Sobre el autor

CEO de 2 Open, empresa que se dedica al comercio electrónico en China. Licenciado en Ciencias Políticas (S. de Compostela), Máster en Dirección de Sistemas de Información (Instituto de Empresa) y MBA (China Europe International Business School - CEIBS). Ha trabajado en desarrollo de negocio digital en Inglaterra, Francia, Alemania, España y China.
Perfil en LinkedIn.

Categorías

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« febrero 2012 | Inicio | abril 2012 »

24 marzo, 2012 | 14:52

El precio de la vivienda sigue cayendo en China, en 45 de las 70 ciudades más importantes, según la agencia oficial de estadísticas, esa es la situación. Si bien es cierto que la caída de precios el mes anterior se producía en 48 de esas 70 ciudades, por lo que hay tres en las que el precio ha dejado de caer. Las fuertes medidas que se han tomado por el lado de la demanda para enfriar el mercado inmobiliario no parece que se vayan a relajar.

Ello, pese a que la previsión de crecimiento económico sigue matizándose a la baja, a lo que está contribuyendo el menor superávit comercial chino. El mundo en crisis en general saldría beneficiado de que China siga creciendo al ritmo que lo hace y mientras está cambiando claramente su modelo económico. Pero el aumento de la demanda vía consumo, sigue sin llegar con la fuerza que debería para tomar el relevo como motor de crecimiento.

A nivel político, la crisis que ha traído la desaparición del mapa de Bo Xilai como candidato al Comité Permanente del Politburó, subraya, según algunos analistas, por un lado las dificultades de que modelos diferentes al “normal” desarrollo de la maquinaria china cuajen. Realmente, parece que se cae en contradicciones al analizar este punto, pues, por un lado se pone como una prueba de pluralismo interno en el partido, y por otro, como una demostración de que no es posible dicho pluralismo. 

El caso se ha seguido de manera muy cercana por los chinos, pero también por los observadores extranjeros como una prueba del algodón de la posibilidad de fisuras en el Partido Comunista Chino. Todo alrededor está siendo muy observado: las páginas que le adulaban anteriormente, o que no lo hacían, los movimientos en redes sociales… esperando externalidades que pudieran pasar a mayores. Incluso a un golpe de Estado.

Y es que el cambio del Politburó está dando bastante que hablar. El proceso político chino tiene, a diferencia del de otros sistemas no democráticos, una compleja rotación de élites que ahora toca. Estas transiciones periódicas son un proceso delicado de equilibrios internos entre la facción más reformista y la más conservadora del partido. Del buen funcionamiento de este proceso depende, en gran medida, la factibilidad de perpetuar (o, al menos, mantener en el tiempo) el régimen político en China. Por eso, no resulta exagerada la literatura que se está desarrollando en torno al mismo.

Las complejidades del momento son muchas, y los retos necesitarán reformas que dependerán bastante de quiénes van a liderar el futuro de China. Su perfil marcará tendencias en un país que, aunque cada vez con más matices, sigue siendo muy vertical y de arriba abajo.

Las habilidades que requieren los nuevos líderes de China difieren bastante de las que necesitaban líderes anteriores. Ahí radica, en parte, la relativa fuerza conflicto del caso “Bo Xilai”. Su habilidad “mediática”, por llamarlo de alguna forma, parece más propicia de otros regímenes que del chino. Pero tal vez China sí empieza a necesitar líderes carismáticos y mediáticos en oposición a burócratas de perfil más bien bajo. Sería opinable esta cuestión.

Wen Jiabao ha dicho una frase que se ha repetido esta semana hasta la saciedad en prensa y que podría pasar a la historia "tragedias como las de la Revolución Cultural podrían reproducirse"... "sin una reforma política exitosa, es imposible culminar la reforma económica y se podrían perder los réditos de la primera".

 

14 marzo, 2012 | 16:18

Kevin roberts
Hoy ha estado Kevin Roberts vendiendo su libro en Shanghai "Lovemarks: the future beyond brands". Roberts es el CEO global de Saatchi & Saatchi. El neocelandés no ha defraudado a las expectativas que un perfil como el suyo levanta en una audiencia ávida de soluciones fáciles a problemas complejos o irresolubles. Muy inspirador, provocativo, casi polémico y un poco vehemente en sus posturas, ha dejado citas de distinto calado a lo largo de su discruso. Alguna de las cuales ha matizado en el turno de preguntas. La charla tenía por título: “Winning with Creative Leadership in the Age of Now”.

En el fragor de los primeros minutos del discurso y repitiéndolo varias veces, Roberts afirma que "ha llegado la verdadera democracia"... "el poder está en la gente". La grandilocuencia de la frase, supongo, sonará a broma pesada a quienes, abandonen este blog para seguir leyendo el día a día de recortes impuestos por "los mercados". Matizó en el turno de preguntas tanto qué entendemos por "verdadera democracia" como el que se haya alcanzado, ya que estaríamos en un proceso de avance en esa dirección.

Ha comenzado su charla relacionando la innovación con un esquema más horizontal. Menos jerarquizado y sin miedos. Después ha enunciado una interesante visión del mundo: volátil, incierto, complejo, ambiguo, vibrante, irreal, loco, asombroso... bajo el acrónimo inglés de VUCA. (SUPER-VUCA, que es lo mismo pero más). Nada es nuevo, pero queremos las cosas ahora. El paradigma anterior de lo nuevo se caracterizaba por "atención, interrupción, infromación, retorno de inversión, bombeo a los mercados". Sin embargo, el ahora consta de "participación, inspiración, interacción, retorno de involucración y creación de movimientos". 

Como aspiramos al "ahora", la killer app empresarial es la ejecución. Y, precisamente, las grandes corporaciones suelen ser demasiado lentas. 

El objetivo de la empresa es inspirar a los clientes a que se una a ella, a que difundan el mensaje. En definitiva: a que actúen.

Después, la pócima para ser un líder creativo. Dispone entre otros de estos ingredientes:

- Tiene un sueño

- Está enfocado hacia las emociones, que llevan a acciones. No hacia la racionalidad que lleva a conclusiones

- Tiene muchas (pequeñas) ideas. Las lanza a los consumidores para que ellos la acojan y desarrollen. "Fracasar rápido - aprender rápido - mejorar rápido" sería el proceso, donde lo difícil es aprender y mejorar, y no tanto fracasar. El riesgo es no ser auténtico. La falta de fe y valor.

- Cambia el marco de forma permanente

- Sorprende con lo obvio

- Consigue que las cosas pasen

Por último, y después de abordar la cuestión del líder creativo para ganar (porque lo que no es ganar, es perder) ha pasado brevemente por su concepto de Lovemarks. Marcas que son patrimonio de la gente, respetadas y amadas y con una fidelidad que transciende lo racional. Irresistibles. Construidas en base a misterio, sensualidad e intimidad.

Este tipo de charlas son una experiencia difícil de transmitir por una entrada en un blog, por lo que, sierva este breve resumen como introducción a una persona que merece la pena seguir: Kevin Roberts.

 

11 marzo, 2012 | 15:59

La caída de las exportaciones, según explicaban las crónicas de la semana que cerramos, explican el objetivo revisado de crecimiento para el PIB chino. El gobierno chino lo explica como consecuencia del cambio de modelo. De las exportaciones al consumo doméstico. Wen Jiabao citó de nuevo la reducción de los desequilibrios internos de riqueza como la ruta que se pretende seguir. Por otro lado fijó en el 4% el objetivo de inflación y otra vez citó el compromiso del gobierno para reducir la especulación inmobiliaria. Objetivo en el que los resultados ya se han visto este año y que, seguramente, está contribuyendo también junto con las menores exportaciones a que baje la cifra total de PIB.

En un mundo donde en Occidente se ha venido repitiendo como una necesidad el que China reequilibre su crecimiento, la menor velocidad y el foco en el consumo interno debiera ser, aparentemente, una noticia positiva. El déficit comercial chino volvió a batir récord en febrero, donde el año pasado ya tuvo déficit. Febrero es, por el año nuevo chino, un mes con una estacionalidad marcada y el primero donde asoma ya, de manera más bien estructural, dicho déficit.

Algunos analistas han sido optimistas durante la semana, señalando que el anuncio de Wen Jiabao apunta al cambio de un crecimiento “rápido” por otro “sostenible”. El mensaje del gobierno central es recogido por los gobiernos provinciales y locales en China donde la jerarquía y el alineamiento con el Pekín suele ser, hasta cierto punto, observada. En definitiva, el gobierno chino ha intentado (conseguido?) posicionar un menor crecimiento como una buena noticia: a sus ciudadanos, a terceros países, y casi, al medio ambiente. 

El debate sobre un aterrizaje suave, o un abrupto choque en la economía china seguirá su curso pese a este anuncio que resulta una clara apuesta por lo primero. Las dudas están en si realmente se podrá impulsar la red básica de seguridad personal ante el desempleo, la enfermedad, la vejez, o la ausencia de tiempo de ocio, que aún falta para que China se dote de un cinturón robusto de clase media que haga que el PIB se base menos en la inversión y el sector exterior y más en el consumo y en el gasto público. 

Mientras, tras el anuncio de menor crecimiento, y conocerse el récord de déficit comercial, esta misma semana se  afirmaba en Financial Times que el mercado parece haber perdido su apetito por los yuanes. El rmb podría estar cercano a un punto de equilibrio. Y lo afirmaba en base a un análisis en los mercados de futuros de divisas. Mucho ha cambiado en poco tiempo el escenario para que un analista occidental se exprese de forma tan directa en este sentido pues desmonta uno de los discursos más manejados en los últimos años.

Por último, ¿Cómo afectará un menor crecimiento chino a los mercados de materias primas? ¿Y su intento de cambio desde la inversión al consumo doméstico? Si los planes del gobierno chino se cumplen y está cambiando el modelo, el empresario que crea en estas dinámicas podrá tomar decisiones en consecuencia.

La semana que cerramos ha dejado una secuencia de noticias significativa en relación con tendencias de fondo en la economía china. Fechas donde se va viendo poco a poco el viraje de discurso.

 

06 marzo, 2012 | 02:59

La teoría de profecía autocumplida en relación con la "amenaza china", va y viene en la actualidad. Y lo hace en titulares más que en cuerpos de noticia. Titular, avisan, es lo más complicado al escribir algo. Y tanto que lo es.

Es lo más importante. Lo único importante. En una gran mayoría de casos, a base de microblogs y feeds de rss nos quedamos cada vez más en la superficie. Al leer algo en profundidad tenemos la ansiedad de perdernos la película del tiempo real... la inmediatez. En la cosmética de lo ajeno nos atrincheramos retroalimentando posiciones. El proceso de tribalización digital cuyo final no podemos predecir, como es lógico, ha sido ya largamente tratado por parte de sociólogos.

Los ingresos fiscales en China crecieron, según sus datos, entorno al 15% (y el gasto militar en el último año iba a crecer según se anunció un 12,7%). Es bastante lógico que las partidas presupuestarias crezcan. Cierto que se ponen en duda las cifras por parte de algunos que, es de suponer, manejarán más información y fuentes. 

El año pasado exactamente el 4 de marzo, el titular era prácticamente el mismo. Anotemos 4 de marzo como efeméride. 

Gastodef

"Se dispara el gasto militar chino". Como la lotería de navidad. Una tradición más que se está instalando en nuestras vidas. El 4 de marzo, "disparo" anual del gasto militar chino. 

Actualización: ilumina bastante sobre este asunto este artículo en Zai China

 

imagen de Ana B. Nieto

Blog por Ana B. Nieto Licenciada en derecho por la UCM y periodista, vive y trabaja en Nueva York desde 2002. Antes de llegar a Cinco Días en Madrid trabajó en la edición valenciana de El País y durante varios meses en Indonesia y Tailandia. Además de Madrid ha vivido en casi todas las provincias andaluzas, Ecuador y Amsterdam donde completó estudios universitarios.

© PRISA DIGITAL S.L. - Gran Vía, 32 - Madrid [España] - Tel. 91 353 79 00