Sobre el autor

CEO de 2 Open, empresa que se dedica al comercio electrónico en China. Licenciado en Ciencias Políticas (S. de Compostela), Máster en Dirección de Sistemas de Información (Instituto de Empresa) y MBA (China Europe International Business School - CEIBS). Ha trabajado en desarrollo de negocio digital en Inglaterra, Francia, Alemania, España y China.
Perfil en LinkedIn.

Categorías

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« Visita institucional de Extremadura a Shaanxi (China) | Inicio | Efecto mariposa de GOWEX y Zinkia para la empresa española en China »

05 junio , 2014 | 15 : 06

Un sistema democrático que convenga a China. Por Liu Guijun

A pesar del intenso ajetreo mediático de estos primeros días de Junio, con las agendas periodísticas ocupadas en  Ucrania, Siria, el gas de los rusos y los intereses de los europeos, además de la monárquica sucesión española, no ha cesado el murmullo de fondo sobre los luctuosos (tristes) sucesos de Tian'anmen  de hace un cuarto de siglo. Han sido numerosos los artículos cargados de razones que se han publicados en la prensa occidental, por este motivo llama la atención este artículo de ayer en la prensa china, en inglés, al que puede acceder cualquiera que siga este enlace.

---------

La democracia, como signo de civilización y progreso humano, es la búsqueda general del género humano. La voluntad del pueblo  y las condiciones nacionales juegan un importante papel en la determinación de qué tipo de sistema político resulta adecuado para un país y qué tipo de sistema democrático establecer. En lo que concierne a China, se está llevando a cabo la senda de la democracia socialista con características chinas.

En 1911, la revolución liderada por Sun Yat-sen derrocó a la monarquía autocrática que había gobernado China durante varios milenios. Pero, una vez que había desaparecido el viejo sistema, la cuestión era hacia dónde debería encaminarse China. El pueblo inició luego una larga y dura exploración de una senda adaptada a las condiciones nacionales de China. Experimentaron con la monarquía constitucional, la restauración imperial, el parlamentarismo, el sistema multipartidista y gobierno presidencial, sin embargo, realmente nada funcionó. Finalmente, China tomó la senda del socialismo.

En el proceso de establecimiento del socialismo, China ha obtenido muchos logros, y también ha cometido algunos errores y sufrió reveses. Gracias a la reforma y apertura lanzada hace más de tres décadas, China ha logrado un crecimiento económico sin precedentes y ha establecido el socialismo con características chinas, con especial énfasis en la construcción de la democracia socialista. Dada la singularidad de su tradición cultural, su historia y sus circunstancias, China tiene que seguir un camino a la democracia que se adapte a sus condiciones nacionales, y ese camino es el del socialismo con características chinas.

Para adherirse a la senda de la democracia socialista con características chinas, la clave es utilizar el liderazgo del Partido Comunista de China para hacer al pueblo dueño del país y establecer el imperio de la ley. Hacer al pueblo dueño del país es el propósito fundamental de la democracia socialista con características chinas. Y la democracia popular no puede llevarse a cabo sin el liderazgo del PCCh.

El estado de derecho es la estrategia básica general del Partido en el liderazgo de la supervisión popular de los asuntos del Estado. La combinación del liderazgo de PCCh, el imperio de la ley y la supervisión del pueblo, es una peculiaridad básica de la democracia socialista con características chinas, que la distingue de otros sistemas políticos.

El sistema democrático en China ha mejorado continuamente a lo largo de los años. Desde la adopción de las políticas de reforma y apertura, China ha hecho esfuerzos incondicionales para profundizar en la reforma de sus sistemas económicos y políticos con el fin de garantizar que las personas pueden ser las dueñas del Estado. La construcción de la democracia política con características chinas está avanzando con vigor y vitalidad.

La democracia de China es una democracia popular bajo el liderazgo del Partido, una democracia en la que una abrumadora mayoría de las personas actúan como dueños de los asuntos del Estado, una democracia con el centralismo democrático como principio básico de organización y modo de funcionamiento.

En la edificación de la democracia socialista, China siempre se ha adherido al principio básico de combinar de la teoría marxista de la democracia con la realidad de China, asimilado los elementos democráticos de su cultura tradicional y su civilización institucional, y tomado prestados los logros de otras sociedades. Esto no sólo ha hecho coherente su política nacional y ha garantizado la estabilidad social a largo plazo, sino que también garantiza a las personas el  disfrute de plena libertad y derechos. También ha satisfecho los deseos y demandas de la gente, y ha facilitado la rapidez en la toma de decisiones sobre las cuestiones importantes, reflejando la convergencia de la democracia y la centralización, y la división equitativa del trabajo y la cooperación.

La historia nos avisa de que ningún país puede prosperar a base de confiar en las fuerzas externas y el ciego seguimiento a los demás.  La democracia al estilo occidental puede ser adecuada para los países occidentales, pero no puede ser "trasplantada" a otros países. Las convulsiones políticas de Oriente Medio, Tailandia, Ucrania y algunos otros países, han dado la voz de alarma a los países en desarrollo en lo que a sistemas democráticos se refiere.  Por tanto, si China se adhiere a la senda de desarrollo que ha elegido, puede considerarse como un sistema institucional exitoso distinto del seguido por los países occidentales.

La democracia popular es la vida del socialismo. Está aumentando la comprensión de la democracia por el pueblo chino, y en el país ha ido mejorando el acomodo institucional de la democracia. Aunque la democracia socialista con características chinas puede no ser no perfecta en algunos aspectos, el desarrollo de una democracia popular más extensa y sólida se ha convertido en el consenso de la sociedad china.

El pueblo chino, bajo el liderazgo del Partido, seguirá el camino de la democracia socialista con características chinas, llevando en alto la bandera de la democracia popular, para ensanchar la senda china hacia la democracia.

El autor es investigador en la oficina de investigación de la literatura del partido CCCPC.

Comentarios

Kailing

Me sorprende que te sorprenda, es la postura oficial. Lo que hay en China es democracia de partido unico por raro que suene, pero nuevo no es.

petreo

China es el verdugo de la clase obrera europea.Es ignominioso que los Ultracapitalistas occidentales hayan elevado a ese pais esclavista al rango de Primera Potencia Mundial.Han llevado alli sus capitales y sus empresas para forrarse y a cambio nos han traido los minisueldos,la esclavitud labotal

Joseph (no-Kony)

Sr. Pétreo, me ha parecido muy acertado y bien expresado su comentario. Me tae a la memoria la fabulosa película "EL Verdugo", en la que L.G. Berlanga nos dice que a nadie le gusta la profesión de verdugo, pero que en aquéllos sistemas que condenan a muerte (como el ignominioso ultracapitalismo occidental, ya mundializado) hay personas (países en este caso, no sólo China) que en su búsqueda de la vida, cuando la necesidad aprieta se ven obligados a ejercer la profesión de verdugos porque "a la fuerza ahorcan".

Pero no nos engañemos, el veredicto de muerte y la soga del ahorcado no lo ponen ni la India, el Brasil o las Filipinas, sino los muy democráticos y liberalizados sistemas que nos ahogan. "Lo tomas o lo dejas", le dijeron al aspirante a verdugo de Berlanga, enseñándole las llaves del piso.

Publicar un comentario

If you have a TypeKey or TypePad account, please Inicia sesión

© PRISA DIGITAL S.L. - Gran Vía, 32 - Madrid [España] - Tel. 91 353 79 00