Sobre el autor

Imagen de Paula Satrustegui

Paula Satrustegui profundizará en las novedades fiscales y relativas a la seguridad social, que afectan a la planificación de las finanzas personales de los profesionales.

Categorías

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« diciembre 2013 | Inicio | febrero 2014 »

29 enero, 2014 | 00:00

El Consejo de Ministros aprobó en julio de 2013 la constitución de una comisión de expertos para la reforma del sistema tributario español que está presidida por D. Manuel Lagares (Doctor en Ciencias Económicas y Empresariales, Inspector de Hacienda en excedencia, Catedrático de Hacienda Pública de la Universidad de Alcalá de Henares).

Las líneas de revisión que deberán afrontar la comisión son cuatro:

1. Lograr un sistema tributario sencillo, de mayor simplicidad.

2. Garantizar la suficiencia de ingresos tributarios de forma que ratifique el compromiso de consolidación fiscal asumido.

3. Obtener un sistema tributario que favorezca el desarrollo económico, garantice la unidad de mercado y la neutralidad fiscal.

4. Potenciar el desarrollo social con medidas que favorezcan a colectivos como familias, discapacitados o medidas que estimulen el ahorro.

Las conclusiones se recogerán en un informe final que habrá que entregarse al ministro de Hacienda y Administraciones Públicas antes de terminar el mes de febrero de 2014.

A continuación pasamos a detallar algunos de los cambios que propondrá el comité de expertos según las filtraciones a los medios de comunicación, si bien, al no ser definitivas podrían verse modificados a lo largo del proceso:

Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF)

- Bajada tipos: en diciembre de 2011, se aumentó con carácter temporal (2012 y 2013) los tipos impositivos. Dicho aumento fue prorrogado a 2014.

1) Base General: el comité de expertos sugiere una bajada de los tipos, sobre todo los de los tramos más bajos, ya que en la actualidad, un 78% de la recaudación proviene de las rentas inferiores a 33.000 euros. Tal y como comentó el ministro hace algunas semanas, es probable que se bajen en un primer momento los tipos de las rentas bajas (2015) y que el de las rentas elevadas se haga cuando se recupere la economía (2016 y 2017).

2) Base del Ahorro: se propone un tipo único cercano al mínimo de la base general para las rentas del capital en lugar de los tres tramos actuales (21-25-27%).

- Planes de Pensiones: la aportación a planes de pensiones son deducibles de la base imponible general, lo cual significa que Hacienda te devuelve tu tipo marginal de las aportaciones realizadas. Existe una aportación máxima a planes de pensiones que depende de la edad. El comité de expertos aboga porque no se discrimine por edades.

- Deducción por inversión en vivienda habitual: plantean la supresión de la deducción por inversión en vivienda habitual con carácter retroactivo. En la actualidad existe una deducción de 15% con un máximo de 9.040 euros, lo cual equivale a una deducción máxima anual por contribuyente de 1.356 euros. Es posiblemente la medida más controvertida de la reforma.

- Autónomos: gran parte de los autónomos que tributaban por el régimen de módulos (cuya tributación depende del número de metros del local o del número de empleados entre otros) pasarán a tributar por el régimen de estimación directa (en función de los ingresos).

Impuesto de Sucesiones y Donaciones (ISD)

- Bajada de tipos: el comité de expertos recomienda reducir los tipos impositivos.

- Reducciones empresariales: muchas sociedades constituidas bajo el amparo de lo que se conoce como empresa familiar, gozan en la actualidad de una bonificación del 95%. El comité propone suprimir prácticamente todas las reducciones empresariales, lo cual afecta a este tipo de sociedades.

Impuesto de Patrimonio (IP)

- Supresión del impuesto: en la actualidad, Madrid es la única CCAA que tiene una bonificación del 100%. Se recomienda la supresión definitiva del Impuesto de Patrimonio.

Impuesto Sociedades (IS)

- Bajada tipos: en la actualidad, en función del tipo de empresa el tipo es del 20, 25 o 30%. Se propone establecer un tipo único del 25% y que el mismo se vaya rebajando hasta llegar al 20%. Además quieren reducir ciertas deducciones.

- Amortizaciones: Revisión de las tablas para adecuarlas a la realidad.

Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA)

- Aumento tipos: en un primer momento se comentó que el comité de expertos proponía un aumento de los tipos (excepto el súper reducido que se mantiene en el 4%):

1) Tipo General (21%): posibilidad de aumentarlo al 22 o 23%.

2) Tipo Reducido (10%): posibilidad de igualarlo a la media europea (13%) o incluso aumentarlo al 15%. Mantienen el tipo del 10% únicamente para la restauración y la hostelería.

Tras la aparición pública del ministro de Hacienda negando una subida de tipos se baraja un segundo escenario en el que los tipos se mantienen pero determinados servicios que tributan a un tipo reducido pasan a tributar al tipo general.

- Autónomos: restringir el régimen simplificado que actualmente utilizan los autónomos.

- Régimen del recargo de equivalencia: proponen suprimirlo. Impuestos Especiales

- Aumento tipos: se propone aumentar los tipos del alcohol, tabaco e impuestos verdes como en la UE.

Tendremos que esperar a que el comité de expertos publique el borrador del informe en febrero de 2014 para ver cuáles de estas medidas se incluyen en el mismo.

Como siempre, les iremos informando de los avances.

 

Paula Satrústegui, Subdirectora de Planificación Financiera de Abante

@abanteasesores

15 enero, 2014 | 09:13


Eres tu no tu dinero - Cuadro 1 - Abante Asesores¿Su empresa le aporta al Plan de Empleo, le paga el seguro médico o le da cheques comida? ¿Sabía que a partir de enero habrá que cotizar a la Seguridad Social por ese tipo de retribución?

Se acaba de aprobar el Real Decreto-Ley 16/2013, de 20 de diciembre, de medidas para favorecer la contratación estable y mejorar la empleabilidad de los trabajadores que favorecen la contratación estable, particularmente mediante el contrato de trabajo por tiempo indefinido de apoyo a los emprendedores, pero también el contrato de trabajo a tiempo parcial y el contrato de trabajo en prácticas.

Dicho Real Decreto-Ley, además, obliga a las empresas a incluir la retribución en especie (aportaciones al plan de empleo, seguro médico, guardería, cheques comida, transporte del domicilio al trabajo…) en las bases de cotización.

Eres tu no tu dinero - Cuadro 2 - Abante Asesores

Tanto las empresas, como los trabajadores, tienen que pagar un porcentaje del sueldo a la Seguridad Social. En el caso de las empresas es aproximadamente del 30% y en el caso de los trabajadores aproximadamente el 5%. Existe una base de cotización máxima que asciende a 43.764 euros, lo cual quiere decir que para sueldos superiores de dicho importe, las empresas cotizarán el 30% y los trabajadores el 5% de 43.764 euros.

Por tanto, esta medida afecta al coste que las empresas y los trabajadores tienen en concepto de cotización a la Seguridad Social, excepto en el caso de que dichos trabajadores ya estén en la base máxima (salarios superiores a 43.764 euros brutos al año).

Veamos cómo afecta esto a un inversor que tenga un salario de 30.000 euros y su empresa le aporte 3.000 euros al Plan de Empleo:

00385cd35bc0143bad3d23685cd35bc0143bad3d236

Tal y como se puede ver, tras la aprobación del Real Decreto-Ley, el coste para la empresa aumenta aproximadamente en 900 euros al año y el del trabajador en 150 euros al año.

En el caso de que el inversor tenga un sueldo superior a la base de cotización máxima (43.764 euros), el impacto tanto para la empresa como para el trabajador será nulo:

0013610039b0143bad412ed3610039b0143bad412ed

 

Paula Satrústegui, Subdirectora de Planificación Financiera de Abante

@abanteasesores

08 enero, 2014 | 10:41

*Hacer clic en las imágenes para ampliar

Cuantas veces, desde que tenemos uso de razón, hemos dicho por estas fechas: “Año nuevo, vida nueva”. Cuando llega el final de diciembre empezamos a pensar nuestros propósitos para 2014. Dejar de fumar, apuntarnos al gimnasio, ver más a nuestros amigos y familia, etc. En la mayoría de los casos, van pasando los meses y esos propósitos que nos habíamos planteado se van olvidando, y vuelven, casi sin darnos cuenta, a nuestras mentes al año siguiente.

Rara vez nuestros propósitos tienen que ver con las finanzas. Te has planteado alguna vez: ¿Cómo puedo empezar en 2014 a planificar mis objetivos financieros? Un viaje, la educación de los hijos, la compra de una vivienda, la jubilación…

Os animamos a coger papel y lápiz y darle una vuelta a las siguientes preguntas:

  • ¿Cuáles son mis objetivos?
  • ¿Qué tengo a día de hoy para financiar los mismos?
  • ¿El dinero ahorrado es suficiente para financiar los objetivos, o tengo que aumentar mi capacidad de ahorro? ¿Cuánto debería ahorrar anualmente para conseguirlo?

Las personas no planifican el fracaso, fracasan por no planificar. Por ello, aunque sabemos que en estos tiempos ahorrar es complicado, queremos mostrar la importancia de comenzar cuanto antes a plantearos cuáles son vuestros objetivos financieros y cómo podéis alcanzarlos, ya que cuanto antes se empiece, menor esfuerzo requerirán.  

¿Cuál es el ahorro que tengo que generar anualmente para mantener el nivel de vida durante la jubilación si comienzo a ahorrar a los 35 años?

Imaginemos que tenemos 35 años y queremos ahorrar para poder disponer a partir de nuestra jubilación del nivel de vida deseado. Lo primero que nos tenemos que plantear es ¿Qué ingresos voy a tener en ese momento? ¿Qué pensión vamos a recibir de la Seguridad Social? En 2013 la pensión máxima asciende a 35.673 euros brutos anuales, pero a la vista de las últimas reformas y del factor de sostenibilidad, es probable que en el momento de nuestra jubilación, la pensión sea muy inferior. Supongamos que queremos disponer a partir de los 67 años de una renta de 20.000 euros anuales, junto con la pensión de la Seguridad Social, que nos ayude a mantener el nivel de vida deseado. Si no tenemos ahorro alguno, ¿qué ahorro deberemos de generar anualmente desde ahora y hasta nuestra jubilación para disponer de esos 20.000 euros al año de los 67 a los 90 años?

Analicemos en primer lugar: ¿Cuál es el déficit que tendré durante la jubilación? Si de los 67 a los 90 años consumimos 20.000 euros anuales (considerando un IPC de 2%) el déficit acumulado asciende a 1.146.625 euros.

Año nuevo 1

¿Para financiar esos 1.146.625 euros, cuál es el importe que debería de acumular en el momento preciso de la jubilación, a los 67, suponiendo una rentabilidad media anual de la cartera financiera del 4% (inflación + 2%)?

702.018 euros

Año nuevo 2

¿Cuál es el ahorro que debo generar anualmente para acumular 702,018 euros en el momento de la jubilación (67), suponiendo una rentabilidad media anual de la cartera financiera del 4%?

8.634 euros.

Dicho ahorro deberá de aumentar anualmente con el IPC (2%).

Año nuevo 3

A continuación mostramos la evolución de nuestra capacidad de ahorro y déficit considerando una rentabilidad media anual del 4%, si hasta los 67 ahorramos anualmente 8.634 euros y además, cada año, generamos rentabilidad sobre ese capital (capitalización). A partir de los 67, seguimos generando rentabilidad pero iremos retirando esos 20.000 euros anuales que necesitamos para mantener el nivel de vida deseado.  

Año nuevo 4

¿Y cuál es el ahorro si comienzo a ahorrar a los 50 años?

Si decidimos dejar nuestros objetivos financieros para más adelante, veremos cómo nuestra capacidad de ahorro deberá de ser muy superior. ¿Qué pasará si decidimos comenzar a ahorrar en 2014 con 50 años?

¿Cuál es el déficit que tendré durante la jubilación? Si de los 67 a los 90 años consumimos 20.000 euros anuales (considerando un IPC de 2%) el déficit acumulado asciende a 851.959 euros. Dicho déficit es inferior al mostrado en el escenario anterior por el efecto de la inflación, ya al inversor le quedan menos años para llegar a los 67 años.

Año nuevo 5

¿Para financiar esos 851.959 euros, cual es el importe que debería de acumular en el momento preciso de la jubilación, a los 67, suponiendo una rentabilidad media anual de la cartera financiera del 4% (inflación + 2%)?

521.610 euros

Año nuevo 6

¿Cuál es el ahorro que debo generar anualmente para acumular 521,610 euros en el momento de la jubilación (67), suponiendo una rentabilidad media anual de la cartera financiera del 4%?

19.049 euros.

Dicho ahorro deberá de aumentar anualmente con el IPC (2%).

Año nuevo 7

A continuación mostramos la evolución de nuestra capacidad de ahorro y déficit considerando una rentabilidad media anual del 4%, si hasta los 67 ahorramos anualmente 19.049 euros.

Año nuevo 8

Aunque consideremos que la jubilación, la educación de nuestros hijos o la compra de la vivienda está todavía muy lejos, no debemos de pensar “el año que viene comienzo a ahorrar” ya que como hemos visto, el plazo es vital. Si comenzamos a ahorrar con 35 años, en el momento en el que cumplamos 50 años, nuestra capacidad de ahorro debería de ser de 11,620 euros (8.634 euros + inflación de los 35 a los 50 años), es decir, un 64% inferior a los 19.049 euros que deberíamos de ahorrar si comenzásemos a hacerlo a los 50 años.

Os deseamos que 2014 sea el año en el que empecéis a hacer realidad todos vuestros objetivos financieros, y como siempre dice un buen amigo: que hagáis muchas cosas, disfrutando mucho, y gastando poco…

 

Paula Satrústegui, subdirectora de planificación financiera de Abante

@abanteasesores

 

Imagen de Paula Satrustegui

Paula Satrustegui profundizará en las novedades fiscales y relativas a la seguridad social, que afectan a la planificación de las finanzas personales de los profesionales.

Imagen de Belén Alarcón

Belén Alarcón trasladará su experiencia de asesoramiento patrimonial y planificación financiera a través de las preguntas más relevantes que debe plantearse una persona a lo largo de su vida.

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]