Sobre el autor

Imagen de Paula Satrustegui

Paula Satrustegui profundizará en las novedades fiscales y relativas a la seguridad social, que afectan a la planificación de las finanzas personales de los profesionales.

Categorías

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« junio 2014 | Inicio | octubre 2014 »

26 septiembre, 2014 | 08:31

La gestión activa y la inversión en fondos de autor ha ido ganando peso en nuestro país y las posibles alternativas en este campo han sido noticia estos días con los movimientos de gestores que ha habido en la industria. Lo cierto es que la gestión de autor –bien seleccionada- ofrece un plus al inversor, por un lado. Por otro, en España hay todo un universo de gestores independientes con gran talento. Y para darles visibilidad e impulsar este tipo de gestión en un entorno completamente dominado por los productos estandarizados de los grandes bancos nació hace algo más de dos años Smart-ISH.

Smart-ISH, el universo que agrupa a estas figuras y el fondo que invierte en ellos, es una apuesta para reivindicar la profesión de gestor, la gestión independiente. Para que salgan buenos gestores españoles es necesario invertir en ellos, sobre todo al principio. Y tras varios años siguiendo de cerca a estos profesionales los datos ponen en evidencia que están haciendo un buen trabajo, que consiguen rentabilidades atractivas. Son una alternativa a la gestión pasiva que ofrecen las grandes redes financieras. Paramés –que dejó Bestinver hace unos días- es uno de ellos, pero hay más de 100 nombres en la lista. Sus fondos siguen estrategias personales y ellos han puesto todo su talento e ilusión para conseguir los mejores resultados. Se busca la identificación total entre el gestor y el vehículo.

¿En qué invierten estos gestores? En septiembre aumentaron su exposición a bolsa, alcanzando el nivel más alto en el tercer trimestre. La exposición media, según la encuesta Unience-Perpe, es del 57,4%. Eso después de un mes que fue positivo para quienes apostaron por el mercado estadounidense, mientras que los que invirtieron en Europa se quedaron algo por detrás. De los 109 fondos que forman el Universo Smart-ISH solo 39 terminaron agosto en negativo. En el año únicamente 9 están en rojo y 15 de ellos acumulan en los ocho primeros meses de 2014 más de un 10% de rentabilidad.

Abante puso en marcha el universo en 2012 para dar visibilidad a la gestión de autor y, además, invierte en los fondos del mismo a través del fondo Smart-ISH. Pensábamos que era una buena forma de reivindicar la profesión de gestor  y de ofrecer una opción alternativa de inversión. Y, por eso mismo, hemos ido incorporando a alguno de los mejores profesionales de la gestión activa bajo el paraguas de los fondos de autor.

José Ramón Iturriaga, gestor de Okavango Delta (renta variable), fue el año pasado el gestor del Universo Smart-ISH que mejor rentabilidad obtuvo, un 74,9%. En 2014 gana un 5,7%. En su última carta, el gestor explicaba la recogida de beneficios de los últimos meses por el ruido geopolítico que ha habido. Y señalaba: “A medida que dicho ruido se diluya y se vuelva la mirada a los fundamentales de las compañías –que, repito, están mejorando de forma notable- es más que probable que se desande el camino recorrido estos últimos meses”.

Otro fondo de renta variable es el de Josep Prats, que invierte en grandes valores con Abante European Quality Fund, que en lo que va de año tiene una rentabilidad del 3,5%, por encima del Eurostoxx 50, que suma un 2,05%. El acumulado del fondo desde mayo del año pasado es de 19,90%, frente al 12,58% del índice europeo de referencia.

Por su parte, Alberto Espelosín gestiona Abante Pangea, un fondo global, dinámico y multiactivo que trata de reflejar de una manera flexible la visión macro y micro del gestor. El fondo ha superado recientemente los 100 millones de patrimonio bajo gestión. Y Juan Manuel Mazo es el gestor de Maral Macro, un fondo macro multiactivo global con una política de preservación de capital.

El inversor deberá elegir los fondos de inversión que mejor se adapten a su perfil y a sus objetivos.

*María Benito, responsable de Comunicación de Abante. 

22 septiembre, 2014 | 09:44

Abante icons Dos colores-41La inversión en productos financieros, como acciones, fondos de inversión o cuentas remuneradas, en general, se va a beneficiar con la reforma fiscal que entrará en vigor en enero de 2015. Y esto es así porque, además de la rebaja de los impuestos sobre los beneficios, la tributación de las ganancias o pérdidas a un año pasará de la base cara a la barata y mejorará la compensación entre las bases imponibles del ahorro y general. Por eso, si tiene pensado vender o liquidar alguna de sus inversiones, debe analizar si le conviene hacerlo ahora o esperar al año que viene. Veamos porqué.

Muchas veces, al hacer cambios en nuestras inversiones financieras, nos olvidamos de mirar su repercusión impositiva y, aunque no se pueden realizar estas operaciones sólo por motivos fiscales, es algo que no debemos de obviar. Por ello consideramos importante explicar cómo se compensan las distintas rentas en el IRPF para así maximizar el beneficio de nuestros movimientos.

Para nuestro análisis consideraremos lo publicado en agosto en el Proyecto de Ley. Aunque puede haber algunas modificaciones, es probable que el texto definitivo sea muy similar.

Compensación de las rentas de los productos financieros

La reforma fiscal que el Gobierno aprobó en agosto traerá una reducción de los tipos impositivos, tanto en la base general como en la del ahorro, que es donde tributarán a partir de enero las ganancias y los rendimientos del capital mobiliario y que es la parte barata de la tabla. Esta rebaja implica que los beneficios que obtengamos, en lugar de pagar entre el 21 y el 27% al fisco, se pasará a una retención den entre el 20 y el 24% el próximo ejercicio y de entre el 19 y el 23% en 2016.

Por otro lado, las plusvalías o minusvalías a menos de un año, que hasta ahora tributaban en la base general pasan a la del ahorro. ¿Esto qué significa? Si se venden acciones compradas hace menos de 12 meses, el beneficio obtenido se declara en la parte cara del impuesto, con lo que Hacienda se queda entre el 24,75 y el 52%, más los recargos autonómicos. Al pasar a la base del ahorro -la parte barata- el tipo se reducirá considerablemente, como acabamos de ver.

Por último, la compensación de bases imponibles mejora respecto de la situación actual. Todas estas medidas son positivas para los inversores, tal y como se observa en el siguiente cuadro resumen:

Cd 1

Pinche para ampliar la imagen

* Ver más adelante la norma transitoria de las pérdidas pendientes de compensación.

*No se considera el efecto de la eliminación de los coeficientes de abatimiento. Si los activos fueron adquiridos antes de 1994, puede que el efecto fiscal de la reforma sea negativo (a pesar de reducirse los tipos impositivos).

¿Cómo se compensan las rentas en 2014?

En este momento, las rentas de los productos financieros pagan impuestos tanto en la base general, como en la del ahorro. En el primer caso, las ganancias o pérdidas no procedentes de la transmisión de elementos patrimoniales, así como las obtenidas en un plazo inferior a un año, se podrán compensar con hasta un 10% de los rendimientos del trabajo, alquileres, rendimientos actividades económicas e imputación de rentas inmobiliarias.

En cambio, en la base del ahorro, los rendimientos del capital mobiliario –venta de acciones, fondos, derivados e inmuebles, entre otros-se compensan ilimitadamente entre ellos y, si después de hacerlo se obtuviera un importe negativo, tendríamos cuatro años más para aplicarla.

En el caso de las plusvalías y minusvalías a más de un año, se compensan de forma ilimitada y, si el saldo es negativo, también se puede hacer en los cuatro años siguientes. Lo que no es posible a día de hoy compensar los rendimientos de capital mobiliario con las variaciones patrimoniales (positivas o negativas)  a más de un año, ni viceversa. Y tampoco la rentas de la base general con las del ahorro. 

Cd 2

Pinche para ampliar la imagen

¿Y cómo se hará a partir de 2015?

Con la entrada en vigor de la reforma a partir de enero del año que viene, las ganancias o pérdidas a menos de un año pasarán a tributar a la base del ahorro y, además, cambiarán las reglas de compensación entre ambas bases.

En la base general, las plusvalías o minusvalías de elementos no patrimoniales se podrán compensar con hasta un 25% de los rendimientos del trabajo, alquileres, rendimiento actividades económicas e imputación de rentas inmobiliarias.

Además, los rendimientos del capital mobiliario podrán compensarse con las variaciones del valor del patrimonio -como consecuencia de las operaciones como transmisiones o adquisiciones de activos- hasta un máximo del 25%, aunque se realizará paulatinamente (10% en 2015, 15% en 2016, 20% en 2017 y 25% a partir de 2018).  

Norma transitoria: Las pérdidas patrimoniales a más y menos de un año correspondientes a los periodos impositivos de 2011, 2012, 2013 y 2014 que se encuentren pendientes de compensación a 01/01/2015, se compensarán de acuerdo a la legislación vigente en 2014, es decir, no se podrán compensar parte de los rendimientos con las ganancias ni viceversa. 

.

Cd 3

Pinche para ampliar la imagen

Ejemplo práctico:

Supongamos un inversor que ha obtenido las siguientes rentas durante el ejercicio: 

  • Rendimientos del trabajo netos (eliminando los cargos de la Seguridad Social y otros gastos deducibles): 40.000€
  • Alquileres: 3.000€
  • Rendimiento neto reducido por la venta de un Unit Linked: -5.000€
  • Intereses de cuentas corrientes: 1.000€.
  • Ganancia por la venta de acciones a menos de un año: 600€
  • Plusvalía por la venta de fondos a más de un año: 1.000€
  • Beneficio por la venta de un inmueble a más de un año: 5.000€
  • Pérdida por la venta de acciones a más de un año: 500€

¿Cómo se compensarían las bases en caso de que dichas rentas se generasen en 2014? 

Cd 4

 Pinche para ampliar la imagen

¿Y en caso de hacerlo en 2015?

Compensación bases

 Pinche para ampliar la imagen

Cuadro Resumen:

Compensación resument

¿Qué debo o puedo hacer para que no me afecte la reforma?

Tal y como podemos ver en el ejemplo anterior, en este caso, el inversor se verá beneficiado por la reforma fiscal. En cualquier caso, en Abante Asesores aconsejamos analizar caso a caso para ver el impacto financiero-fiscal de la reforma. Aunque fiscalmente la pueda ser positiva (estudiar detenidamente en caso de venta de activos comprados antes de 1994 que se ven perjudicados por el cambio legislativo), puede ser que financieramente no sea el momento óptimo de realizar la operación.

 Si lo desea, puede  descargar el documento en PDF

*Paula Satrústegui, directora de Planificacón financiera de Abante. 

16 septiembre, 2014 | 09:29

Entramos en el último trimestre del año y es hora de que comprobemos en qué nos beneficia y en qué nos perjudica la inminente reforma fiscal. En agosto se publicó el Proyecto de Ley, y aunque puede haber algunas modificaciones, es probable que el texto definitivo sea muy similar. 

A lo largo de las próximas semanas analizaremos algunas de las novedades fiscales con ejemplos prácticos que nos ayuden a entender cómo nos afectan, así como las alternativas que tenemos para tratar de beneficiarnos al máximo de la reforma.

VENTA INMUEBLES:

Si tiene algún inmueble en venta, le interesa conocer cómo tributará en caso de que la operación se realice en 2014 y qué sucede si se aprueban las medidas del Proyecto de Ley y el mismo se vende en 2015.

Mucha gente piensa, equivocadamente, que al bajar los tipos impositivos a partir de enero de 2015 (efecto positivo), es mejor esperar para vender, sin darse cuenta que, además de la bajada de los impuestos, en el caso de la venta de inmuebles, se suprimen los coeficientes de corrección monetaria en el cálculo de la ganancia o pérdida patrimonial (efecto negativo). Por este motivo, habrá que analizar individualmente cada uno de los casos, ya que puede que le interese reducir un poco el precio y venderlo este año, en lugar de hacerlo el que viene a mayor importe.

Vivienda 1

(pinche para ampliar la imagen)

A estos dos efectos habrá que sumar el provocado por la eliminación de los coeficientes de abatimiento (en caso de que la vivienda hubiese sido adquirida antes de 1994). Este aspecto será analizado en un próximo artículo. 

¿Qué pasa si lo vendo en 2014?

Durante 2014, la venta de inmuebles tributa como ganancia o pérdida patrimonial en la base del ahorro (parte barata del impuesto al 21-27%) o en la base general (parta cara al 24,75-52% más subidas autonómicas) en función del plazo en que se haya generado la plusvalía. En la mayoría de los casos, la venta de inmuebles se produce a más de un año, tributando en la base del ahorro (de 0 a 6.000 euros se paga al 21%, de 6.000,01 a 24.000 euros el tipo es del 25% y de 24.000,01 euros en adelante del 27%).

La ganancia o pérdida generada se calcula de la siguiente manera:

Ganancia o Pérdida = Precio de compra – Precio de venta – Gastos asociados a la compra – Gastos asociados a la venta

Tanto el precio de compra como los gastos asociados a esta se ajustan con unos coeficientes de actualización que se publican anualmente en los Presupuestos Generales del Estado. Dichos coeficientes (siempre superiores a uno) varían en función del año en que fue adquirido el inmueble y tratan de corregir el precio con la inflación, haciendo que la ganancia patrimonial disminuya y, por tanto, los impuestos a pagar sean inferiores.

¿Y si lo vendo en 2015? ¿Qué impuestos pagaría?

La ganancia o pérdida patrimonial en 2015 tributará en la base del ahorro, independientemente del plazo, al 20-24% (de 0 a 6.000 euros al 20%, de 6.000,01 a 50.000 euros al 22% y de 50.000,01 euros en adelante, al 24%). Si se realiza la venta en 2016, el tipo que se aplicará será incluso inferior (19-23%). Como vemos, si solo tenemos en cuenta este efecto, el impacto de esperar a 2015 o 2016 será siempre positivo.

Por otro lado, se eliminan los coeficientes de actualización, lo cual hace que, tanto el precio de compra, como los gastos asociados a la compra sean inferiores y la ganancia patrimonial superior, teniendo que pagarse más impuestos. Si solo tenemos en cuenta este efecto, el impacto de esperar a 2015 o 2016 será siempre negativo.

El Proyecto de Ley mantiene la exención por reinversión en vivienda habitual, así como la exención de la plusvalía por la venta de la vivienda habitual de mayores de 65 años.

Ejemplo práctico:

Supongamos un inversor que compró una vivienda en el año 2000 por 250.000 euros y que tiene pensado venderla por 500.000 euros. 

¿Cuál es el impacto fiscal en caso de vender el inmueble en 2014?

Vivienda 2

(pinche para ampliar la imagen)

¿Y en caso de hacerlo en 2015?

Vivienda 3

(pinche para ampliar la imagen)

Cuadro Resumen:

Vivienda 4
 

(pinche para ampliar la imagen)

¿Qué debo o puedo hacer para que no me afecte la reforma?

Habrá que analizar cada caso individualmente para ver cómo le afectan ambos cambios. Tal y como podemos ver en el ejemplo anterior, en este caso, el inversor podría incluso bajar el precio de venta hasta 487.151 euros en 2014 y obtener el mismo ingreso neto que en el caso de realizar la venta en 2015 por 500.000 euros. 

Si lo desea, puede descargar el PDF del INFORME REFORMA FISCAL VENTA DE INMUEBLES.

*Paula Satrústegui, directora de Planificacón financiera de Abante. 

Imagen de Paula Satrustegui

Paula Satrustegui profundizará en las novedades fiscales y relativas a la seguridad social, que afectan a la planificación de las finanzas personales de los profesionales.

Imagen de Belén Alarcón

Belén Alarcón trasladará su experiencia de asesoramiento patrimonial y planificación financiera a través de las preguntas más relevantes que debe plantearse una persona a lo largo de su vida.

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]