Sobre el autor

Imagen de Paula Satrustegui

Paula Satrustegui profundizará en las novedades fiscales y relativas a la seguridad social, que afectan a la planificación de las finanzas personales de los profesionales.

Categorías

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« agosto 2015 | Inicio | octubre 2015 »

24 septiembre, 2015 | 09:42

La esperanza de vida de las mujeres es superior a la de los hombres. En España, el 50% de los hombres alcanzan una esperanza de vida de 83 años, mientras que en el caso de las mujeres la esperanza de vida asciende a 88 años.

El hecho de que las mujeres vivan más, junto con el de que reciben, de media, pensiones inferiores (cotizan menos), implica que deberían planificar su jubilación con más atención y tiempo para lograr mantener su nivel de vida en el futuro.                                                                

Los datos ponen en evidencia el esfuerzo extra que tienen que hacer las mujeres para conseguir un mismo nivel de rentas en la jubilación

Esfuerzo ahorro mujer jubilación

Tal y como se puede ver en la imagen, el ahorro que necesita acumular una inversora de 50 años en el momento de la jubilación para vivir con 3.000 euros al mes, adicionales a la pensión de jubilación, es de 551.422 euros. 

En caso de que se tratase de un hombre, el ahorro necesario sería de 439.061 euros (un 26% menor) debido a que la esperanza de vida del hombre a los 50 años es seis años inferior a la de la mujer.

*Paula Satrústegui, directora de Planificación financiera en Abante

¿Has preparado ya el momento de tu jubilación? 

17 septiembre, 2015 | 09:44

Abante icons Dos colores-29
Hablar de jubilación y de planes de pensiones parece que va unido, pese a que la planificación de la jubilación debe implicar mucho más. En cualquier caso, estos productos diseñados específicamente para generar una bolsa de dinero destinada a cubrir nuestras necesidades durante la jubilación son una buena opción de inversión si sabemos elegirlos.

Hoy queremos repasar los conceptos básicos de los planes de pensiones y en próximos artículos os iremos contando más cuestiones que debemos tener en cuenta: gestión, fiscalidad, comisiones, etc.

Si la jubilación debe ir más allá de la elección de un plan de pensiones, esta no debe hacerse únicamente por motivos fiscales, aunque la mayoría nos acordemos de nuestro plan a final de año cuando empezamos a echar cuentas sobre la declaración de la renta. ¿Qué es un plan de pensiones? Es un vehículo que cubre, fundamentalmente la jubilación, aunque también podrá ser rescatado en caso de incapacidad, dependencia o fallecimiento.

El objetivo es acumular un dinero del que dispondremos (en forma de capital, renta, mixta o libre) cuando se dé alguna de las cuatro contingencias que acabamos de ver o si se produce alguno de los supuestos excepcionales de liquidez (enfermedad grave, paro de larga duración o, desde la reforma fiscal de 2014, la liquidez a partir del décimo año).

Sumario planes de pensiones
Este vehículo nos permite invertir en cualquier tipo de activo (renta fija, renta variable, activos del mercado monetario o rentabilidad absoluta) y, en algunos casos, puede ser instrumentalizado a través de seguros (planes de previsión asegurados). Al poder invertir en cualquier tipo de activo, es importante que el inversor determine antes de realizar la inversión, qué riesgo desea asumir en función de su perfil y del objetivo de rentabilidad de acuerdo a su planificación financiera.

CATEGORÍAS

Según Inverco (Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones), nos encontramos con las siguientes:

1) Renta fija a corto plazo: no incluyen activos de renta variable en su cartera de contado, ni derivados cuyo subyacente no sea de renta fija. La duración media de la cartera será inferior o igual a dos años.

2) Renta fija a largo plazo: no incluyen activos de renta variable en su cartera de contado, ni derivados cuyo subyacente no sea de renta fija. La duración media de la cartera será superior a dos años.

3) Renta fija mixta: tienen menos del 30% de la cartera invertida en activos de renta variable.

4) Renta variable mixta: tienen entre el 30% y el 75% de la cartera invertida en activos de renta variable.

5) Renta variable: aquellos en los que más del 75% de la cartera está invertida en activos de renta variable.

6) Garantizados: los planes para los que exista garantía externa de un determinado  rendimiento, otorgada por un tercero.

Los planes de pensiones están sometidos a supervisión e inspección por parte de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (organismo dependiente del Misterio de Economía). 

FISCALIDAD

El dinero que invertimos a través de los planes de pensiones reduce la base imponible general, una de las pocas opciones que el contribuyente tiene a su alcance para reducir el pago de impuestos. La única restricción es que dicha reducción no puede hacer negativa la base –se da de plazo los cinco ejercicios siguientes para aplicar el exceso-.

¿Qué significa que la aportación reduce la base imponible general? Al hacer la declaración de la renta, Hacienda le devolverá el tipo marginal del IRPF de lo aportado. El marginal es el que se le aplica a cada euro adicional de renta. Así, si su marginal es del 46% y aporta 8.000 euros a planes de pensiones, Hacienda le devolverá 3.680 euros.

Renta aportaciones pp blog

A cambio, en el momento del rescate tributará como renta del trabajo por el importe total. Únicamente los rescates en forma de capital de las aportaciones anteriores a 2006 podrán acogerse a un reducción del 40%. Dicha reducción ha sido limitada en el tiempo tras la pasada reforma fiscal (2014).

Por tanto, hoy dejamos de pagar unos impuestos que abonaremos cuando lo rescatemos el dinero. El diferimiento fiscal –que permite invertir ese dinero que no hemos ingresado a Hacienda y obtener un interés por él-, junto con el hecho de que los tipos impositivos en el momento del rescate suelen ser inferiores a los que tenemos cuando hacemos las aportaciones hacen que, fiscalmente, el plan de pensiones sea un vehículo muy beneficioso.

Hay que recordar que los límites a las aportaciones son: el financiero (máximo que podemos aportar) es de 8.000 euros independientemente de la edad desde el 1 de enero de 2015 y el límite fiscal (lo máximo que podemos deducirnos) es la menor de las siguientes dos cantidades, u 8.000 euros o el 30% de los rendimientos netos del trabajo o actividades económicas. En próximos artículos os explicaremos las aportaciones y los rescates.

Por último, nos gustaría recalcar que, en muchas ocasiones, nos fijamos en el beneficio fiscal de estos productos y no nos paramos a analizar la calidad de los mismos. Este aspecto también es muy importante. Invertir en un plan de pensiones que no esté bien gestionado se puede llevar por delante el beneficio fiscal de las aportaciones, por lo que es importante que analice la rentabilidad y riesgo del plan en el que vaya a invertir.

*Paula Satrústegui, directora de Planificación financiera en Abante

¿Has preparado ya el momento de tu jubilación? 

¿Tienes un plan para mantener tu nivel de vida en el futuro? 

10 septiembre, 2015 | 09:42

Hemos visto ya las reglas generales para el cálculo de la pensión de jubilación de la Seguridad Social y cómo se aplican en el caso de un trabajador asalariado. Hoy vamos a ver con un ejemplo cómo se realiza este cálculo en el caso de un autónomo, es decir, aquel que trabaja por cuenta propia realizando una actividad a título lucrativo, cotizando por el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA).

Supongamos un autónomo que tiene 50 años y unos ingresos de 70.000 euros anuales. Lleva 27 años cotizados a la Seguridad Social y desea saber qué pensión le corresponderá en el momento de su jubilación si cotiza hasta los 65 años. Hasta los 45 años cotizó al mínimo y a partir de los 46 años al máximo. 

¿Tiene derecho a recibir pensión? Llegada la edad legal de jubilación tendría derecho a la pensión ya que cumpliría los tres requisitos siguientes:

  • Tener cubiertos en el momento de la jubilación 15 años de cotización, de los cuales, al menos dos deben estar entre los 50 y los 65 años.
  • Tener cumplida la edad legal de jubilación (65-67 años).
  • Cesar en la actividad laboral.

¿Cuál es su edad legal de jubilación? Si deja de cotizar al cumplir 65 años, tendrá 42 años cotizados a la Seguridad Social y su edad legal de jubilación serán los 65 años. Si no tuviese cotizados más 38 años y medio tendría que jubilarse con 67 años. 

¿Cuál es la base reguladora? El autónomo, a diferencia del asalariado, no cotiza a la Seguridad Social en función de sus ingresos sino que puede elegir, dentro de los límites comprendidos entre una base mínima (884,40 euros mensuales en 2015) y una máxima (3.606,00 euros mensuales en 2015), cuál quiere que sea su base de cotización. El 26,5% de esta base determinará la cotización del trabajador autónomo (29,8% si se incluye la cobertura por incapacidad). En este régimen, el importe será íntegramente satisfecho por el trabajador.

Lógicamente las pensiones que reciban en el futuro dependerán del nivel de aportaciones presente. Normalmente los autónomos cotizan al mínimo y suelen subir la base de cotización al máximo durante los últimos años (que son los que se utilizan para el cálculo de la pensión). Existe una edad límite por encima de la cual no está permitido incrementar la cotización al máximo, sino que en caso de que el autónomo desee aumentarla, no podrá superar una base intermedia.

Aunque la Seguridad Social realiza el cálculo con las bases de cotización mensuales, nosotros utilizaremos datos anuales para simplificar el ejercicio:

Pension bases autónomo

Pincha en la imagen para ampliarla

¿Cuántos años ha cotizado el inversor? En función del número de años cotizados, el inversor recibirá mayor o menor porcentaje de la base reguladora.

Base reguladora autonomo

Pincha en la imagen para ampliarla

Si la pensión fuese superior a la máxima, el inversor recibiría la pensión máxima. No se podrá superar la misma excepto en el caso de que se haya cotizado más allá de la edad legal de jubilación

Al inversor le corresponde una pensión en euros actuales de 33.824,10 años. El haber cotizado los primeros años al mínimo provoca que el inversor no alcance la pensión máxima actual (35.852 euros). 

Al igual que en el caso de los asalariados, la pensión anteriormente calculada se verá reducida por el Factor de Sostenibilidad que entrará en vigor a partir del año 2019. El porcentaje de reducción dependerá de la esperanza de vida en cada momento, pero se calcula que puede llegar al 15% en el año 2050.

Puedes descargar esta información en PDF

*Paula Satrústegui, directora de Planificación financiera en Abante

¿Has preparado ya el momento de tu jubilación? ¿Tienes un plan para mantener tu nivel de vida en el futuro? 

03 septiembre, 2015 | 09:36

Abante icons Pantone 200-66
La semana pasada explicamos cómo se calculaba la pensión de la Seguridad Social, en términos generales, y cuáles habían sido las principales modificaciones con las últimas reformas del sistema. 

Ahora vamos a ver a través de un ejemplo y con más detalle cómo será la pensión de jubilación de un asalariado (trabajador por cuenta ajena que tiene la obligación de cotizar a través del Régimen General).

Pongamos el caso de un asalariado que tiene 45 años y unos ingresos de 50.000 euros anuales. Lleva 20 años cotizados y quiere saber qué pensión le corresponderá cuando se jubile si continúa cotizando hasta los 60 años.

¿Tiene derecho a recibir pensión? Llegada la edad legal de jubilación tendría derecho a la pensión ya que cumpliría los tres requisitos siguientes:

  • Tener cubiertos en el momento de la jubilación 15 años de cotización, de los cuales, al menos dos deben estar comprendidos entre los 50 y los 65 años.
  • Tener cumplida la edad legal de jubilación (65-67 años).
  • Cesar en la actividad laboral.

¿Cuál es su edad legal de jubilación? Si deja de cotizar a los 60 años, tendrá 35 años cotizados a la Seguridad Social y su edad legal de jubilación serán los 67 años. Para poder jubilarse con 65 años tendría que tener cotizados 38 años y medio.

¿Cuál es la base reguladora?Para calcularla hay que ver cuánto ha cotizado el trabajador a la Seguridad Social los últimos 25 años. El importe de la cotización es el resultado de multiplicar el salario (base de cotización) por un porcentaje que oscila entre el 35% y el 36%. De este porcentaje, un 82% lo paga la empresa y el 18% restante, el trabajador. Hay que tener en cuenta que la base de cotización tiene unos topes máximos y mínimos.

En el siguiente cuadro se pueden ver las bases de cotización del 2015.

Bases cotización contingencias comunes

(Pincha en la imagen para ampliarla)

En el caso, la base de cotización coincide con la máxima, porque su retribución anual bruta en concepto de rendimientos del trabajo es superior a 43.272 euros.

Aunque la Seguridad Social realiza el cálculo con las bases de cotización mensuales, nosotros utilizaremos datos anuales para simplificar el ejercicio:

Cálculo pensión asalariado

(pincha en la imagen para ampliarla)

¿Cuántos años ha cotizado el inversor? En función del número de años cotizados, el inversor recibirá mayor o menor porcentaje de la base reguladora.

Cálculo pensión asalariado 2

(pincha en la imagen para ampliarla)

Si la pensión fuese superior a la máxima, el inversor recibiría la pensión máxima. No se podrá superar la misma excepto en el caso de que se haya cotizado más allá de la edad legal de jubilación

Al inversor le corresponde una pensión en euros actuales de 32.674,65. El no haber cotizado los últimos años hace que el inversor no alcance la pensión máxima actual (35.852 euros). Si el inversor quisiese recibir la pensión máxima tendría que trabajar más años o hacer un convenio especial con la Seguridad Social

La pensión anteriormente calculada se verá reducida por el Factor de Sostenibilidad que entrará en vigor a partir del año 2019. El porcentaje de reducción dependerá de la esperanza de vida en cada momento, pero se calcula que puede llegar al 15% en el año 2050.

Puedes descargar esta información en PDF

*Paula Satrústegui, directora de Planificación financiera en Abante

 

Imagen de Paula Satrustegui

Paula Satrustegui profundizará en las novedades fiscales y relativas a la seguridad social, que afectan a la planificación de las finanzas personales de los profesionales.

Imagen de Belén Alarcón

Belén Alarcón trasladará su experiencia de asesoramiento patrimonial y planificación financiera a través de las preguntas más relevantes que debe plantearse una persona a lo largo de su vida.

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]