no genera rentas pero hay que incluirla en la declaración de la renta. Los alquileres tributan en la base general por la diferencia entre los ingresos y los gastos deducibles y se puede aplicar una reducción del 60% en el caso de las viviendas. Por otro lado, los  inmuebles urbanos que no son ni la vivienda habitual ni generan rendimientos del capital inmobiliario, aunque no generan rentas, tributan por el importe que resulte de aplicar sobre su valor catastral un porcentaje del 2% (o del 1,1% si el valor catastral de los ha sido revisado o modificado en una fecha posterior al 1 de enero de 1994) en la base general. 

También hay que tener en cuenta los impuestos que se deben pagar por la compraventa por la ganancia o pérdida patrimonial, además de los impuestos de transmisiones patrimoniales. Por otra parte, desde el 1 de enero de 2015, la ventaja fiscal con la que contaban los inmuebles (entre otros activos) comprados antes de 1994 a la hora de la venta (los llamados coeficientes de abatimiento) se limitan a un máximo de 400.000 euros en total, como ya os explicamos en el artículo Estrategia fiscal para minimizar el pago de impuestos en la venta de activos

*Paula Satrústegui, directora de Planificación financiera en Abante

¿Tienes claro cuáles son tus mejores opciones financieras y de inversión?

Imagen de Paula Satrustegui

Paula Satrustegui profundizará en las novedades fiscales y relativas a la seguridad social, que afectan a la planificación de las finanzas personales de los profesionales.

Imagen de Belén Alarcón

Belén Alarcón trasladará su experiencia de asesoramiento patrimonial y planificación financiera a través de las preguntas más relevantes que debe plantearse una persona a lo largo de su vida.

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]