Sobre el autor

Imagen de Paula Satrustegui

Paula Satrustegui profundizará en las novedades fiscales y relativas a la seguridad social, que afectan a la planificación de las finanzas personales de los profesionales.

Imagen de Belén Alarcón

Belén Alarcón trasladará su experiencia de asesoramiento patrimonial y planificación financiera a través de las preguntas más relevantes que debe plantearse una persona a lo largo de su vida.

Imagen de Enrique Borrajeros

Enrique Borrajeros escribirá sobre temas relativos a la relación entidad – asesor, finanzas conductuales y tendencias y novedades en el asesoramiento financiero nacional e internacional.

Imagen de Francisco Márquez de Prado

Francisco Márquez de Prado, analizará activos y productos financieros, con sus ventajas e inconvenientes, para cada tipo de inversor.

Imagen de Íñigo Petit

Íñigo Petit tratará temas relacionados con la evolución de la industria de fondos de inversión y planes de pensiones y aspectos relacionados con la educación financiera

Categorías

junio 2014

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30            

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« Preferentes y fiscalidad: ¿cómo compensar las pérdidas? | Inicio | Guía para la jubilación en 5 pasos »

03 diciembre , 2012 | 16 : 00

Jubilado de hoy, jubilado de mañana

Estudios de todo tipo evidencian el deterioro a futuro del sistema público de pensiones. No es ninguna novedad pero cada año las advertencias son más llamativas y la necesidad de complementar la pensión de la Seguridad Social con el ahorro privado es cada vez mayor.

Desde Abante creemos que existen 4 factores clave que explican las diferencias que nos encontraremos respecto a los jubilados de hoy en día:

Viviremos más que nuestros padres y abuelos

La esperanza de vida para los habitantes europeos en el periodo 2005 – 2010 es de 76,1 años para los hombres y de 82,1 años para las mujeres. Según los estudios consultados, la esperanza de vida de los españoles se incrementará en 6 años durante los próximos cuarenta, aproximándonos a los 90 años de media. Estas estimaciones deben modificar la planificación de nuestras finanzas personales pues donde ahora debemos cubrir unos 15 años de jubilación, en 2050 deberemos cubrir 20 años de inactividad laboral.

El sistema de pensiones no da para más

No es ningún secreto ni tampoco una novedad: las pensiones del futuro serán muy inferiores a las actuales. Antiguamente la jubilación era una época de tranquilidad financiera y de descanso laboral pero debido a los cambios demográficos que han modificado ya, y modificarán más aún, la relación pensionistas/cotizantes todo apunta a que las pensiones no son sostenibles en los niveles actuales. La presidenta de Unespa, Pilar González de Frutos, advirtió hace pocas semanas de que "los sistemas de bienestar basados en un solo soporte, el público, están dando la medida de sus limitaciones" y pedía al Gobierno de España que implemente medidas que fomenten el ahorro privado para la jubilación.

Más deudas + menos ahorro = peor jubilación

La crisis en la que llevamos los últimos años ha evidenciado el sobreendeudamiento y el poco ahorro que acumulamos los españoles a lo largo de nuestra vida. Aunque en estos años resulta complicado lanzar una mensaje de necesidad de ahorro, no podemos dejar de intentarlo, el futuro jubilado nos lo agradecerá. En este sentido, todo apoyo gubernamental respecto a la importancia del ahorro y la formación financiera será de gran ayuda para los que hoy somos cotizantes.

La renta fija ya no será lo que fue

En los últimos 30 años, el activo por excelencia ha sido la renta fija, que con un riesgo notablemente inferior, ha registrado rentabilidades similares a las de la renta variable. Hoy, el activo “libre de riesgo” ya no es un aliado. Con los tipos a largo plazo cercanos al 1% en las principales economías y los bonos corporativos y de alto riesgo en máximos de precios, la rentabilidad habrá que buscarla en la renta variable, asumiendo para ello la volatilidad que cada inversor pueda asumir en función de su perfil de riesgo.

Durante los próximos 40 años escucharemos los mismos mensajes de la década anterior –y algunos nuevos- pero ya tenemos, hoy en día, motivos de sobra para empezar a preocuparnos por nuestro futuro lejano, por nuestra jubilación.

 

 

Iñigo Petit

 

Comentarios

alipio

Lo que no se puede hacer es incorporar cientos de miles de perceptores de pensiones que no han cotizado un céntimo. Lo que no se puede hacer es que la pensión se determine por lo cotizado en los dos últimos años, como era hace 25 años, ni tampoco como ahora que se calcula por lo aportado en los últimos 15. Es una obviedad que hay que controlar la duración media de la prestación para establecer su cuantía. Pero no es menos cierto que personas que han cotizado 40 y más años con bases máximas, ahora, cuando llegan a cobrar lo que han aportado les digan que no hay. Les recuerdo a estos manirrotos de gestores que la SS empezó cobrando. Siendo así ¿En qué se gastaron las cotizaciones de los primeros asociados?

Contribuyente

El sistema público de pensiones en en reino de España es una estafa piramidal, eso es obvio: una generación empezó a cobrar una "merecida" pensión (sin haber cotizado una peseta) a costa de la siguiente... y así, sucesivamente, hasta que la pirámide reviente. Y lo mismo con la deuda pública y el déficit: gastemos, gastemos, que ya lo pagarán los que vengan detrás...

Pedro

Hace 20 años ya nos decían que el sistema de pensiones era inviable, pero resulta que hasta que esta crisis nos goleó con toda su crudeza el sistema estaba en superávit. ¿Qué pasó? Algo cambió en las previsiones, y ese algo fue la llegada de inmigrantes y el crecimiento económico mayor de lo esperado.

Ahora hay otra crisis y los textos de asesorías y empresas interesadas nos quieren llevar de nuevo hacia las pensiones privadas y la renta variable (para que vender una cosa si puedes vender dos ¿verdad?). Pues no, el sistema de pensiones es perfectamente sostenible si se quiere hacer sostenible y si se cambian las cosas necesarias para que lo sea.
Se ha aumentado la edad de jubilación, que es lo fácil, pero lo que conviene preguntarse es ¿por qué las pensiones deben financiarse con las cotizaciones a la S.S? Es una arbitrariedad, es la generación de un sistema en que unos cotizantes pagan las pensiones de otros pero eso no tiene por qué ser así.
En Noruega la sanidad está pagada por los ingresos del petróleo y del gas, no de los impuestos ciudadanos. Aquí no tenemos petróleo pero ¿por qué no se pueden financiar las pensiones con parte del IVA? ¿Por qué no se fortalecen con la futura recaudación de la tasa a las transacciones financieras?

La cuestión es priorizar y ser imaginativo. Las pensiones públicas son perfectamente sostenibles si se quieren hacer sostenibles. Ahora, si lo que se quiere es privatizarlo todo y no pensar pues vamos a lo que dice el propagandístico artículo.

multiusos

Habría que separar la sanidad de una cotización para jubilación. Cada cual que pagase un seguro de enfermedad y bajas laborales donde quisiese, a nivel público o privado. Otro pago serían las cotizaciones para jubilación. De todas formas, surgirá mayor tecnología que supondrá una reducción de la mano de obra. Las empresas, según su nivel, sobre todo las multinacionales, deberían aportar un porcentaje para ayuda al mantenimiento de la población jubilada, porque de la población reciben sus beneficios. ¿Para qué acumular tanto en paraísos fiscales si en 50 años cambiará el sistema económico mundial con la proliferación tecnológica? ¿Quién nos mantendrá? El Estado debería hacerse con el monopolio de la agricultura y la ganadería que se tecnificarán en pocas décadas y sería un recurso para evitar hambrunas. La población tenderá a reducirse por inercia de la situación, el sistema económico mundial y la moneda tal como lo conocemos tienden hacia un cambio y habría que ir adaptándose. No es un cuento peliculero, sino una realidad en pocas décadas: Mayor tecnificación y menor mano de obra con tendencia a la reducción de población. Durante la transición habría que mantener al excedente de parados y ancianos. El egoísmo no tiene utilidad. Ocurre con todo, que pasa de moda y si lo acumulas, tras perder su utilidad, lo tienes que arrojar....

JuanBCN

Para ALIPIO y CONTRIBUYENTE, teneis toda la razón, quien más aporta debe cobrar más y punto. Todo lo demás es peor que una estafa piramidal, como decís, es como el juego de los trileros: la bolita está aquí y cuando no me interesa la cambio y la bolita está allá. Esto es lo que nos hacen los políticos, sindicatos y demás cómplices de este montaje. Por tanto PEDRO, no te enteras de la peícula. Los sisitemas públicos, en manos de estos chorizos, son un engaño. Otra cosa sería con gobernantes serios en una sociedad ideal, pero desengáñate, eso en este país dalo por perdido.

Organizado

Cada vez menos cotizantes, cada vez menos nacimientos, con la crisis cada vez menos inmigrantes dados de alta en la Seguridad Social, creo que estos ingredientes harán un potaje difícil de digerir.

Nuestros hijos seguro que no dispondrán de un sistema de pensiones como el actual. La pregunta es si los que rondamos ahora la cincuentena llegaremos a tener una pensión pública. Por si acaso, más nos vale tener algún plan B para tener una vejez más o menos tranquila.

vender oro

Madre este tema esta caliente, claro en cuanto afecta a nuestros bolsillos, desde luego yo no estaría muy seguro donde van a ir a parar todas nuestras pensiones, es más , no creo que haya para ninguno de nosotros, y cuidadito, donde guardamos el ahorro familiar para intentar cubrir las no pensiones,
saludos

pinganillos

desde luego tienes toda la razón :
"+ mas deudas + menos ahorro..." jubilación jodida ahora, jubilación nula en el futuro

Publicar un comentario

If you have a TypeKey or TypePad account, please Inicia sesión

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]